Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Envalira
© Irene FernándezEnvalira

Los 22 mejores arroces de Barcelona

Los restaurantes de Barcelona que cocinan las mejores paellas y otras recetas que tienen el arroz como protagonista

Escrito por
María José Gómez
,
Ricard Martín
y
Manuel Pérez
Publicidad

Paella, el arroz del señorito, el arroz negro, el arroz a la milanesa, el arroz al horno, el arroz caldoso de galeras, el arroz a banda con pulpo... ¿Buscáis un restaurante especializado en paellas y otros arroces? Os entendemos, porque a nosotros también nos encantan los platos cuyo protagonista es esta gramínea maravillosa. Por eso, hemos elegido veintiún restaurantes que la clavan. Si os quedáis con ganas de más arroz, ¡probad el mejor sushi de la ciudad! Si lo que queréis es un festival culinario de crustácios y moluscos encima de vuestra mesa, que sepáis que las marisquerías más top son estas. ¿Sois más de primera línea de mar? Pues aquí.

NO TE LO PIERDAS: Los 50 mejores restaurantes de Barcelona

Time Out Market Barcelona
  • 5 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

El germà gran de La Mar Salada. Fa més de cent anys que existeix. Garantia d’èxit? Sí! Des de ja fa uns anys es presenta renovat amb aires de taverna, però fidel als plats mariners de sempre. Afamats d’arròs de qualitat bé de preu, aquest també és el vostre lloc. Defensors de l’arròs per a un, també. Sovint en trobareu al menú de migdia sense que l’hàgiu de compartir per imperatiu legal com passa en moltes cartes. De llamàntol o capipota i llagostins, amb gust i distinció de textura del gra, sublims! L’experiència és un grau, diuen. Al migdia, tenen un menú molt ben arreglat amb plats molt rodons de peix fresc que van a buscar cada dia a la llotja (la tenen a quatre passes).

 

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

El hermano grande de la Mar Salada es una tasca marinera renovada, con casi cien años a las espaldas, que ofrece alta cocina de espíritu popular, que sobresale en los arroces. Como por ejemplo uno de brutal de capipota con langostinos, sofrito de horas y ñoras, colágeno y caramelo puros enganchados a un grano impecable, o una fideuá de marisco con trompetas de la muerte inolvidable.

Lo mejor es que el cocinero, Jordi Ballester, siempre inventa una vuelta de tuerca a un clásico arrocero que hace que siempre quieras volver. Como, por ejemplo, un arroz negro con judías verdes finas en el que cantan los ángeles. Y las tapas y platos no desmerecen los arroces. 

  • Restaurantes
  • Catalana
  • Dreta de l'Eixample
  • precio 3 de 4

Casa Amàlia es un restaurante de toda la vida: un local abierto en 1950 frente al Mercat de la Concepció, con una carta clásica y sin complicaciones en el que prevalece el buen producto y la cocina de siempre. Y los arroces no son una excepción: usan arroz Cristalí Molí de Pals, que por cantidad de almidón absorbe el caldo de manera óptima.

Acabados al horno de carbón de Marabú, los arroces quedan con un punto meloso, que se ajusta como un guante a recetas que solo mentarlas desatan jugos en tu boca y barriga: ¡arroz con conejo a baja temperatura, setas de temporada y botifarra del Perol!

Publicidad
  • Restaurantes
  • Marisco
  • precio 2 de 4

En Capitanía de Sant Adrià del Besòs encontraréis la Cantina Marina Seca, entre toros hidráulicos, yates y cemento: un restaurante familiar de camioneros para marineros. Y se come de narices. La abrió en 2007 Toni Vilaró y consigue el pequeño milagro de ofrecer un excelente arroz con cangrejos. Esta receta valenciana va con una mayonesa picante servida dentro (y hecha con) la cabeza del buey de mar, y tiene un punto meloso milimétrico, ni caldoso ni seco. Vilaró no se limita a hacer arrocbres de toda la vida: en su carta hay creaciones como arroz con vieiras y espárragos trigueros con romesco. Pueden sonar poco ortodoxos, pero te puedes fiar. Vilaró ha trabajado, por ejemplo, con Berasategui. Sabe lo que se hace.

