Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Teresa Carles
Foto: Scott ChasserotTeresa Carles

El restaurante Teresa Carles cumple diez años como vegetariano de referencia

La chef de Lleida trajo a Barcelona una cocina basada en vegetales arriesgada, sabrosa y compleja

Por
Ricard Martin
Publicidad

Diez años pueden dar para mucho o para muy poco. En el caso del restaurante vegetariano Teresa Carles, que en breve cumplirá una década de vida en Barcelona, habría para un libro. Fue en marzo del 2011 cuando la xef Teresa Carles abrió su restaurante en Jovellanos, 2 (precisamente donde había estado el vegetariano Unicornius).

Su orientación era la de un restaurante ovolácteo-vegetariano que quería demostrar que comer sano no tenía por qué ser aburrido, y que su cocina tenía algo diferente que ofrecer: pronto se establecieron como referente de los restaurantes vegetarianos que, en lugar de imitar la cocina hecha con proteína animal, interpretan la tradición para crear nuevos platos.

De hecho, la llegada de Teresa Carles fue todo un acontecimiento: a diferencia de lo que suele ocurrir –que desde Barcelona se exportan tendencias– Teresa Carles llegó con los antecedentes de haber abierto en 1979 en Lleida, con su marido Ramón Barri, el restaurante Paradís. El Paradís fue el primer restaurante vegetariano de Lleida y uno de los primeros de España (en un momento en que, según recuerdan, Lleida era una ciudad donde la población vegetariana no llegaba a 20 personas). 

Diez años después de su obertura en Barcelona, Teresa Carles se ha convertido en un icono de la cocina vegetariana. Y para celebrar la efeméride, la semana del 15 al 19 de marzo, la chef tendrá en carta algunos clásicos del Paradís, como por ejemplo el rollo de tortilla de patatas relleno de pimientos y berenjenas escalivados, con queso y mayonesa suave de soja o los canelones de champiñones y mató.

Teresa Carles
Foto: Teresa CarlesTeresa Carles

Hoy, Teresa Carles Healthy Food es un grupo de restauración con ocho restaurantes, con un obrador de 6500 m2, sección de I+D y que ha sido clave en la introducción en Barcelona de la kombucha o las pizzas con queso vegano. “Nadando a contracorriente, apostamos por la salud y el proyecto fue evolucionando en forma y tamaño hasta convertirse en un negocio familiar que emplea a más de 250 personas. Llevamos en crecimiento constante desde 1979 gracias a una visión innovadora, tanto en el concepto 'healthy', del que somos pioneros, siendo Flax & Kale el primer restaurante en autodenominarse 'flexitariano'", explica satisfecha Carles. 

NO TE LO PIERDAS: Los mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona 

Lee el número de marzo de Time Out Barcelona, ​​con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Últimas noticias

    Publicidad