Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Club Sandwich Barcelona
Foto: Irene Fernández Club Sandwich Barcelona

Los mejores bocadillos de pan de molde de Barcelona

Los sandwiches de pan de molde más deliciosos de Barcelona

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

Una nueva generación de bocadillos con pan de molde está triunfando en Barcelona. Son creaciones originales y suculentas que dignifican un producto gastronómico, a menudo menospreciado por su aparente simplicidad. Estos son los 10 bocadillos más deliciosos que hemos probado, ¡placeres delicados que os invitan a darle un buen mordisco! Pegadles muerdo, ¡que se comen solos!

NO TE LO PIERDAS: 15 mejores bocadillos de Barcelona

  • Restaurantes
  • Bar de bocadillos
  • precio 2 de 4

¿Quién ha dicho que la hamburguesa pertenece al reino del panecillo redondo? La Patty Melt del Bar Torpedo es un prodigio de sabor concentrado en 20 centímetros cuadrados de pan ídem (que hacen en el Forn Sant Josep para ellos). El bollo es muy ligero, y permite apreciar la rotunda suavidad de una hamburguesa hecha de vaca gallega madura, quizás la carne picada más cara del mundo. Hace honor a su nombre con un gusto que funde la carne top con la mantecosidad de los quesos gouda y cheeddar, y un sutil, pero presente toque salado y ácido del pepino; un sabor unitario que es un chute directo al centro de placer a tu cabeza.

Precio: 10,90 €.

  • Restaurantes
  • Bar de bocadillos
  • Dreta de l'Eixample

Cuando abrieron, en la última primavera, estos jóvenes tuvieron el buen gusto de citar a Ginsberg: "Comemos sándwiches de realidad". Con una estética de 'hipsterismo' austero –nada del multicolorismo cuqui del 'brunchample'–, Julià Freixas comanda un restaurante de bocadillos excelente y artesano, donde todo se hace desde cero, todo es de proximidad y gasta unos precios ajustados. Desde el bocadillo de cerdo deshilachado –un caramelo de diez horas de cocción– hasta un exquisito pastrami en pan de molde. El corte, hecho en Girona, proporciona la rotundidad y algo suave que te esperas del rey del bocadillo made in USA.

Precio: 10€.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • La Nova Esquerra de l'Eixample
  • precio 3 de 4

En este restaurante hacen magia con el pescado, y su 'katsu sando', bocadillo japonés, no es una excepción. Cuidado con lo que cuenta Giulia Gabriele, jefe de sala y copropietaria con el cocinero Riccardo Radice: cuando es temporada de atún, ellos mismos despiezan el atún (el famoso ronquido), y cuando no, utilizan 'bluefin' de Balfegó, quizá el estándar de calidad más alto del pescado azul rey en el Mediterráneo occidental. El pescado, enlucido por fuera, tiene el centro crudo y la parte exterior bien crujiente, y combinado con 'karashi', mostaza japonesa, es un juego de texturas elegante y delicado, frío y caliente.

Precio: 22 €.

  • Hoteles
  • Eixample

Un humilde sándwich puede ser muy serio. En el hotel El Palace, santuario del clasicismo, lo es. Hacen un té de tarde inglés –por reserva– con pastas y sandwiches de una suavidad inenarrable: "Los panes no pueden estar en contacto con el aire mucho rato, se secan enseguida", explica el chef jefe, Jesús Caballero. Los delicadísimos rellenos se hermanan con el molde: muslo de pollo picado con mayonesa, curry y nueces; berros con huevo y trufa en pan de caramelo (¡brutal!), o el más clásico, el de pepinos con mayonesa y pan de espinacas. Tan ligeros, que los hueles y ya los tienes dentro.

Precio: 38 € con té, bocadillos y pastas.

