Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Carrers de Barcelona amb nom de dona
Foto: Oriol Malet

Solo un 7,6% de las calles de Barcelona tienen el nombre de una mujer

Un porcentaje ínfimo de vías, plazas y avenidas de Barcelona tienen nombre de mujer. El nomenclátor empieza a feminizarse y a mostrar otras realidades

Por
Erica Aspas
Publicidad

Si hacemos caso a las letras de canciones, poemas, novelas y unas cuantas películas, Barcelona tiene nombre de mujer: 'Gitana hechicera, poderosa...' Pero si nos dejamos de romanticismos y bajamos a pie de calle, la realidad es totalmente opuesta. Según dato del Ayuntamiento, actualmente en Barcelona solo un 7,6% de los nombres de viales –calles, plazas, pasajes, avenidas, parques...– homenajean a mujeres. Es decir, a fecha de 15 de febrero, de los casi 4.600 espacios 'bautizados' de la ciudad, solo 350 llevan el nombre de una mujer.

Muchos pensaréis que esto del nomenclátor no tiene mucha importancia, que da lo mismo vivir en una calle con nombre de almirante que en uno que recuerde a un científico –o científica– pero las intervenciones en el espacio público, en este caso a través del nomenclátor de la ciudad, nunca son un acto neutro, siempre tienen un aspecto político. Haced memoria, pensad en las calles que conocéis que lleven el nombre de una mujer. Efectivamente, la mayoría son santas, reinas o mujeres de la alta burguesía.

Jordi Rabassa es regidor de Ciutat Vella, de Memoria Histórica y también presidente de la Ponencia del Nomenclátor y, como historiador, explica muy bien esta realidad, endémica en todas las ciudades europeas: "Los nombres de las calles, históricamente, reflejaban quien está dominando la ciudad. El nomenclátor es una herramienta de pluralización y se tenía que agitar un poco. Ha de ser un reflejo de la diversidad de la ciudad".

La feminización que se está llevando a cabo desde hace unos años por parte del consistorio también visibiliza colectivos olvidados y populares. "Hay mucha gente que no está representada, además de las mujeres, como los migrantes y otras realidades de la ciudad que no tiene representación pública", dice Rabassa.

En este último mandato, la Ponencia del Nomenclátor ha iniciado siete expediente, seis de los cuales son de mujeres y con un perfil muy particular. "La feminización que se está haciendo del nomenclátor es con mujeres de las clases populares. También habrá científicas, literatas, artistas... pero estaba claro que  el nomenclátor tenía que popularizarse". Así pues, pronto tendrá su lugar, porque se lo merecen, activistas sociales, sindicalistas, feministas y ecologistas. Y, además, ¡en sus barrios!

Dentro de poco será una realidad las calles de Emília Llorca (antes calle del Almirall Aixada, en la Barceloneta); la plaza de Coxa Pérez Collado, en el Eixample; el Mirador de Consol Casals i Genover dentro del Park Güell; la calle de Teresa Bornat i Fabra, en Sant Andreu; los Jardines de Isabel Domínguez Paniagua, también en Sant Andreu; y la calle de Irena Sendler, en Sant Martí.

NO TE LO PIERDAS: Actividades para celebrar el Día Internacional de las Mujeres en Barcelona.

Lee el número de marzo de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Últimas noticias

    Publicidad