Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los mejores chiringuitos de la costa de Barcelona

Los mejores chiringuitos de la costa de Barcelona

Los mejores locales para comer en la playa entre Montgat y Castelldefels

Por Laura Conde |
Advertising
La Deliciosa
© La Deliciosa

Comer bien con un pie en la arena vuelve a ser posible en Barcelona y en todo el litoral barcelonés, sobre todo ahora que hemos ido de Castelldefels en Montgat en busca de los mejores chiringuitos urbanos. Encontraréis algunos a pie de mar y otros escondidos entre los árboles, de paella y de sardinas, de cerveza y de copita de cava.

 

NO TE LO PIERDAS: Las mejores playas de Catalunya

Restaurantes

Vai Moana

El Poblenou

Este chiringuito inspirado en la isla de Pascua es el lugar perfecto para imaginar que el Mediterráneo es en realidad el Pacífico, y que las olitas minúsculas que, con mucha suerte, te encuentras en la playa son en realidad imponentes olas gigantes ideales para sacar a pasear la tabla de surf. Y disfrutar de una cocina de vocación 'healthy' y de unos cócteles increíbles en un lugar sofisticado y 'cool', frecuentado por personas felices y atléticas que no sufren por cosas mundanas como que se le llene de arena el interior del bañador.

Kauai

Huir de la amalgama de gente curiosa e inquietante que suele invadir Barcelona en verano es siempre una buena idea. Y es tan sencillo como reservar mesa en el siempre espléndido Kauai ubicado en la playa de Gavà, el sitio ideal para cenar tapas de gran nivel en un sitio versátil y siempre con ambiente. Podéis ir con los niños, con la pareja o los suegros, hacer una comida de trabajo e incluso atreveros con un proyecto de aventura romántica: un bañito después de cenar en una playa prácticamente desierta hará el resto. Y recordad: espetos.

Advertising
Salt Beach Club
Salt Beach Club
Hoteles, Hoteles de lujo

Salt Beach Club

Ciutat Vella

En los magníficos bajos del W Hotel, rodeados de cuerpos esculturales, macrohamburguesas, cócteles de colores imposibles y 'guilty pleasures' gastronómicos os podréis descalzar sobre la arena de la playa y contemplar el horizonte mientras, en vuestro interior, suenan los Beach Boys. Yes que este fantástico chiringuito que destila glamour ha encontrado la fórmula perfecta: hamburguesas gourmet –que van de la ternera al wagyu o el cerdo ibérico, entre otrosy cócteles originales, con sus correspondientes 'smoothies'.

Restaurantes, Marisco

Barracuda

No es un chiringuito estrictamente, sino un restaurante a pie de playa con una fantástica terraza con vistas al mar. De hecho, la amplísima y agradable playa de Castelldefels es la antítesis de las siempre llenas playas barcelonesas, y es perfecta para un bañito previo a una comida o cena a base de arroces buenísimos elaborados por el chef Xavier Pellicer (también en el Barraca y el Céleri), pescados de lonja y productos ecológicos y de proximidad. Si vais en coche, podéis aparcar en el parking del hotel Playafels.

Advertising
El Maravillas
El Maravillas
Bares y pubs

El Maravillas

¿Y si cogéis la bici y seguís el carril bici desde la plaza de Espanya hasta llegar a este pequeño oasis del Prat de Llobregat? Porque acabar el paseo con un bañito en la playa y una caña bien fría acompañada de, por ejemplo, una ensaladilla rusa y un hummus es un súper plan perfecto para cualquier mañana de verano. A pesar que por la noche la oferta de este chiringuito también es tentadora, ya que os podréis quedar de copas hasta las 3 y disfrutar de música en directo.

Jefferson Beach Bar
FOTO: Igor Artetxe

Jefferson Beach Bar

Todo lo que le puedas pedir a la playa de San Sebastián lo encontrarás en este chiringuito inspirado en la estética surfera de Long Island (¡En la costa Este de Estados Unidos también hay surf!): tumbonas, una terraza que dispone de una situación muy especial -la línea del horizonte es espectacular! - y una carta en la línea de la media del chiringuito barcelonés (bocadillos, ensaladas, hamburguesas, tapas) con toques de sofisticación gourmet y una alta calidad en la elaboración: podéis comer, por ejemplo, des de un Bánh mí -la baguette vietnamita, con carne de jabalí y cítricos - hasta unas alitas de pollo estilo jamaicano. Y coctelería ininterrumpida.

Advertising
Chiringuito Duna
Chiringuito Duna
Bares y pubs

Chiringuito Duna

Los alrededores de Barcelona nos dan cosas gastronómicamente tan interesantes como este chiringuito del Prat de Llobregat, una localidad con algunos restaurantes que nos tienen enamoradísimos: desde la cocina km 0 de Ona Nuit hasta las pizzas de Can Pizza. Este Duna enlaza con esta feliz conjunción entre local 'hipster' y de barrio, y nos ofrece desde bocadillos hasta tapas, sesiones de vermut musical los sábados y una selección de menús para grupos la mar de interesantes: el menú de paella a 20 euros por persona es un buen ejemplo.

Restaurantes

Xiringuito Escribà

El Poblenou

Este establecimiento mítico ha llegado para gritarle al mundo que un chiringuito de playa es mucho más que un sitio donde sirven bocadillos de 'lomo de queso', que dea Van Gaal, a señoras con biquinis estampados XXL y a hombres que se rascan en público los pelos del pecho. Xiringuito Escribà es aquel sitio 'classy' que sirve unos arroces de nivel, pescado y otras tapas marineras (su parrillada de marisco es muy top) y alguna rareza deliciosa como unas bombas de marisco buenísimas.

Advertising

Chiringuito Pez Vela

Este nuevo concepto de chiringuito es el sitio que probablemente se imagina un danés cuando alguien pronuncia la palabra Barcelona bajo el cielo invernal de Copenhague. Playa, glamour, una terraza con vistas al Mediterráneo, la luz indescriptible del atardecer junto al mar y un aire entre elegante e informal que tan bien nos define por todo el mundo. Y unos platos deliciosos, claro, que se mueven entre la sofisticación de la cocina más moderna y el recetario tradicional de la Barceloneta. ¿Qué podéis pedir? Un pescado del día a la brasa.

La Donzella de la Costa
© Ivan Giménez
Restaurantes, Española

La Donzella de la Costa

En la playa de Badalona, después de un paseo marítimo de postal, encontraréis el restaurante con chiringuito La Donzella de la Costa. Marc Fonollar, uno de los propietarios, explica que el valor principal es que "esto es un restaurante familiar. Lo abrió el tío de nuestro abuelo en 1929 y hasta ahora". Este verano han cogido toda la gestión del restaurante -recordemos los notables arroces del Mala Vida- y han juntado la parte de chiringuito con la de restaurante. Este último cuenta con unas vistas acristaladas tremebundas del litoral barcelonés. La carta es clásica de chiringuito pero con las prestaciones de restaurante: unas tapas muy bien hechas (por recordar las bravas y croquetas de cocido) y sobre todo siete modelos de arroz con una relación calidad-precio inmejorable. Por menos de 20 euros una paella de la casa con grano poco hecho, mucha cáscara y sepia fresca. Y la programación de DJ y monólogos vale la pena. El plus, claro, es el afable roce entre modernos de playa y abuelos que hace 60 años que alquilan las casetas de baño: generaciones varias de badaloneses vienen aquí, se bañan, se duchan y se toman una caña.

Advertising
Be Gay
© Iván Moreno
Bares y pubs

Be Gay

Be Gay es aquel chiringuito gay donde siempre seréis bienvenidos si sois heteros, un sitio ubicado en una playa, la nudista de la Mar Bella, donde tampoco os mirarán mal si os da la gana presentaros en bañador. Este es el carácter de un chiringuito donde una serie de hombres que no saben qué es la grasa corporal comen batidos de proteínas con hamburguesas, ensaladas o bocadillos mientras alguien en pelota picada pide unas cervezas para llevar. Delicioso.

Restaurantes

La base by Farré

Restaurante de playa en la Mar Bella (junto al espigón). Allí encontraréis una terraza nada 'cool' con medio centenar de mesas donde beber unas cañas, picar unas bravas y acabar con un arroz no es un acto suicida. Tomad nota, aves nocturnas: en verano abren hasta las 3 h.

Advertising
Bares y pubs, Lounges

La Deliciosa

Si sois de los que pensáis que esta estética entre retro y moderna que impera en los bares de tapas barceloneses de los últimos años no es exportable a un chiringuito, os equivocáis. En La Deliciosa, pequeños oasis de cocina mediterránea, encontraréis una pared con baldosas de mosaico hidráulico (falso, claro), cajas de madera de fruta (también 'fake') y todo este aire 'vintage' de cartón piedra que tarde o temprano morirá de éxito. Bocadillos, hamburguesas, zumos, tapas y helados para un chiringuito que también coge del pasado su nombre: es el que recibía la playa que lo acoge.

Dolce Vita
© Dolce Vita
Bares y pubs

Dolce Vita

Este chiringuito todo terreno es versatilidad pura, y tiene el rollo que probablemente imaginó el amigo Georgie Dann cuando compuso su 'hit' más conocido, con permiso de 'Mami qué será lo que quiere el negro'. Aquí circulan los mojitos como si fueran agua, la gente sale al mar por la noche a refrescarse después de una sesión de dancings con DJ Frank Nicolás, tienen un mago invitado y es una fuente de buenas vibraciones y de aproximaciones nocturnas de estilo romántico o sexual. De día, no nos malinterpretéis, también mola.

Advertising
Restaurantes, A la brasa

La Marabanda

La sencillez acompañada de calidad es una fórmula infalible. Y esta es la opción de La Marabanda, el nuevo espacio de restauración de La Daurada, un espectacular club de playa en la última punta del espigón del puerto de Vilanova y la Geltrú. La ubicación es inmejorable: una fenomenal terraza con vistas a una playa natural -nada que envidiar con las mejores situaciones de la Costa Brava- equipada con piscina y tumbonas, y una banda sonora cuidadosa proporcionada por los DJ de la casa.El cocinero residente es Carlos Ramírez, que ha optado por una cocina de brasa con producto marinero –trabajan con parrillas Josper, un hecho que garantiza un punto de cocción inmejorable– y tapas de toda la vida preparadas de una manera cuidadosa y con un toque autoral. Y muy generosas: como ensaladilla rusa ahumada de anguila o calamares a la andaluza con alioli de ajo asado, o berberechos al natural en el curry. Eso sí, es en platos como el espeto de pulpo o de sardinas a la brasa en que se aprecia la frescura del producto y el sabor de la brasa. La carta de vinos es eficaz y variada, sobretodo si hablamos de vinos tintos de la tierra. Y postres caseros y un servicio directo, eficaz y amabilísimo. De hecho, si tenemos en cuenta los sablazos que a menudo representa comer en un chiringuito, la óptima relación calidad-precio-situación es para darnos con un canto en los dientes. Ahora, si se opta por el apartado de pescado de lonja a la brasa según mercado, el precio picará más alto.Toda la ofe

Y en la montaña...

Restaurantes

Xiringuito Aigua

Horta - Guinardó

El Aigua es uno de esos sitios perfectos para hacer el vermut, una mañana de fin de semana, comer la mar de bien entre semana o tomarse unas cañas por la tarde, lejos de esta peli de terror que suele ser el centro de Barcelona en verano. Jardines, vegetación, un lago y la sensación –falsa, pero y qué– de haber huido de la ciudad.

Música, Espacios de música

La Caseta del Migdia

Sants - Montjuïc

Los que conocen La Caseta del Migdia antes de que fuera 'mainstream' siempre tratarán a los que no con la condescendencia típica de 'solo molaba el primer disco'. Pero saben que este chiringuito de Montjuïc, donde sirven carne a la brasa y unos mojitos lamentables, no ha perdido con los años ni un ápice de su encanto.

Advertising
Qué hacer

Club Panoràmic

Ubicación

El off-Barcelona tiene su apuesta 'indie' en este chiringuito de montaña, con bonitas vistas al mar, donde tienen lugar un buen número de actividades culturales durante el verano, desde música en vivo hasta cine al aire libre. Su notable cocina elaborada con productos de proximidad es un reclamo incuestionable.

You may also like

    Advertising