Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Restaurantes catalanes con estrella Michelin

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Lasarte
Foto: Lasarte Lasarte

Restaurantes catalanes con estrella Michelin

Os presentamos los establecimientos de Cataluña que hasta 2020 lucen, como mínimo, una estrella Michelin

Por Xavier Amat y Ricard Martín
Advertising

Que en Cataluña hay muy buenos restaurantes queda demostrado año tras año con los reconocimientos que da la guía gastronómica más prestigiosa. Unos 50 restaurantes, de costa y de montaña, de cocina tradicional y de autor, tienen en su poder en este momento como mínimo una estrella Michelin, dos de los cuales llegando a la excelencia. Acierto seguro para el paladar si los elegís. Eso sí, en muchos de los casos reservad con semanas de antelación, ¡y preparad la Visa! 

Con tres estrellas

Lasarte

4 de 5 estrellas
Restaurantes Cocina creativa Eixample

La embajada de Martín Berasategui en el hotel Monument de Barcelona se ha convertido en uno de los restaurantes imprescindibles de Barcelona, Cataluña y España, donde el chef ofrece lo mejorcito de su creatividad. El menú degustación es un placer de esos que todo el mundo debería concederse una vez en la vida, o si se puede, una vez al año. Tanta excelencia les ha otorgado el máximo galardón en el mundo de la restauración. Es el primer restaurante de Barcelona que ostenta las tres estrellas Michelin. Aparte de Berasategui, el responsable del día a día es el chef italiano Paolo Casagrande, capaz de añadir a la arrolladora personalidad del jefe una huella de altísima elegàcia y creatividad, presente en platos como el milhojas de manzana, foie gras y anguila,y donde la estética sorprendente nunca pasa por delante de una combinación de sabores genial.

El celler de Can Roca

Restaurantes

Girona
Los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca han llevado su restaurante hasta lo más alto de la gastronomía mundial. Ellos lo definen como un restaurante de estilo libre, “de cocina en libertad, comprometida con la vanguardia, sin renunciar a la memoria de las diversas generaciones de antepasados de la familia dedicadas a dar de comer a la gente”. Una cocina de la emoción, en la que se produce un juego a tres bandas: lo dulce de Jordi, lo líquido de Josep y lo salado de Joan.

Advertising

Àbac

4 de 5 estrellas
Restaurantes Cocina creativa Sarrià - Sant Gervasi

Jordi Cruz ha conseguido la tercera estrella Michelín del Àbac y lo eleva así a la categoría de restaurante imprescindible de alta gatronomía en Barcelona. Ha conquistado este estatus gracias a una cocina llena de maestria y sofisticación, para tocar el cielo.

Con dos estrellas

Miramar Llançà
© Ainhoa Goma

Miramar Llançà

Restaurantes Cocina creativa Fuera de Barcelona

Totalmente simbólico: allí donde el mar y la montaña se tocan, Paco Pérez tiene su primera casa, la más emblemática, que lo ha hecho merecedor de fama internacional y dos estrellas Michelín. El Miramar pasó de ser un hostal del puerto de Llançà a ser uno de los centros de la gastronomía de vanguardia de España. Su menú largo es un delirio marinero de imaginación y sabor, con producto máximo y reinvención sideral de la cocina marinera.

Les Cols

Restaurantes Cocina creativa

Olot
Creación al máximo, pero también raíces y proximidad. Lo demuestra que por ejemplo podréis probar cebolla dulce del volcán Cruscat, o un guisado de judías de Santa Pau. Todo en una masía catalana de diseño interior sorprendrente. Merecidas dos estrellas de la más prestigiosa guía gastronómica.

Advertising

Enoteca

Restaurantes Marisco La Barceloneta
Barcelona
El chef Paco Pérez consiguió dos Michelin por el Enoteca –ya no es el otro restaurante del hotel Arts, es un peso pesado en Barcelona por méritos propios– y también vio cómo su Miramar de Llançà ha recibido la segunda estrella Michelin. Poca gente transporta el sabor del mar a la alta cocina como lo hace él: este exquisito cocinero, lacónico en palabras, habla con la imaginación y el oleaje del mar. La elevación que ha hecho de las ‘espardenyes’ merecen un capítulo en la cocina de vanguardia catalana, y sus arroces contentan por igual a la clientela bulliniana y a los fundamentalistas del corpus de la cocina catalana. Rendirse a la fragancia de su arroz meloso con bogavante es la mejor manera de rendirle homenaje.

