La señora Dalloway

Virginia Woolf
La senyora Dalloway
Por Carles Valbuena |
Advertising

La señora Dalloway
Virginia Woolf
Trad. Dolors Udina
La Magrana
224 pág. 19 €

Virginia Woolf es una de las escritoras que mejor ha sabido expresar en palabras el complejo mundo interior de las personas; la mezcla de emociones y pensamientos que fluyen de forma ininterrumpida por la mente de hombres y mujeres. Este talento por el retrato psicológico queda especialmente patente en 'La señora Dalloway' (1925), una de sus mejores obras que ahora se publica en catalán en una nueva traducción de Dolors Udina.

Londres es el escenario de esta novela que transcurre a lo largo de un único día de junio de 1923. Virginia Woolf refleja con exquisita sutilidad, todo lo que les pasa por la cabeza a los protagonistas. Así, a medida que pasan las horas que marcan las campanas del Big Ben, compartimos los pensamientos y emociones de la burguesa señora Dalloway, ya en la cincuentena, las reflexiones del hombre que tanto la quiso en su juventud o el tormento interior de un veterano traumatizado por lo que experimentó en la guerra.

Woolf domina magistralmente la introspección psicológica y esto da cuerpo y densidad a una novela que hay que leer sin prisa, saboreando todos los matices de unos personajes que a menudo esconden sus auténticos sentimientos bajo una pose de digna contención. Puede ser porque, como demuestra Woolf, el paso del tiempo, las heridas del desamor o los traumas de la guerra dejan cicatrices emocionales que son muy difíciles de superar.

Quisiera destacar la traducción de Dolors Udina, la primera que se hace al catalán de esta obra después de la de Cèsar August Jordana, del 1930. Gracias a su trabajo, el tono, el ritmo y la fuerza poética del texto de Virginia Woolf nos llegan más adentro.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com