Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los mejores menús de mediodía de Barcelona

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

La Taverna del Ciri
© Maria Dias La Taverna del Ciri

Los mejores menús de mediodía de Barcelona

Los bares y restaurantes que mejor os alimentarán a mediodía, y sin que el monedero se resienta

Por Ricard Martín
Advertising

Si en las distancias cortas era cuando un perfume se la jugaba, en los restaurantes esto pasa con los menús de mediodía. Quien más y quien menos ya no puede prescindir de esta fórmula. Y aunque en algunos casos esto ha provocado un recorte de calidad para aumentar el margen de beneficio, en muchos otros ha provocado una competencia feroz a la hora de ofrecer el mejor producto y elaboración. El gusto es nuestro. A disfrutar. Y como decía Groucho Marx, si estos principio no le gustan, tenemos otros.

Mà de Morter
© Maria Dias

1. Mà de Morter

Restaurantes Les Corts

¿No estáis hartos, de escuchar lo de la cocina de la madre? Pues en Mà de Morter hacen la cocina del hijo. Josep Bonavida (cocina) y su hermana Mireia (sala) trabajan con la ayuda de su madre Mireia. "Pero hago lo que me dice mi hijo, que por algo es el cocinero", se ríe Mireia madre. Mà de Morter, en Les Corts, está en unos bajos de obra vista y por 11 euros justos ofrecen protección emocional y estomacal al cliente asiduo. La calidad-precio es brutal: un 'best of' de la cocina catalana con cocciones lentas, precisas y producto fresco. Veamos algunos itinerarios: 'trinxat' y conejo confitado. Garbanzos con calamares y butifarra de perol con pisto. Ensalada de manzana caramelizada y dorada a la brasa con verduras. 

Menú: 11 €

2. Granja Mabel

Restaurantes Sant Martí

Esta granja familiar, se modernizó al pasar de padres a hijos dando lugar a uno de los mejores menús de mediodía de la zona de Marina. Por menos de diez euros, ofrecen cuatro primeros y cuatros segundos diarios de materia humilde pero tratados con un gran saber hacer y originalidad. Un ejemplo son los macarrones al revés, rellenos de pollo y bechamel. O costillas de cerdo lacadas y tiernas que casi parecen de dinosaurio. Un poder fáctico en la zona, id con tiempo porque siempre está lleno.
Menú: 11,50 €

Advertising
La Nova Farga
© Maria Dias

3. La Nova Farga

Restaurantes Catalana Sants

Bajamos el potenciómetro del precio hasta los 8,90 € y subimos la intensidad del de barrio: estamos en La Nova Farga, el corazón tranquilo de Sants, donde cocina Pere Cardona. Es un cocinero nómada -pasó por Tatau l'Antiquari, entre mil historias- y verbívoro: ha escrito un libro sobre vinagretas de autor y recetas musicales (tuvo una banda punk). Ahora lleva la cocina de La Nova Farga, 'local bar', es decir, el bar de referencia del vecino, primero y último recurso. Ramón Punyet, el propietario, va cargado de tatuajes y de simpatía: en una hora pasa por la barra medio barrio explicando la vida, y las abuelas de Hostafrancs disfrutan de unos pies de cerdo con gambas (plato del día, 6,90 €) con Judas Priest y Saxon a un volumen de decibelios no invasivos. "Hacemos un menú de batalla -dice Cardona– pero cocinado desde cero y dedicando esfuerzos a la calidad en la medida de lo posible".

4. Cruix

Restaurantes Mediterránea La Nova Esquerra de l'Eixample

El Cruix tiene potencial para crujir el panorama haciendo cocina popular estudiada en alta gastronomía, como ya hicieron Can Boneta y el Mitja Galta. Pardo no ha querido que la paella sea un destino final per se sino un plato importante, y ha dispuesto un menú de degustación de diez pasos que es para quitarse el sombrero. Como lo es también el de mediodía: tres tapas de la carta, postre y arroz por menos de 16 euros. De traca fallera: la croqueta de pato de Pequín –cremosidad con el ave rustida y lacada y cremosa, punteada por kimchi y menta– y una ensalada de puerros asados con anguila teriyaki, humo y miel.

Menú: 16 euros

Advertising

5. Agut

3 de 5 estrellas
Restaurantes Catalana El Gòtic

Este restaurante clásico, partiendo del recetario de las casas de comidas, nunca ha perdido fuelle y ofrece uno de los mejores menús de la ciudad. Lo encontraréis resguardado, junto a la carta en la puerta. Sólo son dos primeros y dos segundos, pero de máxima calidad: fideos a la cazuela mar y montaña, garbanzos con espinacas y bacalao, y segundos como el rape con ajo quemado (el pescado aquí siempre tiene ese punto mágico de melosidad levemente cruda, que sólo permite el buen pescado fresco). El vino es excelente, y los postres también. Si coméis en la barra, os costará solo 11,80 euros, y es un gusto ver por la aspillera como trabajan en la cocina.

