Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 4 rutas para hacer 10.000 pasos al día en Barcelona

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Passejada Pantà de Vallvidrera
© Iván Moreno

4 rutas para hacer 10.000 pasos al día en Barcelona

La cifra mágica que os ayudará a combatir el sedentarismo

Por Carlota Martí (Lymbus)
Advertising

Si lleváis algún reloj o dispositivo inteligente en la muñeca o, simplemente, no borrasteis del móvil la típica app de salud que viene por defecto, sabréis que los 10.000 pasos son una cifra mágica. La Organización Mundial de la Salud ya hace unos años que nos recomienda caminar para combatir el sedentarismo y, en Cataluña, funciona el  Pla d’activitat física, esport i salut que nos ayuda a descubrir rutas saludables donde podremos sumar para llegar a estos casi 7 kilómetros diarios. Necesitamos movernos para estar sanos y, una de las opciones que tenemos más a mano es hacer las actividades de nuestra vida diaria de manera activa: desplazarnos a pie, en bici, subir escaleras... Nosotros os recomendamos 4 rutas para llegar a los 10.000 pasos casi de un tirón. Seguro que, alguna, os queda de camino. ¿El mejor consejo? Caminad, caminad, caminad... donde sea, siempre, redescubrid vuestros barrios!

Passeig de Gràcia, Barcelona

De compras

Sí, os gusta ir de compras. ¿Qué pasa? Nada, ¡es fantástico! ¿Sabéis cuanto se llega a andar yendo de tienda en tienda? Mucho, ¡palabra! Y, además, con suerte, bien cargados con bolsas en las manos. Hoy toca ir por el centro, pero olvidándonos del metro y del autobús: sólo utilizaréis vuestras patas. Salid de Diagonal y bajad todo el Passeig de Gràcia, enlazad con Les Rambles -para comprar un par de sombreros mexicanos-, y mirad hacia el Born: la calle del Rec es una auténtica mina y os hará abrir el monedero más de una vez . Con las manos ya ocupadas, volved por Portal de l'Àngel, paraos en el Triangle de Plaça Catalunya y subid por Rambla de Catalunya para parar en la Casa del Llibre y en el Zara de turno. Si alguien os pregunta por qué vais tanto de compras, ya tenéis excusa, ¡queréis sumar pasos!

Consulta la ruta aquí

Monestir de Pedralbes

Reina Elisenda

Estudiáis en La Salle, coméis bravas en el Mandri, hacéis el vermut en el Vil·la Florida y os gusta pasear por Major de Sarrià. ¡Eh! Esto significa que, de vez en cuando, pisáis la zona de la Bonanova. Dad los primeros pasos saliendo de la plaza, junto a la Iglesia, y haceos todo el paseo de la Bonanova: comprad el diario en el quiosco que queda al lado de Iradier y haced una birra para recuperar fuerzas en la terraza del 5 ° Pino. Así, pasaréis por la plaza de Sarrià y seguiréis por Reina Elisenda: antes de coger Esplugues, deteneos en el Monestir de Pedralbes, ¡vale la pena! El próximo objetivo está claro: llegad hasta el parque de las rosas, el de Cervantes donde, además de flores, también hay una tirolina. ¿Para volver? Deshaced el camino hecho. En total, sumaréis casi 8 kilómetros en una zona sin prácticamente subidas ni bajadas.

Consulta la ruta aquí

Advertising
Front marítim de Barcelona
© Jordi Saragossa

Frente Marítimo

Sabéis que tenemos mar ¿verdad? Y queda muy cerca. Salir del trabajo e ir hacia el frente marítimo es un placer para los sentidos. Sobre todo, cuando el verano ya ha terminado y nos acompaña uno de esos días de invierno donde el sol luce en el cielo, nos calienta y nos tuesta la piel. Sí, días como estos son los mejores del año. En uno de estos días, bajad hacia la Barcelona marítima y dad un paseo que terminará en el mirador del Vela, pasando por el skate park y comenzado en un parque mítico: el de la Barceloneta. El frente marítimo es arena y agua pero también es césped: hay un montón de jardines donde jugar al baloncesto, al ping-pong o simplemente tumbarse sobre la hierba. Un paseo redondo y 10.000 pasos en el bolsillo.

Consulta la ruta aquí

Collserola
© Iván Moreno

Vallvidrera i la Font de la Budellera

¿Podemos pediros una cosa? Esta ruta es difícil que os pille de camino pero aunque estéis cansados... coged el ferrocarril y haced una pausa en la estación del Baixador de Vallvidrera. Va, ¡ya tenéis plan para un domingo! Será un paseo 100% reparador y descubriréis que no sólo se puede respirar aire puro caminando por las Aguas. Una vez en Vallvidrera, tenéis unos minutos de paseo a pie por un camino que sube dentro del bosque y que os llevará al Centre d’Informació del Parc Natural de la Serra de Collserola. Desde allí salen un montón de itinerarios: nosotros elegimos un paseo circular hasta la Font de la Budellera. No es una caminata del todo plana pero la pendiente no se hace pesada: la superaréis sin problemas. Caminaréis prácticamente siempre, rodeados de vegetación, en un bosque frondoso, con encinas, robles, pinos blancos... Antes de poner la directa y llegar a la fuente, haced un pequeño esfuerzo más y enfrentaos a la subida más exigente que lleva hasta la Torre de Collserola: quizá sea la primera vez que la veáis de tan cerca -y, si tenéis tiempo, ¡se puede visitar! -. ¿Necesitáis recuperar fuerzas? Id por un camino que es todo bajada y que llega a la Font de la Budellera. Para acabar de cerrar el círculo, tendréis que realizar unos metros -muy pocos- junto a la carretera pero, pronto, volveréis a pisar tierra en un camino estrecho y sombrío que ya os llevará hasta la estación de ferrocarril.

Consulta la ruta aquí

Consulta más rutas por todos los barrios de Barcelona aquí

Recomendado

    También te gustará

      Advertising