Moments

Restaurantes Cocina creativa Eixample
Barcelona
El hijo de Carme Ruscalleda, Raül Balam, ha alcanzado la segunda estrella Michelin con este restaurante de hotel 'top'. Como el restaurante materno Sant Pau, el concepto es una impecable cocina innovadora pero muy catalana, con platos como el fricandó de ternera con senderuelas o las gambas del Maresme con pétalos de tomate confitado, bouquet vegetal y piñones tostados. Dos estrellas Michelin.
Advertising
Disfrutar
© Ferran Sendra

Disfrutar

Restaurantes Cocina creativa Esquerra de l’Eixample

Cerrado ElBulli, sus antiguos jefes de cocina, Oriol Castro, Eduard Xatruch y Mateu Casañas, ofrecen en Disfrutar una cocina de matriz bulliniana, tecnoemocional pura. Son platos de una imaginación y precisión tremenda, como por ejemplo los ya famosos macarrones a la carbonara, hechos con gelatina de jamón. Aquí viviréis una bacanal los sentidos ejecutada a una velocidad perfecta.

Cinc Sentits
FOTO: Maria Dias

Cinc Sentits

Restaurantes Cocina creativa Eixample

¿En qué momento el menú degustación se convierte en 'disgustación'? Ahora que parece que no tenemos memoria, sino 'timeline', me parece que más allá de dos horas y media en la mesa, la atención se fragmenta, y la conexión entre raciocinio y paladar se va a pique. Jordi Artal, uno de los primeros cocineros a establecer el menú de degustación en Barcelona tal como lo conocemos -en el Cinc Sentits, en 2004- tiene una opinión similar: "Cuando llevo más de tres horas sentado, por más que me guste el restaurante , me parece que abusan de mí. Por más bueno que sea, quieres largarte", razona.

Cinc Sentits ha cambiado de ubicación, de Aribau a Entença 60, para crecer y para poder adaptarse mejor al ritmo de degustación del cliente sin disgusto. "Aquí seguiremos el ritmo del cliente. Si come rápido, vamos rápido, y en dos horas y cuarto habrás acabado el menú largo, si quieres ", explica. El nuevo local da gusto: 400 m² en tres salas, con una capacidad de 40 comensales, la misma que la anterior: "Hemos ganado potencia y comodidad, pensamos en el cliente. Si la idea es subir de nivel, no nos podemos masificar ". La inversión y el esfuerzo han tenido premio: en diciembre del 2020 ganó la segunda Michelin. 

En un momento en que la alta cocina busca el cobijo de los hoteles -este verano, la histórica Michelin del Gaig se traslada a la Torre del Remei de la Cerdanya-, una inversión de dos millones de euros es un movimiento valiente: "no somos ni un grupo ni una familia de pasta larga. Sin embargo, tenemos el reto de continuar con nuestra filosofía y seguir siendo referencia en Barcelona ", anuncia Artal. El nuevo local es ambicioso: el menú comienza en un recibidor inspirado en los viñedos de su familia, con un aperitivo con el vermut de la casa, "uno de los pocos del mundo hechos a partir de vino tinto y picapoll", ríe. Este mayo celebran quince años.

El nuevo viaje del Cinc Sentits consta de once pasos, y sigue a rajatabla su ideología culinaria: "No hacemos ninguna fusión, ni por estilo ni por producto, hacemos cocina catalana, no encontrarás carne de Kobe". Más ética que estética. "Lo más importante del plato es el sabor, que sea bonito o técnico es secundario", explica. Y sobre todo "dejar el cliente con la miel en los labios", con platos donde manda una tensión de contrastes que dispara el sabor. Como una navaja -cocida y cruda, con su propio pil-pil- con gárum, flor de cilantro y guisantes del Maresme, donde la frescura herbácea frena el mar salvaje del erizo de mar, o unas extraordinarias postres de helado de leche ahumada.

Artal es un chef atípico: nacido en Canadá, de madre catalana, era jefe de márketing en Silicon Valley, la cocina era un hobby. En la crisis de las 'punt.com', después de un año sabático, decidió vivir en Barcelona y abrir el Cinco Sentidos (sin estudios de cocina, ni stages, sólo con oficio autodidáctico y la cocina catalana mamada en casa ganó la estrella en 2008). "Vivir tantos años fuera me ha hecho crecer las ganas de hacer cocina de país. Cuando vives en Cataluña, mujeres por garantizada una buena tortilla de patatas. Algo muy extraña de encontrar o poder hacer en Estados Unidos ", apunta.

