Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Old Fashioned
©Irene FernándezOld Fashioned

Los 100 mejores bares de Barcelona

Las mejores barras y bares de Barcelona: cócteles, cervezas, vermuts y vinos

Editado por
Ricard Martín
Colaboradores
Martí Sales
,
Òscar Broc
y
Júlia Gamissans
Publicidad

Agosto del 2021: En el número uno de nuestra lista encontramos el Dr. Stravinsky 
–¡consolidado como uno de los mejores bares de Europa y del mundo!– seguido de cerca por el Negroni, una debilidad 'alcoólica' nuestra: el 'bartender' te conoce tan bien que parece que sea el profesor mutante calvo y telépata aquel. Y entra en el número 7 La Textil, una macro-cervecería artesana con restaurante que produce y enlata una veintena larga de cervezas, todas en sus tiradores. En el número 19 entra con fuerza The Quiet Man, el clásico pub irlandés que ha vuelto a la vida con una remodelación modélica. Y el número 75 está el Bar Flassaders, un entrañable y auténtico bebedero vintage de barrio, de los pocos lugares del Born donde todavía puede chupar entre aborígenes.

Bienvenido a la lista: Beber de Time Out Barcelona, una cuidada selección –hecha en vivo y en primera persona, con el alcohol manchándonos la camisa– de los mejores barceloneses. Encontraréis los abrevaderos más creativos (o también los más memorables, a menudo las dos cosas no van juntas) seleccionados por nuestros expertos locales. Peinamos la ciudad cada noche de la semana buscando bebidas brutales, valor añadido e información concreta (que puede ir desde un lavabo inenarrable hasta una 'happy hour'). ¿Cuál es tu veneno? ¿Cerveza, cóctel o vermut? Aquí solo encontrarás lo mejor de cada casa.

NO TE LO PIERDAS: ¿Tienes hambre? Estos son los mejores restaurantes de la ciudad

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Los propietarios de La Confitería cogieron el antiguo y mítico bar Nus, han cambiado las birras por crisoles y lo han convertido en una especie de cubil alquímico con mucha gracia y lleno de sorpresas –espejos que distorsionan, casa de la señora Josefa, que os traerá la comida en tuppers si se la encargáis, ánforas con agua de Tamariu...– donde, entre alambiques y matraces, destilan muchos de los licores que emplean para los cócteles. 

¿Qué pido? La carta es un prodigio de imaginación del coctelero Antonio Naranjo: el Camp Nou, con jarabe de eneldo, tomillo y cilantro, gin destilado de la casa, limón y manzanilla, de una frescura y gusto insólitos. El Suculento, a base de tequila y mezcal infusionados con cilantro, jarabe de pimientos y limón, es despampanante. ¡Que vivan los inventos del Dr. Stravinsky!

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Raval

¿Qué es? Negroni tiene un espíritu clásico, pero gasta un look contemporáneo, en un negro elegantísimo, que se aleja de la madera envejecida y las decoraciones pre-transición tan comunes en las coctelerías más canosas. 

¿Qué bebo? No tienen carta, pero solo hay que responder un par de preguntar preguntas para tener ante ti, al instante, una copa que te costará olvidar. Preparan un Negroni que te pone los ojos en blanco y te posee como si fuera la niña de "El exorcista", y también tienen buena mano para el Moscow Mule y el Whisky Collins. 

¿Cuándo se debe ir? Si os pasáis un jueves cualquiera, quizás os encontraréis al personal más 'alcohólico' de la ciudad: músicos de Manel y Mishima, ¡incluso unos cuantos redactores de Time Out Barcelona!

Publicidad
Dry Martini
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Eixample
  • precio 2 de 4

¿Qué es? Una de las grandes coctelerías de Europa, pioneros de los tragos de autor en España. Se las saben todas. La barra es el escenario de las coreografías más complicadas. Aquí el cóctel es venerado. Ni os atreváis a salir sin haber probado el Dry Martini –sin ninguna competencia en Barcelona– y alguna de las creaciones magistrales de De Las Muelas. 

¿Y qué pido? Mira la carta y pregunta. A pesar de su popularidad y el 'punch' mediático de su barman, el Dry Martini continúa siendo una referencia ineludible. Y es que, señores, esto no es una coctelería, es una iglesia. La gran virtud de esta barra señorial es que compagina las creaciones de coctelería creativa y de vanguardia con una atención de la vieja escuela. 

Caribbean Club
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Raval

¿Qué es? En pleno Raval, Juanjo, el barman más carismático y apasionado de Ciutat Vella, nos hará y no explicará unos cócteles que curan todos los males en aquel rinconcito del mundo que parece un camarote de barco revestida en madera y pósteres tropicales. La mejor manera de llevar el timón de tu vida, a veces, es comenzar o acabar el día con uno de los cócteles hechos con amor y granadina que sirven. 

¿Y qué pido? Juanjo es un maestro, os hará lo que queráis. Pero tiene buena mano para revalorizar aquellos cócteles maltratados por el turismo; él los dignifica con afecto y buen producto. Como un Daiquiri inmejorable, por ejemplo. 

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Gòtic

¿Qué es? ¿Recordáis la moda de los clandestinos? En realidad sólo había tres. Aparte de la calidad de la cocina, se escondían detrás de una fachada irrelevante. Esto no ocurre con el Pastrami Bar. La fachada 'no funciona como': es un bar de bocadillos. La oferta del Pastrami Bar es limitada pero excelente: se puede comer el bocadillo de pastrami artesanal. 

¿Pero, por dónde se entra? Tiras de la puerta de una nevera de madera –traicionada por los goznes que ocupa media pared y se abre una puerta hacia una coctelería. Es un 'speakeasy' de puerta blanda (sólo tenéis que estirar), pero no una coctelería cualquiera.

Y ahora, ¿qué pido? El Paradiso, una elegante cueva delineada por lamas de madera donde manda Giacomo Gianotti, mejor coctelero de España en 2014. Alta coctelería de autor a precios asequibles. La máxima virtuosidad de la casa es el 'Regreso al futuro', un imposible cóctel de whisky con té japonés y sorbete que va cogiendo añada a medida que te lo vas bebiendo. 

 

Ideal Cocktail Bar
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Eixample

¿Qué es? Rincón cálido, rodeado de madera milenaria y clientes con corbata y frondosos bigotes... El grandioso Josep Maria Gotarda es un auténtico graduado en el arte del cóctel. Desmiembra las botellas, disecciona la coctelera, hace todo lo necesario para que la copa nos llegue perfecta, con el aura de los brebajes hechos con las entrañas.

¿Y qué pido? Aquí Gotarda y sus discípulos cocinan unos gin-tonics de altos vuelos y hacen milagros con las recetas de siempre. De hecho, su Cosmopolitan obligaría a James Bond a cambiar de religión, a abandonar la liturgia del Martini seco y salir de fiesta con las chicas de 'Sexo en Nueva York'. También son unos virtuosos haciendo coctelería de whisky, y sus Moscow Mule resucitarían a un muerto. 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Cervecerías artesanas
  • precio 2 de 4

¿Qué és? Situada en un antiguo almacén textil, en el Eixample derecho, es una macro-microcervecería, si se permite el juego de palabras, que tiene todos los números para convertirse en templo y punto de peregrinación de la alegre, inclusiva y sin embargo gourmet cofradía de la cerveza artesanal: sus 1.100 m2 acogen un bar de cerveza artesana, un restaurante, una cafetería y una fábrica de cerveza que tiene una capacidad de producción de 120.000 litros anuales.

¿I qué pido? Mejor di... ¿Qué no puedo pedir? Encontraréis café de Nomad y pastelería, 'brunch', cócteles de tirador de Collage y una carta de vinos de proximidad muy bien surtida. La barra tiene 18 tiradores de cervezas hechas justo al fondo del local, y una capacidad de setenta larga de personas sentadas. Y con el grado de esoterismo cervecero que quieras: puedes beber una Coco Puff -'brown ale 'malteada con granos de café entero tostados por Nomad, con notas de cereza, avellana y chocolate- a tomar una Writer' s Block, una refrescante ' lager 'que complacerá al consumidor de cerveza más 'mainstream'. El restaurante tiene capacidad para cien personas y lo preside un horno Josper de tres toneladas y media, epicentro de una carta de 'street food' de altos vuelos.

Solange
  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • L'Antiga Esquerra de l'Eixample

¿Qué es? Esta coctelería premium debe la nomenclatura a una de las señoritas más 'cool' de James Bond. No es ninguna concesión gratuita al rey del cóctel, cuando entréis en el local tendrá la sensación de pisar uno de los suntuosos y elegantísimos bares que visitaba Bond para cargar el tanque de combustible antes de seducir a una docena de chicas y matar otra docena de terroristas. El Solange es un proyecto de los Pernía, una familia de alquimistas de la copa que ya conocíais del siempre recomendable Tandem Cocktail Bar.

¿Cuándo voy? Sofás vintage, barra señorial de madera, materiales de calidad, oro líquido como color oficial y un gusto exquisito en la decoración, con eso no se necesita horario para ir. 

¿Y qué bebo? En el Solange se preparan cócteles de verdad. Los clásicos. Sin adornos modernillos. Sin flores exóticas en el vaso. Qué Bloody Mary, señores. ¡Vaya Gin Fizz! Ah, y si estáis creativos, dad cuatro pistas al barman y él se encargará de parir un nuevo cóctel solo para vosotros.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Esquerra de l’Eixample

¿Qué es? Sips reúne a Marc Álvarez (ex-jefe de coctelería de Albert Adrià) y Simone Caporale, cuatro veces mejor coctelero del mundo en The Artesian de Londres: dos de los mejores 'bartenders' del mundo han abierto una coctelería sin barra. Tú ves unas islas de trabajo donde el barman trabaja dentro y fuera y la gente se sienta a la mesa. El local es oscuro, fresco, cómodo, elegante, como debe ser una coctelería.

¿Ya voy a entender lo que bebo? No te preocupes, son tragos de aquellos que os dejarán boquiabiertos pero se disfrutan con todos los sentidos: como un Crypto, que se bebe poniendo la nariz en una cámara olfativa, similar a un huevo abierto. Bebes una base de ginebra, kiwi clarificado y Armanyac Calvados, y tienes hojas de estragón, tomillo y laurel en la cámara, cerca de la nariz. ¡Bebes lo hueles! O el Pera + Pera + Pera. Un cóctel de pera ... ¡Hecho con un destilado de pera, zumo de pera y jarabe de pera! ¡Y servido en una pera de cera de abeja! Bulliniano total.

  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Les Corts

¿Qué es? Esta barra de les Corts es un canto al clasicismo y al romanticismo etílico. Un canto muy afinado. Sofás, sillones y alfombras de otras eras conviven con unos estantes hipnóticos rellenos de libros. Libros de viejo de principios del XX, clásicos de la literatura, obras sobre cócteles con incunables firmados por el mismo Pedro Chicote 1959 ... El entorno se adapta perfectamente al tono sobrio y sin florituras de su coctelera.

