Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right ¡Salvemos la última cabina telefónica de Barcelona!
Noticias / Ciudad

¡Salvemos la última cabina telefónica de Barcelona!

¡Salvemos la última cabina telefónica de Barcelona!

Las cabinas de teléfono de Barcelona se instalaron en los años 60 y rápidamente se convirtieron en un símbolo de la ciudad. En 2010 habían más de 100.000 repartidas por toda Barcelona. Pero hoy en día, si queremos encontrar una cabina de las antiguas, con vidrio y techo, nos costará mucho. De hecho, sólo hay una en toda Barcelona. Está en la calle Lledoner número 2, en Vall d'Hebrón. Una única superviviente. Una gladiadora y luchadora incansable que ha sabido mantenerse de pie y ganar -hasta hoy- la batalla al avance tecnológico y al vandalismo.

Aunque ha sobrevivido, esta última cabina tiene todos los números de acabar en el suelo, viendo como sus compañeras han ido cayendo una a una. Pero Anna, una vecina del Eixample, creó una petición en Change.org para pedir al Ayuntamiento que conserve esta última cabina de Barcelona. La soliciud ya supera los 1.500 firmantes, aunque de momento no se plantean ir a hablar con el Ayuntamiento a título individual. "He esperado el apoyo de las firmas para no interactuar a título individual, y también para conocer mejor las opciones y la situación real de la cabina", nos cuenta Anna.

 

 

 

 



La verdad es que la cabina está deteriorada y sucia, pero conserva parte de los cristales, en parte porque la semana pasada la restauraron. Pusieron algunos vidrios rotos y cambiaron el suelo de la cabina. Ana, si consigue que el Ayuntamiento la escuche y finalmente la conserve, querría poder "confiar en el civismo y pensar que entre todos tendremos cuidado y la respetaremos como un patrimonio común. Una cosa de todos y todas, si bien es cierto que antes de que la arreglaran estaba bastante deteriorada. En todo caso, quiero confiar en la gente ".

 

 

 



La petición en Change.org ha tenido una buena acogida. En todo caso, Anna se plantea otras acciones para salvar la cabina, como "crear un evento 'Última llamada' donde durante un período breve todos puedan hacer una última llamada a modo de despedida. El dinero recogido podrían ir a la Fundación Arrels ". También quiere hacer algún tipo de actividad como un pase de películas donde la cabina sea la protagonista, como en 'La Cabina' de Anonio Mercero, o 'Última Llamada' de Joel Schumacher. Todo sea para salvar la última cabina de teléfono de Barcelona, que ya es patrimonio de la ciudad. ¡Y está en peligro de extinción!

Advertising
Advertising