Advertising
Cocina Hermanos Torres
Cocina Hermanos Torres

Cocina Hermanos Torres

Restaurantes

Que los hermanos Torres se hayan convertido en ultramediáticos no quiere decir que hayan abandonado ni un segundo la filosofía que enamoró mucha gente –incluyendo a los inspectores de la Guía Michelin– con aquel primer Dos Cielos.

Cocina 'de recuerdos', que dicen los gemelos, que parte de las recetas familiares y se elabora con productos de temporada, del huerto, y técnicas contemporáneas. Su nueva criatura en Barcelona es un local imponente donde manda la alta cocina, y que demuestra esta pasión de los chefs con el huerto y el jardín. ¿Un ejemplo? La ensalada de 60 verduras de cultivo natural sobre gelatina de albahaca.

Bo.Tic

Restaurantes Cocina creativa

Este restaurante de curioso nombre -es el adjetivo "bueno" y la combinación del apodo del chef, 'Tito', y su pareja, la jefe de sala Cristina Torrent- abrió las puertas en 2007, pero los grandes reconocimientos les llegaron el 2020: nada menos que la segunda estrella Michelin. Albert Sastregener, un cocinero que ya ostentó una estrella Michelin en La Cocina de Can Pipes, en Mont-ras, ofrece una cocina de gran nivel técnico pero a la vez respetuosa con la tradición de la cocina catalana arraigada en el Empordà. El lugar tiene mucho encanto: una antigua fábrica de carruajes.

Con una estrella

Castell Peralada Restaurant

Restaurantes Cocina creativa Fuera de Barcelona

El grupo Casino de Peralada hizo un movimiento sabio incorporando el binomio Xavier Sagristà-Toni Gerez en su restaurante: en 2017 querían elevar el nivel gastronómico del castillo llevando la cocina del paisaje del Empordà al Casino y cantaron blackjack con la primera Michelin. Sagristà, un chef tranquilo y pausado, ajeno en la medida de lo posible de la presión competitiva de las estrellas, ha podido trabajar con calma y medios. Y esto lo evidencian maravillas comprensibles como el chucho de parmesano o el consomé de faisán con setas, que continúan la línea que iniciaron hace muchos años en el ya desaparecido (e histórico) Mas Pau. La recuperación de un estilo de alta cocina que, aunque sea amable y con fuertes raíces en el paisaje, tiene un espíritu de autor y vanguardia innegable.

Aürt
Aürt

Aürt

Restaurantes Cocina creativa Diagonal Mar i el Front Marítim del Poblenou

Después de compartir cocina con el asador de pollos familiar, Artur Martínez ahora la comparte "con un hotel de 400 habitaciones", ríe. Porque la aventura de El Capritx de Terrassa, la estrella Michelin más pequeña de Europa (12 comensales) que se quiso trasladar a Barcelona, ​​se ha acabado resolviendo en la apertura de Aürt en el Hilton Diagonal Mar. Aürt: golpe, sacudida brusca. Y a fe que este singular restaurante gastronómico lo es: todo el mundo te dice "hemos creado un concepto que no existía", pero cuando lo dice Martínez es cierto. Remacha la definición con la etiqueta irónica "de evolución pija del 'street food' o 'lobby food".

Integrado en el lobi del hotel -topas con el restaurante apenas entrar, un matiz incluido en el nombre-, estamos ante un gastronómico para 17 comensales divididos en una mesa pequeña para seis, una de grande para ocho y una de redonda baja para quien quiera intimidad. Y toda la cocina se hace ante el cliente -cada mesa/barra tiene una inducción, y el 'office' está equipado con plancha, horno, brasa y salamandra. "La separación física con el comensal diluye el discurso, y hace que pierdas información", valora. Pues ahora la tendremos toda. Desde el 2017 el chef ha ido juntando teoría, e inaugura la nueva etapa con "un menú de degustación continuista del Capritx que se irá radicalizando y profundizando", ahora que han dinamitado las limitaciones logísticas.

