Restaurantes

Desde la cocina más tradicional hasta las recetas más exóticas. Los mejores restaurantes de Barcelona seleccionados por nuestros críticos

Aperitivos japoneses
Restaurantes

Aperitivos japoneses

Dim sum, buns y gyozas para chuparse los dedos

Dónde comer barato
Restaurantes

Dónde comer barato

Os ayudamos en la dura tarea de encontrar un lugar bueno y barato para comer

15 menús de mediodía espectaculares
Restaurantes

15 menús de mediodía espectaculares

En Barcelona todavía es posible comer un buen menú sin que la economía doméstica entre en quiebra

Estrellas Michelin en Barcelona
Restaurantes

Estrellas Michelin en Barcelona

El nuevo mapa estelar de la ciudad

Restaurantes recomendados

Le Bistrot de Pierrot

Le Bistrot de Pierrot

En conocimiento gastronómico, aquí sufrimos una disfunción curiosa. Si entráis en según qué restaurante asiático, el personal os podrá glosar la diferencia entre 'ramen' y 'pho' (y seguro que también entre un café 'aeropress' y uno 'kalita'). Ahora bien, pregúntales por la diferencia entre 'rillette' y foie, a ver qué. La cocina francesa es aún muy desconocida en nuestro país (quizás por aquel desprecio a quien tanto se nos parece). Sobre todo en la vertiente popular. ¿Entramos en vías de normalización? Le Bistrot de Pierrot, nuevo, es un más que recomendable ejemplo de clásico popular francés que lo intentará. Está en una esquina necesitada de puestos de verdad: el Gòtic, rozando la Via Laietana. Su propietario, Pierre Verchére -de Lyon, capital gastronómica francesa, y patria de la comida exquisita y la cocina con manteca- explica que "siempre había querido abrir un restaurante". "Y después de cinco años aquí trabajando en una multinacional, no dudé en hacerlo cuando tuve el dinero".Sí, Lyon tiene la famosa categoría de los 'bouchons' -el restaurante típico, tiene DO-, pero Verchére ha querido combinar "la influencia de casa con especialidades de todas las zonas de Francia, para que la gente descubra la comida de Lyon pero también el los Alpes, del suroeste ... ". Los grandes éxitos del bistrot reunidos, vaya. Me tropecé con el Pierrot por casualidad, y al cabo de cinco minutos de sentarse –leyendo una carta francesa, escuchando a cocineros y clientes franceses– tuve la sen

Los usuarios dicen
  • 5 de 5 estrellas
Reserva
Auto Rossellon
Restaurantes

Auto Rossellon

¿Hartos de restaurantes cuquis? Si es así, quizás pasaréis de largo de Auto Rossellon -un local con un interiorismo de esos que te hacen sentir mejor persona, si se lo permites- e iréis directos hacia el figón churroso más próximo. Porqué claro, os gustan los lugares y la comida 'con personalidad' (sea lo que sea que signifique eso. A mí nunca me ha hablado una alcachofa). Y haréis mal. Si comes en Auto Rossellon -dicho así porque ocupa el espacio de una antigua tienda de repuestos de coche- no lo olvidas fácilmente. Bajo una apariencia de total descontextualización culinaria, hacen cocina de la buena. Este es el segundo restaurante de Ronit Stern y Rafael Campos, empresarios propietarios del Toto y ya no de las panaderías Crustó (se las vendieron hace un par de años) donde han aplicado una filosofía directa: "Queríamos abrir un nuevo restaurante sin rompernos la cabeza. ¿Un lugar de carne? No. ¿Un italiano? Tampoco. No hay ningún concepto, por eso lo llamamos cocina sin etiquetas. Que en cada momento del día puedas comer algo bueno ", explica Stern.Uno, que está escamado de la aplicación del sudado discurso de la autoayuda en cualquier ámbito de la vida moderna, agradece este discurso llano. Y más si lo sostienen platos de la calidad de los que prepara Stern, que además de propietaria, es la cocinera jefe. Un ejemplo: un menú de mediodía a muy buen precio, impecable, que no inventa la sopa de ajo pero "coge el mejor producto de temporada posible y añade cosas interesantes",

L'Alegria
Restaurantes

L'Alegria

Cuando todo el mundo pierde el culo para enseñar a los turistas como somos buenos haciendo tapas y curris vegetarianos en locales gigantescos, los propietarios del Paradiso y La Confitería han hecho exactamente al revés: descentralización y toque personal: abren el restaurante L'Alegria en el corazón de Les Corts (un barrio que, para gentrificarse, primero debería caer en picado la renta familiar de los vecinos, la segunda de Barcelona).En una esquina de la plaza de la Concordia, L'Alegria parece un pedazo escapado de la coctelería Paradiso: sólo dieciséis cubiertos repartidos en mesitas individuales, y tres mesas altas que son olas de la barra. Madera oscura, calidez y ondulaciones modernistas. Mucha clase. Enric Rebordosa, uno de los socios, concentra las intenciones conceptuales del local en un pequeño manifiesto: "Esto es un grupo de amigos. Diez platos, tres postres y algunas sugerencias. Todo a la vista. Nos concentramos en el sabor ".Todo muy rotundo y meditado, como la misma cocina que aquí se practica. Rebordosa suplica al mundo en general que, por favor, evite el término 'gastrobar' para referirse a ellos. "Lo que nos excitaba era hacer un gastronómico con platos que no pasaran los diez euros y que fuera una tavola calda, que tuviera mucho movimiento", precisa.El chef es Giacomo Hassan, un italiano de raíces libanesas que pasó por Disfrutar y el Diverxo. "Es la misma estructura que Paradiso: tener a primeras espadas con una estructura fija pero con suficiente libert

El Chigre
Bares y pubs

El Chigre

Ahora que 'populismo' es el insulto máximo, recordemos la acepción positiva: el poder, para el pueblo. El Chigre -una sidrería en Asturias, dicho por el artefacto para descorchar sidra- también es el bar que ha abierto el cocinero asturiano Fran Heras, del Llambies. Un lugar directo y sencillo, basado en la dualidad sidra / vermut y en el cruce Asturias / Cataluña. Y quiere ser popular y populista. No es nada habitual que un cocinero mencione tres veces el sindicalismo, un término que, como populista, en el imaginario 'neocon' se pronuncia como quien tira un escupitajo: "Los chigres se desarrollaron en las minas, y se bebía y se discutía de política ", dice Heras.La fusión que propone es, de tan sencilla, casi revolucionaria: "Mezclar producto asturiano con cocina catalana y viceversa". Entiende la cocina española como Luján y Perucho -cocinas varias conectadas- más que una, grande y con variaciones regionales. "Sólo tenemos producto catalán y asturiano, mi madre me pidió un Rioja y le dije que no había entendido nada", ríe. Tienen bajo el mismo techo chorizo ​​-ecológico y de aquí- a la sidra de allí, buenísimo. O tigres sin trabajo: los muy asturianos mejillones rebozados pero sin cáscara. El vínculo entre naciones para Heras es 'gastrosindical': "La primera huelga durante el franquismo fue en Asturias, y después vinisteis los catalanes. Dos pueblos luchadores con ataduras ". Aclara, sin embargo, que en su chigre "quiere juntar obreros y burgueses, vecinos y turistas, y que

Más restaurantes recomendados

Últimas críticas

Blau BCN
Restaurantes

Blau BCN

El restaurante Blau BCN se encuentra en la parte alta del Eixample de Barcelona, pero sus orígenes se remontan a las playas de la localidad gerundense de Begur, donde el chef Marc Roca regentó al hermano mayor de Blau BCN, Blau Begur, durante ocho años antes de dar el salto a la capital catalana. Las degustaciones son la marca de la casa de Blau BCN, cuyas raíces mediterráneas se mantienen, aunque renovadas a través de una mirada personal sobre las recetas y productos de siempre. Así, aquí el carpaccio de buey sabe diferente que en cualquier otro lugar, y las manitas de cerdo con ceps adquieren una personalidad inaudita hasta el momento. Blau BCN, un espacio de reverencia hacia la cocina mediterránea, algo que también se traslada a la atmósfera del local, de iluminación tenue e íntima, ideal para una cena especial con alguien especial en la que todo está dispuesto para disfrutar de una cocina agradable y exquisita.

