Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Mamma mia! Cocina italiana

Mamma mia! Cocina italiana

Mucho más que pasta y pizza

Mandi mandi
Advertising

¿Crees que falta algún restaurante italiano importante? Dínoslo en los comentarios de abajo.

Restaurantes

Bacaro

Ciutat Vella
4 de 5 estrellas

No es un restaurante italiano. No es, tampoco, una trattoria italiana. Es una tasca veneciana y trae el nombre con que denominan estos lugares la ciudad de los canales, Bacaro. Los venecianos son diferentes del resto de los italianos. Proveedores de pescado en la época romana, los venecianos todavía continúan viviendo con los pies al agua y en cualquiera de sus seis sestieri (barrios) se come divinamente si se toma la precaución de esquivar los lugares turísticos. Tienen una cocina muy particular, marinera y refinada, con toques que quedaron de las evitadas invasiones turcas y enriquecidas gracias a la pasión aventurera de sus marinaros, con Marco Polo al frente. Un lugar donde se puede tomar desde un prosecco hasta una caña, y pasar una de las noches más deliciosas en buena compañía y con una oferta gastronómica excelente y con precios más que razonables.

Restaurantes, Italiana

Massimo

Sarrià - Sant Gervasi
4 de 5 estrellas

Massimo, milanés, pero universal en su concepto de cocina, abrió su restaurante en Junio del 2008 con la idea de ofrecer la cocina italiana más auténtica, y lo ha conseguido. En un elegante establecimiento de dos plantas, con capacidad para unas sesenta personas, los fines de semana es imprescindible reservar si se quiere saborear la vera Italia. Pastas exquisitas de elaboración casera, suculentos entrantes a base de muy buena mozzarella stracciatella, y excelentes platos como el que recomendamos: un atún mediterráneo, rojo, rebozado con pistachos y acompañado de verduritas cujientes.

Advertising
Restaurantes, Italiana

Non Solo Pizza

Eixample

Non Solo Pizza elabora una de las mejores pastas de la ciudad, por no hablar de su pesto que no tiene nada que envidiar a los de la tierra de su chef y propietario Alberto, Liguria. En un local muy animado se disfruta de su excelente focaccia, sus entrantes típicos como el affetatto misto o la burrata con tomate y rúcula, una exquisita variedad de pasta rellena elaborada en casa y pasta seca. Buenos vinos italianos a precios asequibles y excelentes grappas completan el panorama. Tiene una oferta de pastas muy sabrosas según el día de la semana.

Santa Marta
©MariaDias
Restaurantes, Italiana

Santa Marta

La Barceloneta
3 de 5 estrellas

En este muy atractivo y desenfadado bar al lado del mar, los gemelos Colombo del Xemei sirven sándwiches especiales, 'panini' y 'tramezzini', muy diferentes a nuestros bocadillos. Y también platos del día como bacalao 'mantecato' y todo tipo de aperitivos italianos y venecianos. Tienen 'spritz'!

Advertising
Restaurantes, Italiana

De Gustibus Italiae

Sarrià - Sant Gervasi
4 de 5 estrellas

Con una terraza que en verano es encantadora, este local de dos plantas dispone de unas cómodas sillas para unas mesas bien distribuidas, a una distancia prudencial para que los comensales no se molesten, una buena iluminación y un excelante servicio. Aquí, Roberto ofrece platos de todas las regiones italianas, auqnue sin imponerse fronteras, ni geográficas ni imaginativas. Un ejemplo: linguini con ajo, guindilla, huevos de mújol (botarga) y queso de cabra (pecorino). Sublime, para empezar, la ensalada de alcachofas crudas con rúcula y queso pasado por vino Barolo. Entre los postres destaca el semifrío de Amaretto con almendra caramelizada, una excelente selección de quesos, y, para acabar, café shakerato (batido y frío) y buena grappa. Muy buena bodega de vinos italianos y españoles. Hay menú de mediodía.

Restaurantes, Italiana

Gravin

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
4 de 5 estrellas

Todo el equipo de este restaurante procede de la Pulla, pero el local tiene algunas variantes que no lo encasillan sólo en esta región. Destacan muchos platos, pero empezamos por sus orecchiette típicas, que preparan con almejas, rúcula y tomate. De entrantes tienen una fabulosa burrata pullesa (un queso fino más cremoso que la mozzarella) servida con rúcula, tomates cherry, albahaca, aceite y vinagre de Módena. También ofrecen un atún poco hecho con comino, setas y cebolleta confitada que es sensacional. Muy buena carta de vinos, en la que sobresale el Nero di Troia, un vino de la Pulla.

