Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right El delirio del cine español

El delirio del cine español

Estas películas demuestran que a los directores ibéricos se les va la cabeza

Por Josep Lambies |
Advertising
magical girl

Parece que hayamos perdido todos la cordura. España es una nave de locos donde ya no queda nadie con cabeza. Y no hablo de ministros, congresistas, o las perlas del Mar Negro que tenemos en la Moncloa. Hablo del cine, que de un lado al otro de la península está viviendo una racha manicomial. Alucinógenos y 'tripis', supernenas y vampiros, enanos con poderes telecinéticos, un grupo de estúpidos que parecen salidos de las páginas del 'Mad' y, de postre, la propina argentina de Damián Szifrón, que ha sido producida por los hermanos Almodóvar, bajo el sello de el Deseo. Buena parte de su trastorno es, también, responsabilidad ibérica. ¡Esto no pasaba en los tiempos de León de Aranoa! Es demencial...

¡Esto es una locura!

Cine, Drama

Magical girl

Sorprendente, carismática mezcla de 'thriller' geométrico e intriga existencial, 'Magical girl' es el segundo largometraje de Carlos Vermut tras 'Diamond flash', igualmente hipnótico y fascinante. El padre de una niña obsesionada con un personaje de manga, un antiguo profesor que ha estado en la cárcel y una mujer encerrada en los laberintos de su mente son los protagonistas del film, las vidas que se cruzarán en un relato con múltiples atajos e incontables desviaciones narrativas. Y todo esto se encuadra en una puesta en escena al mismo tiempo milimétrica y dinámica, un relato que atrapa al espectador en sucesivas redes de sentido que se pueden interpretar de maneras diferentes. El resultado es de una complejidad inalcanzable, y termina hablando del deseo y sus dualidades como si se tratara de un misterio metafísico en forma de novela policíaca. Una joya, en fin.

Cine

La distancia

Hace unos años, algunos quedamos fascinados con 'Finisterrae', un film que ponía el fantástico y la estética radical a las órdenes de una comicidad absurda. Su director firma ahora 'La distancia', un film que profundiza de nuevo en las posibilidades del paisaje, de tierra ennegrecida y casas abandonadas. Aquí encontramos tres enanos que buscan robar algo llamado 'la distancia'. El objeto, sin embargo, importa poco. Lo más relevante es la brillante construcción de una atmósfera tan marciana como sugerente, y la voluntad de jugar con el lenguaje de la tradición. Sergio Caballero no necesita grandes efectos especiales para crear este universo. Le basta con la ausencia de diálogos y con una mirada personal y profundamente artística.

Advertising
Cine, Drama

La jungla interior

Es a la vez un documental sobre la memoria familiar del director, una crónica confesional sobre la experiencia de la paternidad y un retrato de su pareja. 'La jungla interior' expande las posibilidades del cine hasta límites insospechados. Juan Barrero y Gala Pérez Iñesta filman, detrás y delante de la cámara, hacen una 'home movie ' que parece no tener un plan preconcebido, pero que finalmente conforma un rompecabezas fascinante, que va desde la Guerra Civil hasta las selvas de América del Sur en un viaje que es también un 'tripi', una turca de imágenes deslumbrantes. Narrada por una tercera persona, la película es una meditación sobre el relato, sobre la transmisión de la experiencia. Y todo ello da lugar a una de las propuestas más hipnóticas del último cine español.

Cine, Drama

Relatos salvajes

El prólogo de 'Relatos salvajes' pasa en un avión repleto de misántropos que parecen sentir un cierto placer en el linchamiento público. Es un 'sketch' que marca no sólo el tono del filme sino su estructura: a pesar de que no haya una relación explícita entre los seis episodios tramados por Damián Szifrón, que no comparten ni personajes ni se entrecruzan, da la impresión de que su encadenamiento conserva una lógica basada en la humillación vejatoria y la venganza. No es difícil ver en al menos tres episodios, quizás los menos interesantes del conjunto, una crítica a la sociedad argentina, a la corrupción, a la burocracia, que podría extenderse a la civilización de la crisis, y que los españoles la podríamos reconocer como si estuviera cocinada en casa. Sin embargo, la falta de sutileza en el mensaje, aunque pueda resultar hilarante –y es un hecho que funciona de maravilla con el público– en la historia de Ricardo Darín, el ingeniero que se convierte en terrorista, no acaba de cuajar en una película que hace espectáculo de la ira de los que han perdido la fe en la humanidad. Más sorprendentes son los dos episodios que hacen estallar la granada de furia más allá de la sociología de tertulia. La persecución brutal entre dos conductores que comienzan haciéndose la coz en una carretera perdida y acaban como el rosario de la aurora, estilo 'El diablo sobre ruedas', es un concentrado de malas vibraciones que te clava en la butaca. Y el capítulo de la boda, que lleva al extremo la má

Advertising
Cine, Comedia

Los tontos y los estúpidos

Esta es una historia convencional explicada de una manera excepcional. Las dificultades de levantar un film de personajes cotidianos en un pequeño espacio urbano hicieron que el director se replanteara la producción, y que en vez de hacer una película normal decidiera filmar la lectura del guión y los primeros ensayos. En un plató vacío, reúne a los actores y los convoca a representar la historia. Sin caer nunca en la teatralidad, conservando siempre la mirada del cineasta, el film adquiere poco a poco una doble densidad: la del argumento que nos están explicando y la del documento de cómo se hace este trabajo previo a un rodaje en el que se perfilan las situaciones y se definen los personajes. Muy interesante.

También te gustará

Cine

10 imperdibles del cine 'queer'

Repasamos la historia de los Teddy, los premios por excelencia del cine gay Todos sabéis que durante la Berlinale se otorga el Oso de Oro. Pero quizás desconocéis que hay otros premios, sección off, que se llaman Teddy –¡sí, como los peluches ingleses!–. Son los grandes premios del cine gay internacional. Nacieron hace 27 años para enseñar lo más transgresor, cárnico y agresivo de la cultura 'queer'. A más de uno le habrá caído el monóculo viendo estas películas. Hagamos un breve repaso de lo más potente que ha pasado por la tribuna. La ley del deseo El primero en ganar un Teddy fue Pedro Almodóvar, en 1987, con 'La ley del deseo'. ¿La recordáis? Carmen Maura era un travesti tapón y Antonio Banderas se pasaba media película enseñando unas piernas melosas como muslitos de pollo, con el culo empaquetado dentro de unos calzoncillos blancos. Intriga familiar, despecho, y cartas incriminatorias quemadas en la taza del inodoro. No era apta para puritanos. Poison Os puede parecer que Todd Haynes es un tipo clasicón. En películas como 'Lejos del cielo' o 'Un hombre soltero' ha tratado el asunto de la homosexualidad como si fuera uno de los melodramas que Douglas Sirk rodaba en los años 50. Pero en sus orígenes era un tipo punk, ácido y beligerante. Su filme debut, este 'Poison', encendió la antorcha de lo que se ha denominado el Nuevo Cine Queer. Wittgenstein Derek Jarman es el cineasta más premiado de la historia de los Teddy. En sólo siete ediciones ya recogió metal por 'The last