¿Y qué pido? Déjate aconsejar. El Margarita está tan bueno que vuelvo a La Llibreria un par de semanas después. Y pruebo un Gimlet con Gordon's maravilloso. Y remato con un Parisian donde la ginebra y el cassis no se matan el uno al otro. Elegancia sería el concepto que definiría el trabajo de los 'bartenders'. Y también el sentido común: no dejes de pedir los platillos que preparan; os será imposible beber solo una copa.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Gràcia

¿Qué es? El Bobby Gin es un bar moderno, cómodo y donde se respira alta calidad en todos sus aspectos, incluso en la decoración, donde la barra está hecha de antiguas puertas y las puertas del baño son un armario. Son especialistas en gin-tonics y, por tanto, tienen una selección de marcas premium nacionales e internacionales.

La variedad de ginebras me marea. ¿Qué hago? Si sois principiantes en este placer etílico, dejaos aconsejar por Francesco Giardina, el 'Head Bartender', que sabrá escoger el gin-tonic más adecuado según vuestros gustos. Si el mundo líquido del Bobby Gin os ha motivado, en el apartado de la comida se os hará agua la boca.

Polaroid Bar
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • El Gòtic

¿Qué és? El bar Polaroid es un mausoleo de los 80, un homenaje a las instantáneas con recuadro blanco. Vinilos, cintas de VHS y las famosas cámaras rellenan las paredes poco iluminadas, como un decorado de La Bola de Cristal. El color se lo lleva la barra, de donde cuelgan lámparas fluorescentes de este milenio que absorbe la nostalgia y hace colgantes. De la pared cuelga un traje de superhéroe que lleva en la pechera una CH de ropa amarilla.

¿Qué se bebe? El gentío se abalanza ya a partir de las siete de la tarde porque es un bar, como los de antes, a donde uno entra para avanzar la noche. La cerveza tiene precios de los ochenta, un euro la caña pequeña. No destaca por la calidad suprema, pero los cócteles son decentes. Es un lugar para dejarse llevar por su calidez, y aprovechar los ciclos constantes de cine, concursos y promociones. 

Publicidad
Els Sortidors del Parlament
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Eixample

¿Qué es? Els Sortidors del Parlament es el paraíso para los que disfrutan de un buen 'pica-pica'. Entre botas de vino y mobiliario distraído, la gente se sienta a beber copas de una buena selección de vinos catalanes, de la Catalunya del Norte e internacionales a buena precios. 

¿Qué se bebe? Con una carta excelente de vinos no se acaba la oferta. También encontraréis colgadas de la pared un grupo de botellas que podéis beber a precio de tienda y llevaros a casa. Si queréis probar una in situ, os cobrarán 4 euros por abriros la botella. Para hacer cojín en el estómago, la lista de tapas es abundante y está llena de clásicos. Encontraréis anchoas, quesos artesanos, secallona...

  • Bares y pubs
  • Cervecerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

¿Qué es? El paraíso de la cerveza en el Born en formato de bolsillo. Tienen diez tiradores de cerveza artesana de todo el mundo que van cambiando a menudo. Dejaos aconsejar y descubriréis grandes perlas que harán que no deseéis tomar nunca más el zumo de cebada convencional.

¿Qué pido? No falta nunca una cerveza rubia, una de trigo, la negra, la tostada y una IPA. Pero lo más identificativo del local es que, igual que en el Mosquito, el restaurante de tapas orientales propiedad de la casa, siempre encontraréis dos cervezas de casco. Es decir, pinchadas directamente del barril, sin añadirle el gas que provoca la presión, una modalidad muy típica de las cervezas inglesas. Y las tapas vegetarianas están para volverse loco.

Publicidad
  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Gòtic

¿Qué es? Una de las pocas coctelerías clásicas que encontraréis en el epicentro guiri del gótico. El bar lo abrió una sobrina de Tarradellas en el año 1968. Su propietario actual, Ángel Juez, es un tipo de esos que es historia viva de la noche de Barcelona, y que tiene mano izquierda para llevar un bar. Dejaos acoger por sus sofás de rojo decimonónico, y la madera, la intimidad, la música a un volumen no invasivo. 

¿Qué bebo? En la barra, además, apostan por la coctelería de la vieja escuela, para nada llamativa, de épocas pasadas, pero ejecutada siempre con muñeca honoris causa. La piña colada es excelente, por ejemplo, aunque os podéis fiar de todas las copas, sin duda. 

Kælderkold
  • Bares y pubs
  • Cervecerías
  • El Gòtic

¿Qué es? Detrás de este nombre impronunciable–literalmente ‘cerveza fría del sótano’, es decir, bodega–, Mads quiere llevar a pie de La Rambla el espíritu de su Dinamarca, patria de firmas preciadas como Mikkeller, Amager y To Øl.

¿Qué bebo? Dejad que os aconsejen. Además de 15 grifos donde impera la calidad, este pequeño pero más que aprovechado bar fue pionero en la implantación de una carta de 'beer cocktails'. Tienen una buena infraestructura. Pidáis la cerveza que pidáis, siempre la tendréis os la servirán a una temperatura y presión idónea. Salud... O, como dicen allí, ¡skål!

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿De qué va? En Mariposa Negra, Luca Corradini –quien en 2015 era uno de los jefes de coctelería del American Bar del Savoy de Londres, la coctelería más antigua de Inglaterra, icono mundial del beber fino– tiene un taller donde dibuja los vasos, los imprime en 3D, y con un molde de yeso les da forma en barro, y los hornea a 1050 °. Por cierto, el indescriptible local está inspirado en la novela 'Marina' de Ruiz Zafón. 

¡Pero a mí el vaso me da igual! ¡Si yo bebo birra a morro! De acuerdo, hombre del Renacimiento. Piensa que Corradini también hace algunos de sus licores, como un exquisito amaro –licor de hierbas digestivo– y un no menos goloso licor de naranja, que intervienen en creaciones como el Suero de la Mariposa: Ginebra, 'marraschino', pastel, pera conference y miel de lavanda- algo muy especial, por la frescura como me baja por la garganta. Nada que ver con estos ejércitos de 'Catximbes' barrocas que tienen pinta (y sabor) de Pato WC. Y si quieres coctelería clásica, te la hará encantado. 

  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Ciutat Vella

¿De qué va? Este local subterráneo, detrás de la Plaça de Sant Jaume, es todo un clásico. Una pequeña joya en la ruta del modernismo de Barcelona, y una pequeña sala de conciertos, donde se puede disfrutar, con muy buena acústica, actuaciones de blues, jazz y comedia. 

¿Qué pido? Pero no es un clásico quieto: Jose, el propietario, ha encontrado una manera diferente de navegar por la coctelería clásica: ¡gimlet con tequila, whisky sour con absenta! Probad un Paraigua Poison: ron, midori, zumo de naranja y piña. 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Gastropubs
  • El Raval

¿De qué va? Hubo una época en la que ir a un pub irlandés no hacía de turista sino que era algo de lo más barcelonés. Lo abrió en 1994 Seamus Farrell, un irlandés que lo convirtió en, más que un abrevadero, en un centro cultural: los estudiantes de filología inglesa íbamos a debatir sobre Joyce, a privar cerveza negra y a intentar hacer prácticas orales con algún nativo, a poder ser joven y atractivo. En 2021 dos emprendedores lo reabrieron y restauraron hasta el más mínimo detalle. 

A mí el interiorismo me da igual. Pues de bebercio la cosa va bien servida, variada y completa: preside la barra un precioso tirador de Guinness en forma de arpa y la acompañan tiradores de Heineken (lager rubia suave), Paulaner (belga de Balta un poco tostada), Murphy's ( clásica irlandesa ligera y roja, un poco tostada), la Hop House 13 ( 'craft beer' de Guinness), sidra Strongbow y la Lagunitas, una IPA estadounidense. En total, un repertorio que hará contentos desde al típico pesado de la cerveza artesana hasta al tipo que solo quiere una caña fresca bien tirada. ¡Y tienen 60 referencias de whisky!

  • Bares y pubs
  • Cervecerías artesanas
  • Sant Antoni

¿Qué es? Barna Brew es una santuario de la cerveza artesanal en Sant Antoni, con una fábrica adosada de donde salen los líquidos de los surtidores. En Barna Brew se fabrican su propio maná y no son unos aficionados: van en serio. Tienen cervezas premiadas en concursos de prestigio. Cuento ocho surtidores, con cervezas estacionales, clásicas premiadas y alguna marca invitada.

¿Y qué pido, la primera vez? Pedid una degustación con joyas de la casa, para disfrutar con los matices de cada especialidad, y no os cortéis con los platillos fríos y 'snacks' para maridar (muy bien la mojama con queso y aguacate). 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Cervecerías
  • L'Antiga Esquerra de l'Eixample
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Una monumental cervecería que ofrece treinta tiradores, todos ellos de cerveza artesana, en constante rotación, y prestando especial atención a Naparbier, marca de cerveza Navarra de alta calidad. También buena comida, con platos como el cebiche de corvina, tartar de Wagyu con sorbete de cerveza Naparbier y mejillones a la manera que se preparan en Bélgica. Encontraréis otras opciones más clásicas, como el platillo de jamón cortado a mano o unas bravas bien picantes.

¿Pero qué pido? Pide, pega traguillos, pregunta, curiosea. También encontrarás todos los estilos de cerveza que hay en el mercado, de elaboradores internacionales: ingleses, belgas, alemanes, etc. Si sois exploradores, la bodega de Biercab os ofrece una selección de botellas de cerveza que os dejará aturdidos.

  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Fue el abuelo de Joan Carles, tercera generación al frente de este bar mítico, quien comenzó a preparar, en el 1929, la tapa estrella de anchoas del Cantábrico, "que se pescan en primavera, ya que las de agosto, son las primeras y tiene la grasa menos integrada en la carne", explica. 

¿Qué se bebe? El xampanyet y el vermut de calidad –tienen proveedores de confianza, no lo dudéis ni por un segundo– riegan las tapas sencillas, pero efectivas, de este lugar que reúne tanto a turistas como a nativos. Una vez llegan al local, se guardan en una cámara durante dos años para que se confiten y se sirvan con unas gotas de vinagre de vino, sin aceite. 

Publicidad
  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Bodegas
  • El Clot
  • precio 1 de 4

¿Qué es? No os dejéis engañar por su aspecto destartalado (uno de sus encantos), esta taberna tiene más espíritu y buena comida que todos los locales de diseño de Barcelona juntos. Y me quedo corto. Los ideólogos y rescatadores de la Bodega Carol tiene dos y tres dedos de frente. Cogieron una taberna de viejo, sobrada de personalidad y, en lugar de volverse locos, decidieron mantener su encanto de tugurio obrero intacto. La acertaron. A un par de minutos de la parada de Encants, Carol es un recuadro entrañable de baldosa, ladrillo y madera. 

¿Y qué bebo? No faltan los barriles reconvertidos en mesa, las botas de vino gigantes en las alturas y los surtidores de vino barato y bueno, de cooperativa. Las medianas vuelan y rellenan la barra y las mesas de la terraza de cadáveres de vidrio retornable. Un vinilo de Joan Capri en una vitrina, una bota de vino colgando de la puerta del váter... La Bodega Carol es la pera. Acoge a un público de barrio que va de los 25 a los 60, es un ejemplo vivo de la clásica taberna cañí de Barcelona y está sobrada de algo que falta en la ciudad: ¡sentido del humor!

