La Barceloneta y el puerto

Hay más que agua y arena en los siete kilómetros de playa que tiene Barcelona
Advertising

La primera línea de mar de la ciudad fue ignorada hasta 1992, cuando se transformó para los Juegos Olímpicos. La ciudad tiene siete kilómetros de playa, que van del animado Port Vell, pasando por el Port Olímpic y todas las playas de la ciudad hasta llegar al Fòrum.

Restaurantes de La Barceloneta y el puerto

Restaurantes, Mediterránea

Can Solé

icon-location-pin La Barceloneta

Fundado en 1903, Can Solé es uno de los clásicos de la cocia marinera de la ciudad, con una carta de arroces y fideuás que es posiblemente la más extensa de la Barceloneta. Su gran especialidad es el arroz caldoso, que en su versión mas excelsa lo preparan con cangrejo noruego.

Time Out dice
Restaurantes, Mediterránea

La Mar Salada

icon-location-pin La Barceloneta

Allí donde se produce arroz existe una tradición de cómo hacerlo y sus hits imprescindibles: la India y su basmati, Italia y  los risotto, Japón y el gohan, la base para preparar sus platos estrella: makis, niguiris... Cataluña no es una excepción gracias a la cultura del arroz concentrada en el Empordà y el Delta de l'Ebre. Dejémoslo claro de una vez: aquí no hacemos paella. Aquí se lleva el arroz a la cazuela y, si un caso, el arroz seco. Tenemos de muchos tipos y una buena manera de compararlos es en el concurrido restaurante La Mar Salada. Pensaréis: "Ya está, arroces de pescado y marisco". Pues sí, pero en este local del barrio más marinero de Barcelona también  preparan un excelente arroz de montaña con conejo, caracoles y setas que os hará pensar en los guisos de la yaya en el momento en que os llevéis la primera cucharada a la boca. Se nota que en la cocina tienen a un cocinero que sólo se dedica a los arroces.

Advertising
Restaurantes, Marisco

El Suquet de l'Almirall

icon-location-pin La Barceloneta

Debo admitir antes los lectores mi admiración, no de ahora si no desde siempre, por la cocina de Quim Marquès. Y, a la vez, me alegra poder volver a comer bien en la Barceloneta, donde el Suquet de l’Almirall y muy pocos otros se dedican a cocinar para los buenos y exigentes paladares que visitan el viejo barrio de pescadores. La buena y siempre renovada cocina de Marquès es producto de cuatro generaciones de una familia de cocineros y restauradores de la Barceloneta. Además, Quim tiene detrás un generoso currículum en prestigiosas cocinas y ha sido finalista en premios como el Bocuse o el Pierre Taittinger. Su mano se nota en la propuesta de este establecimiento que se ubica en uno de los mejores rincones del Port Vell. En verano, su terraza es uno de los puntos clave del disfrute, y su paella Barceloneta, uno de los platos más requeridos. Allí estuvimos el día de nuestra última visita. Protegida pero a la vez abierta a todo el que circula y pasa con vista al puerto náutico y a la vasta fachada de la ciudad, es un lugar para pasar un buen rato llevando al paladar una combinación de platos tradicionales con toques de modernidad y buen gusto. El menú llamado de amigos se inició con un platillo de aperitivo: un tomate pelado, cortado en cubos y exquisitamente aliñado, envejecido visualmente con cebollino (que aporta un frescor agradable) y buena anchoa. Los calamarcitos con cebolla, los de toda la vida, continúan tan buenos como siempre. Y los buñuelos de bacalao se deshacen en

Time Out dice
Restaurantes, Argentina

Negro Carbón

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Si queréis ir a comeros una hamburguesa al cercano y superpoblado Kiosko y no hay sitio, la solución es sencilla: cruzad la calle y probad las de Negro Carbón, fenomenales. Aunque este restaurante argentino –con una decoración deliciosa, antes era uno de los bares más antiguos de la Barceloneta– tiene entidad propia: en su carta hay suculentas carnes a la brasa de vacío de ternera. Las hamburguesas también están hechas con este tipo de carne.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Kaiku

icon-location-pin La Barceloneta

Buena cocina y ambiente popular. Las mejores mesas en la terraza, con el mar a ambos lados. Merece la pena probar su arroz ahumado.

Santa Marta
Scott Chasserot
Restaurantes, Italiana

Santa Marta

icon-location-pin La Barceloneta

En este atractivísimo y desenfadado bar junto al mar, los gemelos Colombo del Xemei sirven sándwiches especiales, panini y tramezzini, muy diferentes a nuestros bocadillos. Y también platos del día como bacalao mantecato y todo tipo de aperitivos italianos y venecianos. ¡Tienen spritz!

Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Torre d'Alta Mar

icon-location-pin La Barceloneta

Cocina mediterránea y de pescado con toques modernos en un ambiente chic: la torre del teleférico que está más cerca del mar. Pensad que subir langostas, aceite y vinos a 15 metros de altura no es fácil ni barato. Así que calculad 80 euros como poco. Un día es un día. Otra opción más ecomómica es reservar entre semana y disfrutar de su menú de mediodía.

Restaurantes, Mediterránea

Platja Ca la Nuri

icon-location-pin La Barceloneta

Es para comer prácticamente con los pies en la arena, como antes… Son muy especiales sus sardinetas a la plancha, el carpaccio de atún, la fideuá con almejas y los arroces.

Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Can Maño

icon-location-pin La Barceloneta

Taberna pescadora de la Barceloneta donde a medida que el pescado fresco entra por la puerta se van haciendo los pedidos. Hay dos formas de comerse los ejemplares: fritos o a la plancha con ajo y perejil. Podéis comer por 10 euros, por 20 tenéis un festival.

Bares

Bares y pubs

Absenta

icon-location-pin La Barceloneta

Un local pequeño y bastante tranquilo (aunque los sábados está lleno hasta los topes), con mesas redondas y sillas recicladas y dos sofás con revistas para echarles un vistazo. También hay una pequeña librería con ediciones antiguas de los clásicos de la literatura. Si te van las emociones fuertes, no dudes en pedir la absenta de cannabis: dos morados al precio de uno. Su terraza es muy codiciada.

Bares y pubs, Coctelerías

Zahara Cocktail Club

icon-location-pin La Barceloneta

¿Nostalgia del verano? El olor a bronceador, los pechos al aire, el bañador eslip, la sangría... Tranquilos, en el Zahara Cocktail Club podéis paladear los últimos coletazos de la estación más cálida como si estuvierais en plena canícula de agosto. Y esto, en días de depresión postvacacional, es un regalo de los dioses. De los locales que pueblan el paseo de Joan de Borbó, este es sin duda el que tiene el look más contemporáneo y los mejores cócteles. No penséis que se trata de la quina esencia de la sofisticación, que estáis en una zona de guerra turística. De todas formas, el bar ofrece un interiorismo moderno, con sofás de cuero, mesas bajas, combinaciones en negro y rojo, y una barra nocturna de donde salen cócteles a precios bastantes razonables, si tenemos en cuenta la ubicación del establecimiento. Ahora bien, la perla es la terraza, una tribuna fresquita con dos cactus gigantes en la entrada. El servicio es más lento y olvidadizo que una tortuga con demencia senil, pero si conseguís un sitio fuera –dentro hace un calor de mil demonios y la música suena a un volumen indecente –, os entretendréis con el desfile de guiris escaldados que vuelven al hostal después de darle unos masajes chinos en la playa. De vez en cuando, desearéis que algún agente de la Guàrdia Urbana les meta una multa a los que piensan que Barcelona es la piscina municipal de la Barranquilla y va en pelotas. Y entonces, durante esos segundos de rabia, olvidaréis que habéis vuelto a la oficina y que hac

Time Out dice
Advertising

Bar Leo

icon-location-pin La Barceloneta

La señora Leo no está para tonterías, por eso ha convertido este antro portuario de fritada y quinto en un santuario en honor al grandísimo Miguel Vargas Jiménez, alias Bambino, mártir de la rumba patria. El bar es increíble: tiene las paredes forradas con recortes de periódico y fotografías del cantante, y acoge a un público que va desde el clásico abuelo con palillo al crustie que vive por la zona, haciendo el vago y fumando tomillo. ¿La banda sonora? Flamenco todo el día a un volumen brutal: 100% Barceloneta.

Time Out dice
Station Barcelona
Carla Tramullas
Música, Espacios de música

Station Barcelona

icon-location-pin La Barceloneta

En la cafetería de la Estación de Francia van tanto los que madrugan como los que se acuestan tarde. Su decoración recuerda a un club de jazz con plantas de cuatro metros que llegan al techo y mesas con patas de hierro. Durante el día, funciona como bar de almuerzos y restaurante. A primera hora de la noche tiene su encanto y las noches de fin de semana hacen cenas-espectáculo. A partir de la medianoche se transforma en bar de copas.

Advertising
Bares y pubs, Coctelerías

Café de los Angelitos

icon-location-pin La Barceloneta

Estanterías surtidas de una excelente selección de whisky, rones y ginebras y camareros que sirven con una sonrisa contagiosa.

Dónde hacer el vermut

Restaurantes

La Cova Fumada

icon-location-pin La Barceloneta

Esta taberna de marineros es, sin duda, la patria del almuerzo de cuchillo y tenedor de Barcelona. Entre mesas de mármol y patas de hierro, cada día aquí se almuerzan especialidades de esas que hacen que te crezca pelo en el pecho: garbanzos estofados, capipota o bacalao son algunas opciones. Y no olvidéis que ellos inventaron la bomba, plato autóctono de la Barceloneta consistente en la patata rebozada rellena de carne picada.

