Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Pasaporte de vacunas
Foto: Shutterlock

5 cosas que debes saber sobre los pasaportes de vacunación

Es posible que dentro de poco se necesite una prueba de vacunación para viajar, ir a conciertos o incluso trabajar

Huw Oliver
Escrito por
Huw Oliver
Publicidad

Países de todo el mundo apuestan por la vacunación para dar una salida clara a la pandemia. Pero todos los gobiernos se enfrentan ahora a una gran pregunta: ¿reabrirán ciertas partes de su economía –viajes, teatro, conciertos, incluso trabajo– en todo el mundo? ¿O únicamente en los países que se han vacunado?

Los primeros estudios muestran que, al menos, dos de las principales vacunas son eficaces para prevenir la transmisión del virus, así como para reducir los síntomas graves. Esto significa que si se reabren las empresas, los lugares de trabajo y las fronteras, una forma de frenar el riesgo de un nuevo brote sería exigir algún tipo de prueba de vacunación en la entrada: un "pase sanitario" o "pasaporte de vacunas".

La cuestión viene cargada de problemas éticos y legales. En la mayoría de los países, la vacuna no será obligatoria, y el ritmo de implantación determina que muchos de nosotros tendremos que esperar meses. Muchos podrían no vacunarse por razones médicas, mientras que otros podrían oponerse debido a creencias que son incompatibles con la vacunación. El hecho de que solo se permitan ciertas libertades y privilegios a quienes se hayan vacunado probablemente sea considerado discriminatorio para muchas personas.

Entonces, ¿habrá que presentar un certificado de vacunación para entrar en bares, restaurantes y teatros? ¿Tendremos que vacunarnos antes de salir de vacaciones? ¿Y en qué consiste la prueba de vacunación? Esto es todo lo que sabemos hasta ahora sobre los 'pasaportes de vacunas'.

1. Es posible que necesites un pasaporte de vacunas para viajar en 2021

Todavía es pronto para la implantación mundial, pero las personas que ya se han vacunado tienen ventaja a la hora de viajar. Aunque muchos gobiernos siguen aconsejando (o prohibiendo completamente) a sus ciudadanos que viajen al extranjero, una lista cada vez mayor de destinos que dependen totalmente del turismo ve, en la vacunación, una oportunidad para reabrir las fronteras y levantar otras restricciones de viaje.

Polonia, Estonia, Islandia, Rumanía, Georgia y Seychelles, entre otros países, ya han anunciado que permitirán una prueba de vacunación como alternativa a las pruebas y requisitos de cuarentena existentes (lo que significa que quienes se hayan vacunado podrán saltarse los controles más severos impuestos a los demás). Es probable que muchos más sigan su ejemplo, y aunque ningún país ha impuesto todavía la vacunación como condición para entrar en su territorio, es muy posible que esto empiece a convertirse en una norma una vez que las vacunas empiecen a extenderse.

Y no solo los países exigirán algún tipo de prueba: las empresas de viajes y las compañías aéreas podrían hacerlo también. 'Saga', una compañía de cruceros especializada en viajes para mayores de 50 años, dice que todos los viajeros tendrán que estar completamente vacunados, mientras que la aerolínea australiana, 'Qantas', ha dicho repetidamente que los pasajeros tendrán que mostrar una prueba de vacunación antes de embarcar en los vuelos.

2. No es solo viajar: estos pasaportes podrían reabrir la cultura y la vida nocturna

Aunque no tengas intención de viajar al extranjero en breve, es posible que pronto necesites una prueba de vacunación para disfrutar al máximo de la vida en tu propio país.

Este es el caso de Israel, donde casi la mitad de la población se ha vacunado. El país ha puesto en marcha un sistema de "distintivo verde" para reabrir determinados sectores a quienes hayan recibido las dos dosis de la vacuna. Desde el 21 de febrero, los titulares de las tarjetas pueden acceder a gimnasios, eventos culturales, lugares de culto y hoteles. A medida que el país suaviza el cierre, la idea es que esto se extienda pronto a otros entornos de mayor riesgo, como cines y teatros.

E incluso si los países no establecen sus propios sistemas centralizados, las empresas individuales pueden introducir sus propios requisitos de entrada, especialmente si eso significa que es más probable que puedan volver a abrir a plena capacidad. Actualmente, un gran número de empresas privadas están trabajando en aplicaciones que podrían vincularse a los historiales médicos de las personas. Estos podrían mostrarse a la entrada de cualquier local que requiera una prueba de vacunación. El visitante abriría la aplicación, la cual generaría un código QR que indicaría que la persona ha sido vacunada, como si se tratara de un billete digital.

Las figuras del sector afirman que los pasaportes de vacunación como este serán fundamentales para que los negocios vuelvan a funcionar. 'Music Venue Trust', una organización benéfica que representa a los locales de todo el Reino Unido, cree que exigir una prueba de vacunación o un test negativo reciente es la única forma viable de que los conciertos vuelvan a celebrarse este año. "Los eventos económicamente viables no pueden realizarse con distanciamiento social", dijo Mark Davyd, director general de la organización benéfica. "La verificación de las vacunas es una de las herramientas que los recintos pueden utilizar para volver a tener el aforo completo".

El tipo de local al que se asiste también puede marcar la diferencia. En el Reino Unido, el gobierno ha descartado la introducción de un sistema de pasaporte de vacunas en locales como restaurantes y pubs. Sin embargo, el primer ministro Boris Johnson dijo la semana pasada que la única manera de que se celebren eventos a gran escala, como obras de teatro y conciertos, en un futuro próximo sería que los teatros y los locales de música en directo exigieran una prueba de inmunidad a la entrada. Saber que los que te rodean han sido vacunados también puede aumentar la confianza del público a la hora de salir, y con ello, ayudar a que la economía se recupere más rápidamente.