  • Bares y pubs
  • Cervecerías artesanas
  • El Raval

¿Qué es? Bienvenida sea Ølgod, una cervecería artesanal en el corazón del Raval que pincha la friolera de 30 barriles; el nombre no deja espacio para la duda: Ølgod es un pueblo danés y significa dios de la birra, y en la entrada vemos runas y un barco vikingo. Se dedican a la cerveza artesana de todo el norte (aunque siempre con una presencia nada testimonial de la producción local).

¿Y qué pido? Como es costumbre en el mundo de la cerveza artesanal 'cool', lo que vale la pena es pedir unos cuantos sabores al bárman, y así sabréis qué es lo que os gusta. A menudo os encontraréis inauguraciones de barril con el fabricante. Y la comida vegetariana no está nada mal. 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Raval

¿Qué es? Perich decía: «Eres un bar pequeño, incómodo y sentimental. Es decir: un bar humano. El resto son 'gilipolleces' y diseño». ¿Qué podemos decir de Boadas? Que si no has bebido allí, no has bebido en Barcelona. El cubano Miguel Boadas –con padres de Lloret de Mar– la fundó en 1933, y su hija Maria Dolors continuó el magisterio de coctelería moderna en España. No es una reliquia, sino un local magnético donde el peso de la historia late bajo unas copas inmejorables. 

¿Y qué bebo? Cualquier clásico que os pase por la cabeza, lo hacen de manera excelente, sea un Moscow Mule adictivo o un Dry Martini. Y si estáis indecisos, el 'bartender' pregunta y os hará un vestido a  medida.

Collage
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿De qué va? Collage no se encuentra nada cómodo con la definición tradicional de bar. Se le queda pequeña. Es un bar, pero pretende convertirse en una especie de oasis artístico/etílico donde arte y cóctel se confunden en danza seductora: una celebración de la creatividad al servicio del hígado. Compro.

¿Y qué pido? Los cócteles de autor son pura imaginación artística. Las pociones de la casa -también tienen los clásicos- responden a las pulsiones creativas de unos 'bartenders' que saben de qué va. Tienen experimentos memorables, como el Cazador de Mosquitos, con Tanqueray, 'shakerato' con citronela, lichi y crema de mora, o el Spring Perfume, con fresa, Smirnoff, albahaca, jugo de limón y arándanos.

Publicidad
El Bar de l'Antic Teatre
  • Restaurantes
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Qué es? Tiene el 'look' ajado de las asociaciones culturales alternativas. Si lo que quieres son camareros con cuerpo de Adonis, David Guetta a tope y Absolut con Red Bull a precio de petróleo, mejor que vayas al Opium Mar. L'Antic Teatre es un espacio viejo y reciclado, pero tiene una de las mejores terrazas interiores que he visto en mi vida. 

¿Qué pido? Pues nada del otro mundo: vino, combinados y cerveza. Ahora bien, aquí, la importancia pasa por disfrutar un patio gigantesco con brotes anárquicos de vegetación, por tomar aire fresco, coger el puntillo a base de quintos y dejar pasar el tiempo antes de las actividades culturales que se celebran. Mourinho no podía tener más razón: aquí hacen teatro del bueno. 

Guzzo
  • Clubs
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Qué es? Con el paso del tiempo, Guzzo se ha convertido en uno de los puntos más visibles de la plaza Comercial y alrededores. Le sobran etiquetas: bar, vermutería, cafetería, restaurante, coctelería, club y sala de conciertos. Hace gala de un carácter multidisciplinar que atrae a todo tipo de público, desde guiris, hasta parejas, pasando por grupos.

¿Y qué pido? De todo. Han cuidado el apartado etílico. Disponen de una carta de vinos corta, pero con propuestas de calidad. La colección de referencias de whisky y ron es espectacular. Y en el apartado coctelero, disponen de un amplio catálogo de brebajes, con una buena ejecución correcta de los clásicos y mucha imaginación en las creaciones de la casa. Acompañamientos líquidos ideales para disfrutar del soul, el jazz y los ritmos latinos que pinchan los DJ cuando llega la noche. Un no parar.

Publicidad
Belvedere
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Eixample
  • precio 3 de 4

¿Qué es? Una coctelería del estilo de los años treinta y cuarenta que, inconscientemente, hace pensar en periodos extraños de entreguerras, como el Berlín según la Primera Guerra Mundial, en burbujas de placer y caos en ambientes convulsos. Frecuentado por editores aficionados a la priba, Belvedere hace algunos de los mejores cócteles de la ciudad, y su total no-modernidad y el emplazamiento escondido lo convierten en un placer con sabor a club  privado inglés.

¿Y qué se bebe? Ginés Pérez es un icono de la coctelería de la vieja escuela, toda una enciclopedia del trago que también tiene recetas de cosecha propia que ya son clásicos: como el Greenlet, una exquisita derivación del clásico 'frutos del bosque más vodka' con toques mentolados y vintage.

  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Vila de Gràcia
  • precio 2 de 4

¿Qué es? Presidido por la elegancia de tres sofás Chester marrones y con un ventanal que da a la tranquila calle de Ferrer de Blanes, Bloody Mary Cocktail Lounge acoge al bebedor con buena música retro, iluminación penumbrosa y una barra en forma de ángulo forrada de botella. 

¿Y qué pido? Juega con un catálogo de unos diez Bloody Mary diferentes. Y lo mejor es que proponen un maridaje con algunas de sus variantes más sofisticadas, copas antológicas que llegan con una tapa bien maridada. Cato el Bloody Caesar, un experimento demencial con un regusto de almejas y una tapa de atún muy refrescante. Alessandro mezcla la coctelera como un maestro. Se trata de una copa orgiástica que entra como el agua.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

¿Qué es? Una coctelería especial. ¡Especial y especiada! Uno de los socios es el Antonio Naranjo -¡mejor 'bartender' de España 2019! -, conocido por sus maravillas casi alquímicas en Dr. Stravinsky. Y tan pronto entramos -es un acogedor pasillo de bronce y madera– te asalta la visión de seis tiradores en la pared, uno por cóctel, tragos de alta calidad, que mezclan cada día y ponemos al barril. Sí, algunos de los cócteles que sirven son previamente mezclados y de tirador. 

¿Y qué pido? Pues magia. Todos los licores de los tragos que no son de barril llevan una especie (u otras cosas) incorporada artesanalmente, mediante, por ejemplo, procesos de infusión, maceración o 'fat-wash', una técnica que extrae el sabor de un alimento graso. Y así pueden hacer... ¡Bourbon con croissant! ¡O macerar tequila con cera de abeja! Que es un ingrediente del cóctel 666, que además lleva chiles y Coca-Cola con toques especiados. 

  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Ciutat Vella
  • precio 2 de 4

¿Qué es? Un club victoriano en el centro del Born, escondido detrás de una falsa librería; un local secreto, sin cartel, donde solo podréis entrar si os habéis hecho socios por la web (o en la puerta de entrada misma). El Tuxedo es un repelente de instagramers con normas de comportamiento inolvidables: no se pueden hacer fotos, no se pueden hacer llamadas, no se puede hacer el gamberro...

¿Y qué bebo? Todo forma parte de un ritual de innovación de cócteles primigenios que remontan a finales del XIX. La idea es recuperar clásicos de verdad, los más conocidos y los más desconocidos, y descubrir al cliente la esencia de todo esto. El trago de la casa, el mítico Tuxedo del 1882, es un ejemplo de la artesanía de este santuario: cóctel seco, breve, preparado minuciosamente, servido en cristalería antigua, con ginebra Old Tom, vermut, bitter de naranja, marrasquino, absenta y cerezas confitadas. El Tuxedo Social Club es un lugar para beber y aprender a beber.

Publicidad
Tandem Cocktail Bar
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • L'Antiga Esquerra de l'Eixample

¿Qué es? Cuidado con la austeridad de la entrada. Muchos de vosotros habréis pasado por delante sin fijaros, ni siquiera en el curioso dibujo de dos hombres montados en un tándem. Supongo que las cortinillas de la puerta contribuyen a conferirle a esta coctelería un aire de intimidad y de petit comitè que gusta mucho a los sibaritas de la copa. Tandem es una coctelería exquisita.

¿Y qué se bebe? Bármans jóvenes vestidos a la antigua, colección interminable de destilados y muñecas preparadas para ejecutar cualquier receta con una puntería de francotirador. Cuidado con el Gin Fizz: después del segundo estarás bailando. 

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Ciutat Vella
  • precio 1 de 4

¿Qué es? A finales de los 90 abrió Olivia, que duró un año, preámbulo del Benidorm, bar que marcó época y donde pasó de todo. Diez años más tarde vino el Tahití con su sofisticada coctelería tiki, y Javi Cejas, el responsable de todo ello, decidió reinventarse de nuevo. La Bodega Berlanga quiere ser un local de aquellos de toda la vida, sin más pretensión que poder tomarse tranquilamente unos vasos con los amigos. Pero: ¡qué vasos! Es decir: lo importante está muy bien.

¿Y qué pido? Tienen una artesana de tirador para chuparse los dedos, la Fort, del Hospitalet, del dueño del Vaso de Oro de la Barceloneta, en rubia y negra. O el espectacular Aperitivo Berlanga, a base de vermut rojo, picón, Laphroaig y ron Plantation, por sólo 4 euros. También tienen a base de cerveza, como el Austrohúngaro, con cerveza, jarabe de manzana, tequila y mezcal, 5 euros: los precios están realmente ajustados. Por si fuera poco, con cada consumición te ponen una tapita.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Ciutat Vella

¿Qué es? En el corazón del Raval, está La Cobra: un bar victoriano, oscuro y deliciosamente macabro: un zorro disecado te observa desde las alturas. Fredor Jeftichew, el niño licántropo, te saluda desde una foto colgada en la pared. 

Aparte de acojonar... ¿qué se bebe? Te acercas a la barra. Excelente selección de birras. Los gin-tonics vuelan. Carta de cócteles corta, pero robusta. Pides al tabernero que te prepare el cóctel de la casa, y te llega un Toque: una relectura del Moscow Mule con pisco, cerveza de jengibre, merquén y otros prodigios alquímicos. El tabernero te dice que tienes que probar el veneno estrella, el Odditea, una curiosa mezcla de whisky, chai y cítrico. Pero con el cóctel tienes suficiente para flipar. Estás en un museo demoníaco, un pozo alucinatorio que palpita a ritmo de rock duro, con un rincón dedicado a Edgar Allan Poe!

  • Restaurantes
  • Gràcia
  • precio 2 de 4

¿Qué es? París tiene sus terrazas cubiertas y unas farolas de película. Nosotros tenemos bodegas escondidas como la bodega Tano. Una puerta llena de adhesivos, las mesas de mármol, el caliqueño y la chica con el diario de domingo bajo el brazo que se explica a tragos de vermut y bocados de anchoa, banderillas y berberechos. Cuánta hambre pasan en París. 

¿Y qué se bebe? Su irreductible vermut de la casa, que lo traen desde Girona. Un excelente Perucchi, que se sirve a palo seco (o con cubitos, limón y oliva, si se lo pedís. Esto no es lugar de sofisticaciones).