Publicidad
  • Restaurantes
  • A la brasa

Los años pasan y les salen competidores, pero su bocadillo de tartar de buey es un mordisco de hedonismo insuperable. Y saludable. Basta de demonizar la ternera: si es como esta –un buey bien tratado y alimentado en pasto– es un superalimento que te llena de omega-3, proteína de alta calidad y euforia. La carne del bocadillo –en pan inglés– tiene una textura sedosa y un punto de maduración intensísimo, y la generosidad de la ración es extrema. Sedme zen, y devorad con parsimonia, 'mindfulness' y respeto un plato que derrocha vida y energía. ¡Eres lo que ha comido lo que comes!

Precio: 15 €.

  • Restaurantes
  • Bar de bocadillos
  • El Poblenou
  • precio 2 de 4

Dinamita nostálgica: una coctelería-restaurante que rinde homenaje a la España de playa de los 90, la de la caspa de Gil, las revistas del corazón con "arghs" y Benidorm como manteca Arcadia. Ep, todo muy limpio y diseñado hasta el último detalle: bajo los bañadores de Torrente y la Pantoja enmarcados, zamparéis triquinis (un bikini cortado en cuatro pisos hecho en el horno! El de la casa: pollo al ast, lechuga, huevo, tomate, romesco y gouda!) ideados por Marc Martín de La Mundana. Un sitio único: tienen un privado para fiestas que simula una piscina cubierta. ¡Atreveos con un Quesús Gil!

Precio: 9,50 €.

Publicidad
  • Tiendas
  • Tiendas gourmet
  • Vila de Gràcia
  • precio 1 de 4

El sándwich de miga es una religión, en Argentina. El pan es ligero y delgado y así el relleno gana protagonismo. Gastón Nakazone llegó a Barcelona hace veinte años y, después de dominar teoría y práctica de la restauración, abrió Casa Miga, de donde salen delicias de tres pisos como el bocadillo de pollo al ast con curry, mango y queso semicurado o el  de beicon crujiente, plátano y queso, y el de feta, tomates secos y calabacín con miel. En la web ofrece veinte variedades que se piden por encargo y en el local de Gràcia siempre tienen una decena de gustos a punto. 

  • Restaurantes
  • Turca
  • precio 3 de 4

Katsu sando significa literalmente "bocadillo de carne rebozada". Este sándwich japonés de receta clara y corte fotogénico se ha viralizado. El concepto es clarísimo. Ahora bien, en el Funky Eatery preparan una versión mediterránea deliciosa: hecha de queso 'halloumi' empanado, con rebanadas de tomate rosado (¡trampantojo de tocino!) y pesto, y un pan de molde que hacen ellas mismas. Es un bocado ligero y adictivo. Si se queda con hambre, puede compartir un Bosphorus: bollo con pescado fresco a la brasa con lechuga, cebolla envinagrada y mayonesa de limón, versión gourmet del 'balik ekmek' turco.

Precio: 8,90 €.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Española
  • Dreta de l'Eixample

Otra versión del 'katsu sando' de mucha categoría es la de La Esquina. Redefinido como restaurante de bocadillos gourmet, el chef Marc Pérez ha diseñado una breve carta de seis bocadillos –el resto son ensaladas– donde reina sin discusión esta barbaridad: ventresca de atún con salsa de la casa, mayonesa japonesa y lechuga romana en la brasa. Es una maravilla de sabor que parece que desbordará en cada mordisco, pero que un pan de molde encarcela de manera modélica. Muerde: la frescura y melosidad del atún en su punto, el rebozado crujiente y la salsa te ponen los ojos en blanco.

Precio: 15 €.

  • Restaurantes
  • Bar de bocadillos
  • precio 2 de 4

La Bikinería es una maravilla sencilla para todos los bolsillos. Un bikini siempre apetece, y aún más según los estándares de calidad que utiliza el cocinero Joan Gurguí. Partiendo de la simplicidad absoluta de la plancha, el molde y el queso, complica las recetas, pero sin pasarse, haciendo pequeños artefactos deliciosos en los que la combinación de producto tiene todo el sentido del mundo. Un ejemplo: el bikini carbonara, con 'guanciale' –embutido curado de careta de cerdo, más sabrosa que el beicon–, parmesano, emmental y cebolla caramelizada; un beso picante, dulce y salado que devoras con devoción.

Precio: 6,70 €.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad