Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los mejores restaurantes gallegos de Barcelona
pulpo a feira

Los mejores restaurantes gallegos de Barcelona

Repasamos dónde se ha instalado la buena cocina gallega en la ciudad

Por Ricard Martín
Advertising

Recordamos el dicho: el gallego no se queja, emigra. Esto ha hecho que buena parte de los restaurantes y bares de Barcelona sean gallegos. Y no nos quejamos, al contrario: la cocina gallega es de las que mejor sabe resaltar las virtudes del producto. Y qué producto: con el pulpo y la vaca como emblemas, tienen lo mejor del mar y de los prados y un repertorio de guisos y tapas imbatibles. Repasamos la lista de dónde se come mejor comida gallega, desde el lugar más humilde hasta el favorito de Júlio Iglesias.

Diez gallegos para todos los bolsillos

escairón
Foto: Ivan Gimenez

Escairón

Restaurantes El Poble-sec

El Escairón destaca sobre todo por su entrecot de Galicia y su pote, el caldo gallego. Jorge y Pilar os atenderán como si estuvieráis en su casa, tienen una clientela prácticamente fija. Sus platos fuertes son el entrecot o cualquiera de sus carnes a la brasa, pero también sus guisos, el lacón y, sobre todo, algunos postres como el denominado Escairón (crema catalana con un tipo de crocanti helado). Inmejorables y únicas son las patatas fritas que acompañan las carnes, entre las que detaca la escalopa a la milanesa. Es un lugar ideal para disfrutar de la cocina gallega y de mercado.

Arume
©MariaDias

Arume

Restaurantes Cocina creativa El Raval

El Arume es un restaurante con una carta de presentación clara: "cocina gallega contemporánea". Pero más que cocina gallega contemporánea, el Arume parece un restaurante de cocina gallega que ha viajado, de la mano del cocinero Manuel Núñez, por mil territorios del mapamundi. Un local muy interesante situado en un barrio que necesita locales así.

Advertising

A Gudiña

Restaurantes Sant Antoni

La Pulpería A Gudiña es uno de esos restaurantes en los todavía puede disfrutarse de una comida de calidad a precio razonable. Este establecimiento de trato cordial y aire familiar, sirve deliciosas tapas de marisco y pescado gallego, acompañado de un buen albariño y una buena copa de orujo al acabar. Los siguientes platos son deliciosos: pulpo a la gallega, empanada, pimientos del Padrón y costillas gallegas con ajo.

Casa de Tapes Cañota

Restaurantes El Poble-sec

El Cañota es un bar de tapas marineras de inspiración gallega con muy buenas referencias. Es el hermano pequeño del reputado Rías de Galicia, uno de los grandes restaurantes gallegos de la ciudad y del Estado. La oferta del Cañota es la de toda la vida: pescado y marisco, patatas bravas, pulpo a la gallega, ensaladilla rusa, cañas y vinos. Todo de la mejor calidad y en un local desenfadado.

Advertising

Los Cachitos

4 de 5 estrellas
Restaurantes El Raval

Un bar gallego que hay que conocer: su cocina es sencilla, pero exquisitamente gustosa y de buena calidad. Su caldo gallego es muy bueno y la ensalada de ventresca y tomate raf está muy bien preparada. Hay una larga lista de platos muy buenos, como la empanada gallega, la sopa de pescado y los fideos negros con gambas y almejas.

Louro
© Irene Fernández

Louro

Restaurantes

Decir que el restaurante del Centro Gallego de Barcelona es singular es quedarse corto. Se accede a la antigua residencia del conde Güell –la sala interior tiene un pasillo proyectado por Gaudí que conecta con el Palau Güell!– por una majestuosa escalera de mármol, agazapada en un amplio vestíbulo a pie de Rambla. De los mismos responsables del Arume y el Cera 23 , son abanderados de la nueva cocina atlántica en Barcelona: es decir, no son platos que te encontrarás en el típico gallego, pero sí son platos que te hablan de Galicia.