Publicidad
  • Restaurantes
  • Bar de bocadillos
  • precio 2 de 4

¿De qué va? Aprovechando que tenían el bar en reformas, los Two Schmucks ("dos gilipollas") en 2020 abrieron un bar de cervezas, bocadillos y cócteles en la Plaza Emili Vendrell. El resultado es tan espectacular como el 'brunch' y la bebida de Joaquín Costa, que los catapultó a lo alto de las listas de los mejores bares del mundo.

Me gusta el primer bar. ¿Vale la pena ir? Los valores añadidos de este local son muchos: para empezar, una espectacular terraza casi particular, un interior vintage
–aquellos asientos tapizados!– y una banda sonora de gangsta-rap de finales de los ochenta. Y por supuesto, un bar de cócteles y una carta de bocadillos (pantagruélicos) de nivel estratosférico.

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Eixample

¿Qué es? Impulsado por el chef Sergi Palacín y el bar mánager Ignacio Ussia, este espacio conjuga restaurante y coctelería sin imponer fronteras. Puedes pedir comida de la carta en la barra y beber cócteles mientras cenas. Cada cóctel es pura fantasía, y lo acompañamos con los snacks de la casa: mochis de 'cap i pota' y ostras con tocino. Si los aperitivos son así, no quiero ni imaginar lo que sale de los fogones del restaurante. 

Pero, ¿qué me pido? El White Truffle Pisco Sour, con miel de trufa blanca, pisco, limón, bíter y chocolate blanco es una maravilla. También el Arashi Spirit, un trago japonés complejo y evocador. Envuelto de destilados macerados y otros experimentos, el 'bartender' se mueve rápidamente por la barra y cuida tanto el contenido como el continente.

Publicidad
El Vaso de Oro
  • Restaurantes
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

¿Qué es? Es uno de los grandes locales clásicos de tapas de la Barceloneta que cuenta con camareros uniformados con la vestimenta clásica, un detalle difícil de encontrar hoy en día en la ciudad. Aparte de ser uno de los lugares de referencia donde tiran bien la caña en Barcelona, también disfrutaréis de tapas de siempre como patatas bravas, pimientos de Padrón, ensaladilla, y otras más marineras como gambas, almejas y chipirones, como manda en un histórico barrio de pescadores.

Pero, ¿ahí se bebe bien? ¿Lo estás diciendo en serio? ¿De qué planeta vienes? Aquí tiran la mejor caña de Barcelona y de las mejores en España. Tragos de oro líquido sabiamente coronados por una nube de gloria espumosa.

  • Bares y pubs
  • Bodegas
  • Vila de Gràcia
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Hay comercios con historia y la Bodega Neus es uno. Lo reivindica con el eslogan: "Despachando desde el 1917". Es Benet Mercadé, un callejón de Gracia llamado así en honor al pintor natzarenista.Los chicos de La Vermu, los actuales propietarios, han querido mantener el emblema del lugar, así que cada día sirven capipota.

¿Y qué pido? La pasión por seguir con la tradición se ve reflejada en la carta de bebidas y tapas. Si queréis una copa de vino, deberá ser de bota y tendrá un precio irrisorio, como el de las bodegas en las que rellenas la botella de agua con vino. También podéis tomar un buen vermut, una especialidad de la casa que nunca falla, y acompañarlo con unas tapas clásicas: bacalao con pisto, tortilla de bacalao y bomba catalana, entre otras propuestas.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Sant Antoni

¿Qué es?  Nuria, propietaria, camarera y maestra de ceremonias –juntamente con su marido Enrique– de este bar que un día fue taberna, define la criatura como "un bar de barrio". Y, probablemente, esta es la mejor manera de recoger la esencia de este espacio agradable cercano, sin pretensiones estéticas, un bar donde, y algún defecto tenía que tener, no hay nadie que se llama Chiqui, porque ya existía en el año 1959, cuando los padres de Enrique lo cogieron de traspaso. 

¿Y qué bebo? Es un bar atípico y al mismo tiempo tradicional, un lugar donde solo venden conservas, bocadillos, vino a granel y, la joya de la corona, el vermut de la casa, muy popular entre los aficionados a este brebaje: tanto los visitantes nuevos como los de toda la vida, que coinciden muchas veces a media tarde compartiendo tragos. Y gran valor añadido: ¡la hija de la casa prepara un sushi exquisito!

  • Restaurantes
  • Sant Martí
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Desde hace más de 40 años, esta bodega es la reina de la plaza del Mercat del Clot y siempre ha funcionado más como tienda que como bar: venden vinos y licores a granel, vino embotellado, cavas y cervezas de la tierra. Unas pocas sillas testimonian que también se puede degustar el vino in situ, acompañado por alguna lata vermutera.

¿Pero se puede tomar algo? ¿Poder? ¡Debes! Ahora encontraréis un templo dedicado al culto del mejillón, los berberechos y otras conservas, y el vermut de calidad. Tienen también cervezas artesanas, chorizo de León y quesos exquisitos. ¡Vale la pena! Y algunos mediodías se crea un ambiente entre fans del heavy metal y personas mayores del barrio tan bonito como inenarrable.

Publicidad
  • Música
  • Gràcia

¿Qué es? Cuando se ponía la primera hoja de espinaca al gin-tonic, este bar ya hacía tiempo que dominaba el arte de este cóctel. El local de Gràcia apostó por el gin-tonic mucho antes del boom de esta bebida, y hace tan bien su trabajo, que ahora que la moda parece haberse apaciguado y el soufflé gintoniquero ha bajado, todavía se le considera con justicia una referencia de garantía en esto de mezclar ginebra con tónica como Dios y la Reina Madre de Inglaterra mandan.

¿Y qué se bebe? Pues gin-tonics de campeonato olímpico. Como una joya de color ámbar con punto de limón y una ginebra infusionada con hierbas que se llama St. Engelbert. Es uno de los mejores gin-tonics que he probado en mucho tiempo. La copa redonda helada, los cubitos, la dosificación de los ingredientes, todo está perfectamente ajustado.

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Qué es? La gente de Creps al Born está detrás del Bar Sauvage, un espacio que mantiene la esencia de Creps al Born, pero se muestra más ambicioso. Al fondo de la sala principal, por ejemplo, encontraréis el Pink Taco, una taquería de bolsillo que está abierta hasta altas horas de la noche. En el sótano, hay un club brutal que recuerda a una gruta y cuenta con dos barras de cócteles diferentes: clásicos y con ron. No hace falta ser un genio para ver que esta trinchera lo petará. 

¿Qué me recomiendas, clarividente? La carta del Sauvage es una lección de creatividad y sentido del humor. Veo una foto de Arnold Schwarzenegger y me emociono; pertenece al cóctel Mr. Muscle: un sorbo verde, ahumado y refrescante con espinaca, cachaza, mezcal, lima y aceite de oliva. La copa es tan deliciosa que me despido de los enérgico y simpáticos camareros al estilo Terminator: 'I’ll be back'.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Poblenou
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Hay que conocer Balius: una coctelería especializada en vermut del bueno y cócteles de vermut, que para comer ofrece un repertorio de salazones, tapas y platillos de Aragón y Castilla, sobre todo. Cosas como el 'lomo de orza' –un fino lomo de cerdo marinado como alioli y limón– o el 'atascaburras', un plato de bacalao que ya estaba documentado en el Quijote. Su cocina es ininterrumpida, y el producto es de proximidad, y ecológico en la medida de lo posible. También son especialistas en pescado sostenible.  

Oye, pero es una coctelería, ¿no? Sí, el mejor momento para ir es cualquier sábado por la noche: esta es LA coctelería del Poblenou. Os harán todos los tragos clásicos que os pasen por la cabeza, y también maravillas de cosecha propia, como el kensei: a base de ginebra Jinzu, 'umeshu choya' –licor japonés tradicional hecho a base de la fruta 'ume'– y mermelada de naranja amarga, es su éxito más contundente. 

  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • El Raval
  • precio 2 de 4

¿Qué es? ¿Recordáis el Bar Iposa? Aquel bar tan bonito del Raval que apenas era un armario abierto en la pared y una terraza fantástica, justo en el patio de atrás de la Boqueria. Pues la buena noticia es que el chef Stefano Mazza, propietario del Last Monkey de San Antoni, lo ha reabierto con el nombre de superclásico. El comentario siempre era: ¿Coges el Iposa? ¡Era un superclásico! Pues mira, el nombre me gusta y sea ha quedado así", comenta Mazza.

¿Y cómo se bebe? Las tapas, estilo aperitivo, son de alto nivel. Y la priva todavía lo es más. Y no es que tenga vermut de la casa: es que los hacen ellos, con resultados tan excelentes como uno de macerado con cerezas y Pedro Ximénez que tiene un grado alcohólico respetable, pero pasa como el agua, y otro de exquisito y aromático con manzana y canela. Y la caña, bien tirada y baratita.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Raval

¿Qué es? Two Schmucks lo han construido Moe Aljaf y A.J. White con sus propias manos. Con material reciclado y sudor. Y ampliando la obra con el dinero que les proporciona el negocio. Un 'do it yourself' bíblico que puede ser un bar popular y una coctelería de nivel a la vez. 

¿Y qué bebo? Ahora, la carta de cócteles, que cambia cada mes, es un catálogo de técnica y creatividad digno de las barras más cool. Moe es un 'bartender' colosal. Impresionante el Schmucks Vesper, con ginebra, vodka, neblina de whisky y porciones de pecorino. French Mule delicioso y revitalizante. Curiosa sección de cócteles clarificados, con un Matador antológico, con escocés, vermut, canela y matices de naranja. En la puerta, un cartel avisa: "Nos gustan los perros, los espaguetis y la gente con cabello largo". Están pirados.

  • Restaurantes
  • Francesa
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Qué es? La entrada engaña: nunca dirías que esta crepería esconde una de las mejores barras de Barcelona. La clave es superar la tirria inicial y adentrarse en este espacio recargado, sobrado de ritmo y presidido por una barra señorial: un tronco de árbol partido. Enseguida os daréis cuenta de que las crepes son la propina de una coctelería atrevida y con sentido del humor, un factor que se echa de menos en las barras más tradicionales.

Pero... ¿Hacen tragos buenos en un sitio que se llama Creps al Born? Los cócteles de Creps al Born se cuidan hasta el más mínimo detalle. Cero caspa. Ingredientes premium. Estética sorprendente. Creatividad al límite. Elegancia. Innovación... Muy neoyorquino. Y el show está garantizado. Las lecturas más creativas tienen su coña. Atención al Menorca Mule con Xoriguer– o al Naughty Colada... En serio, ¿quién necesita crepes mugrientas con cócteles de película? Como dice el lema del bar: "El tequila es más barato que la terapia". Hablamos el mismo idioma.

Publicidad
La Plata
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • El Gòtic
  • precio 1 de 4

¿Qué es? También conocido popularmente como Los Pescaditos, por su pescado azul fresco y bien frito. Tienen vermut de la casa Perucchi, de los más antiguos de Catalunya. Tomarse el vermut aquí es sentirse como un rey, dentro de una tarea de las que parecen de primera línea de mar en Cádiz. Solo preparan pescadito frito, ensalada de tomate y un pincho de morcilla, todo buenísimo. Hace casi 30 años que Merche Fructuoso lleva la cocina del Bar La Plata. Si hay alguien que tenga autoridad para explicaros cómo hacer pescadito frito, es ella. 