15 €. En la barra, 11,80 €

Sifó
© Ivan Giménez

6. Sifó

Restaurantes El Raval

"Cualquier plato argentino que se te pase por la cabeza, lo tendremos". Este es el titular del nuevo Sifó. Pablo Antico y Jorge Runnacles acaban de reconvertir el Sifó de bar de noche –pioneros, lo abrieron hace 18 años, cuando el Raval parecía Kosovo– en restaurante argentino. Precioso: cocina abierta, luz, madera y dibujos de iconos argentinos (¡'El Eternauta' a cargo del gran Martín Tognola!). Después ofrecieron durante quince años uno de los mejores menús de mediodía en el vecino Ofis, trasladado ahora al Sifó diurno. Que abarca, por fin, "la argentinidad sin complejos". Maestros de la carne y de la creatividad popular, auguran una parrilla I + D, pizza argentina –casi inédita en Barcelona–, empanadas y un ticket que va "de lo universal hasta lo que te quieras gastar".

Advertising

7. Atapa-it

Restaurantes

Su vocación es la tapa gastronómica, y Graupera y Ana Bas lo hacen de maravilla. Su versión de mediodía, aunque es menos original que su fantástico menú degustación, siempre es garantía de comida sólida, hecha desde cero y con platos que sí, en el fondo, son sorprendentes en un menú de mediodía en la franja baja del precio. Un itinerario posible: hummus de remolacha y lubina al horno con guisantes. O rigatoni a la siciliana y lomo de cerdo con salsa de champiñones. Y con el añadido de pocos euros como extra (3,50 €) te puedes comer un filete con patatas y foie.

Menú: 10,90 €

El Tarantín
© Maria Dias

8. El Tarantín

Restaurantes Caribeña L'Antiga Esquerra de l'Eixample

El lema de Paola di Meo y Miguel Portillo -sala y cocina del Tarantín- es 'serious caribbean cuisine'. Ellos son de Maracaibo, topónimo con eco de cañones piratas. El Tarantín -equivalente a chiringuito callejero hecho con un palo y una zapatilla- quiere "establecer un pequeño repertorio de cocina de autor inspirada en las recetas del Caribe: Granada, Trinidad y Tobago ...". En el menú de mediodía ponen ritmo 'rocksteady' en recetas mediterráneas, y también entran platos populares, como el 'channa aloo', sencillo y aromático curry vegetariano con garbanzos de Trinidad y Tobago. Incluye dos platos, bebida y postre, de martes a viernes.

Menú: 12,95 €

Advertising

9. Raso Terra

4 de 5 estrellas
Restaurantes Vegetariana El Gòtic

Este fenomenal restaurante vegetariano, propiedad de los presidentes de Slow Food Barcelona, ​​tiene dos frentes abiertos: el del mediodía, donde preparan un menú fantástico y económico, donde se puede elegir tres variantes (uno, dos o tres platos) siempre con intención gastronómica, con sopas y platos que se escapan del clásico comen vegetariano, ya sea por imaginación o recuperación de recetas en desuso. Por la noche ponen en marcha una carta repleta de platos de pasta casera y de cocinas de todo el mundo. La mayoría del producto viene de su huerto de Sant Feliu de Llobregat, y tiene un sabor inmejorable, que se nota en la primera dentellada. También tienen vinos y cerveza artesanas. En las antípodas del vegetariano aburrido, vamos.


Menú: 13 € (con pan de masa madre y agua incluida)

El Cinco
© Irene Fernandez

10. El Cinco

5 de 5 estrellas
Bares y pubs Coctelerías Les Corts

Don Chufo, Nitsa, Becool ... Y ahora, El Cinco. El espacio de la plaza de Joan Llongueras vuelve a reinventarse para ofrecer una propuesta necesaria en Sant Gervasi. Totalmente renovado, interiorismo en perfecto equilibrio entre elegancia y modernidad, El Cinco tiene ahora dos facetas. En el piso superior, descansa un magnífico restaurante, conducido por el chef José Armenteros: las ensaimadas con parmesano y sobrasada, la ensalada roja y las vieiras con pies de cerdo han de ser catadas. El menú de mediodía también es de primera. José Armenteros ha construido una visión personal de la tradición catalana sin juegos de manos ni virtuosismos superfluos, sinó asumiendo riesgos en platos sabrosos y que no apelan a la infantilización del paladar ni a las modas. 

Mostrar más
Recomendado

    También te gustará

      Advertising