Advertising
Louro
© Irene Fernández

Louro

Restaurantes

Dir que el restaurant del Centro Gallego de Barcelona és singular és quedar-se curt. S’accedeix a l’antiga residència del comte Güell –la sala interior té un passadís projectat per Gaudí que connecta amb el Palau Güell!– per una majestuosa escala de marbre, arraconada en un ampli vestíbul a peu de Rambla. “Això és l’'speakeasy' definitiu, no ho podem anunciar més perquè l’edifici és patrimoni. És el centre gallec més antic d’Europa, del 1892”, explica en Rubén Bermúdez. Aquest gallec –que oposat al tòpic sempre parla clar– és un dels socis del Louro, el restaurant que des de fa un any i escaig ocupa el lloc de la concessió que van deixar Jacinto López i fill: “Som a la Rambla. La gent que vol menjar bé no va a la Rambla, l’evita!”, riu. Bermúdez i companyia saben el que fan: el 2010 van obrir l’Arume i el Cera 23 al Raval profund, i són abanderats de la nova cuina atlàntica a Barcelona. “No són plats que et trobaràs al típic gallec, però sí que són plats que et parlen de Galícia”, resumeix.

Hem passat d’una tasca –lacón amb cachelos, empanada, menú de 10 euros, bona cuina casolana– a un galleguisme il·lustrat “que vol ser relativament assequible, res dels 80 euros del Botafumeiro”. Amb una matèria primera “tan bona que només cal posar-hi un xic d’afecte”, la idea inicial era fer un restaurant de producte nu i planxa, però la carta ha quallat en una revisió gaudiniana –de gaudi– plena de suc i sabor. Com, per exemple, unes sardines fumades sobre torrada de pa de Cea amb formatge del Cebreiro, o una brutal truita estil Betanzos, on un tsunami de patata melosa i 'zorza' ofega la polèmica de la ceba.

La bona mà del xef fa estèril una altra polèmica catalana: la de menjar arròs a la nit. El melós de llamàntol, preparat quasi com un arròs a banda però amb marisc, és lleuger i al punt, però amb tot el sabor i la festa de desarmar el marisc cuirassat. I els apartats d’entrants i postres també són un desfici de sabor: aquelles 'zamburiñas' amb papada! Una grandiosa 'torrija' alcohòlica de dos rombes! Festa celta tan bona que sembla pagana.

O Meu Lar

3 de 5 estrellas
Restaurantes Sants - Montjuïc

Brasería gallega familiar para amantes exigentes de la carne a la brasa. Para disfrutar de un buen entrecot con hueso a la losa. Antonio y su hijo Santi, instalados desde hace años en Poble Sec con una clientela habitual, se han especializado en las carnes de Galicia, el cordero y el cochinillo de Burgos y, cuando el mercado lo permite, también ofrecen pescado fresco y una extensa lista de platos, por ejemplo carnes de caza. Su cocido gallego es excelente. Si se tiene la precaución de pedirla por anticipado, el festival puede ser una mariscada. Algunos postres caseros son dignos de atención, como las «canyetes de Santiago», el pastel de piñones, la oreja de fraile y la Santiaguiña, entre otras especialidades dulces.

Advertising
Cerveceria Braseria Gallega
©Scott Chasserot

Cervecería Brasería Gallega

Restaurantes Marisco Eixample

¡Qué sorpresa en la parte alta de la ciudad! Buenas mariscadas a precios razonables. Excelente producto del mar y carnes, y un ambiente muy distendido y agradable. Sencilla cervecería gallega, siempre llena. Imprescindible reservar.

Casa Darío

Restaurantes Marisco Eixample

Casa Darío es un magnífico exponente de lo que tiene que ser un buen restaurante gallego. Su carta está llena de los mejores productos de Galicia elaborados de manera sencilla pero respetuosa. Aquí podréis probar el mejor marisco y carnes de lujo, pero también platos humildes y rurales.

Advertising

Cera 23

Restaurantes El Raval

Los amigos del Cera 23 han adaptado su horario a los tiempos de pandemia y, de momento, abren los sábados y domingo de 13 a 17 h. Ya sabéis lo que se dice, lo bueno si breve...

Recomendado

    También te gustará

      Best selling Time Out Offers
        Advertising