¿Y para beber? Pues cerveza bien fresquita en formato quinto y un vermut de la casa que no desmerece la crujiente grasa de su canónico pescadito frito. Vermut, morrallas fritas y pincho de morcilla es un momento de cielo dominical. 

  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Eixample
  • precio 1 de 4

¿Qué es? El blog del Morro Fi, ya no funciona, pero este 'wordpress' fue una referencia a la hora de volver a recomendar barras de toda la vida, a recuperar el vermut. Y pasaron de ser exploradores de paraísos de anchoa y secallona a montar su su propio oasis.

¿Y qué se bebe? El bar del Morro Fi también se ha convertido en referencia. En menos de un cuadrilátero de ladrillo, Marcel sirve un vermut que siempre hubieras querido encontrar en un bar. Las cañas de Marcel esconden un secreto que solo podréis ver si estáis muy atentos a las manos de este hombre que ya se conoce como el Rimbaud de la caña. Dos dedos de justicia poética, es lo que me encuentro en cada vaso.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • El Poble-sec

¿Qué es? Este bar es, sin, duda, una de las grandes joyas modernistas de Barcelona. Abrió en 1912 como confitería, claro, y ha pasado por muchas etapas. La encarnación que muchos recordaréis es la de bar normal y corriente de finales de los 90: sin carisma especial, pero el brutal encanto de la madera y espejos del antiguo escaparate hacían que tomar una cerveza normal y corriente fuera toda una experiencia.

¿Y ahora, qué? En 2017 el grupo de restauración especializado en alta coctelería La Confitería -fanáticos del sitio, ya veis qué nombre tienen – asumió la gestión y le lavó la cara. Esto incluye también una carta de cócteles excelentes a precio asequible. Algunas más complicadas y aparatosas, otras, reformulaciones de clásicos. Como por ejemplo el Carmen de Mairena: una deliciosa y picante derivación ravalera del Bloody Mary con vodka, curry y comino. No os perdáis también sus 'neopiscos'.

  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Vila de Gràcia

¿Qué es? Un local pequeño, decorado con gusto y de lo más acogedor. Luca y Bruno –italiano y portugués respectivamente– visten con chaleco y corbata, impecables, tienen experiencia internacional y son unos estetas del cóctel sin miedo de experimentar, dos de los mejores bármanes que me he encontrado en esta santa ciudad.

¿Y aquí qué se bebe? Por ejemplo, me ponen un Martini Tiramisú, un capricho extravagante, sorprendentemente agradable en la boca. Es como beber el pastel italiano en formato líquido. Luca me cuenta que el Bloody Mary arrastra masas, y que hay gente que se presenta en el local al mediodía para beber uno. Pruebo un Bloody Mary tuneado que merece figurar entre los más grandes de Barcelona (acompañado por unas perlas de limón y pimienta que se han de paladear después de la copa). Impresionante.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • El Poble-sec

¿Qué es? Un bar de rock and roll de los de verdad, fundado por gente como Charly Raw, que han hecho todos los papeles posibles: promotores, vendedores de discos y periodistas. Suena todo lo que sea bueno: de Sly & the Family Stone a Dead Boys. Psycho se ha convertido en un bar local con todas las de la ley, seña total de identidad del barrio. 

¿Bar de rock? Eso huele a mala bebida. Pues no. Al contrario de lo que ocurre en los bares de rock and roll, aquí las copas son fiables. Los gin-tonics son buenos, no los inundan de ginebra, y también te pondrán algunos vinos a copas que no están nada mal. Y sobre todo existe la posibilidad sólida de tomarte unas cañas con egregios rockeros recién salidos de tocar de la sala Apolo.

  • Música
  • Dreta de l'Eixample

¿Qué es? Una coctelería que recuerda a uno de esos bares clandestinos que había en Chicago durante la Ley Seca. Para entrar, tienes que acceder a una especie de sótano y bajar unas escaleras penumbrosas que aumentan la excitación del hígado a medida que llega a su destino. Y siempre, siempre, hay música en directo –con preferencia del jazz y el blues– con los mejores músicos del género que hay en Barcelona. Cualquier noche, el cuarteto de jazz de Myriam Swanson os amenizará el whisky sour.

¿Y qué se bebe? Pues coctelería clásica preparada con la misma mano de ángel con la que los músicos tocan clásicos de la música negra en el escenario. Ya sabéis, aquella vieja y querida lista: dry martini, mai tai, margarita, moscow mule...

Publicidad
  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

¿Qué es? El Born resiste como puede la bofetada de la gentrificación. En la calle del Rec, uno de los símbolos del barrio, la legendaria coctelería Gimlet, con casi 40 años de historia, ha revivido haciéndo homenaje al detective Marlowe Raymond Chandler, mateniendo la maravillosa barra, aplicando colores sobrios y elegantes y recordando en la decoración al personaje que da nombre al local.

¿Y qué tal la carta? Pues viaja en el tiempo. Y los cócteles son de otra galaxia. Preparan el gimlet que bebía Marlowe, por supuesto, pero nos decantamos por los ejemplares de autor: El Sol y Sombra, con albahaca, bergamota, pisco y Italicus, es orfebrería pura. Pero lo más curioso es La Mirada de Marlowe: le cuentas al bartender como eres, y él te prepara un trago adecuado a tu personalidad. Mucho mejor que ir al psicólogo.

Can Cisa / Bar Brutal
  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 3 de 4

¿Qué es? En el sombrío y agradecido frescor de Can Cisa, se puede apreciar la primorosa remodelación que han hecho de una taberna de barrio. La reverencia por la religión del barril y el tirador y la presión vecinal han llevado a los gemelos Colombo, propietarios del restaurante Xemei, a combinar una tienda de vinos en la entrada con el mantenimiento de una barra de vinos a granel y botas.

¿Y qué pido? ¡Vinos naturales! Tenéis espacio para correr. Enfrente hay unas 300 referencias de vinos, todos ecológicos o biodinámicos de todo el mundo, sin ninguna química ni ningún tipo de aditivo, y a precios ni caros ni baratos, en una franja muy interesante. Dejaos aconsejar. Y si no, quedaos con su vertiente de taberna de estilo antiguo que vende vermut a granel.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Les Corts

¿Qué es? Un buen día, Flora Sauna, presentadora de televisión, se topó con un bar de Les Corts que traspasaba y tomo una decisión. Enredó a David Carabén –cantante de Mishima y marido de ella– y a un amigo, Zico. Y dicho y hecho: La Javanesa abrió en setiembre del 2016. El nombre viene de una canción del gran Serge Gainsbourg, quien la escribió como si hablara la jerga javanesa, que utilizaban putas y macarras.

¿Y qué tal se bebe? De fábula. Es una coctelería porque el barrio lo pedía. Ahora sirve auténticas maravillas, recetas propias y otras cazadas en el templo de los templos del cóctel, el Suffolk Arms de NYC. Por ejemplo, un Dispara y Apunta hecho de mezcal, piña natural emulsionada con cinco granos de pimienta y aguamiel durante 24 horas y Bittermens: una delicia fumada y picante. O un Crosta, del 1850, con brandy, triple seco de mandarina, cerezas al marrasquino con amaretto, zumo de lima y un golpe de angostura. David dice que en La Javanesa "no hay cálculo, hay pasión". Y eso se nota. ¡Viva!

  • Música
  • Horta - Guinardó

¿Qué es? Pues un bar que más bien es un bosque exótico y sin humo, donde puedes llenar los pulmones de aire, una sensación casi inimaginable entre los bares superpoblados de Barcelona. Como quien encuentra un 'match' que dura más de una cerveza y un clavo, así te sientes cuando entras en Samba Brasil. Los helechos, palmeras y la hiedra son un envoltorio perfecto para las mesas del jardín y la balsa llena de carpas, que se esconde en el centro del patio interior, donde los soñadores desorientados han tirado céntimos.

¿Y qué pido? La terraza te invita a tomar alguna de las especialidades de la casa: de los mejores mojitos y caipirinhas de la ciudad. Y para los abstemios, zumos de frutas naturales. 

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Les Corts

¿Qué es? Lo que han hecho con la decoración de Konbe merece un aplauso: un interiorismo atrevido, definido por la imaginación, las ganas de dar la vuelta a las cosas y la elegancia, a base de una telaraña de madera blanca. 

¿Pero eso solo es un bar de diseño? ¡No! A diferencia de muchas barras, que en lugar de cartas de cócteles tienen guías telefónicas, el Konbe juega con una lista de pociones ajustada, pero de una calidad y audacia destacables. Son cócteles de autor, pequeñas joyas que veréis crecer en primera fila si os sentáis en la barra. Pido un mojito de la casa, una copa que entra por los ojos y ofrece un remix en clave cítrica de esta bebida. Deja un sabor a mandarina irresistible y vigorizante en la punta de la lengua.

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Sant Antoni
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Allí, donde estaba y funcionaba el Bar Paloma, Ramon Lamarca y su hijo Marc parieron el Bar Calders, en la esquina del pasaje con el nombre del escritor catalán y la calle Parlament. El homenaje al escritor no se limita al nombre: pueden encontrarse en este austero y elegante local libros de Pere Calders. En la oferta se incluyen algunos platos mexicanos, como recuerdo al involuntario exilio del escritor al país azteca, como el guacamole, los nachos o las quesadillas. 

¿Y la bebida, qué? Pues muy bien, gracias. Este es uno de los templos del vermut de Barcelona: el de la casa, buenísimo, os saldrá a menos de dos euros. Y su carta de cócteles de vermut es iconoclasta y completa. En honor al aberrante Elvis de Reus, aquí encontraréis un cóctel hecho a base de vermut, zumo de arándanos y ginebra. En 2020 cumplieron diez años en plena forma.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • La Nova Esquerra de l'Eixample
  • precio 1 de 4

¿Qué es? El Senyor Vermut es un local de barrio, del Eixample Izquierdo, para ser más exactos, un hecho que no es banal. Ya lo dice la canción escrita por el cantante más famoso de Xàtiva, que "quien pierde los orígenes, pierde la identidad".

¿Y qué se bebe ahí? Dirigido por la familia Miralles, el Senyor Vermut tiene en el vermuteo su espina dorsal. El mediodía que volví a Senyor Vermut, la bebida del día era el Negroni y empecé por un cóctel hecho con una parte de ginebra, una de vermut rojo y una tercera de bitter, normalmente Campari. Dicen que el Negroni despierta el apetito, y así fue.

¿Y se come? Un gazpacho de melocotón, unas croquetitas –fantásticas las de setas–, un 'capipota' con la casquería que preparaba mi abuela Josefina, unas bravas interesantes, no superlativas, y una brocheta moruna bien marinada con aceite y especias, por ejemplo. 

  • Restaurantes
  • Eixample
  • precio 2 de 4

¿Qué es? El espacio gastronómico de Cerveza Moritz, que antes albergaba su antigua fábrica, es todo un festival de comida y bebida. También podréis degustar una amplísima carta de tapas de todo el mundo, a cargo de Jordi Vilà, en la que la comida alsaciana y la española se dan la mano. Además, tienen un bar de vinos, y un restaurante.

