Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right ¿Por qué El Celler de Can Roca vuelve a ser el número uno mundial?

¿Por qué El Celler de Can Roca vuelve a ser el número uno mundial?

Advertising

Este año, el Celler de Can Roca ha recuperado el liderazgo como mejor restaurante del mundo en la guía World 's 50 Best Restaurants. Sólo ha sido un año a la sombra del restaurante del chef danés René Redzepi, que cae al número tres. En el top ten se mantiene el Mugaritz de Aduriz y Albert Adrià triunfa por partida doble: ha sido señalando como mejor pastelero del mundo -un hecho que no deja de ser friki, si tenemos en cuenta que hace muchos años que dejó ser el pastelero de elBulli, y es famosos por su capacidad de hombre orquesta multitarea- y también el Tickets sube al 42º puesto. ¿Por qué han triunfado los hermanos Roca por encima del muy fotogénico chef danés?

1. Por qué los hermanos Roca desbordan creatividad aplicada al producto de la tierra. Poco antes de la entrega de los galardones, presentaron La Masia, «una incubadora gastronómica donde poder crear» y Espíritu Roca, una línea de vinos y destilados hechos a partir de productos catalanes con DO, como el arroz de Pals o las judías de Santa Pau. El Celler de Can Roca es una rara avis en el mundo de la altísima restauración: buena relación calidad-precio (menú degustación a 135 €), lujo racional, trato cercano en contacto con sus orígenes de fonda familiar. Todo ello combinado con un perfeccionismo obsesivo.

2. Porque no tenía lógica. Ya se sabe que el talento puede florecer en cualquier lugar y que Redzepi es un cocinero extraordinario interpretando el producto nórdico. Pero no cuadraba que la franja creativa de la cocina del ahumado y los salazones, con un sustrato de repertorio popular limitadísimo, se impusiera a la riquísima evolución de la cocina catalana.

3. Porque la estrategia catalana en el World 's 50 Best empieza a dar sus frutos. Roser Torras, jefa de GSR, el año pasado sustituyó Rafael Ansón como presidenta de la academia 50 s Best en España y Portugal. Torras no vota pero se encarga de seleccionar a los expertos de la Península Ibérica que sí lo hacen. Ya anunció que su primer objetivo sería que los Roca volvieran al número uno. Y al parecer, lo ha conseguido.

4. Porque World 's 50 Best es el único contrapeso de la Guía Michelin. Y es una lista muy importante. Es un hecho que los chefs, en última instancia, sólo dan importancia a los galardones de la Michelin y a la World 's 50 Best. ¿Es casual que el número uno de un ranking que quiere ser rival de la potencia francesa sea un restaurante catalán? Aunque esta sea una lista criticadísima tanto por chefs como por periodistas. Berasategui, en el lugar 94 ahora, dijo que la lista «alimenta la mentira. Si en 2015 tienes que votar los mejores restaurantes del mundo y no te dan ni un euro de presupuesto: crees que se puede ir a estos 200 países y escoger a siete restaurantes de cada uno?». Es decir, que corre el rumor que muchos miembros del jurado votan sin haber comido en todo los restaurantes.

5. Porque esta lista ha decidido que Europa sigue siendo el centro de la gastronomía mundial. Los rumores apuntaban a que Europa dejaría de ser su foco de atención, que se desplazaría hacia otro continente. Y quizás esto ocurrirá el próximo año, cuando la ceremonia de los 50 mejores se trasladará a Nueva York. Quizás esto facilitará el impulso del Eleven Madison Park, de Nueva York, al número uno. Y es más que probable que los restaurantes peruanos y mexicanos escalen posiciones.



 

 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising