Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Telefèric
© Telefèric Telefèric

¡Come a mitad de precio con estas aplicaciones!

Por
Ricard Martin
Publicidad

Hace una temporada, hablábamos de un supermercado 'online' de comida con pequeñas taras . Productos muy concretos a precios ridículos. Pues ya podemos hablar de dos aplicaciones para localizar restaurantes, bares y cafeterías que ofrecen, a precio reventado, comida que por otra parte acabaría en el cubo de la basura: TooGoodToGo y WeSaveEat. Miremos cómo funcionan y buscamos un par de ejemplos prácticos.

Las dos funcionan de una manera muy similar. En TooGoodToGo, eliges un restaurante de la lista, te esperas a que sea la hora de cierre del local, te acercas -con una bolsa reciclable- y te llevas el pedido que has comprado previamente vía App. En su lista hay restaurantes que no están nada mal: entre ellos, el vegano Sopa, los hot-dogs de The Dog is Hot o el punto de pincho gastronómico Telefèric. Hablo con estos últimos, y el director, Gerard Sucarrats, me explica que «cada día, entre semana, tenemos dos packs para llevar. Y siempre, siempre, se venden ». La oferta no está mal: son cinco pinchos gurmet rebajados de 12,50 a 4,19 €. A veces son comida sobrante, otros no: «A veces he vendido cosas que aún no he cocinado». Nunca te puedes comer el pedido en la barra, siempre es para llevar. Y hay que esperar hasta las 21.30 h, hora de inicio de la recogida. La geolocalización es fácil, y hay un montón de locales para elegir en cada barrio.

¿Y WeSaveEat? Pues funciona exactamente igual, pero con menos variedad. Tienen una cincuentena de locales en toda Barcelona, ​​aunque predominen las franquicias de cafeterías y la comida rápida (aunque también hay lugares delicatessen, como la Épicerie, o la muy recomendable tienda de comida para llevar, Ballarín, junto Vallcarca. Hablo con la Cecilia Karpp de la Fábrica Empanadas, en el Gòtic, que me anuncia un descuento despampanante: tres empanadas para llevar, rebajadas de ocho a tres euros. El 60%, vamos. «Ponemos a la venta las empanadas que tienen taras de aspecto, con los bordes rotos o que quizás se han abollado un poco. Pero en todo caso el producto siempre es bueno », asegura. y prosigue que «para nosotros esto es como regalar: porque vendes a mitad de precio y encima con una comisión. Pero si no hiciéramos esto, la comida iría a la basura, o al comedor de las monjitas
de la esquina ». No tienen demasiados pedidos, dice, pero siempre tienen la oferta de tres a tres euros: si no han salido empanadas taradas, os las encontraréis en perfecto estado. 

Sopa Barcelona
Sopa Barcelona
Foto: Sopa Barcelona

¿Vale la pena, usar estas aplicaciones? No son la panacea ni la solución al hambre. Pero sí una manera simpática de poner un parche al brutal desperdicio de comida en los restaurantes: España es el séptimo país que más comida desperdicia de la Unión Europea, más de 7,7 millones de toneladas de comida van a parar a la basura cada año. Esta es una manera de cazar algunas comidas decentes al vuelo a precios regalados.

En contra: no puedes escoger qué comes y siempre tendrás que ir a buscar la comida al cierre del restaurante: en Sopa, por ejemplo, tienes que ir a buscar la comida a las 16.30 h. Las dos empresas cobran una comisión por cada pedido arrebatado a la basura. Pero sí: esto es economía colaborativa real, y no pisa los derechos laborales de nadie, vaya.


NO TE LO PIERDAS:
disfrute en formato físico en los mejores restaurantes de Barcelona

Últimas noticias

    Publicidad