Pero, ¿y la birra? En el espacio de cervecería, con la barra más larga de la ciudad, podemos tomar cerveza sin pasteurizar, ¡conectada directamente al tirador del tanque de una microcervecería! En este espacio rehabilitado integralmente por Jean Nouvel, también se puede visitar la microcervecería, pero sobre todo vale la pena pasear por allí sin prisas y descubrir los detalles arquitectónicos —muros vegetales, ventanas periscópicas— que convierten la Fàbrica Moritz en uno de los edifcios públicos más sorprendentes de la ciudad y todo un parque temático para los amantes de la cerveza.

Publicidad
  • Restaurantes
  • La Barceloneta
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Antes, suministraba electricidad al barrio. Ahora, ofrece otro tipo de energía: buen vermut casero, tapas míticas y ambiente asegurado. La ensaladilla, que seguramente es la tapa más popular, hecha básicamente de patata, cangrejo y huevo, pero se nos ocurre una buena lista de otras cosas que tenéis que probar: tortilla de patatas, croquetas, queso manchego, embutidos curados...

¿Y qué se bebe? Pues lo habitual en estos casos. Vermut de la casa, más que recomendable, cerveza muy bien tirada y vino al granel, variedad bodega: es decir, Gandesa, blanco dorado viejo y negro joven. 

Gata Mala
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Gràcia

¿Qué es? El Gata Mala es un espacio comprimido que se anuncia con una pizarra en la calle (el nombre, escrito con tiza). Tendréis que usar los codos para defenderos en el rincón de la barra. Y vaya barra: de sus entrañas no paran de salir tapitas deliciosas, gratis con la caña. Y no hablo de patatas chips. Aquí os pondréis las botas: las fiambres en miniatura son comida de la buena. 

Pero, ¿vale la pena ir de cañas? ¿Estáis de broma? Mirad. ¿Vaso? Pequeño, que no se calienta. ¿Temperatura? Helada. ¿Cuadratura del gas? Perfecta. ¿Espuma? Un dedo y pico de morbo. ¿Suavedad? Mimosín tendría el primer orgasmo en su vida miserable. La caña de Gata Mala es de esas cosas que se recuerdan. Y su elección de vinos a copas no desmerece. 

Publicidad
La Cervecita
  • Tiendas
  • Sant Martí

¿Qué es? Hay personas que son capaces de reproducir de memoria todas las alineaciones del Barça desde el primer año de su fundación, y otras que memorizan las paradas de tren de Mollerussa a Grenoble. La misma memoria selectiva tienen en La Cervecita, este bar y tienda del Poblenou. Son unos enfermos de la cerveza.

¿Y qué pido? Pues cerveza tendrá que ser. Encontraréis cervezas de todo el mundo y porque no fabrican en la Luna. Montan charlas para dar a conocer la cultura cervecera, ofrecen maridajes y están muy atentos a lo que se hace en casa. Y su bondad y falta de pretensiones lo convierten en el perfecto bar local en Poblenou, alejado de las rutas turísticas. Aquí vienen y beben los del barrio. 'Eastenders' versión 'craft beer'.

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • El Raval

¿Qué es? Chaka Khan entra por la vista. Este espacio con nombre de cantante legendaria ofrece en su interiorismo un desplegable de influencias atrevido y moderno. La decoración es colorista, mestiza, un revoltijo elegantísimo de tendencias exóticas que encuentra en las chispas ochenteras de algunos complementos, como los neones, un magnífico contrapunto. El Chaka se proclama un 'gastrobar exotique' y se come de cojones.

¿También se bebe? No lo dudéis: en la coctelería, corren los aperitivos y brillan las piezas de autor y los clásicos revisitados de Lewis James, un 'bartender' extraordinario. Increíble el Nimasaki, con gin, yuzu, jengibre y matcha. Pecaminoso el Miss Nam Nam, con vodka, saúco, citronella, fruta de la pasión y limón. Sensual y campestre el Cori Mule, con ron, mezcal, chartreuse y pomelo. Y los fines de semana, acompañan los cócteles con DJ. Solo un pero: los ritmos deberían ser tan 'funkies' como el bar. Difícil, pero no imposible.

Publicidad
El Bosc de les Fades
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Ciutat Vella

¿Qué es? Aunque siempre esté lleno de turistas, este lugar mantiene un 'je ne sais quoi' que empuja al nativo a tomarse una copa una vez cada cierto tiempo. El bar del Museu de Cera de Barcelona es la reproducción de uno de aquellos bosques siniestros que aparecen en los libros de Tolkien o Ursula K Le Guin, llenos de figuras de hadas, elfos, y árboles célticos que salen de enmedio de la sala. El momento en el que se apagan todas las luces de golpe es ideal para arrimarse al acompañante.

¿Y què bebo? Pues lo que te apetezca: vino, cerveza, combinados o café. La bebida no tiene nada extraordinario. Aquí lo que importa es que parece que en cualquier momento Aragorn esté a punto de entrar por la puerta. 

  • 3 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • El Gòtic

¿Qué es? Después de un viaje a enotecas y restaurantes de Venecia, un par de amigos decidieron montar una vinatería con la misma filosofía del país vecino. Dispuestos a copiar esta buena costumbre, los dos amigos quisieron trasladar la misma generosidad a este local.

¿Solo vinos italianos? No del todo. Aparte de vender vinos de todo el Estado, ofrecen un buen surtido de vinos italianos que les gustan y también el famoso aperitivo veneciano, el Spritz. Zona d'Ombra nació desde el primer día con la vocación de vender botellas para llevárnoslas a casa, pero si decidimos quedarnos allí para probar sus croquetas de cabrales o el jamón ibérico, solo nos cobran 4,50 por abrirnos la botella que pagaremos a precio de bodega. Buen pan, buen vino, y todo eso de la rima que me niego a reproducir.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Antoni
  • precio 2 de 4

¿Qué es? San Antoni pedía a gritos una coctelería como el Bitter (con permiso del XIX Bar). Cuando la pisas, te viene a la cabeza aquello de "me exalta lo nuevo y me enamora lo viejo". Y es que Nacho, uno de los tres propietarios, viene de establecimientos como el Milano, el Caribbean y el Negroni, aquella vieja escuela coctelera, cuyo espíritu ha querido mantener en su Bitter, sin olvidar que a él, como le sucedía a Foix, le exalta una barbaridad lo nuevo.

¿Y qué se bebe? Aquí no encontrareís coctelería molecular pero sí hierbas naturales (romero, tomillo, albahaca y lavanda son sus preferidas) en brebajes delicados y sugerentes, que se alejan de la coctelería clásica pero saben mantener las raíces y un respeto profundo a lo que representa. También hay cócteles con mezcal, señal inequívoca de que el Bitter está atento a las modas, y una carta que dice "hola, que tal?, queréis ver la carta o preferís que hablemos?".

  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Antoni

¿Qué es? Mike Cruickshank, el padre del invento, me dice que posiblemente el Xix fue la primera barra de Barcelona que se atrevió a hacer gin-tonics con copa redonda. Su maestría indiscutible desde el año 2005 han convertido a este bar ubicado en una antigua lechería en uno de los santuarios de la ginebra.

Pero, solo hacen gin-tonics? ¡Harto de pepinos! ¡No! también es una de las coctelerías más recomendables de la ciudad. Por ejemplo, hacen los mejores cóctel Red Snapper que he probado en Barcelona: refrescante, picante, equilibradísimo. La calidad del 'bartender' es incuestionable: elegancia máxima en la coctelería, pero informalidad en el trato. 

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Gràcia

¿Qué es? El Villa huele a salitre. Puedes escuchar las gaviotas. Es una vermutería diferente, marinera. En lugar de fritos y tapas pesadas, impera el producto ahumado y en salazón, el marisco en conserva; alimentos del mar ajustados a un entorno que pretende hacernos viajar a la costa andaluza.

¿Y qué se bebe? Una selección maravillosa de vermuts nacionales y extranjeros, cerveza bien tirada, rebujito y manzanilla, entre otros. Y las tapas frías pasarían el test de calidad a cualquier taberna andaluza. La bandeja con pescado en salazón es de traca.

La Bodegueta d'en Miquel
  • Restaurantes
  • Nou Barris
  • precio 1 de 4

¿Qué es? Hace 50 años que esta bodega está en Nou Barris. Miquel la cogió y ha querido conservar todo el mobiliario, las botas antiguas e incluso todo el suelo, devorado por el vinagre y el vino. Por las mañanas entre semana lo repoblan los jubilados. Se sienten parsimoniosos detrás de los cristales con una caña en la mano y giran sus ojos empañados hacia la vegetación de los Jardines de Alfàbia. 

¿Y qué se bebe? Es una bodega de verdad. Los vecinos entran con una botella de plástico en una bolsa para que no se riegue el vino. ¡Cuánto tiempo hacía que no veíamos esto! Miquel sabe muy bien en qué barrio está y nos dice que sirve anchoas, boquerones, combinados... a un "precios razonable". 

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • El Raval
  • precio 2 de 4

¿Qué es? En las catacumbas de la Casa Camper, parece una coctelería clandestina del Hollywood de los años 50. Dos mesas de billar americano en un estado impecable presiden: los tacos, colgados en las paredes; las bolas, perfectamente dispuestas en el tapete. Litografías y cuadros rodean este speakeasy y conducen la mirada del bebedor al púlpito, la barra.

¿Y qué pido? Acercaos al hipnótico peinado afro de Archie, el bartender de altísimo vuelo que prescinde de la carta y prefiere hablar con el cliente. Me trae un Bloody Mary de wasabi y sufro un ataque de priapismo etílico: delicioso. Mueve la muñeca y se saca del sombrero un Strawberry cocoa con vodka y una pizca de chocolate. Y el tipo acierta siempre. De hecho, a mi compañera le prepara un trago vigorizante con fruta de la pasión. Dicen que es un afrodisíaco infalible. Dicen, dicen, dicen...

  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Dreta de l'Eixample

¿Qué es? Jordi Baqués no sólo es uno de los mejores 'bartenders' de Barcelona, ​​también es un arqueólogo de la priva. Ya dejó patente su pasión por los destilados antiguos en la desaparecida (y llorada) coctelería Sol y Sombra. Ahora, la muñeca de Jordi colorea las copas en el Bluesman del Palace. Y ha sido como poner un piloto acojonante al volante de un Ferrari. El viaje, aunque caro, es una pasada.

¿Cuál es el hecho diferencial del lujo? Su alianza con Baqués se traduce en una carta con cócteles clásicos paridos los diferentes hoteles Ritz del mundo; cócteles dedicados a ilustres clientes del Palace; recetas vintage con destilados prehistóricos y los hits eternos de la coctelería Paradiso. Copas imaginativas, técnicamente colosales, preñadas de matices y con historias a la chepa, como el Gala-Dalí (parece un cuadro del genio surrealista) o el Eclair Sharing, servido en taza de té, al más puro estilo ley seca.

Publicidad
Bar Flassaders
  • 3 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Cafeterías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Qué es? Detrás del Museu Picasso hay una plaza. En la plaza hay un bar con una puerta antigua de madera pintada de verde donde pone "Bar Bodega Flassaders 1956". Al entrar encuentras, a mano izquierda, la barra, larga, y en medio del paso, la eterna máquina tragaperras, lacra de nuestro tiempo nunca suficientemente denunciada. Al fondo, una docena de mesitas y en el techo lámparas fluorescentes. En los años 30 venían anarquistas, ahora, los escasos nativos que quedan en el Born y turistas que se aprovechan de la magnífica terraza. 

