Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Ca l'Estevet
Foto: Irene FernandezCa l'Estevet

Los mejores restaurantes de Barcelona de cocina catalana

Disfruta de los platos más tradicionales de la gastronomía catalana

Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

'Capipota', buñuelos, escalivada, arroz a la cazuela, canelones, pies de cerdo ... ¡Seamos un poco chovinistas y cantemos las maravillas de la cocina de nuestra tierra! Tenemos la suerte de que en Barcelona hay un buen puñado de establecimientos que preparan con cuidado y buen producto los platos más típicos de nuestra gastronomía, desde restaurantes de altos vuelos hasta casas de comidas populares donde por un precio más que razonable se puede hacer un menú de mediodía o una cena sustanciosa y reconfortante. Y alerta a las nuevas generaciones de cocineros que han llevado el 'platillo' catalán –¡un tipo de guiso, no un plato pequeño!– un paso más allá. Los restaurantes de esta lista son muy diferentes entre ellos, pero todos comparten el respeto y el buen gusto por el recetario tradicional.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores 50 restaurantes de Barcelona

  • Restaurantes
  • Catalana
  • Vila de Gràcia
  • precio 3 de 4

¿Alguien decía que el 'capipota' no queda bien en Instagram? No el de la Fonda Pepa: una exuberante elaboración en la que el colágeno de la ternera va con pulpo, y se baña en una bullabesa con hinojo marino y el recuerdo de mostaza de estragón fresco. Muy fotogénico, pero todavía mejor. Una delicia que marca el camino de Paco Benítez (Noma, L'Eggs) y Pedro Baño (Caelis, Lluçanès), gente de alta cocina que quiere trabajar de cara al barrio y con servicio de proximidad. 

Están en la 'deep' Gracia, donde hubo la fonda Cal Robert durante 27 años, y en 2021 abrieron allí. Son tres los cocineros que a la vez hacen el servicio. Benítez es mexicano del DF: "Hay un punto de conexión de México con la picada catalana y el guiso a fuego lento", dice, y esto se hace explícito en un concepto maravilloso como los pies de cerdo con mole, o unas carrilleras de cordero antológicas: deshuesadas y cortadas como piezas de brocheta, van marinadas en especies 'ras-alhanut' (el pincho moruno) y con un puré de Celerí, hechas al Josper, gran aliado de la fonda de altos vuelos. Platos abundantes por unos 14 euros, y los sábados aquí te esperan desayunos de tenedor tradicionales a precios de bar de abuelo. Y vinos a copas excelentes ... Por poco más de dos euros. ¡Viva la pepa!

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • La Nova Esquerra de l'Eixample
  • precio 1 de 4
Un bar y restaurante de los que ya no quedan, con platos para presupuestos ajustados y buenos paladares. Su almuerzo de tenedor está para chuparse los dedos. Y a la hora de comer, preparaos para una comida comunitaria y unos primeros y segundos deliciosos. El capipota, el codillo y el bacalado son excelentes. Su carta de mediodía tiene casi 30 platos. Regadlo con un buen vino de Gelida.
Publicidad
  • Restaurantes
  • Catalana
  • El Raval
  • precio 2 de 4

La longevidad de un restaurante sólo es motivo de alegría si se come bien. Y Ca l'Estevet, que es honda desde 1890, supera las expectativas. La cosa fue así: después de 80 años de trabajo, la familia Ros Cabot tuvo que cerrar Casa Agustí en el 2020, un mes antes de la pandemia. De hecho, en el 2010 ya veían el pico de los buitres de los fondos de inversión y compraron Ca l'Estevet, una casa de comidas abierta en 1890 en el Raval, “para tener dónde caer muertos”, en palabras de Pepe Cabot Ros. Después de una pandemia mundial y una crisis económica, aquí se come y está como los ángeles.

Lejos de centenarismos casposos, todo es limpio, reluciente, y el servicio es joven y efectivo, de amabilidad casera y eficacia de restaurante gastronómico. Todo el mundo se llena la boca con la cocina del fuego lento, pero hacer un capipota con samfaina como el suyo –nada pesado pero con todo el sabor y la potencia– no es fácil.

  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • Sant Antoni
  • precio 4 de 4

Alkostat es el apartado de cocina catalana y tradicional de Alkimia. El precio es más asequible, las recetas más tradicionales y directas, pero la excelencia y la mano del cocinero son las mismas que las del hermano mayor y moderno. Es leer la carta y haverte la boca agua, y lo que te encuentras delante aún es mejor: brandada de Bacalao con judía verde y raifort, Steak tartar con 'allipebre' y mantequilla ahumada... ¡Pollo cubista en dos servicios! Muslo crocante con patatas mal cortadas, bien fritas y canelón fresco. Jordi Vilà trata la cocina catalana con máximo respeto pero sin corsés.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • El Poblenou
  • precio 3 de 4

Jordi Asensio (cocina) y Patricia Nieves (sala), pareja y residentes en el Poblenou, enarbolan el orgullo de barrio. Can Culleres era el nombre popular de la metalúrgica Platería Ribera, donde el abuelo de Nieves trabajó en los años sesenta. "Reivindicamos la esencia obrera del barrio, que ha quedado desdibujada por el 22 @", dice ella. El local es precioso y robusto: estética de ladrillo fabril, con nóminas, cubiertos antiguos y piezas de acero en exposición.