9 Reinas

9 Reinas

Es el restaurante favorito de los argentinos del Barça y se entiende. Cualquier idea buena que uno pueda tener sobre la gastronomía argentina, el 9 Reinas lo cumple a la perfección. Ensaladas, entrantes, empanadas, pastas, papas, milanesas, carnes típicas, carnes de importación argentinas, carnes de todo el mundo y postres como el 'dulce de leche'; quien busque cosas extrañas, que busque en otros parajes. Y es que tanto Mascherano como Messi buscan en el 9 Reinas sentirse cerca de casa. Primero pido dos empanadas. Una de carne picante y la otra de queso y cebolla. Soy un loco de las empanadas. De la masa y del relleno. Ya de pequeño, mi padre me hacía unas empanadas gallegas para chuparse los dedos. De segundo, pido carne. Yo siempre he reivindicado el canibalismo, eso sí, si la muerte de la bestia tiene un sentido casi espiritual: la carne se debe cocinar con respeto hacia el animal que te estás comiendo. La entraña es magnífica. Para postre, pido un tiramisú. Lo sé, pero tenía curiosidad por comprobar la interpretación que hacen los argentinos de un postre tan lejanas y cercanas a la vez. Ah, y la comida lo he hecho acompañar por un vino tinto Trompetero Malbec de Bodegas La Rural. Un vino argentino altamente recomendable que liga muy bien con una cocina sin trampas y de gran calidad.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Reserva
Koko
Restaurantes

Koko

No sé si es por el cambio climático, pero las altas olas del Pacífico pegan fuerte en Barcelona. Me refiero al Nikkei 103, al Mextizo y al Costa Pacífico, pero sobre todo al KoKo, el más desconocido. En la última ola que cogió el mexicano Hilario Abrego, experimentado chef surfista, se subió a la mesa de su amiga Belén Monzón, también surfista, y juntos crearon un lugar único por muchas razones. ¿Como se puede definir la cocina de surf? "Sana, exquisita, llena de sabor, color y gustos diferentes", explica Belén, que cuida una sala alegre, joven y acogedora. Podéis comenzar con una ensalada de quinoa, guacamole y salsa de yogur o un trío de hummus (remolacha, aguacate y garbanzos). Después, es inevitable caer en los cebiches que Hilario borda. Hay dos, el de langostinos con aguacate y pepino, marinado con una salsa de la casa y cilantro, con cebolla roja fresca, y el de dorada, con mango y boniato. Muy originales gracias a una condimentación audaz y acertada. La 'Kool food' sigue con el curry real tailandés con verduras, con pollo o langostinos. Pero lo más sorprendente es el 'latin sashimi', un salmón de calidad y buen corte, con guarnición de cebiche, cebolla roja, cilantro y aguacate. Tiene un menú de mediodía a 12 euros. El secreto azteca es una mousse de chocolate mexicana con aceite y sal, digna de elogio.

El Petit Bangkok Balmes
Restaurantes

El Petit Bangkok Balmes

El Petit Bangkok, el restaurante situado en la calle Balmes -no el de Vallirana, 29, de la misma propiedad-, huele a Oriente. Es delicado y el aire tiene el perfume de la cocina especiada. La cocina tailandesa es una maravilla. Como gran parte de las cocinas asiáticas, es una mezcla perfecta de sabores ácidos, salados, dulces, picantes y amargos, con el arroz y los fideos como pilares, y el curry como perfume principal.La carta de El Petit Bangkok es la esencia de esta cocina privilegiada. Y para probarla, vamos dos personas dispuestas a disfrutar de los woks, que son magníficos, según nos han informado.En pleno debate radiofónico sobre la idoneidad de poner piña en la pizza (a mí me da arcadas), pido un 'priaw wan' con langostinos, un wok a base de piña natural con verduras y, como rémora, un tazón de arroz thai perfumado. El plato es consistente y ligero a la vez. Las verduras son crujientes, como a mí me gustan.La otra persona pide un 'pad med ma muang', otro wok excelente a base de un salteado de verduras, castañas y almendras, esta vez acompañado de cerdo y también de un cuenco de arroz como escudero. Con un poco de curry picante, se podría convertir la calle Balmes en un campo de molinos de viento. Para bajar los platos, pido dos Singha, cervezas rubias de Tailandia, que honran la comida.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Más críticas

Los mejores restaurantes de Barcelona...

Escapadas gastronómicas

Sabores de la Huerta
Restaurantes

Sabores de la Huerta

Los mejores restaurantes de la Costa Brava
Restaurantes

Los mejores restaurantes de la Costa Brava

Comer en Sitges

Comer en Sitges

Restaurantes de las comarcas de Barcelona
Viaje

Restaurantes de las comarcas de Barcelona