3. Puede que necesites el pasaporte de vacunas para ir a trabajar

¿No vas a viajar ni a asistir a eventos en directo? Es posible que sigas necesitando un pasaporte de vacunas, ya que algunas empresas podrían exigir a sus empleados que se vacunen.

En el Reino Unido, una empresa de fontanería ha declarado a la BBC que exigirá a su personal que se vacune y que podría no mantener a los que no lo hagan. El Secretario de Justicia del Reino Unido, Robert Buckland, ha dicho que las empresas podrán exigir que todo el personal nuevo se vacune, siempre y cuando esté escrito en sus contratos.

Sin embargo, en el caso de los empleados actuales, es poco probable que las empresas puedan imponer tales exigencias. Los requisitos de vacunación, si se aplican, podrían dar lugar a costosos despidos improcedentes y a demandas por discriminación relacionadas con la discapacidad, las creencias religiosas o el hecho de que la empleada esté embarazada.

Los abogados laboralistas afirman que las excepciones podrían ser solo para aquellos que la vacunación es "crítica", como los trabajadores de residencias de ancianos o las personas con trabajos que implican muchos viajes al extranjero.

4. Los pasaportes de vacunación ya están aquí

Cada gobierno está considerando las ventajas de los pasaportes de vacunación, y algunos incluso ha empezado a repartirlos. Además de la "insignia verde" de Israel, que permite a los ciudadanos vacunados acceder a determinados servicios, muchos otros países de todo el mundo también han empezado a tramitar certificados que, pronto, podrían permitir a los vacunados viajar al extranjero.

En Islandia, los ciudadanos que han recibido las dos dosis de la vacuna ya pueden obtener un certificado, mientras que en Dinamarca, los viajeros vacunados pueden imprimir uno desde el sitio web del gobierno para demostrar que se han vacunado. El país también tiene previsto lanzar una aplicación para teléfonos inteligentes que puede mostrarse en los controles de pasaporte para demostrar el estado de vacunación. Bahréin, por su parte, ha lanzado su propia aplicación 'BeAware' que contiene un código QR vinculado a su registro nacional de vacunas.

Por supuesto, las cosas se complican un poco cuando se trata de viajes internacionales. Actualmente, no existe un "pasaporte" de vacunas ampliamente reconocido que se pueda mostrar cada vez que alguien quiera demostrar que se ha vacunado. Cada país tiene sus propios requisitos en cuanto a lo que constituye una prueba de vacunación, o no ha dejado claro lo que cuenta. Por lo tanto, a menos que tu país haya lanzado oficialmente su propio pasaporte de vacunas, el mejor consejo es conservar la documentación que recibas cuando te vacunes, y esperar que sirva de algo.

No obstante, una serie de empresas e instituciones están trabajando en el desarrollo de un "pasaporte de vacunas" mundial. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha puesto en marcha su propia iniciativa Travel Pass, que permitiría a los viajeros almacenar los datos de las vacunas y pruebas en una aplicación digital. También existe el CommonPass, una idea similar de la organización suiza sin ánimo de lucro 'The Commons Project' y el 'Foro Económico Mundial'.

El reto de cualquier 'pasaporte de vacunas' internacional es crear un sistema que sea fácil de usar y proteja los datos de los viajeros, pero que también les permita navegar por una maraña compleja y siempre cambiante de normas y restricciones en todo el mundo. Como esto va a llevar un tiempo, es posible que algunos países (o grupos de países) lleguen a acuerdos individuales entre ellos para permitir los viajes mutuos de los viajeros vacunados.

Por ejemplo, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ha instado a la Comisión Europea a crear un programa de certificación de vacunación que permita viajar libremente dentro de la UE a quienes se hayan vacunado.

Por su parte, Hawái está trabajando en su propio sistema de 'pasaporte de vacunas', que podría permitir a los viajeros totalmente vacunados de otros lugares de EE.UU, viajar allí a partir de mayo. En cuanto a las islas españolas de Mallorca e Ibiza, están instando al gobierno español a establecer un sistema piloto de pasaporte de vacunación para atraer a los viajeros británicos.

5. ... Y ya están causando un escándalo ético

Sí, hay algunos problemas éticos serios que abordar aquí. El sistema israelí de "distintivo verde" es controvertido porque discrimina entre los que se han vacunado y los que no. Algunos argumentan que crea una sociedad de dos niveles y que pasa por alto el hecho de que a algunas personas se les puede aconsejar que no se vacunen por razones médicas legítimas, como ciertas alergias, enfermedades del sistema inmunitario o el embarazo. Por no hablar del hecho de que la vacunación no es un requisito legal en Israel, y es el individuo el que elige si se inmuniza.

También en el Reino Unido, el gobierno ha dicho que hay "cuestiones éticas" sobre el papel del gobierno en la "prohibición" de ir al teatro o a los locales de música en vivo. Estas cuestiones se abordarán en un informe oficial que se publicará en los próximos meses.

Es probable que el mismo debate se produzca en países de todo el mundo a lo largo de 2021. Pero, a pesar de ello, incluso los gobiernos que no tienen una fuerte vena autoritaria pueden ver la introducción de 'pasaportes' locales como una forma de impulsar la aceptación de las vacunas a largo plazo, aunque sea a costa de algunas libertades personales.

Todavía hay mucha incertidumbre en torno a los pasaportes de vacunación, pero una cosa está clara: los que opten por no vacunarse se arriesgan a no tener mucha diversión este año.

NO TE LO PIERDAS: El Hospital de Sant Pau organiza una exposición benéfica para la investigación de la Covid-19

Lee el número de marzo de Time Out Barcelona, ​​con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Últimas noticias

    Publicidad