Los mejores arroces de Barcelona

12 restaurantes de Barcelona donde preparan las mejores recetas de arroz
Can Ros
© Ivan Moreno
Por María José Gómez, Manuel Pérez y Ricard Martín |
Advertising

Paella, el arroz del señorito, el arroz negro, el arroz a la milanesa, el arroz al horno, el arroz caldoso de galeras, el arroz a banda con pulpo... probamos los arroces que preparan las cocinas de la ciudad y escogemos los mejores. ¿Por cuál empezáis?

Terraza Martínez
@ Maria Dias
Restaurantes

Martínez

En el 'coolímetro' arrocero de la ciudad, Martínez ocupa la primera posición. Situado al lado del Hotel Miramar, con vistas al puerto, todo en este restaurante está pensado para hacerte sentir que estás 'in the place to be'. Todo esto se refleja en un precio no apto para economías populares. Una buena opción es optar por la Fórmula Martínez: por 40 euros os darán un aperitivo –puede ser vermut o cerveza– y tapas muy buenas –ensalada rusa, croquetas, mejillones– de raciones generosas, y un arroz a escoger entre cinco opciones, como un arroz del señorito, con todo peladito, que no tiene nada que envidiar al de las grandes casas de arroces de Barcelona. El vino y los postres también están incluidos.

Can Ramonet
© Maria Dias
Restaurantes, Marisco

Can Ramonet

icon-location-pin La Barceloneta

Con la tercera generación al frente del grupo, Can Ramonet abrió en la Barceloneta en 1957. La casa de los buenos arroces de toda la vida, ahora asesorada por Jordi Herrera, ha modernizado sin exageraciones su carta. El menú diario, asequible, tiene una propuesta que se corresponde con el barrio marinero. En la carta se han incorporado platos muy interesantes y muy exitosos como la ensalada de marisco "de Jordi". Es un doble esfuerzo, el de David y su equipo, para no dejar de lado la cocina vieja y tradicional, sobre todo los arroces, dando espacio y lucimiento a las nuevas incorporaciones como esta ensalada, una grata sorpresa. Sigue destacando el arroz negro, uno de los mejores de la zona, así como la fideuá. Pero optamos por una aportación de Jordi Herrera: un arroz sabroso de rabo de toro, con la osada intervención de los mejillones.

Advertising
Arros negre amb carxofetes i calamarcets Restaurant Elche
@ Irene Fernandez
Restaurantes, Marisco

Elche

icon-location-pin El Poble-sec

La familia Iborra se trasladó a Cataluña hace más de 50 años y su maleta cargaba toda la tradición de las recetas ilicitanas. Pioneros en Barcelona en la importación de cocina valenciana, ya disponen de cuatro restaurantes donde encontrar todo tipo de arroces impecables. Tanto en la sede original del Paral·lel como en el resto, el plato estrella es el arroz negro de Elche con calamar y alcachofa, una explosión de mar oscura y libidinosa, con verduras de sabores pretéritos, cortes de cefalópodos que chorrean gratitud y, el secreto, una base de arroz Bayo Extra del Ebro, híbrido entre las variedades largo y bomba que aporta consistencia y retiene el placer. ¡De categoría!

Envalira
@ Irene Fernandez
Restaurantes, Mediterránea

Envalira

icon-location-pin Gràcia

Si os volvéis locos por el arroz de montaña, este es vuestro lugar. Tras la fachada casi impenetrable de este clásico de Gràcia, manda la segunda generación de la familia Hevella; ellos cogieron en 1972 un local que abrió en 1942: aires de buena casa de comidas de toda la vida, sin concesiones a las modas. Tienen cuatro arroces, y si es la primera vez que vais, es obligatorio el arroz a la milanesa: no lo confundáis con aquella vulgaridad que era el rey del arroz de sobre. Aquí significa un arroz seco y oscuro, mojado en el caldo de carne y con pechuga de pollo, puntas de ibérico y lomo de cerdo, troceado fino, para comer sin trabajo. Se sirve en paella y con abundante emmental rallado.

Advertising
Minyam
© Maria Dias
Restaurantes, Catalana

Minyam

icon-location-pin El Poblenou

El Minyam -el nombre viene de una salsa "buenísima" de jengibre y lima que Hug Pla, el chef y propietario quería patentar- es hostelería popular ilustrada; abren todo el día: al mediodía, menú y carta (tapas, pescados y carnes) y sobre todo unos arroces que Pla borda: y no es extraño. Durante doce años fue cocinero de una de las grandes casas arroceras de Barcelona, el Kaiku. "Te los puedes comer para el almuerzo o cena. No hago ni marca ni sofrito, no son pesados ", dice. ¿Cómo lo hace? Secreto de la casa; pero es un arroz de pescado y marisco que no tiene nada que envidiar al de casas arroceras que pican mucho más fuerte de precio. Se agradece que en un enclave con cien años de tradición de restaurantes haya ido a parar una muy buena propuesta.El menú de mediodía tiene una calidad-precio espectacular, y los fines de semana, cuando se acaba la cena, hay copas y algo de bailoteo con música de calidad y conocimiento de causa (uno de los socios es el Marula, el club de música negra).

