El negro de 'Intocable' ahora es policía de los suburbios

Omar Sy nos habla de su papel en 'Incompatibles', una buddy movie francesa sobre dos policías de la periferia
Por Josep Lambies
Advertising

La escena es un poco Rock Hudson y Doris Day en 'Pijama para dos'. A través del auricular puedo escuchar como Omar Sy se está secando la cabeza con la energía de aquellos frikis de los bolos que se pasan media vida encerado una bola de ocho kilos. "Me has dejado el tiempo justo para ponerme la toalla", me reprocha con un eco de risa enlatada probablemente espoleado por el vapor que sale del baño. Son las 12 del mediodía, y el pobre tío se ha pasado toda la mañana en el gimnasio, no sea que le cayera un pectoral por el camino. La cuestión es que ha estrenado 'Incompatibles', una buddy movie francesa sobre dos policías de la periferia. "Es un revival del cine de acción de los 80, superdivertido", me cuenta.

2011 fue su año: interpretó al negro de'' Intocable ', ganó el premio César y todo fueron botellas de Dom Pérignon. "Aquella película se hizo a mi medida-dice, vanidoso-. Nakache y Toledano, los directores, me dijeron desde el principio que si no aceptaba el papel, 'Intocable' no se rodaría. Dudo que nunca vuelvan a darme una responsabilidad tan grande. Te imaginas qué hubiera pasado si lo hubiera rechazado? ". Pero de eso ya se ha hablado bastante.

Aprovecho que lo tengo amansado por los efectos de una elíptica activada a muchas revoluciones e intento averiguar a qué diablos se dedicaba antes de tropezar con la silla de ruedas de François Cluzet. Durante mucho tiempo fue la pareja cómica de otro humorista de raza, Fred Teston. "Nos conocimos con poco más de 20 años en un espacio de Radio Nova-me cuenta-. Básicamente, nuestro trabajo consistía en hacer el tonto delante de los micros ". Y luego vino la televisión: entre 2005 y 2012, Canal + emitió cada semana 'Le SAV diciembre emisiones', un show tipo 'Cruz y raya' que pronto se integró en el menú de uno de los programas estrella del prime time francés, 'Le grand journal'. "Nuestras vidas se separaron cuando empezamos a hacer cine-dice-, porque nos daba miedo que la gente dijera: 'oh, mira, Omar y Fred, haciendo las paridas de siempre'. Fue un poco triste ".De la época Sy-Teston datan algunos de sus personajes más ocurrentes, inagotables amantes del gag y la peripecia, que a estas alturas forman parte de la vida de cualquier francés. "Como el Captain Chocolat, un timonel negro que comandaba un barco con los colores de la patria elevados al mástil mayor-recuerda-. En 'Incompatibles' hago de poli de barrio. No he cambiado tanto, ¿verdad? ". Entre chiste y chiste, va sacando su vertiente comprometida. Dice que ser hijo de la banlieu es una experiencia que marca para siempre. "Mi madre nació en Mauritania, mi padre en Senegal-me cuenta-. Algo me tenía que quedar, aparte de esta habilidad inigualable que tengo para imitar Michael Jackson ".

En 2012 también fue un buen año. No sé si bebió tanto champán, pero un par de semanas después del estreno de'' Incompatibles ', el 'Journal du dimanche' dijo que Omar Sy era el personaje preferido de la sociedad agua dulce, una cabeza por encima de otro cómic, Gad Elmaleh. Y no sólo eso: se sacó la piel de chico de periferia y se convirtió en uno de los protagonistas de la última película de Michel Gondry, 'La écume diciembre jours'.

"He llorado y he reído, me lo he pasado como un cabritillo y me he vuelto loco", grita, de nuevo con la risa enlatada y la euforia disparada. Ya os lo cuento yo: es la adaptación de una novela de Boris Vian, con Romain Duris y Audrey Tautou. Y sale un filósofo que se llama Jean-Sol Partre.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com