El otro vínculo con el significado catalán de Aürt: utiliza el término "exotismo de proximidad" para definir su cocina. Vemos el menú: 16 pasos a 89 euros, donde tras la aparente obviedad de enunciados como bonito con vinagreta o salmorejo de gamba, Martínez y su equipo ponen el plato dentro y fuera de contexto y lo rehacen en maravillas comprensibles pero que abren "mundos nuevos en términos organolépticos". No tienes que hacer malabares para entender qué comes ni para comer, pero el choque está ahí. Otra maravilla es la oferta del lobi, Ma'i, con la que Martínez ha reinventado el concepto de bar / restaurante de hotel con tapas marca de la casa, y una carta de bebidas (infusiones, vinos y coctelería) a años luz de la ejecución gris, mala y cara que te sueles encontrar en los bares de hotel (incluso los de lujo). Aquí el producto de proximidad brilla en todos los ámbitos: "Si no dispusiera mi trabajo aquí como un escaparate del producto local, no tendría sentido mi presencia", explica Artur. 

Advertising
Oria
© Maria Dias

Oria

Restaurantes Española Dreta de l'Eixample

El restaurante Oria, en el hotel Monument, está puerta con puerta con el Lasarte (dos Michelin desde el 2010). Y en la acera de enfrente tenéis el Loidi (que también es el nombre de la calle de Lasarte-Oria donde está la casa madre, Martin Berasategui). Berasategui cuida doce asesorías en todo el mundo, pero me parece que sólo para las que siente más afecto reserva la carga toponímica. "En estos lugares encontrarás un homenaje al Mediterráneo con hilo conductor vasco": diplomática respuesta.

Berasategui no se rompe la cabeza con los nombres, sino que pone toda su capacidad de trabajo y voluntad "para ofrecer una visión vanguardista, con raíces y autenticidad de la tierra que me acoge". Gracias, sobre todo, "a un equipazo de cocineros de raza, jóvenes y rompedores, que en cada plato se dejan la vida", recalca (el chef del Oria se llama Felipe Carvalho y esto sólo puede ser una buena señal). Por comparación, el Oria es la antesala informal del Lasarte ( "un sport casual", lo define Berasategui) pero está en un universo diferente de los catálogos de tapas finas de la parte asequible del gran lujo: tiene una entidad de peso, ideal para entrar en el universo Berasategui sin sentir la presión de 'la comida que te ha de cambiar la vida'.

Oria recupera la tradición que instituyó el cocinero vasco en 1993: "Pague usted lo que quiera, que Martín le confeccionará el mejor menú que pueda con su equipazo", decía el cartelito que colgó. "Con esto he conseguido que entre la gente sin pereza y sin miedo", valora. Por un precio de 45 € (el menú de mediodía vale 40 €) me llega un menú de degustación corto, telúrico y elegante, con platos fáciles, que no tienen la complejidad de ruedas dentro de las ruedas del Lasarte, pero con el poder crudo y la sorpresa intactas.

Son seis pasos en los que me enamoro de un canelón de pies de cerdo y cola de buey (sofrito gelatinoso: ¡qué bueno!), un jugoso lomo de rape con alcachofas, berberechos y alcaparras con importantes matices de los brotes (¡carne de mar y montaña 'veggie'!) y un filete de vaca asado donde el puré de apio nabo aligera la salsa perigordina. La cocina de anteayer y de pasado mañana, ahora (vinos, café y petit fours incluidos). Berasategui atribuye su éxito a ser "un disfrutón y un inconformista a la vez". Y nos propone un planazo irrefutable que combina los dos aspectos.

Enigma
© Pepo Segura

Enigma

Restaurantes Cocina creativa Sant Antoni

Albert Adrià lo ha vuelto a hacer: un espacio brutalmente ambicioso que rompe esquemas. No ha querido repetir elBulli, sino que ha querido imaginar (y hacer realidad) como sería elBulli hoy en día. Como su antecesor de Roses, Enigma dinamita lo que consideramos un restaurante convencional. El comensal ignora qué comerá; no ha visto la carta, que ellos no enseñan ni en la puerta ni en la web.

Advertising
Deliranto
FOTO: Deliranto

Deliranto

Restaurantes Cocina creativa

El restaurante de Josep Moreno, en Salou, ha vivido una ascensión meteórica: abrió en 2017 y en tres años consiguió su primera Michelin, en 2019. La propuesta es arriesgada y tiene contexto literario: el menú degustación siempre tiene una referencia literaria como hilo conductor, bien sea 'Cuento de Navidad' de Dickens o 'El Principito', por citar un par.

