Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right El apadrinado de Rodrigo Cortés

El apadrinado de Rodrigo Cortés

Carles Torrens rueda su primer largometraje, 'Emergo'

Por Josep Lambies |
Advertising
Carles Torrens

Ha tenido muchos padrinos. El primero fue Brian Yuzna, cofundador de la Fantastic Factory, productora de género 'low budget' que opera bajo el imperio Filmax de donde han salido películas como 'Darkness', de Jaume Balagueró, y 'Romasanta', de Paco Plaza, antes que uno y otro unieran las espadas para empezar la franquicia '[Rec]'.  "Iba con sus hijos a clase, a la Escuela Americana de Barcelona -me explica Torrens-. Desde pequeño me llevaba a sus rodajes, y cuando preparaba 'Beyond Re-Animator' me coló en el departamento de producción". Un chico con suerte.
 
El golpe de gracia definitivo le llegó en Sundance, el año en que Rodrigo Cortés presentaba 'Buried'. Por consejo de Brian Yuzna, llevaba una larga temporada viviendo en Los Angeles, introduciéndose en la industria. Se había dado a conocer con dos cortos, 'Coming to town' y 'Delaney'. "Rodrigo había ido siguiendo mi trabajo -dice Torrens-. Él y Adrián Guerra, el productor, me pidieron les hiciera el EPK de la película para el festival. Y nos hicimos amigos". Rodrigo Cortés llevaba un año y medio inmerso en el misterioso universo de los fenómenos paranormales, investigando para el que sería su segundo film, 'Luces rojas'.  "Cuando acabó la búsqueda se dio cuenta que el material que tenía daba para dos películas". Aquí es donde Torrens entra en juego.

'Emergo' se estrenó en Sitges en octubre del 2011. Es la historia que a  Rodrigo Cortés le quedó en el tintero, después que el éxito de 'Buried' lo catapultara a mezclarse con lo más alto de Hollywood. "Tenía  el guión preparado, pero poco tiempo para dedicarle, así que contactó conmigo para que lo dirigiera", explica. Caminábamos en territorio desconocido. El fenómeno 'Paranormal activity' no era más que un rumor en un para de despachos, y tres cuartos de lo mismo pasaba con 'Monstruoso'. "Se había hecho muy poco con el found footage, a parte de 'La bruja de Blair' -dice-. Y queríamos probarlo".

Tras esto, le han salido padrinos de debajo de las piedras. Los productores de 'The collector' han pujado por su próximo largometraje, 'Sequence', una especie de 'Twilight zone' que empezó en formato corto y ha ido a más. "De todas formas, trabajo en muchos frentes, y me interesa tanto hacer cine americano como ayudar a desarrollar la industria catalana", afirma. Ha estado trabajando con la dramaturga catalana Marta Butxaca para transformar el texto de 'Les nenes no haurien de jugar a futbol' en un telefilm que se rodará este verano en Barcelona. A esto se le llama hacer patria.

Advertising