  • Restaurantes
  • Nou Barris
  • precio 3 de 4

La gente de Nou Barris sabe muy bien que hay vida gastromarítima más allá de la Barceloneta. Ellos ya hace tiempo que van a Casa Angelita para disfrutar de tapas de mar y de arroces y mariscadas antológicas. Todo hecho con producto fresquísimo. Los arroces con más tirada entre los feligreses son el caldoso con bogavante y el negro con calamarcitos. De tapas triunfan los 'canyuts', los caracoles de punta y las 'tortillitas' gaditanas de camarones. La carta es más bien corta, pero las esperas son largas (especialmente los fines de semana). Los precios son más propios de la Barceloneta que no de Nou Barris. Ya se sabe, la calidad se paga.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Si vais desesperados buscando arroces auténticos por la Barceloneta, ¡paraos! Os diremos un secreto: hacen probablemente uno de los mejores de la ciudad. Pero es que, además, habréis topado con una de las excelentes cocinas marineras del barrio. Cada día van a buscar a la lonja el pescado que sirven. Y los postres son de alto copete: crocante, crema de yogur con sorbete de manzana verde, y sobre todo, la espuma de crema catalana.

Can Fisher
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • El Poblenou
  • precio 3 de 4

Más que un chiringuito de playa: un restaurante donde el diseño y la gastronomía se unen en una oferta basada en arroces de mar y de montaña y productos km 0. Inaugurado en 2017, ha consolidado una oferta que reinventa recetas tradicionales que conservan los aromas pero reducen el nivel de grasa. En primera línea de playa, podéis disfrutar de paellas como la de verduras y setas al carbón, tapas y ensaladas con pez fresco de la lonja y vegetales eco de proximidad. Si no os queréis romper la cabeza, optad por un menú para dos personas o más que incluye croquetas de asado y trufa, medio kilo de mejillones, fritura de calamar y arroz del señorito por 49,50 € por persona.

Publicidad
  • Restaurantes
  • El Poblenou

Situado en una de las plazas con más encanto de Barcelona, el local mantiene los ventanales, la madera y el mármol originales, que dan alma a un espacio muy agradable. Es una antigua casa de comidas reconvertida en restaurante pero con toda la esencia marinera de los inicios. Aquí, el arroz es del Molí de Rafelet del Delta del Ebro, y se prepara a la cazuela. El de Pescadors –que va mutando con la pesca y producto de temporada, como puede ser uno de sepia con corvina y calabacín– puntúa muy alto.

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Gràcia
  • precio 2 de 4

Si os volvéis locos por el arroz de montaña, este es vuestro lugar. Tras la fachada casi impenetrable de este clásico de Gràcia, manda la segunda generación de la familia Hevella; ellos cogieron en 1972 un local que abrió en 1942: aires de buena casa de comidas de toda la vida, sin concesiones a las modas. Tienen cuatro arroces, y si es la primera vez que vais, es obligatorio el arroz a la milanesa: no lo confundáis con aquella vulgaridad que era el rey del arroz de sobre. Aquí significa un arroz seco y oscuro, mojado en el caldo de carne y con pechuga de pollo, puntas de ibérico y lomo de cerdo, troceado fino, para comer sin trabajo. Se sirve en paella y con abundante emmental rallado.

Publicidad
  • Restaurantes

Mar y montaña. En este caso no hablamos del plato, sino del escenario que ofrece este singular chiringuito encumbrado en lo alto de Montjuic, con vistas al puerto. Otra de las particularidades de este establecimiento es la posibilidad de optar por una fórmula de precio cerrado que incluye tres entrantes, un principal –arroz, para elegir entre señorito, conejo y pollo o verduras con mojo, postres, pan, vino y café por 59 euros. Para los que quieren hacer un arroz más que solvente en una de las terrazas más 'cool' de la ciudad.