Apuesta radical: son sólo seis mesas por las que desfila un menú degustación de más de veinte pasos, en el que el chef hace patente su pasión por el mejor producto y enseña todo su abanico de recursos técnicos. Esperad un festival de texturas, sabores y gadgets para aglutinar la literatura con la inspiración culinaria.

Fran López
© Maria Dias

Xerta

Restaurantes Cocina creativa Dreta de l'Eixample
Barcelona
Una exquisita excepción: el restaurante Xerta, en el hotel Ohla, abandera la entrada a la alta cocina barcelonesa del gran desconocido de la gastronomía catalana: el producto del delta del Ebro. El chef Fran López, que a los 25 años consiguió la Michelin en Villa Retiro (Xerta), ofrece platos en los que combina el poder crudo del mar con la creación gastronómica. Una manera de hacer excelente y original que les ha valido su primera estrella Michelin también en Barcelona. Como explica él mismo, "somos el único restaurante gastronómico con sello del Delta en Barcelona. Y eso es lo que nos hace ser tan diferentes y peculiares, en una ciudad donde hay grandes restaurantes peruanos, mexicanos o japoneses, y también catalanes de diferentes puntos. Pero del sur, no! Somos del Delta, tenemos acceso a todo su producto y dominamos las técnicas de cocción apropiadas. Aquí aportamos una cocina singular y poco conocida: angulas, anguilas, cajitas, ostra del Delta, ortiga de mar... ". 
Advertising

Hotel Villa Retiro

Restaurantes Cocina creativa

¿Queréis comer de estrella Michelín, a un precio razonable y en un lugar precioso? Pues la jugada es muy clara: el Villa Retiro de Fran López, en el hotel homónimo, en Xerta, antigua mansión indiana del s. XIX, reúne estas tres condiciones tan difíciles de encontrar en la alta gastronomía. López es un cocinero comprometido con llevar a la alta cocina cierto producto del Delta del Ebro a veces no suficientemente conocido.

Aunque en su vertiente carnívora, que le echen un galgo: sí, en el degustación (80 €), encontrarás sushi del Delta, pero también solomillo de jabalí braseado con tartar de vaca y salvia. Y también hay varias opciones de menús de mediodía, exquisitos y sustanciosos, como el Menú Delta del Ebro (55 €), que os hará salir rodando. Lo hacen todo bien, claro, pero los arroces melosos (negros o de pato) son una barbaridad.

Pakta

4 de 5 estrellas
Restaurantes Peruana El Poble-sec
Barcelona
El restaurante que Albert Adrià abrió en Barcelona despúes de Tickets y 41º es un nikkei: aquel tipo de cocina que nació en Perú por la mezcla de la cocina autóctona y la inmigración japonesa. Ahora bien, ha pasado por su filtro este género culinario para conseguir platos sorprendentes, como por ejemplo una fusión de maki y causa de caballa ahumado, o un nigiri de salmón con salsa de ají amarillo. Pakta, en quechua, significa "juntos". La creatividad y excelencia de Pakta se ha visto recompensada con una estrella Michelin el 2014.
Advertising

Ca l'Arpa

Restaurantes Cocina creativa
Banyoles
Este restaurante (también es hotel) en el corazón de Banyoles tiene una estrella Michelin y se puede comer a un precio medio de 50 euros, pese a que también dispone de tres menús entre 38 i 70 €. El xef Pere Arpa és un hombre tranquilo: ganó una Michelin, la perdió y la volvió a recuperar. El sigue a lo suyo, que no es otra cosa que transformar en platos muy reconocibles las joias 'gastro' del territorio de Gerona. El plato estrella es el crujiente de pie de cerdo con foie gras a la brasa, y de postres os recomendamos el pastel de crema catalana. La bodega tampoco os dejará indiferentes.
La Boscana
© Emilio Ferrer

La Boscana

Restaurantes Cocina creativa Fuera de Barcelona
Lleida
La Boscana está ubicado en la finca homónima de Lleida. Todo un lujo: dispone sólo de 8 mesas desde donde los comensales podrán disfrutar de una experiencia gastronómica en cocina catalana contemporánea, al tiempo que contemplan la naturaleza tras muros de vidrio. Este es un restaurante familiar donde brilla la cocina de Joel Castanyé -que ha pasado por elBulli o Neichel, entre otros-, un chef que lleva a la mesa la Cataluña interior, con delicadezas llenas de carácter, como la becada con ostras al whisky.
Mostrar más
Recomendado

    También te gustará

      Advertising