Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Amanecer con vistas a La Latina en este Airbnb
AirbnbAmanecer con vistas a La Latina en este Airbnb

8 Airbnb en Madrid para hacer noche en La Latina

El barrio más castizo de Madrid pide que hagas noche en él. Estos son nuestros alojamientos preferidos de La Latina

Escrito por
Time Out Madrid editors
Publicidad

La Latina se vive de día y termina de exprimirse a altas horas de la madrugada. Se habla mucho de la noche de Chueca, de las terrazas de Chamberí o de la vida de barrio que nace en Atocha rumbo a Lavapiés, pero La Latina es la zona que lo reúne todo. Alojarte en la capital es imprescindible para sacarle todo el partido a la ciudad. Hacerlo en un Airbnb en Madrid, en La Latina, eleva al nivel experto tu experiencia. Esta es nuestra selección de áticos, pisos, apartamentos y lofts en la zona.

RECOMENDADO: Los mejores Airbnb en Madrid.

Sus vigas amarillas son carne de Instagram
Airbnb

1. Sus vigas amarillas son carne de Instagram

El color blanco impoluto que lo domina todo será lo primero que te seduzca, su cuidada decoración, una combinación de muebles actuales con otros del siglo XX, lo que te vaya ganando; y sus vigas amarillas, pizpiretas, las que terminen por conquistarte. Y todavía no te hemos dicho que este coqueto apartamento de Airbnb en La Latina tiene capacidad para tres personas. ¿Cómo? Cuenta con un altillo, recogido e íntimo, al que trepar por una escalera de mano y en el que se acomoda una confortable cama. Resultará tentador no salir de vuestro alojamiento. Tirad de fuerza de voluntad y lanzaos a recorrer la ciudad: estáis a un paso del Madrid de los Austrias y toda su monumentalidad.  

Un amanecer con vistas a los tejados
Airbnb

2. Un amanecer con vistas a los tejados

¿Sabes esa escapada romántica a Madrid que te ronda la cabeza desde hace tiempo? En este estudio, ideal para dos personas, rozará la perfección. Este alojamiento, situado cerca de la Plaza Mayor, es luminoso, cálido y acogedor. El tipo de refugio completamente equipado del que os resistiréis a salir. Os costará más aún cuando descubráis que desde vuestra gustosita y gran cama de matrimonio, la característica imagen de los tejados de Madrid se despliega ante vosotros. Cierra los ojos y visualízate allí: levantarse, abrir la puerta y salir al balcón. Ante ti, el mar de tejas que es esta ciudad.

Publicidad
Ponte cómodo, como en tu casa
Airbnb

3. Ponte cómodo, como en tu casa

En el corazón de La Latina, y a un paso del famoso Rastro de los domingos, este apartamento tiene todas las papeletas para convertirse en tu casa en Madrid. Decorado con gusto, con esos detalles que hacen que un lugar gane enteros de atractivo (nos dirás que no te has fijado en esa tabla de surf) y con las ventajas de su buena ubicación, sin renunciar, por ello, al silencio y la tranquilidad. El tiempo que inviertas en él no sabrás si pasarlo en su habitación de cama inmensa y pared de cristal o en un salón con el encanto incuestionable del ladrillo visto.

El de los techos imposibles
Airbnb

4. El de los techos imposibles

La televisión de este alojamiento bien podrían habérsela ahorrado, si tenemos en cuenta que nada puede competir con los tejados de Madrid apareciendo tras ella. Los techos imposibles de este apartamento llaman la atención, los puntos de luz colocados estratégicamente le dotan de calidez, las formas de algunas de sus habitaciones recuerdan a un submarino y el saber que su sofá se convierte en cama termina por convertirle en el piso perfecto para tres viajeros. A vuestros pies se encontrará el mercado de la Cebada y a tan solo un paseo de distancia, la Plaza Mayor, la Puerta del Sol, el Palacio Real y el Teatro Real.

Publicidad
Las mejores vistas para un desayuno
Airbnb

5. Las mejores vistas para un desayuno

No te culparemos si, a partir de ahora, el único lugar del mundo en el que quieres desayunar es en el balcón de este apartamento con vistas a las características fachadas de los edificios de La Latina. Tampoco, si cuando vuelvas a tu casa, ya no te conformas con tu cama después de haber probado el espacioso y confortable colchón de la que encontrarás en este alojamiento. Mucho menos, si viajáis en grupo y quedáis fascinados con ese altillo semiescondido que alberga un par de camas individuales en las que descansaréis sin medida. Espacioso, luminoso y diáfano, este alojamiento de Airbnb en Madrid, en el barrio de La Latina cumple con los requisitos para ser el match perfecto de tu próxima escapada.

Patio privado y azotea compartida
Airbnb

6. Patio privado y azotea compartida

Este piso, con capacidad para seis personas, se encuentra en un edificio típico de los años 50. Su exterior tiene el encanto de lo antiguo. Su interior, en cambio, todo lo que el siglo XXI ha traído a nuestras vidas para hacérnoslas más fáciles: wifi, camas de colchones prodigiosos y mullidas almohadas, televisión de pantalla plana y una bonita decoración que acuna a quien la contempla. Súmale un patio privado de 12 m2 que hace que al apartamento nunca le falte luz natural y una terraza en la azotea. Es de uso comunitario y cuenta con todo lo que necesitas para disfrutar de un rato de relax: tumbonas, pérgolas y unas vistas increíbles sobre Madrid.

Publicidad
Rústico en la ciudad
Airbnb

7. Rústico en la ciudad

Cuarta planta sin ascensor. Así de primeras, puede echar para atrás. Ahora bien, cuando entres por la puerta de este apartamento y te envuelva su decoración y te acompañen sus vistas, sabrás que esta era la burbuja de desconexión que estabas buscando en Madrid. Su aspecto rústico resulta cálido y acogedor, las vigas de madera le dotan de personalidad y las bombillas que cuelgan de cuerdas sujetas al techo son parte de su encanto. Lo gustosita que es su cama te dejamos a ti que lo compruebes. Eso sí, no te olvides de abrir las ventanas, asomar la cabeza y contemplar cómo La Latina rebosa vida a tus pies.

Estilo industrial en entorno castizo
Airbnb

8. Estilo industrial en entorno castizo

Encontrar una calle tranquila en La Latina es complicado, pero quien se aloje en este apartamento lo habrá conseguido. Ubicado en el barrio castizo por excelencia de Madrid, el interior de este apartamento se pone industrial y tira de paredes de ladrillo visto, cristaleras para separar estancias y mobiliario que combina hierro y madera. Al espacio, que es en sí perfecto, se suman detalles de los anfitriones, como el kit del desayuno que incluye leche, bollería, cereales, mermeladas, cacao e infusiones.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad