Bares acogedores de Barcelona

Los locales más confortables y con encanto, sitios con sofás para apalancarse y dejar pasar la vida con una cerveza, un té o un cóctel en la mano

© Miguel TrianoPura Vida

¿Habéis nacido cansados? Tranquilos, en Barcelona hay un montón de bares que pueden satisfacer vuestras necesidades de comodidad y tranquilidad. Son bares de todo tipo: para ir en pareja o con amigos, para tomarse una cerveza artesana, un o saborear las creaciones cocteleras más sibaritas, pero todos tienen en común que disponen de sofás donde encontraréis el descanso del guerrero. Son espacios agradables que os endulzarán la vida. Buscad el momento para dejaros caer.

Granja Petitbo

3 de 5 estrellas
Recomendado

Donde a principios de siglo XX hubo una vaquería, ahora se levanta esta cafetería de aires nórdicos y diseño excelente, donde es posible desayunar y merendar muy bien, a base de sugerentes pasteles caseros, bocadillos hechos con cuidado y buena materia y recetas con huevos revueltos. Disponen de un menú de mediodía que vale la pena conocer y los sábados y domingos por la mañana hacen un 'brunch' de nivel. Vaya, que podéis estar aquí todo el día.

Leer más
Dreta de l'Eixample

Oaxaca Mezcalería

5 de 5 estrellas

El rincón perfecto para llevar a la pareja y saltarse la cena. El Oaxaca es un campo de minas para enamorados y parejas que necesitan un empujoncito. Cálido, sensual, con un mobiliario exquisito, comedidamente exótico, este espacio invita a buscar uno de los sofás de piel marrón más recogidos y dejar que se encienda la chispa. La carta de cócteles es un pecado desde la primera hasta la última letra. Mientras os dejáis embriagar por la bebida, los incontables motivos decorativos con sabor mexicano y la música también mexicana que sale del jukebox, siempre podéis terminar de remover las hormonas con el secreto mejor guardado de la casa: unas ostras con salsa aguachile verde que funcionan como complemento perfecto a la sensual tormenta etílica.

Leer más
Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
Advertising

Oma Bistró

4 de 5 estrellas

El local es una monada. La madera es el elemento predominante y se deja lamer por los torrentes de luz que vomitan los ventanales. La luz es uno de los elementos esenciales: baña todo el espacio y da un calorcillo único. Techos altísimos. Sillas vintage de todo tipo. Paredes con ladrillo a la vista. Algún sofá retro. Una bicicleta como elemento decorativo. El envoltorio perfecto para una oferta de comida y bebidas no apta para foodies impresionables. Para beber, no lo dudéis: zumos licuados, café de calidad y cerveza artesana (tienen diferentes tiradores). Para comer, dependerá de las necesidades y el tamaño del gusanillo. Si deseáis picar algo dulce, los pasteles caseros son de otra dimensión.

Leer más
Esquerra de l’Eixample

Pura Vida

3 de 5 estrellas

Sencillez y calor. El Pura Vida ofrece una mezcla de estilos estimulante: influencias latinas y europeas flotan en una atmósfera sedante, relajada. La pureza del blanco, omnipresente, encaja perfectamente con el candor de la madera y el parquet. Es un espacio que se adentra en las tripas de un viejo edificio del Born, limpiando con estilo lo que antes se intuía un agujero insalubre.Consta de tres ambientes: una barra de mármol de lo más hospitalaria (ventanal a la calle incluido); una sala interior con cómodos sofás y cojines de colores, y la joya de la corona para los que quieren alejarse del género humano: un pisito superior con vistas panorámicas a la barra que funciona como perfecto oasis para parejas. Las butacas rococó y las mesitas bajas invitan a quedarse en las alturas.

Leer más
Advertising

No llegiu

Con esta psicología inversa, el periodista Xavier Vidal nos invita a su nueva propuesta: una pequeña librería situada en Poblenou. Este establecimiento se presenta como un 'probador de libros', ya que antes de hacer una compra precipitada puedes sentarte a hojearlo en cualquiera de los sofás que dispone, tomar un café –gratis, con la compra de un libro– y ver si te convence. Además, se organizarán clubs de lectura donde se podrá conversar con los autores mientras se hace una cata de vinos.

Leer más
El Poblenou

Collage

5 de 5 estrellas
Recomendado

En el Collage, los cócteles de autor son pura imaginación artística. Las pociones de la casa -también tienen los clásicos- responden a las pulsiones creativas de unos bartenders que saben de qué va. Y la decoración está a la altura de las circunstancias. Barra de baldosa antigua en la entrada, y en el piso superior, la joya de la corona: un lounge con muebles vintage, piano decimonónico y sofás de piel, un atractivo espacio decorado con exquisitez y sabor donde suelen hacer exposiciones pictóricas de bolsillo.