Advertising
Restaurantes, Italiana

Le Cucine Mandarosso

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Parece mentira lo fácil que es dejar contentos a los comensales con pequeños detalles y, sobre todo, una cocina auténtica y hecha con amor. Es lo que se respira en este establecimiento sin grandes pretensiones. Bueno, con una única pretensión: la de querer gustar. Vecino del majestuoso Palau de la Música, este restaurante de colores y sabores napolitanos apasiona, de entrada, a los que han tenido la fortuna de conocer el ambiente de Nápoles y sus sabrosos platos. Sorprende que un o una simpatiquísima napolitana te enseña el paqueta de la pasta que te recomienda probar. La atención que ponen en los platos lo hace diferente y superior a mucha de la oferta italiana existente en la ciudad. La mejor garantía es que es el preferido de los jovenes italianos residentes en la ciudad.

Restaurantes, Italiana

Xemei

El Poble-sec

No es lo mismo decir "hoy hemos cenado en un italiano" que "hoy hemos cenado en un veneciano". ¡Todavía hay categorías! Cuando, en el Poble-sec, abrieron el Xemei, este inciso se hizo imprescindible. Los gemelos –xemei, en dialecto veneciano– Stefano y Max Colombo llevaron a Barcelona una cocina transalpina que superaba de una vez los macarrones a la boloñesa y las pizzas quattro stagioni. Llegaba el pescado tal y como lo cocinan en el Véneto, y teníamos que aprender qué son las sarde in saor o el baccalà mantecato: otra cocina italiana era posible. Las sarde son la versión veneciana de las sardinas escabechadas y aquel bacalao es una brandada sin ingredientes lácteo. En Xemei os lo sirven en un surtido que también incluye caballa al horno y boquerones marinados, y que debéis pedir sí o sí para poneros en situación. Cosa que, por otro lado, no os costará mucho. El lugar tiene glamour y, como toca en estos casos, corre el rumor de que algún jugador del Barça es cliente. El ambiente de taberna vintage, la hiperactividad de los xemei, los camareros charlatanes y unos platos buoni, buoni, buoni son motivos suficientes para decidir que volveréis. Pero antes, acabaros los bigoli in salsa veneziana, las sepias a la plancha con polenta, el pulpo a la brasa o, si queréis parecer venecianos de toda la vida, el hígado de ternera a la veneciana.

Advertising
Restaurantes, Italiana

Da Greco

Gràcia

Además de disfrutar de la buena oferta de pastas y platos italianos de calidad, sentarse en una de las originales mesas de este restaurante «cinematográfico», nueva genialidad de Toni Greco, permite sentirse en uno de los históricos filmes italianos. Además del ambiente agradable y la espectacular decoración, el excelente servicio y la buena comida hacen que el comensal no olvide nunda una cena a Da Greco. Lo mejor es dejarse sugerir por el chef y el propietario.

Restaurantes, Italiana

Blau Cucina e Caffé

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Las pizzas más buenas son las más simples. Esto dice el napolitano Diego Martone en el Blau, pegadito al mercado de Santa Caterina, un favorito de la colonia italiana. Define la fórmula del Blau como "tavola calda", es decir, mesa caliente. Por la mañana, desayunos; al mediodía, menú (siempre con pizza de segundo), y por la noche, una carta de platillos italianos. Siempre con su excelente pizza que vienen al 'taglio' de telón de fondo. Diego nos recomienda la de berenjena, tomate fresco y queso scamorza, fresco de leche de vaca.

Advertising
Obe
© Maria Dias
Restaurantes

Obe

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
4 de 5 estrellas

El Obe es un pequeño restaurante situado en la plaza de Santa Caterina, y la situación, en el centro de la Barcelona del turismo a gran escala, hace pensar que este es un restaurante para turistas sin escrúpulos. Nada más lejos de la realidad. El Obe –que, por cierto, lleva un nombre que trae a confusiones con la cocina japonesa– es un pequeño honesto restaurante italiano. En el Obe hay respeto hacia la cocina que representan. Además el vino, un negro del Azienda Agricola Tacoli Asquini, el vino de la casa, es altamente recomendable.

Restaurantes

Sarrietto

Nos resistíamos a hacer público uno de nuestros italianos de referencia, en el Putxet, ¿pero cómo queréis que no compartamos con los amantes de la Bell’Italia las bondades de sus salsas con tomate y ricotta, pesto, calabacín… combinadas con diferentes tipos de pasta? El miércoles lo tendréis complicadísimo: es el día de la lasaña.

Advertising