15 restaurantes imprescindibles de Girona

Comer, cenar o almorzar: si tenéis hambre y queréis comer bien estos son los mejores establecimientos de la capital del Gironès

©Jordi S. CarreraPlaça Independència, Girona

Los amantes de la buena cocina tienen un paraíso en Girona. Además de acoger al mejor restaurante del mundo, la ciudad ofrece un montón de lugares donde poder comer a precios para todos los bolsillos. Tapas, hamburguesas, platos de toda la vida o creaciones gastronómicas... Sea lo que sea lo que busquéis, estos bares y restaurantes no os defraudarán.

König

La fama precede este ya emblemático establecimiento donde hacen, sin duda, las mejores patatas bravas de la ciudad. Un local que lleva el sello de calidad de buen gerundense. El König podrá encontrar una extensa carta de suculentas hamburguesas, bocadillos y platos combinados que, acompañados de una cerveza os saldrá a un precio inmejorable y os dejará bien satisfechos. Si está lleno, se recomienda probar suerte en la Plaça Independència.

Leer más

Tokio Teppanyaki

Qué, ¿una de sushi? Tanto si buscáis una cena romántica como si vais con los amigos, este restaurante japonés no os dejará indiferente. De ambiente íntimo, pero espacioso, ofrece una carta variada con una bona relación calidad-precio. Si queréis disfrutar de una velada especial, podéis reservar un espacio privado. En cambio, si preferís un poco de espectáculo, os proponemos sentaros en una de la grandes mesas teppanyaki, donde un cocinero preparará la comida delante vuestro.

Leer más
Advertising

Txalaka

Un restaurante vasco regentado por gerundenses con una década de historia. Los montaditos son la estrella del local y la filosofía es sencilla: coge un plato, llénate de tapas hasta que no puedas más y, al terminar, un camarero contará los palillos que hayas dejado para pasarte a cobrar. La comida mezcla la cocina vasca y la tendencia catalana e incluye platos como la ensalada de xató o la esqueixada de bacalao. También disponen de menús económicos y de platos más elaborados.

Leer más

Le Bistrot

Lo mejor de Le Bistrot es su ubicación en la subida de las escaleras de San Martí, uno de los rincones más fotografiados por Temps de Flors. Quizá por eso, en 2014 ha sido elegido en un concurso en internet como el lugar más romántico del Estado. Si conseguís sentaros cerca de la ventana, tendréis un punto privilegiado para contemplar las exposiciones florales. El ambiente bohemio que se respira ha contagiado, incluso, a su especialidad: pizzas caseras sobre pan de hogaza. ¡Buen provecho!

Leer más
Advertising
Creperie Bretonne

Creperie Bretonne

Una furgoneta vintage azul da la bienvenida a este local. Lleno de carteles, anuncios y muebles antiguos, incluso los asientos son peculiares butacas de cine dentro de un espacio que emula un autocar. De hecho, si tenéis suerte, quizá encontráis libre la mesa de dentro de la furgoneta (la otra mitad del vehículo hace de cocina). En cuanto a la carta, el plato estrella son las conocidas crepes francesas, en todas las combinaciones posibles. Y aunque tengáis mucha hambre, con una única crepe ya tendréis suficiente.

Llevataps

Llevataps

Su ubicación privilegiada en pleno casco antiguo, en el cruce entre la calle Ciutadans y Cort Reial, hacen de este uno de los restaurantes más buscados. Utilizan productos locales de temporada y frescos. El bacalao con caramelo de cerveza y teja o el filete de ternera de Girona son algunos de los platos estrella, ah, y la carta de vinos del Empordà.

Advertising

+CUB

Tras comenzar la aventura como bar musical en Playa de Aro, los dueños del +Cub decidieron viajar por todo el mundo hasta que, al volver, lo trasladaron a Girona añadiendo un "+". Ahora este local es a la vez cafetería, restaurante y cervecería en medio de la plaza Cataluña. La cocina de Jordi Armengol se elabora con productos de proximidad y la presentación es excelente: no dejéis de probar las tapas de autor o, como las llaman, "pequeños mordiscos de placer".

Leer más

Draps

Decoración minimalista para platos de grandes dimensiones. Intimidad y modernidad acompañan una carta no muy extensa, pero de una calidad que lo compensa. Su filosofía, "Cocina para compartir", así que si sois lobos solitarios -o celosos de la comida-, este no es vuestro lugar. No olvidéis dejar sitio para el postre, porque el doble pecado de chocolate es mortal.

Leer más
Advertising
Casa Marieta

Casa Marieta

Uno de los restaurantes de referencia de Girona. La centenaria Casa Marieta fue fundada en 1892 durante la primera etapa del movimiento modernista. También estaba en plena inauguración del tren que conectaba la ciudad con Sant Feliu de Guíxols. La cocina es casera (cordero asado, pato con peras...) con unos cuarenta platos para elegir, además de los de temporada. El precio medio por comensal ronda entre los 17 y 23 euros.

Jardins de la Mercè

Vale la pena acercarse a los Jardins de la Mercè aunque sea para tomarse una copa al aire libre en el espectacular jardín que le da reputación. Un espacio gastronómico y cultural donde podréis disfrutar de conciertos en directo en uno de los muchos rincones escondidos que tiene. También se suelen hacer recitales de poesía y exposiciones artísticas. La comida también es buena y la presentación, de diseño, con precios para todos los bolsillos.

Leer más
Advertising
Mostrar más

Críticas y valoraciones

0 comments