Asensio, con un CV más largo que un día a Manchester en 1897 (Berasategui, Gagnaire, AnGrup ...) reivindica una cocina de producto fresco y de gran calidad-precio. "Aquí no se come por 10 euros, pero todo está lleno de pequeños detalles de amor que marcan la diferencia", dice. Son platos de apariencia sencilla, pero cargados de complejidad: como unas habitas con huevo y 'guanciale', que aparte del sofrito esconden un pil-pil de jamón, para sumergirse en ellas. Y de artesanía pura: como un magret de pato hecho al Josper con un acompañamiento de 'capelletti', pasta rellena con queso de Mahón, que enrollan delante de ti. La parte más popular viene con un apartado de tapas y cócteles clásicos y bien hechos ... ¡A 5 euros!

  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • L'Antiga Esquerra de l'Eixample
  • precio 3 de 4

Abierto en 2018 por la chef Carlota Clavé, La Gormanda es un punto importante en Barcelona en la reinterpretación de la tradición. Clavé –formada a Hoffman y que estuvo al frente de las cocinas de Alba Granados y Alba París– ha optado por huir de los tópicos y las combinaciones de ingredientes obvias. No encontraréis aquí atún y aguacate, pero sí 'gyoza' con carne de cocido o unas cocochas de bacalao al pil-pil con 'calçots', dos platos que hablan mucho de su visión de la cocina catalana contemporánea.

De una comida aquí podéis esperar un producto de temporada superlativo y una minuciosidad extrema, tanto en la concepción del plato como en el emplatado. Lejos de exponer una carta extensiva, Claver tiene un puñado de recetas que hacen que, además de hacernos disfrutar como locos, nos damos cuenta de que todavía hay campo para correr en la tradición si hay talento y espíritu de riesgo. Como su presa ibérica con una carbonara de piñones, o unos pies de cerdo con gamba roja y judías del 'ganxet'.

 

Publicidad
Ca l'Isidre
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • El Raval
  • precio 4 de 4
A veces, un poco de lujo y placer no está obligatoriamente reñido con el bolsillo. Pensamos demasiado en el precio de la nota y no tanto en el placer de una buena velada con buena cocina y mejor atención como elementos fundamentales. El lujo no es lo que predomina en Ca l’Isidre, un restaurante único: son más bien los detalles, la atención, la buena cocina de siempre y una carta de vinos que hace soñar el paladar sólo con leerla: unas 300 referencias de lo más tentadoras, aunque hay algunas a precios reservados para grandes celebraciones. Ahora que el Raval está de moda, no está de más recordar que Isidre Gironés y su mujer, Montserrat, tuvieron el coraje, en 1970, de abrir un restaurante en un barrio que no era el de hoy. (leer más)
7 Portes
  • Restaurantes
  • Española
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Los barceloneses quizá no hacemos mucho caso pero el 7 Portes es uno de los restaurantes más antiguos de Barcelona y, aún ahora, es uno de los lugares de referencia en cuanto a buena cocina tradicional de nuestra ciudad. A la hora de elegir qué plato es el más representativo de esta casa, afloran las dudas: ¡hay tanto para elegir! Los canelones trufados de fiesta mayor se pelean con los arroces de temporada y las sartenes para ver cuál es la receta de más éxito de este establecimiento. Pero no hay que llegar a este punto del recetario catalán para ver la buena cocina en el 7 Puertas: unos 'Sencillos' (no insustanciales) buñuelos de bacalao se vuelven un bien preciado en la mesa del comensal.

Publicidad
  • Restaurantes
  • L'Antiga Esquerra de l'Eixample
  • precio 2 de 4
Este clásico ofrece comida de calidad desde primera hora de la mañana hasta la madrugada. Con Jordi Vilà, uno de los cocineros más en forma de los fogones barceloneses, como chef ejecutivo, de su cocina salen incansablemente platos y tapas que nos hacen revivir, bocado a bocado, la herencia gastronómica catalana. Tanto si vais a primera hora de la mañana, como a última hora de la noche, podréis probar desde un cruasán, pasando por una ración de jamón ibérico hasta un buen capipota.
  • Restaurantes
  • Sant Antoni
  • precio 1 de 4
Comidas caseras. Ya son pocos los lugares que pueden definirse así, como Can Vilaró. Un histórico, un clásico, un auténtico. Ubicado frente al majestuoso y renovado mercado de Sant Antoni, Sisco y Dolors reciben diariamente como en casa toda una legión de clientes fieles que ya saben qué elegir. Sin menú, solo una carta de precio muy atractivo y platos del día.
¿Y qué se come? Los lunes de invierno hay cola, para saborear su 'escudella i carn d'olla', abundante plato único. Los martes el cliente fiel se inclina por unos fideos a la cazuela gustosos, gelatinosos, y los miércoles son las lentejas las grandes protagonistas, con chorizo ​​y cocción al punto. El arroz a la cubana, otro plato en vías de extinción, se puede disfrutar los jueves y los viernes. La sesión se puede enriquecer, ya sea con unos pies de cerdo casi mágicos o las albóndigas que broda Sisco. Y el sábado sabadete, un fricandó de fábula. O quizás tenéis suerte y os topáis con tripa de cordero con patatas, un plato sublime, que aquí es uno de los pocos lugares donde ha perseverado y ha sobrevivido a tanta novedad culinaria efímera.
Recomendado

    Más de comidas icónicas

      También te gustará
        Publicidad