Cine

10 helados de película

O diez películas para ver delante del ventilador mientras os refrescáis la garganta Es un consuelo saber que las neveras de todos los supermercados de la costa mediterránea mantienen el mismo inventario que a principios de los 90. Aquellas delicias pegajosas de kiwi, plátano y vanilla, con forma de nave espacial, de labios o -¡ecs!- de pie, publicitadas en la puerta de todos los bares de playa con unos carteles llenos de estrellas y palmeras, 'kitsch' a matar, marcaron mi infancia. Sin el Calipo, el Mini Milk y el Frigo Pie, yo no sería quien soy. Ni ninguno de vosotros, no mintáis. Aquí tenéis una lista de las mejores películas para ver mientras degustáis cada una de estas monstruosidades gastronómicas que, verano tras verano, os hacen volver a ser niños. Frigo pie Hay cosas que cambian, otras no. Los niños de hoy en día siguen formándose en la doctrina del fetichismo, chupando verano tras verano pies congelados con gusto de sirope de fresa y colorantes de todo tipo como si les fuera la vida en ello. Me pregunto cuántos Frigo Pies llegó a comerse aquel sacerdote que Buñuel filmaba en 'Él' besando las pulcras patitas de aquellos inocentes monagillos que iban a la iglesia a que les dieran la comunión, Una gran película, sí señor. Drácula Sólo hace falta que su pasta roja me empiece a chorrear por la barbilla para sentirme como Vincent Price bajando las escaleras de un castillo de cartón-piedra. Cuando le clavo los colmillos al palo, me empiezan a crecer las uñas al estilo Béla

Advertising
Cine

13 tatuajes míticos del cine

De Robert Mitchum a Viggo Mortensen, las pieles más dibujadas de la historia Lo que más nos conmovió de 'Alabama Monroe' es la imagen de Veerle Baetens vestida de 'pin-up' flamenca estirada sobre el capó de la camioneta, con sus dos docenas de tatuajes a la vista. Dice que tiene el mal vicio de tatuarse el nombre de los hombres a los que ama sobre la piel, y que cada vez que alguno le rompe el corazón hace tapar su firma con un nuevo 'tattoo'. Ella es un ejemplo de los tantos personajes con la piel grabada que han protagonizado la gran pantalla. Hemos hecho una lista de los mejores tatuajes de la historia del cine. ¡Y van trece! Y no, no sale 'Prison break', porque debemos recordar que es una serie de televisión. Últimas críticas de cine Relatos salvajes El prólogo de 'Relatos salvajes' pasa en un avión repleto de misántropos que parecen sentir un cierto placer en el linchamiento público. Es un 'sketch' que marca no sólo el tono del filme sino su estructura: a pesar de que no haya una relación explícita entre los seis episodios tramados por Damián Szifrón, que no comparten ni personajes ni se entrecruzan, da la impresión de que su encadenamiento conserva una lógica basada en la humillación vejatoria y la venganza. No es difícil ver en al menos tres episodios, quizás los menos interesantes del conjunto, una crítica a la sociedad argentina, a la corrupción, a la burocracia (leer más) Magical girl Sorprendente, carismática mezcla de 'thriller' geométrico e intriga existencial, '

Cine

Películas de vampiros

Los films más exitosos de la historia del cine sobre el mito del conde Drácula y los chupasangres. ¡Cuidado con el cuello! Últimas críticas de cine Relatos salvajes El prólogo de 'Relatos salvajes' pasa en un avión repleto de misántropos que parecen sentir un cierto placer en el linchamiento público. Es un 'sketch' que marca no sólo el tono del filme sino su estructura: a pesar de que no haya una relación explícita entre los seis episodios tramados por Damián Szifrón, que no comparten ni personajes ni se entrecruzan, da la impresión de que su encadenamiento conserva una lógica basada en la humillación vejatoria y la venganza. No es difícil ver en al menos tres episodios, quizás los menos interesantes del conjunto, una crítica a la sociedad argentina, a la corrupción, a la burocracia (leer más) Magical girl Sorprendente, carismática mezcla de 'thriller' geométrico e intriga existencial, 'Magical girl' es el segundo largometraje de Carlos Vermut tras 'Diamond flash', igualmente hipnótico y fascinante. El padre de una niña obsesionada con un personaje de manga, un antiguo profesor que ha estado en la cárcel y una mujer encerrada en los laberintos de su mente son los protagonistas del film, las vidas que se cruzarán en un relato con múltiples atajos e incontables desviaciones narrativas. (leer más) Ninja Turtles Del todo insustancial, este rebrote de la franquicia de las 'Tortugas Ninja', de aspecto barato, es insulso incluso para los niños, el más agradecido de todos los público

Advertising