Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Se recupera esta sorprendente obra de Gaudí
Noticias / Arte

Se recupera esta sorprendente obra de Gaudí

Cascada de Gaudí
Foto: Museu de les Aigües

"Durante la ampliación de la Casa Vicens y del jardín en 1925, la cascada quedó convertida en una estructura exenta, como un arco triunfal, hasta que fue derribada en 1946". Así es como la web de Casa Vicens, la primera casa firmada por el maestro Antoni Gaudí, describe cómo desapareció la imponente cascada que presidía el jardín. Con la voluntad de ser una de las joyas de la finca, con la altura suficiente para verse desde la calle y, con el objetivo climático de refrescar el ambiente, la construcción desaparece después de la venta parcial de la parcela de la familia Vicens. No es hasta 134 años después -sin contar con la réplica que hay en Reus construida en 1976- que se ha vuelto a levantar de nuevo y esta vez ha sido un poco más allá de Gràcia, en el Museu de les Aigües de Cornellà.

Cascada de Gaudí al Museu de l'Aigüa

 

Cascada de Gaudí al Museu de l'Aigüa
Foto: Museu de l'Aigüa

 

 

 

 

 

10 metros de altura, 27.000 ladrillos y 3.000 azulejos

Ni más ni menos. La obra se ha reconstruido de forma fiel al diseño de Gaudí. "Se han seguido las mismas técnicas constructivas de la época", afirma el arquitecto director de la obra, José Vicente Gómez Serrano en 'La Vanguardia'. La reproducción se levanta desde la admiración por el arquitecto y, por tanto, se han tenido en cuenta todos los detalles, modos de trabajar y materiales que hoy en día ya no se utilizarían. Incluso los ladrillos se han fabricado uno a uno, tal como se hacía a finales del siglo XIX.

Imponente ya la hora ligera, la cascada de Gaudí es una pieza que puedes rodear, andar y, sobre todo, admirar porque es "formalmente contundente, estéticamente preciosa y absolutamente funcional, ya que servía para refrescar el ambiente de la casa", asegura en 'El Periódico' Daniel Giralt-Miracle, experto en la obra del genio.

 

Cascada en el jardín antiguo de Casa Vicens
Foto: Casa Vicens

 

 

 

 

 

Una nueva vida por delante

La primera cascada de Gaudí sólo pudo cumplir 60 años de vida por culpa de la especulación del barrio que la tumbó. De hecho, se sabe desde hace relativamente poco de su existencia. Ahora, el Museu de les Aigües de Cornellà de Llobregat ha visto en su réplica a escala real una manera de hacer justicia a una obra de gran valor artístico a la vez que la quiere transformar en una de las grandes atracciones del centro. Un impulso, sin duda, en las visitas al espacio museográfico.

Cascada Gaudí

 

Cascada de Gaudí en los jardines del Museu de les Aigües
Foto: Museu de les Aigües

 

 

 

 

 

 

 

 NO TE PIERDAS: La pasarela que permite andar por la fachada de la Casa Batlló

Advertising
Advertising