¿Y qué pido? El Flassaders tiene poco glamour, es un bar popular: los quintos a un euro treinta y cinco y los cafés a un euro con diez, pasan el fútbol por televisión siempre encendida, como la radio, que hace de cojín de fondo a las conversaciones los parroquianos. Cañas bien tiradas y un vermut decente: el magnetismo y el caché popular del lugar hacen el resto. 

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Esquerra de l’Eixample
  • precio 3 de 4

¿Què es? Paco Bretau, leyenda viva de la coctelería catalana, ha dejado el Slow en buenas manos. Me recibe Fran Mekk, el 'head bartender' de este elegante híbrido de coctelería y club, con una discoteca en el piso superior. Le acompañan en la barra Samuel Díaz y Diego Latina. Es un equipo joven, atrevido y un punto canalla. Y se pone cachondo con los retos. De esta pulsión nace 'A Forest', una carta inspirada en la naturaleza. Tundra, selva, bosque, sabana ...

¿Y qué se bebe? Los dieciocho cócteles evocan los biomas de todo el planeta. Son recetas rompedoras que se preparan como platos de alta cocina y disparan la imaginación con detonaciones sensoriales. Por eso tienen tres tamaños de cañas, para que tengáis la nariz cerca de los originales recipientes y activéis el olfato. Las fronteras que separan coctelería y gastronomía se desvanecen. 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Dreta de l'Eixample

¿Qué es? Les Gens que J'aime  es un bar subterráneo que surge de las profundidades del Eixample como una bestia del pasado, que dicen que era muy 'divine' y aún más 'gauche'. Del año 1967, hablan los espejos de la entrada. Era la época en que los niños bien escuchaban 'Las Feuilles mortes' y montaban bares, como siempre se ha hecho, para reunir en ella los amigos. Tenían la cabeza en París, y quisieron construir un local como los de allí, una especie de cueva bohemia de un Boulevard Saint Germain, en la ciudad que ya ni tiene Bulevard Rosa.

¿Y qué se bebe, entre tanta oscuridad y decadencia? Pues cócteles clásicos y solventes y también inventos refrescantes de la casa, como un Between the sheets que pasa como el agua, pero tiene pegada. Y ojo ¡que puedes reservar hora con una tarotista para que te tire las cartas!

 

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Ciutat Vella

¿Qué es? Tener una terraza en la plaza dels Traginers, delante de una muralla romana, es una gran suerte. Con este activo, Carlos & Matilda tendría bastante para atraer a turistas y hacer caja, pero este espacio prefiere antes mantener limpia su alma y mimar el cliente fijo.

¿Y qué se bebe? Coctelería fina. El 'bartender' británico apuesta por tragos refrescantes y vivos que juegan con el sentido del humor –el White Russian llega con una Oreo– y con la seducción. Sensualidad y frescura en clave Campari Mule, con cerveza de jengibre casera, vodka, Campari, cítricos y pepino. Excitante también el MarTEAni, un gin sour fresquíssim con té negro. Por cierto, cada semana hacen pop-ups con cocineros diferentes y 'street food' de calidad.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Sarrià - Sant Gervasi

¿Qué es? ¿Sois fan de John Wayne? ¿Vuestro hijo se llama Clinteastwood, todo junto? ¿Os ponéis un sombrero de cowboy para ir a Mercadona? El Pepeta's Bar os acogerá con los honores que merecen los pistoleros de vuestra categoría. Poca broma con esta bodega Far West. Lleva años dando guerra en las cimas graciencas, ofrece comidas caseras para chuparse los dedos, sirve un café como Dios manda (en vaso de la posguerra) y tiene uno de los sheriff más entrañables de la ciudad como maestro de ceremonias. Un templo confederado en el que no podréis decir «uno de los dos sobra, forastero» sin sufrir las consecuencias.

¿Y qué se bebe? Esta es una de las bodegas más carismáticas de Barcelona, y la cerveza del tirador, el vino a granel de los tiradores y el vermut de la casa no desmerecen su reputación. 

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • L'Antiga Esquerra de l'Eixample
  • precio 2 de 4

¿Qué es? Este local generoso -estamos hablando de un espacio de 450 m2 con capacidad para 80 comensales- que incluye tienda de té, laboratorio y comedor, tiene la sana ambición de hermanar cualquier representación artística con los platos de la cocina. El local, diseñado por el omnipresente Lázaro Rosa Violán, tiene una sorprendente luz natural y es bonito hasta decir basta (y se puede alquilar para eventos).

¿Y qué se bebe? La barra de coctelería es como una suntuosa porción de cobre que respira en una línea temporal incierta. Al cabo de cinco minutos sientes la confortante sensación de abandonar la realidad para adentrarte en una burbuja de buen gusto y elegancia. ¿Abstemio? Pues se toman en serio los 'mocktails' y los facturan con frutas, hierbas y superalimentos, buscando el mismo tortazo de euforia que las bebidas alcohólicas. En terreno etílico, hay clásicos reinterpretados y gin-tonics, pero Pablo Pelatti, el artista de la barra, es un hombre con excedentes de imaginación. ¡Los cócteles de autor son obligatorios!

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Gòtic

¿Qué es? El Pipa Club versión 2.0 —ya no es un club de fumadores, sino una coctelería de altos vuelos— mantiene la esencia de un speakeasy. Con una enorme estantería llena de alcohol de renombre, música suave y unos clientes previamente seleccionados. Si quieres ir a hacer una birra o la última de un pedo descomunal, no es el bar adecuado. Aunque cierre a las 3 h, es para los gourmets.

¿Qué tal se bebe allí? Para saborear una bebida con los cinco sentidos y hablar reposado. Cualquier cóctel lleva más ingredientes que un 'poke bowl' y se pulverizan con aromas exóticos. La decoración del local parece salida de una colección de Westwing y combina con el 'coolisme' del ambiente. Las cabezas de ciervos son de plástico rojo y en el panel del billar no hay marcas de cigarros apagados. Incluyendo los aseos que desprenden la meticulosidad de club: un cartel te obliga a abandonar la amiga aguantabolsas fuera.

  • Bares y pubs
  • Cervecerías
  • El Poble-sec

¿Qué es? ¿Qué beberé? La Tieta es apenas una barra de mármol repleta de buenos vinos, botellas de vermut y uno de esos lugares donde tiran bien la caña, además con una terraza encantadora. En la carta de vinos no encontraréis nada clásico, se enamoran de un vino mallorquín y la semana siguiente pierden la cabeza por un vino gallego. Ahora, la gracia está en la calidez y la bondad que se genera en este microclima de bebida gourmet, uno de los lugares clásicos de Poble-Sec por méritos propios. Abrieron en 2008, mucho antes del apocalipsis pincho. 

Pero también hay para comer, ¿verdad? Este buen hacer lo aplican también a la comida; sin hacer experimentos extraños pero con creatividad, preparan cocina buena de toda la vida. Id siempre preparados para probar cosas buenas: como por ejemplo, caldo y pincho —¡taza de caldo y una brocheta con el cocido!— o una caballa escabechada con cítricos, así como conservas fenomenales.

Publicidad
Oaxaca Mezcalería
  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 3 de 4

¿Qué es? Una coctelería mexicana realmente es posible. El Oaxaca es un templo gastronómico, pero lo que probablemente no sabe mucha gente es que al lado se sitúa la mezcalería del mismo nombre, un espacio celestial, donde la alquimia etílica del tequila y el mezcal no tiene secretos para el bartender. El rincón perfecto para llevar a la pareja y saltaros la cena, no sé si me entendéis. El Oaxaca es un campo de minas para enamorados y parejas que necesitan un empujoncito. 

¿Y qué se bebe? La carta de cócteles es un pecado desde la primera hasta la última letra. Seguramente es el lugar con más marcas de mezcal y tequila que he visto en mi vida, la lista de margaritas, me hace morder el labio —¡hay uno de chocolate y frambuesas!—, pero para subir la temperatura no hay mejor cosa que un Clamato, un 'bloody mary' a la mexicana con sabor a almeja, y un vampiro en bolsa, obra de arte con pulpa de tomate, tequila, bicho y especies. ¡Fuego!

Snooker
  • Música
  • Dreta de l'Eixample

¿Qué es? Un premio FAD de interiorismo siempre es una buena carta de presentación ... Sin haberlo ganado en 1985, el año que se estrenó. Este bar de cócteles, donde también se puede jugar al billar, mantiene su atmósfera 'british' y un mobiliario diseñado a medida por Carles Riart.

¿Y qué pido? El Snooker tiene fama merecida por tres cosas: es una coctelería de las buenas, y destaca en su selección de alcohol premium, sobre todo en el apartado whisky. Tienen unas 3000 referencias, y en la barra en acción unas 300 (con un par de botellas de su museo de la priva podrías terminar de pagar la hipoteca). Segundo, es un templo del billar (los puedes alquilar por horas). Y tercero, cuando el periodismo significaba algo, aquí se reunía la prensa a compartir rumores, confidencias y 'scoops' (ahora te encontrarás a gente troleando en twitter).

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Eixample

¿Qué es? La coctelería del hotel Casa Bonay, a cargo de Eric Stephenson, es de otra galaxia: olvidaos de aquella escuela de tragos de autor donde a menudo flota una torrija y te presentan la copa coronando un centro de mesa que parece sacado de la escena de las teteras de 'La Bella y la Bestia'. Aquí el cóctel llega en una copa ajustada al trago, y la receta es de alta precisión, y de una inspiración que te inflama la cabeza al primer sorbo.

¡Venga, ponme una copa! Un ejemplo es el Bottled Aged Bamboo, un jerez fino 'amontillado' combinado con vermut Ámbar, curaçao secco y angostura bitters, que es uno de los mejores aperitivos que me han pasado nunca por los morros. O el clarified Punch, que con una base de brandy español te pasea por el trópico. El equipo de sonido analógico es de otra galaxia: virtuosos del vinilo (y campeones del buen gusto) pinchan música 'chill out' los jueves y los viernes a partir de las 21 h.  

Gimlet
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sarrià - Sant Gervasi

¿Qué es? La decoración es sobria, pero en ningún momento os sentiréis fuera de lugar. Hay algo en esta coctelería que te transmite un calor especial (seguramente es la barra de caoba). Este es un bar de verdad y el barman sabrá comprender al neófito y le recomendará un cóctel sin fallar.

¿Y qué me pido? De todas formas, si no os gusta hacer malabarismos etílicos sin red, ya sabéis lo que toca: un buen Gimlet, que por eso son los mejores de Barcelona. Estoy convencido de que si el Philip Marlowe existiera, habría instalada una tienda de campaña en la puerta de esta veterana coctelería.

Publicidad
Madame George
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • El Poblenou

¿Qué es? Melina, peruana, y Daragh, irlandés, se conocieron trabajando en una multinacional. Vivían en el Poblenou y les gustaba salir de fiesta. A menudo pensaban en montar un bar y un buen día, en 2013, Meli dio la campanada y abrieron Madame George en su barrio. Precioso: grandes espejos de marco dorado, damascos turquesa, papel de pared con pedrería y sillones rococós.