Restaurantes

El Vaso de Oro

icon-location-pin La Barceloneta

Es un tópico pero es cierto: El Vaso de Oro es uno de los lugares donde mejor tiran la caña en toda la ciudad. Esta hace que en su barra se deba practicar una modalidad mucho menos placentera: la de los codos para llegar hasta la birra. A pesar de esto, como decíamos, vale la pena por la calidad y variedad de sus cervezas. Y de sus tapas: bravas, anchoas, albóndigas con sepia son los mejores amigos de la cerveza.

Advertising
Restaurantes

Bar Electricitat

icon-location-pin La Barceloneta

Esta bodega es uno de los grandes clásicos de Barcelona para hacer un buen vermut: encontraremos unas bombas de primera categoría, tortillas de patatas melosa, vermut casero y una ensaladilla rusa de aquellas que crean afición. Trato cercano y muy amable.

Restaurantes

L'Òstia

icon-location-pin Ciutat Vella

El exfinanciero Jaume Muedra ha vuelto a casa con la cocina de su madre: el hijo de la Bombeta ha erigido un bar de tapas de primera categoría donde estaba el clásico del buen arroz, , el Botavara. Calamares, ensaladilla rusa, rabo de toro, pescadito frito... Todo de primera. Una taberna marinera de la Barceloneta con las comodidades del siglo XXI.

Advertising
Restaurantes

Jai-ca

icon-location-pin La Barceloneta

Encontrar sitio un domingo a la hora del vermut es complicado. La culpa la tienen sus combinados y sus fritos nada aceitosos pero muy sabrosos.

De compras por La Barceloneta y el puerto

Tiendas

I Love Kutchi

icon-location-pin La Barceloneta

Colores cálidos, risas y kucthi-kucthi. Si conserváis ese punto naif y el gusto por el imaginario dulce y blando que encanta a los más pequeños, tenéis que visitar I love Kutchi. La tienda de la Barceloneta disfrazada de mercería atesora complementos y objetos de decoración para toda la familia: una almohada térmica, una funda para el iPhone hecha de telas preciosas, una libreta con las cubiertas serigrafiadas o sencillamente un carrete de cinta washi. Cuesta salir con las manos vacías.

Tiendas

La Heladeria Mexicana

icon-location-pin La Barceloneta

La única heladería mexicana de España se dedica a preparar helados artesanos –alerta, sorbetes, solo son con fruta y agua, sin leche– de fruta exótica como la guanábana. Incluso tienen algunos picantes, como el de mango con 'chamoy', un chile caramelizado. ¡Todo un reto! También disponen de pasteles autóctonos.

Advertising
Tiendas

Vioko

icon-location-pin La Barceloneta

Con un interiorismo más cercano a una tienda de ropa exclusiva que a una heladería, en Vioko podéis encontrar más de cincuenta sabores de helados, algunos realmente sorprendentes. En invierno, también ofrecen delicias de chocolate y pastelería.

Tiendas, Librerías

Negra y criminal

icon-location-pin La Barceloneta

Por más etiquetas que se le quieran poner al género, 'novela negra' es un término que no abarca todos los títulos que tesora esta libreria. En Negra y Criminal, los lectores encontraran historias de espias, crónicas reales, bibliografía cinematogràfica y ensayos, además de otras referencias.

Para salir de noche

Restaurantes, Asiática

Eclipse Bar

icon-location-pin La Barceloneta

Cada domingo, a partir de las 16 h, en el Eclipse bar, del Hotel W, encontraréis un servicio de drunch (merienda-cena) de cocina asiática. Podréis comer dim-sum, las empanadillas al vapor propias de la cocina china y un buen té. Podéis completar el menú con un buen cóctel.

Restaurantes, Cocina Internacional

LeKasBah

icon-location-pin La Barceloneta

Un local musical inspirado en la decoración oriental para crear una atmósfera vaporosa en la que tomar una copa o picar algo (ensaladas, hamburguesas y aperitivos). Entre semana organizan fiestas y sesiones de DJ.

Advertising

Opium Mar

icon-location-pin Ciutat Vella

Opium Mar es restaurante, tiene una terraza frente al mar y también es una discoteca sofisticada, para público que busca decoración moderna con aires de lujo. Está ubicado en un lugar envidiable, junto al Hotel Arts y frente a la playa de la Barceloneta. Abre todos los días.

CDLC

icon-location-pin Ciutat Vella

Parada y fonda de ricos y famosos, las prestaciones del Carpe Diem Lounge Club no son otras que un restaurante de cocina de fusión con divanes donde ver pasar la noche como Nerón, mientras la gente quema la pista con DJ de lujo.

Advertising

Club Catwalk

icon-location-pin Ciutat Vella

En sus buenas noches, mover el esqueleto en este club es como hacerlo en una noche de premios hip hip de la MTV facción macarra. Mucha uña dorada, tacones kilométricos y capuchas con deportivas. Eso sí, sin metralletas.

Advertising