Can Ros
@ Ivan Moreno
Restaurantes, Mediterránea

Can Ros

icon-location-pin La Barceloneta

Después de 44 años de servicio de la cocinera de Can Ros, Jordi Kevin Ballester la sustituyó. Este joven cocinero, con mili de segundo en el Gresca, ha renovado el repertorio de un local centenario y también le ha dado una nueva proyección. Un buen ejemplo es el arroz de capipota y langostinos, 12 horas de sofrito de ñoras, para mojar pan. También encontraréis una paella de gambas canónica, un arroz negro con sepia y alcachofa y el caldoso de bogavante. Ojo al menú de mediodía: por 16 euros, entra un primero ligero y un segundo con el arroz de la semana, servido en una substanciosa cazuela de metal. Nada de cumplir el expediente: cosas como un arroz con calamares, pollo y judías, con porrón de vino bueno y postres caseros, pasan entre semana y son dignas del domingo.

Advertising
Arroz Hofmann
© Maria Dias
Restaurantes, Catalana

Arroz Hofmann

icon-location-pin Fort Pienc

Arroz Hofmann es una muñeca rusa: arriba, la casa de comidas, y en la planta de la calle, las tapas, los desayunos y las meriendas (con la terraza en las aceras XXL del paseo de San Juan), que incluyen desde el alabado croissant al huevo cocido a baja temperatura con patatas y sobrasada. Y además de eso, claro, encontraréis todo un reperotorio de arroces, una de las grandes pasiones de la difunta cocinera: secos, caldososo o melosos, así como el negro 'al revés', de calamar y alioli.

Restaurantes, Catalana

Senyor Parellada

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Hay clásicos que, injustamente, reservamos para las ocasiones especiales. Es el caso del Senyor Parellada, casa de comidas que no podía faltar en la lista por su contribución al bagaje arrocero de Barcelona. Cada día de la semana anuncia en la pizarra de la calle de Argenteria una especialidad diferente de arroz a un precio que oscila los 10 euros, como el magnífico ibérico, servido en paella con un montón de verduritas –coliflor, alcachofa, habitas...– coronado por un huevo frito y con unas generosas lonchas de jamón. Si el arroz del día no os apetece, siempre podéis recurrir a la carta, donde encontraréis uno de los platos más barceloneses que hay: la paella Parellada, claro.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Catalana

Can Lluís

icon-location-pin El Raval

Restaurante de cabecera de la farándula del Paral·lel, en el histórico Can Lluís preparan una de las mejores paellas de Barcelona: grano suelto, seco, sabroso y sin rastro de caldo; carne tierna pero bien sofrita; verduras que, a pesar de la cocción, mantienen su personalidad; y todo sin excesos ni barroquismos. Sorprendentemente, el plato no figura en la carta, es un secreto solo revelado bajo encargo o escondido en el menú del día (10,90 euros). Si la queréis encontrar seguro, hay que ir en jueves. El origen valenciano de los propietarios es garantía de autenticidad. Eso sí, aquí el encendido debate se centra en saber si la paella puede ser mixta o no.

Time Out dice
Restaurantes, Mediterránea

Arrosseria Xàtiva

icon-location-pin Les Corts

El arroz al horno ocupa, junto con el caldoso y la paella, el podio de honor de las preparaciones más populares en el País Valenciano. Como receta elaborada tradicionalmente con sobras de otros guisos como el 'putxero', es fácil encontrar ingredientes secundarios como la morcilla de cebolla, garbanzos o trozos de carne diversos. Más típico del interior que de la costa, en la Arrosseria Xàtiva lo tienen como plato estrella de una carta volcada en la tradición valenciana. Siguen una receta original del 'Llibre del Coch' (1510), y dos versiones disponibles, una de verano con patata y tomate y la de invierno con oreja de ibérico, ambos con arroz bomba artesanal de la marjal de Pego-Oliva. Contundencia sin tapujos.

Mostrar más

Dos propuestas de fuera

Arroz sinuano
Macondo
Restaurantes, Colombiana

Arroz sinuano

Un arroz muy cercano y a la vez lejano: esta especialidad caribeña, propia de la región colombiana de Córdoba, es más que potente. En Macondo encontraréis esta bomba hecha con arroz ídem: una cazuela con costilla de cerdo, frijoles negros y plátano macho que nada tiene que envidiar a los arroces de montaña más asilvestrados.

Restaurantes, Coreana

Gayagum

No hay florituras ni prácticamente decoración, pero cuando nos sentamos enseguida nos damos cuenta que este restaurante escondido en un rincón de Gràcia es de confianza. ¿Por qué? Muy fácil: es el coreano donde comen los coreanos. Tanto si optamos por la carta o por el menú del día (tres platos, 11,80 euros), encontraremos todo el abanico de especialidades típicas de la región, entre ellas el bibimbap, una mezcla de huevo, carne y vegetales frescos sobre una base de arroz blanco. Si os va la marcha, pedidlo picante y rebajad el calor de la boca con las típicas verduras avinagradas que sirven de acompañamiento. La prueba de que los coreanos saben de arroz.

Advertising