Leer más
Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
Advertising

Solange

5 de 5 estrellas

El Solange es un delicioso espacio dorado donde no te parecería extraño encontrar a Scaramanga bebiendo un Old Fashioned o a Vesper Lynd guiñándole un ojo al barman, después de estrangular a un espía en el baño. Sofás vintage, barra señorial de madera, materiales de calidad, oro líquido como color oficial y un gusto exquisito en la decoración, estos son los ingredientes que acompañan la soberbia coctelería made ​​in Pernía. Porque en Solange se preparan cócteles de verdad. Los clásicos. Sin adornos modernillos. Sin flores exóticas en el vaso. ¡Qué Bloody Mary, señores. Qué Gin Fizz! Ah, y si estáis creativos, dadle cuatro pistas al barman y él se encargará de parir un nuevo cóctel sólo para vosotros.

Leer más
L'Antiga Esquerra de l'Eixample

Le Standard

3 de 5 estrellas

La gracia de este bar –cien por cien graciense– es que parece más una sala de estar que un bar convencional. Id pronto para conseguir un buen sofá, y pedid unos cuantos daiquiris.

Leer más
Gràcia
Advertising

Garage Beer Co

4 de 5 estrellas

Entras en el local y te das cuenta que has accedido a una cervecería artesanal diferente. Es un espacio industrial, profundo, alto, grisáceo. Emula claramente un garaje, una sensación que se rompe puntualmente gracias a las mesas altas y los taburetes del pasillo de entrada.La barra granítica funciona como perfecto búnker para los que no quieren adentrarse en las tripas de esta taberna 2.0. El diseño industrial, también presente en este altar macizo, es el leitmotiv estético de una planta que también ofrece un lounge relleno de sofás retro de inspiración hipster. Y al fondo del local, la joya de la corona: una pequeña fábrica donde los chicos de Garage Beer Co. facturan su propia cerveza.

Leer más
L'Antiga Esquerra de l'Eixample

La Clandestina

Recomendado

Colorista como pocas, esta tetería es un buen lugar donde dejarse caer y no levantarse de los sofás durante un buen rato. En las paredes exponen cuadros de jóvenes artistas y en las mesas sirven tés exóticos de todo el mundo, en un viaje que podría comenzar en el Tíbet y terminar en Marruecos. Además, podréis fumar en ellos nargile, las populares pipas árabes. Son famosos los zumos y los batidos.

Leer más
El Gòtic
Advertising

Cosmo Café y Galería de arte

4 de 5 estrellas
Recomendado

Cuando entras en el Cosmo no sabes si sentarte en un sofá azul cielo, en un sillón violeta o apoyarte en un taburete forrado con la misma ropa que la carta del menú. Las paredes son blanco impoluto, los techos son altísimos y alguien se ha dedicado a pintar los tubos de refrigeración de rojo sangre. Una pizarra garabateada ofrece nachos y hummus. Esta cafetería y galería de arte es un local tranquilo para leer un libro o para beberte un zumo natural de tres frutas con jengibre mientras hojeas sin vergüenza el último número de tu revista favorita de interiorismo.

Leer más
Eixample

Vinil()

Los melómanos deberían tatuarse en la mano la dirección del Vinilo, para cuando las neuronas empiecen a falla. Oscuro, envejecido, con madera crujiente y cargado de notas de rock grabadas con sangre en las paredes, este es el bar para los amantes de la buena música escuchada a la antigua. Respeta el vinilo y los grupos de más calidad. De hecho, el gramófono azul de proporciones paquidérmicas que hay es un tótem donde todos los feligreses presentan sus respetos. Si los protagonistas de Alta Fidelidad tuvieran una tienda en Gràcia, estarían abonados a esta cueva imprescindible. Más motivos para ir y volver: los sofás rodean toda su geografía. Sabréis cuándo entraréis, pero no cuándo saldréis.

Leer más
Gràcia
Advertising

33/45

4 de 5 estrellas
Recomendado

La vida en horizontal es mucho más placentera que en vertical. Esto lo saben en el 33/45, donde cuidan a la gente que sigue al pie de la letra la ley del mínimo esfuerzo: en este bar siempre hay gente espatarrada en el área de descanso que hay al fondo, un rectángulo espacioso y consistente en un número infinito de sofás, butacas y sillas retro; un punto de relax pensado para que el cliente se pase allí toda la noche charlando con los amigos o disfrutando de la vista decadente de la calle de Joaquín Costa. A diferencia de otros bares con mobiliario reciclado, el 33/45 tiene estilo; se percibe una extraña simetría en estas Galerías del Tresillo para modernos.

Leer más
El Raval

Críticas y valoraciones

0 comments