Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Sergi de Meià
Foto: Sergi de Meià Sergi de Meià

Regresa a Barcelona uno de los grandes chefs del producto de proximidad

Después de dos años, Sergi de Meià reabre su restaurante en la calle Laforja

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

La pandemia trajo una pavorosa ola de cierres de restaurantes: pero poco a poco, cada cierto tiempo surgen algunos brotes verdes. Como el regreso a Barcelona del chef Sergi de Meià (nombre artístico de Sergi Company), un cocinero pionero (y cofundador) del movimiento 'slow-food' en Barcelona, y un hombre clave para situar el producto de temporada y la proximidad como tema central en el panorama gastronómico catalán.

De Meià ha reabierto su restaurante homónimo en Laforja 83, en un bonito espacio de dos plantas y sótano con cocina abierta, con capacidad para 75 comensales, un comedor lleno de luz y con terraza en la parte de arriba y un reservado apto para 16 personas. El cocinero explica que "he vuelto al 'ruedo' pero de otro modo. Estoy dos días en el restaurante y el resto del tiempo en Vilanova de Meià, trabajando en proyectos sociales de agricultura ecológica y cultura gastronómica", vinculados al Instituto Catalán de la Cocina.

Sergi de Meià
Foto: Sergi de MeiàSergi de Meià

El jefe de cocina Pau Olivés lleva el día a día de un restaurante que se ha radicalizado en el km 0: "Yo mismo voy a buscar directamente los productos cada semana a Vilanova de Meià y alrededores, los elijo y los traigo a Barcelona ", dice de Meià. Material de altos vuelos como cabrito, becada o trufa negra, por ejemplo, pero también aceite de oliva de Boada o las legumbres.

Tras dos años de vida rural, huérfano de restaurante, de Meià explica que "la pandemia no me ha cambiado el estilo de cocina, pero sí la perspectiva de la vida". Esto pasa por un cierto ánimo zen, favorecido por el ejercicio diario de la meditación. "La vida tienes que tomarla día a día: levantarte, dar las gracias por estar vivo y recoger las zanahorias que te encuentras, más que perseguirlas", reflexiona.

Sergi de Meià
Foto: Sergi de MeiàSergi de Meià

Todo ello ha hecho que "se haya vuelto a sentir más cocinero que nunca", lo que se traduce en un nuevo repertorio, con platos extraordinarios de mar y montaña, como un pichón del Bages con guiso de tripas de bacalao, que cierra el círculo del producto, con la presencia en el plato del trigo sarraceno crujiente que con que se ha alimentado el ave, o unas espinacas a la catalana con pies de cerdo y bonito.

Y entrantes como unas patatas a la riojana que son miel, un clásico recuperado que hacía hace veinte años en el Reno (y es muy de agradecer que, de aperitivo, te traigan pan con tomate con 'xolís' del Pallars, y no la esferificación de turno). Para el final, una maravilla como la oveja 'xisqueta' con verduras de temporada.

Son platos "desacomplejadamente catalanes, extraídos de recetarios clásicos de todas las épocas", como 'El Sent Soví' (1342) o 'La Teca' (1924), pero con un toque autoral que no difumina las versiones antiguas. Y quien no quiera romperse la cabeza, puede optar por un festival de clásicos, como canelones de fiesta mayor y pollo a la catalana. De Meià dispone dos menús degustación, a 50 y 60€. Fiesta de la buena a precios terrenales, ahora que muchas michelines han disparado el precio hasta las estrellas.

NO TE LO PIERDAS: La mejor cocina catalana de Barcelona

Lee el número de febrero Time Out Barcelona con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Más de Love Local

    Últimas noticias

      Publicidad