  • Restaurantes
  • Española
  • Fuera de Barcelona
  • precio 2 de 4

En la playa de Badalona, es la reconversión en restaurante /chiringuito arrocero de los Baños Pleamar, unas casetas de baño de finales de los años sesenta. En la terraza, se está cómodo y se puede degustar de cara al mar una carta en que mandan seis arroces fenomenales, como el de verduras y bacalao y el arroz negro de cangrejo y navajas. O un fantástico arroz caldoso de sepia y galeras, este que quiere saltar de la foto y entrar en vuestro gaznate.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Les Corts
  • precio 2 de 4

Toda la costa de la península tiene una cultura del arroz llegada hace más de mil años gracias a los árabes. Cada zona tiene su manera de cocinarlo y su recetario. Una buena manera de conocer otras formas de entender esta gramínea es probar las recetas alicantinas de la Xàtiva. Tienen tres locales en Barcelona (Sant Antoni, Gracia y Les Corts), donde se pueden probar 28 variedades de arroces. Y te los puedes comer directamente de la cazuela con una cuchara de madera.

  • Restaurantes
  • Española
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Es uno de los restaurantes más antiguos de Barcelona y, todavía ahora, uno de los lugares de referencia en cuanto a buena cocina tradicional de nuestra ciudad. Los arroces de temporada y las paellas triunfan desde hace eones en una carta que condensa lo mejor de lo mejor del recetario catalán: los canelones trufados de fiesta mayor, los buñuelos de bacalao y las zarzuelas son otros 'must' de este icono barcelonés.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

Los que dicen que la cocina marinera es más gustosa cuanto más cerca se es de las olas del mar, tienen toda la razón del mundo. A Platja Ca la Nuri lo podréis comprobar a tocar de playa. Deliciosas tapas de calamares a la andaluza, buñuelos de bacalao, mejillones a la plancha, platos principales de pescados a la brasafideuà y arroces clásicos (paella, negro, mar y montaña); todo servido con la brisa del mar y los rayos de sol. Mediterráneo en vena y buena vida.

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

El local del litoral barcelonés sigue con las velas bien desplegadas sin perder la esencia que le ha hecho famoso: la frescura de sus productos y unos arroces de bandera (Vázquez Montalbán dejó escrito que aquí hacen el mejor arroz caldoso del Mediterráneo ). Es el reino del arroz marinero con el mejor producto: cangrejo real, vieiras, buey de mar y alpargatas acompañan a un grano inmejorable. ¡Atención al apartado de guisos y de cocina de la abuela! Un ejemplo de la fama de la que disfruta lo encontraréis en el muestrario de fotos de artistas que han pasado por sus mesas: Miró, Dalí, Antoni Tàpies, Josep M. Sagarra, Josep Pla, Sara Montiel y Joan Manuel Serrat.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Sant Antoni
  • precio 2 de 4

El restaurante de referencia de los fanáticos de los arroces de Sant Antoni. A la carta, entre delicias como las croquetas de rape con salsa tártara, siempre tienen las especialidades más celebradas de su tierra, Alicante, como por ejemplo el maravilloso arroz del trozo (verduras, setas y secreto ibérico) y el contundente arroz al horno de Quatretondeta, con chorizo, costilla, garbanzos y morcilla negra. Probáis también el de sepias, almejas, ajos tiernos y alcachofas.

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Sarrià
  • precio 3 de 4

Situado en la zona alta, El Noi d'Alcoi tiene el chef Oscar Juan al frente del negocio. El secreto del local recae en las paellas, los melosos, los caldosos y la fideuá. Además de las opciones más clásicas, también ofrecen de más originales, como la paella de vieiras y pulpo, o el arroz achicharrado, con bacalao y langostinos. De postres, miel y requesón o unos carquiñoles con moscatel: un epílogo clásico para una carta clásica que reivindica una cocina ultra tradicional.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Española
  • Vila de Gràcia
  • precio 2 de 4

Las comarcas centrales del País Valencià también reciben el nombre de Diània. Con esta pista que acabamos de dar, no hará falta que le expliquemos de qué va esta joven taberna abierta en el 2019 por los gemelos Jordi y Roger Mascarell. Solo deciros que, como quien no quiere la cosa y sin hacer mucho ruido, han acabado enamorando a todo el barrio. Estos hermanos gandienses practican pedagogía culinaria valenciana de primer nivel y a precios muy enrollados. Claro que hacen arroces y fideuá, pero también platos tradicionales a menudo desconocidos por los que somos de aquí. Para zamparse una paella valenciana canónica, este es el lugar. Para descubrir platos de allí poco conocidos aquí, también; el 'espencat' (tiras de pimiento y berenjena escalivados), el 'capellanet' (bacaladilla) o el 'figatell' (hamburguesa de tocino magro e hígado con alioli).

