Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Fundació Joan Miró

  • Museos e instituciones
  • Sants - Montjuïc
Fundació Joan Miró
© Maria DiasFundació Joan Miró
Publicidad

Time Out dice

La Fundació tiene la colección pública más completa de obra de Joan Miró, integrada por pinturas, esculturas, cerámicas, textiles, grabados y dibujos del artista de todas las épocas. Josep Lluís Sert, arquitecto cofundador del GATCPAC (Grup d'Arquitectes i Tècnics Catalans per al Progrés de l'Arquitectura Contemporània) y gran amigo de Joan Miró, diseñó este gran museo en el parque de Montjuïc. Accesible, luminoso y aireado, las paredes blancas y los arcos acogen una colección de más de 104.000 piezas, entre pinturas, esculturas y tapices, así como casi todos los dibujos de Miró, unas 8.000 referencias.

Detalles

Dirección
Parc de Montjuïc, s/n
Sants-Montjuïc
Barcelona
08038
Transporte
Espanya (M: L1,L3;FGC)
Horas de apertura
Ma. a sá. de 10 a 19 h. Ju. hasta las 21.30 h. Do. y fest. de 10 a 14.30 h. Lu. no festivos, cerrado.

Qué ocurre

Miró-Picasso

  • 5 de 5 estrellas

Dicen que la ciudad es la quinta protagonista de 'Sexo en Nueva York'. En los capítulos de la serie, un aura neoyorquina rodea todo lo que hacen Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha e impregna sus conversaciones. Para explicar una amistad no es suficiente hablar de las personas, sino que hay que pasar por el microscopio el caldo de cultivo donde surgió el aprecio y el respeto mutuo. Y esto es lo que hace la exposición Miró-Picasso con la relación que mantuvieron estos dos grandes artistas. La muestra es especial porque reúne más de 300 obras –algunas conocidísimas, como 'La Masia' de Miró y 'Las tres bailarinas' de Picasso– repartidas entre la Fundació Miró y el Museu Picasso. A pesar de sus diferencias, la exposición explica que ambos artistas compartían el amor por la poesía, la proximidad respecto a los círculos surrealistas y el interés por la cultura popular y la experimentación con artesanías como la cerámica. Es decir, amaban las mismas cosas. Aunque Joan Miró vio a Picasso por primera vez en el Liceu en 1917, no interactuaron hasta 1921 en París, cuando un joven Miró visitó el estudio del malagueño con una ensaimada bajo el brazo. A diferencia de Carrie Bradshaw y compañía, la historia de ambos creadores no tiene una ciudad como único escenario. Picasso advirtió a Miró de que, para crecer como artista, era necesario estar en París, y ambos sintieron el gusto del éxito por primera vez en tierras francesas. Sin embargo, la exposición es en Barcelona, donde el Museu Pic

Publicidad
También te gustará
También te gustará