¿Y se bebe bien? Es un bar de cócteles y de los buenos: su Lychee-tini (8 euros) es memorable, hecho con vodka infusionado de vainilla, puré de lichi, zumo de manzana y de limón y un toque de licor de lichi. Tienen una gran selección de rones del Caribe, más de 25, con El Abuelo Centenario de Panamá y El Millonario de Perú como estrellas, y whiskys irlandeses fuera del circuito comercial como The Wild Geese.

  • 3 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Qué es? Ubicado en un 'hot spot' como una casa de campo —Rec con paseo del Born— el Pax 49 es un espacio que parece hecho para recoger a los turistas que van a cenar o acaban de cenar por el barrio. La fórmula es sencilla: interiorismo moderno, cócteles imaginativos y camareros dinámicos con uniforme hipster y coctelera nerviosa.

¿Y qué se bebe? Las copas están a la altura de las mejores coctelerías de última generación. Un Bloody Carmen con vodka infusionado... ¿con jamón? Un Daiquiri hecho al gusto de Jack Sparrow. Me quedo con el Picante, un vaso vigorizante con fruta de la pasión, tequila y guindilla. Mientras saboreo el cóctel, veo salir bandejas con gin-tónics, repaso las botellas y detecto un buen surtido de destilados premium. Pero lo mejor de todo llega a su fin, cuando me pasan la cuenta: ¡Sólo 7,50 euros por un cóctel de autor! Casi lloro.

Publicidad
Torre Rosa
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Andreu

¿Qué es?b Aquella frase que se lee en todas las guías turísticas sobre el "marco incomparable", sospecho que se acuñó para Torre Rosa. Beberse un cóctel en la antigua casa de un indiano te hace escalar 60 escalafones de golpe en la escala de Richter. No se me ocurre ningún otro lugar en Barcelona más ideal.

Oye, ¿y qué me pido? Detrás de la barra encontraréis a Jordi Reig, el secretario de los bármanes de Catalunya, que os lo explicará todo y más sobre los diversos tipos de ron y sobre cómo hay que remover un buen mojito. Si no estáis para explicaciones y queréis imaginar que estáis en la Habana, basta con que salgáis a la terraza y contempléis la luna.

L'Ànima del Vi
  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Qué es? Los responsables de este milagro en zona de guerra turista son Benoit y Núria, una pareja que hace funcionar el negocio con una cadencia hipnótica. La luz es cálida en este 'bar/cave à vins', una cueva atemporal que supura magia en cada rincón, y consigue una harmonía indescriptible entre bodega, comida y atmósfera. 

¿Y qué se bebe? Su pasión por los vinos naturales convierte a l'Ànima del Vi en una exhibición de marcas única y majestuosa. En este bar de vinos solo trabajan con vinos naturales, sin aditivos, vinos que han evitado ingerencias químicas y manipulaciones humanas para llegar a la mesa casi incorruptos. Se nota. El blanco se evapora como agua en el desierto. 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • La Nova Esquerra de l'Eixample
  • precio 2 de 4

¿Qué es? La historia de este nuevo Tirsa, abierto en el Eixample, se inició en realidad en 1983, cuando Enric Bartolomeu entró a trabajar en el Tirsa de l'Hospitalet, un establecimiento mítico que, desgraciadamente, tuvo que cerrar las puertas el pasado 2010.

¿Y qué se bebe? "Nosotros siempre hacemos la copa correcta", dice Bartomeu. Una definición precisa e inteligente de lo que tiene que ser un buen cóctel, que demuestra que el Tirsa se encuentra en las antípodas de la palabrería imperante y que "si pides una capirinha te haremos exactamente la capirinha que esperabas", sin filigranas ni sorpresas, con un producto de calidad, precisión y oficio. Ni más ni menos. 

  • Bares y pubs
  • El Raval

¿Qué es? Sin estridencias ni imposturas, este es un bar que acoge a toda la familia LGBTIQ+ en el corazón del Raval. Su ambiente amable y divertido, con un toque canalla muy del barrio, les ha llevado a celebrar su décimo aniversario este 2021, mientras muchos otros, lamentablemente, se quedaron por el camino.

¿Y qué se puede tomar? Ofrecen tapitas para vermutear –tortilla de patatas, hummus, gildas, queso...– y están compinchadas con las vecinas Las Fernández: podéis pedir lo que querías de su carta y comerlo en la terracita de La Casa de la Pradera, que, atención, se puede reservar.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Bares deportivos
  • El Raval

¿Qué es? Un bar insólito: con un espacio amplísimo y pasado de mítico antro rockero (antes fue el Valhalla, el Urbe y el Corto Maltés) está dedicado al skate, el punk y el hard-rock. Trabajado hasta el mínimo detalle -en la entrada hay un expositor de arte urbano- el local cuenta con un half-pipe -medio tubo gigante de cemento en la trastienda– para que la clientela vaya a patinar. La decoración está hecha con mil tablas de skate rotas.

¿Y qué se bebe? Pues cervezas de marcas 'mainstream', licores de hierbas bien fuertes como el Berliner Luft y mojitos preparados con bastante acierto. Quizás no es la mejor coctelería del mundo, pero sí un club nocturno y bar de rock and roll con un carisma skate-punk-stoner que hace caer de culos.

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • El Gòtic

¿Qué es? El First da la bienvenida a todo el mundo con un calor y una combinación de factores que lo sitúan muy por encima de los bares de guiris del centro. La decoración tiene su qué. El local presenta las paredes literalmente rebozadas de post-its. Una invasión de estos papelitos adhesivos con mensajes de los visitantes, una masa celulosa de colorines que devora al cliente y da una calidez de lo más exótica al interior.

Pero... ¿eso no es bebida para guiris? La coctelería es sorprendentemente buena y generosa, especialmente los brebajes más afrutados y coloristas. Probad también los gins infusionados si buscáis gin-tonics modernillos: les meten frutas, palos, hojas ... De todo y más. Y si queréis entrar en la inconsciencia con los primeros, mucho cuidado con la imaginación que ponen en la barra a los chupitos. No os emocionéis: son unos artistas fabricando estas pequeñas bombas de relojería. 

Publicidad
Bar Mut
  • Restaurantes
  • Dreta de l'Eixample
  • precio 3 de 4

¿Qué es? La comida de esta pequeña barra es insuperable, delicias en formato pequeño. El carpaccio de huevo con gambas o las croquetas de butifarra negra la han convertido en una barra de gourmets amantes del bigote blanco de cerveza, entre ellos, jefes de estrella Michelin. 

Pero, ¿y la birra? La caña del Bar Mut tiene unas dimensiones míticas bien merecidas. Un vaso de ámbar con dos dedos de espuma que conservan el carbónico sin que se escapen las burbujas. Deliciosas, pueden competir con las cañas de cualquier templo madrileño que podéis visitar.

  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Eixample

¿Qué es? Coctelería fina y buena de hotel. Los cócteles de autor del Negresco Cocktail Bar, con sello de calidad de Bobby 's Free, parecen una extensión de la personalidad de la 'head bartender' Yanaida Prado: copas coloristas, imaginativas, cálidas; copas que quieren activar sesión los sentidos y te llenan de 'joie de vivre'. La venezolana ha estado en barras tan insignes como el Dry Martini y el Milano. Rauxa y técnica. Es una 'crack'.

¿Y qué pido? Pues maravillas como un Bloody Mary made by Yanaida, con 'bitter' de aceitunas y polvo de anchoa: estimulante, con un picante equilibrado, muy veraniego. El Pisco Basil, a 12 euros, es una fiesta floral con vainilla, pisco, manzana verde y albahaca. El pianista toca la canción de A-ha. Levanto la copa. 

Publicidad
Ajoblanco
  • Restaurantes
  • Gràcia

¿Qué es? Quitaos la camiseta 'groupie' que llevabais puesta e id a por una camisa, mocasines y brillantina porque el Ajoblanco es una coctelería restaurante que impone cierto glamour. Es el lugar donde queda la gente del 'upper'-Diagonal para hacer el 'afterwork' con los colegas y picar algo. Tapas muy bien presentadas y, sobre todo, buenos cócteles, uno de los principales reclamos del local.

¿Y qué pido? Donde queda plasmada la marca de calidad Ajoblanco es en las bebidas de autor, un muestrario creativo de primera que vendría a ser la fábrica de chocolate de Willy Wonka para un bebedor. Pido un Mediterranean Cooler, combinación complicada para tocar un poco la pera, y el barman acaba siendo un héroe. Gin Mare, agua de azahar, aromas de romero y tomillo, ginger, zumo de naranja y un toque fino. El precio indecente que cuesta es una buena inversión: la bebida está superior y deja claro que Ajoblanco tiene una de las mejores barras de Sant Gervasi. 

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Raval

¿Qué es? Un neón azul, embutido en un panel lleno de cactus, baña el interior del local, una gruta acogedora con dos ambientes: barra y salón interior. Azul Frida es una cantina mexicana para el siglo XXI.

¿Y qué se bebe? Juega con una carta de cócteles que mezcla clásicos con tragos de autor mexicanos. Ya sólo sus micheladas valen una visita. Pedidlas con 'clamato' y quizás no volverás a beber birra. Dicen que el Moscow Mule es el cóctel de moda, pues aquí lo hacen a su manera: se llama Mezcal Mule y ya podéis adivinar lo que lleva.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Catalana
  • Ciutat Vella
  • precio 2 de 4

¿Qué es? En las profundidades de Nou de la Rambla, con una propuesta de calidad que esta arteria del Raval pedía a gritos. El Moix es un bar de vinos que puede convertirse también en uno de vuestros restaurantes favoritos, si exploráis más allá de la bodega. Me sorprende la excelente relación calidad-precio. La materia prima es excelsa, y el nivel culinario, altísimo.

De acuerdo, pero, ¿y la bebida? También lo es el vino tinto que nos recomienda el sumiller. Es un Rioja y se llama Larga Espera y no puedo evitar sonreír: a mí no me tendrán que esperar mucho para que vuelva. El enólogo Tito Bosch ha confeccionado una carta con más de 80 referencias; botellas que no son fáciles de encontrar y que combina pequeños productores con vinos más clásicos. Pero si queréis vivir la experiencia completa, adentraos al comedor, lleno de fotografías del Raval y bañado de luz natural de un patio interior. 

  • 5 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Ciutat Vella

¿Qué es? El bartender Luca Izzo ha abierto un nuevo laboratorio en l'Eixample que se inspira en Ernest Hemingway y lo homenajea con gran elegancia. El espacio es pequeño y parece clandestino, pero está impregnado de la esencia Hemingway. 

¿Y qué bebía el escritor barbudo? De hecho, el bar está concebido según las preferencias del literato: la barra de cobre, por lo tanto, acontece protagonista. Los cócteles más sorprendentes de la carta están inspirados en los viajes de Hemingway. Un Dry Martini increíble, con sabor a 'jalapeño', que llega con un termómetro, para que puedas controlar la temperatura. El Montgomery, un trago ácido con vaso futurista de pinchos. El Ticla, un brebaje lleno de matices que descansa en una furgoneta de surfers! Todos los cócteles son estratosféricos. El fantasma de Hemingway da su aprobado: una coctelería pequeña, pero inmensa.

Recomendado

    Más de comidas icónicas

      También te gustará
        Publicidad