Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Senyor Parellada
Foto: Senyor ParelladaSenyor Parellada

Cierra Senyor Parellada, un clásico moderno del Born

El restaurante de Ramon Parellada ha vivido 38 años de gran cocina catalana

Por
Ricard Martin
Publicidad

Senyor Parellada parecía que fuera un restaurante centenario, pero 'sólo' tenía 38 años de vida. Y digo centenario por el grado de arraigo y popularidad que este restaurante ha tenido (tiene, la pérdida es reciente) entre los barceloneses y los catalanes. Ramón Parellada, patriarca de una estirpe de fondistas de Granollers de más de 200 años, explica que cierra puertas por los estragos de la Covid-19 ("al principio parecía que esto iba a durar dos meses y ya ves") y porque "coincidió todo con que yo este año ya me jubilaba".

Habla en pasado y con optimismo, porque por encima de todo Parellada quiere destacar que "la buena noticia es que aunque cierre Senyor Parellada reforzamos la Fonda Europa en Granollers. Es un repliegue: mi hija MariaAntònia hace quince años que está al frente de la Fonda Europa, y ahora podré ayudarla un poco".

Se puede decir que Parellada es un fondista, no solo por tener fondas, sino por el tiempo que hace que corre y persevera:"Abrimos Senyor Parellada en 1983. Todo son etapas, en la vida, y hemos hecho una batalla muy fuerte, casi de cuarenta años, mira, habríamos durado casi tanto como el Franco", ríe. El restaurante ocupó los bajos de una fonda que había desde finales del siglo XIX, y en 2001 abrieron allí el hotel Baños Orientales tras una gran reforma.

En 1983 no era muy 'cool' acercarse a la calle Argenteria, y todavía menos la cocina catalana de sofrito lento y picada intensa. Peseo a eso, la buena oferta de Senyor Parellada, hecha con un espíritu tradicional y popular, pero también con aires de frescura, hizo que el restaurante abarcara varias generaciones de familias de ciudad y comarcas que se acercaban los fines de semana para comer como un burgués a precios asequibles y festejar.

Para muchos, fue nuestro primer contacto con la Barcelona gastronómica. Quien escribe, recuerda venir a ver 'Star Wars' de pequeño y zamparse unos canelones. Ahora, quien desee comer sus macarrones a la catalana, el capipota, los arroces o los canelones, pues tendrá que hacer el trayecto a Granollers.

Senyor Parellada
Senyor Parellada

El empresario no cae en la nostalgia ni las lamentaciones:"Mi abuelo vino a Barcelona y se hizo cargo del 7 Portes, mi bisabuelo vino y montó dos o tres negocios, los cerró y volvió a Granollers. Siempre ha habido una tradición de venir a Barcelona a hacer hervir la olla. Pero bueno, donde realmente la hacemos hervir, y debemos procurar que no falte fuego, es en Granollers". Este año, agarraos, la Fonda Europa cumple 250 años de vida.

NO TE LO PIERDAS: Restaurantes que han cerrado y echaremos de menos 

Lee el número de marzo de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Últimas noticias

    Publicidad