  • Restaurantes
  • Marisco
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Nacido el 1957 y padre del Nou Ramonet, La Fresca y La VinotecaCan Ramonet continúa siendo la tasca insignia del grupo. Es la casa de los buenos arroces de toda la vida, pero con un aire modernizado. La carta se mantiene a la altura, donde encontraréis éxitos de siempre como el arroz negro y la fideuá. También hay espacio para propuestas menos canónicas y más personales como el gustoso y meloso arroz de cola de buey con la osada intervención de mejillones, una apuesta arriesgada de resultados óptimos.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Marisco
  • El Poble-sec
  • precio 3 de 4

La familia Iborra se trasladó a Cataluña hace más de 50 años y su maleta cargaba toda la tradición de las recetas ilicitanas. Pioneros en Barcelona en la importación de cocina valenciana, ya disponen de cuatro restaurantes donde encontrar todo tipo de arroces impecables. Tanto en la sede original del Paral·lel como en el resto, el plato estrella es el arroz negro de Elche con calamar y alcachofa, una explosión de mar oscura y libidinosa, con verduras de sabores pretéritos, cortes de cefalópodos que chorrean gratitud y, el secreto, una base de arroz Bayo Extra del Ebro, híbrido entre las variedades largo y bomba que aporta consistencia y retiene el placer. ¡De categoría!

Barraca
  • Restaurantes
  • Marisco
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

El Barraca es un restaurante de arroces de toda la vida, pero con una ejecución de cocina moderna y gourmet, donde se pueden encontrar unas seis especialidades arroceras muy afinadas: sobresale un excelente arroz con alcachofas, sepia, salchichas picantonas (seco, ligero, muy sabroso) o una más contundente paella de arroz bomba con pescado de lonja, pasando por una cazuela de arroz negro. Y sobre todo la gente pide el arroz con pulpo y el arroz vegano, dos de las especialidades más destacadas de la casa. El ventanal de local, a primera línea de playa, os transportará directamente al mar.

Publicidad
  • Restaurantes
  • El Raval
  • precio 2 de 4

Ya no se puede decir que una paella en la la Rambla es infames: en la Boquería está el Paella Bar. La carta es directa: diez arroces y muchos clásicos de la tapa pasados por el filtro de cocina mediterránea y hedonista del Grupo Pepa Tomate. Encontraréis la paella Barceloneta que inventó Quim Marqués, la potente y sencilla paella Boquería (costilla de cerdo, verduras y setas). Y como broma 'metarrocera', en carta está la paella de guiri, con chorizo ​​–eso sí, Maldonado, pata negra– y bogavante. Ni que decir que el Paella Bar, con capacidad para 40 comensales, entre interior y terraza, compra el género a los mejores proveedores de los alrededores. Contra Paellador, Paella Bar.

  • Restaurantes
  • Española
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Visualmente impresiona: unos bajos en la parte 'ibicenca' de la playa, junto al hotel W, un local amplísimo, lleno de luz y espacio. Pero sobre todo impresiona una barra ondulada tras la que se ve una cocina abierta de 20 metros de longitud: el espacio lo ocupan 19 paelleros de alta precisión que, según explican, clavan el punto de cocción del grano. Un hecho que convierte este restaurante en el espacio de cocina a la vista de arroz más grande de Europa (hay un récord para todo). La carta, os lo podéis imaginar, es una selección de arroces y paellas para todos los gustos, desde las propuestas más clásicas como el arroz negro de calamares y mejillones con alioli, arroz de marisco del "señorito" o un arroz caldoso de bogavante, hasta las más atrevidas y originales, entre las que destacan un arroz de bacalao y ajos tiernos con alioli de pimentón o un arroz de montaña con butifarra negra y costilla de cerdo confitada a baja temperatura. Para hacerse una panzada de comer e ir directo a la toalla de la playa.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad