1 Me encanta
Guárdalo

Cambiar de vida en Barcelona

Ocho historias de barceloneses que han cumplido un sueño

© Lorenzo Pierro (detall)

¡Parecía difícil, imposible, pero estos barceloneses han apostado por cambiar de vida y lo han conseguido!

Olga Balibrea, la foto como joya

Olga Balibrea, la foto como joya

"Un día encontré una foto de mi padre que me emocionó mucho. Aparecía muy joven con una cámara en la mano. Busqué qué material podía usar para protegerla y así empecé a trabajar con la resina". Fotógrafa entonces por afición, Olga era directora de producto en una multinacional holandesa. Hasta que la abandonó para levantar su proyecto. Dos meses después se quedó embarazada y decidió seguir adelante como madre soltera. Con un hijo y un proyecto que no funcionaba debido a la crisis, entró a trabajar en una productora televisiva. A pesar de las buenas condiciones, vuelve a dejarla porque no le llena creativamente. Se quiere dedicar a los obalis, así ha bautizado las joyas que ha comenzado a crear con fotografías y resina. "Todo el mundo se fijaba en el anillo con la foto de mi padre y me hacían encargos con sus propias fotos".

Y así van surgiendo obalis con fotos personales convertidas en colgantes, o anillos con la imagen de un suelo hidráulico o con un fondo marítimo. Con este nuevo reto profesional se va a vivir a un pueblo cerca del mar con el niño. "Bajo a Barcelona para distribuir los obalis. También los vendo a través de mi web y de plataformas como Etsy", explica Olga. El reto final es encontrar suficientes clientes para que el negocio se aguante, "porque con la crisis mucha gente dejó de comprar este tipo de productos". Mientras tanto, Olga ha aprendido a trabajar "con interferencias", arañando cualquier momento libre de cuando no está haciendo de madre.

obali.es

Àngel Soriano, los juguetes con corazón de madera

Àngel Soriano, los juguetes con corazón de madera

"En Barcelona te pasaban muchas cosas, pero en el fondo no te pasaba nada de verdad". Ángel Soriano y su pareja, Miguel, estuvieron durante más de siete años al frente de uno de los bares más de moda de la ciudad, La Penúltima. En 2013 decidieron venderlo, trasladarse a un pequeño pueblo del Empordà y recuperar sus vocaciones. "El cambio de vida ha sido bonito, más que fácil". Ángel, educador infantil, ahora crea juguetes de madera inspirándose en los diseños y el espíritu del periodo de entreguerras del siglo pasado. En el pueblo el ritmo de vida es más suave pero "también es más complicado dar a conocer tu proyecto que en Barcelona". Del catálogo de Little Wood, se siente especialmente orgulloso de Memory, fruto de lo que ha aprendido de su experiencia con los niños.

www.littlewood.bigcartel.com

Oliver Sánchez, tirarse al agua

Oliver Sánchez, tirarse al agua

La decisión fue en caliente, una noche de fiesta. Oliver llevaba lo que todo el mundo consideraría una vida plena. Trabajaba como ingeniero informático en una empresa multinacional, vivía en pareja y había adquirido un piso con hipoteca como siempre le habían aconsejado a sus padres. Pero, confiesa, no podía quitarse de encima cierta sensación de vacío que sólo se calmaba cuando se metía en el agua. Su afición al submarinismo le llevó a colaborar con un centro de Barcelona que dirigía Salvana. Cuando ella anunció que quería vender el negocio, no se lo pensó dos veces. Y con su compañero programador de páginas web, Xavi, decidieron comprar el centro de buceo VanasDive en la playa de la Mar Bella.
Era una época complicada, justo al inicio de la crisis. "Y siempre tienes ese momento en que piensas: 'Ahora me volvería a la informática". Algunos inviernos se debe buscar la vida en algún otro lugar porque aquí el trabajo escasea. En verano toca trabajar cada día. Pero ahora es el dueño de su tiempo. Y de su vida. Con 41 años, Oliver se siente orgulloso de haber formado
a más de 500 buzos en siete temporadas. Porque su principal satisfacción es poder transmitir el placer de algo tan simple como el agua. "Con la informática, ningún cliente me decía nunca después de terminar e un trabajo: 'Qué alegría!'. Ahora, la cara que ponen algunas personas después de su bautizo de agua... ¡Esto no tiene precio!".

www.vanasdive.com

Advertising
Xavi y Sandra, una cesta para cada ocasión

Xavi y Sandra, una cesta para cada ocasión

"A nosotros siempre nos ha gustado regalar comida", explica Xavi Cuartero, que, junto con Sandra Marquié, lleva el blog de recetas 'Els fogons de la Bordeta'. Durante más de cinco años han alternado un trabajo de sueldo y horario fijo con este y otros proyectos relacionados con la gastronomía. "Hasta que te planteas si te quieres ver con ese mismo trabajo al cabo de unos años". Así que abandonaron la seguridad de la nómina e invirtieron los ahorros en un proyecto asumible: una empresa de cestas para regalar todo el año. Un lote de productos para el vermut o una cesta con un desayuno de lujo como atractiva alternativa al típico 'pongo'. "Pasas a trabajar 24 horas los siete días de la semana, pero ahora producimos experiencias únicas para obsequiar".

www.SraPanera.cat

Johann Wald, de la MTV a los fogones

Johann Wald, de la MTV a los fogones

"Yo no sabía que era capaz de crear. Este es el gran descubrimiento que me ha dado la cocina". Johann Wald estaba más acostumbrado a comunicar, a hablar de música en la radio y sobre todo en la televisión. Con un padre de Surinam y una madre británica nacida en la India, Johann Wald creció en Málaga rodeado de aromas exóticos. "Pero descubrí el gusto por la materia prima de calidad al compartir piso con dos estudiantes vascos en Madrid". Después de una carrera de éxito como periodista y un poco quemado con el mundo de la música, con 33 años Johann se instala en Barcelona para estudiar cocina. "Lo que me provoca una emoción que no me habían despertado ni los estudios de cine ni los de arte dramático". También le ha ido bien para tocar más de pies en el suelo, porque "en el mundo de la televisión te vuelves un poco cretino". Con un grupo de socios ha puesto en marcha Plateselector, "una plataforma de creación, divulgación y apoyo a la comunidad gastronómica".
Para Johann, "la cocina es la nueva forma que tenemos de aproximarnos a otras culturas", un papel que antes había tenido más la música. "Es cierto que hay cierto boom mediático con la cocina, pero también que existen cocineros jóvenes poco conocidos y muy inspiradores, que son los que nos interesan". Tras los fogones, la vida es muy diferente. "Ahora trabajo mucho más por mucho menos retorno. Pero aspiro a tocar el alma de la gente a través de los platos que preparo".

www.plateselector.com

Teresa Saborit, de hacer números a disfrutar de las letras

Teresa Saborit, de hacer números a disfrutar de las letras

"Ahora siento que estoy donde debía estar", declara Teresa, que hace poco más de un año trabajaba de 'controller' en una entidad financiera, con contrato indefinido y buen sueldo. Pero también con el gusanillo de verse allí al cabo de unos años sin haber podido dedicarse a su gran pasión: escribir. Teresa había comenzado una novela que no había manera de que avanzara. Así que finalmente dejó todo para la escritura. Ahora tiene la novela recién acabada y otros proyectos relacionados con las letras. Desde su página web aplica herramientas de Ludificación (propias de los juegos) a la creación literaria. El reto para el 2016 es seguir explorando este camino y ganarse la vida. "Sólo con la ficción es complicado, así que también me estoy especializando en la narración oral y en la asesoría".

lallibretavermella.cat

Advertising
Elies Barberà

Elies Barberà

Durante mucho tiempo, para Elías el teatro no era más que una afición de fin de semana. Trabajaba como profesor de filosofía y hasta el viernes no se entregaba en el Teatre de la Lluna, una compañía de su ciudad, Xàtiva. Pero el gusano del teatro roe fuerte y con 31 años dejó pueblo, empleo y sueldo estable, hizo las maletas hacia Barcelona y pasó las pruebas para el Instituto del Teatro. Allí comienza a cocinar los primeros proyectos. El que llega a buen puerto es Teatre de l'Enjòlit, una compañía formada con otros alumnos del Instituto que dispone de espacio propio en la calle Portal Nou de Barcelona. "Teatre de l'Enjòlit se ha convertido en nuestro principal objetivo porque nos realiza como creadores teatrales", comenta satisfecho.

Pero las cosas no son tan fáciles como cuando era profesor. "Vivir como freelance en el mundo del arte es casi una quimera". S
obreviven a base de tocar diferentes palos dentro de su disciplina: cursos, bolos en formaciones diversas... "La creación se convierte en una necesidad en dos sentidos, vital y alimentaria". Cuesta llegar a fin de mes, pero la satisfacción es mucho más plena. "He encontrado el canal para expresar mis motivaciones y para buscar respuestas en el mundo en el que vivimos". En 2016 Teatre de l'Enjòlit reflota una de sus piezas de referencia, 'Si no ens paguen, no pagarem!', a partir de Dario Fo. Y su nueva obra 'Realpolitik', una de las tres finalistas de los premios Quim Masó, tiene asegurado el estreno en el Temporada Alta.

enjolit.wordpress.com

Silvia Martínez, ¡explícame qué quieres y haré una galleta!

Silvia Martínez, ¡explícame qué quieres y haré una galleta!

"Cualquier cosa puede transformarse en galleta", explica Silvia desde su taller de Sylvia's Box desde donde prepara galletas personalizadas, vende utensilios para quienes prefieren hornear en casa e imparte clases de cocina para pequeños y mayores. A penas hace un mes que se dedica a tiempo completo. Hace casi cinco años todavía trabajaba en una agencia de comunicación pero la crisis la dejó en el paro. Mientras buscaba un trabajo nuevo empezó a cocinar y descubrió que le apasionaba. Cada vez pasaba más tiempo con las manos en la masa, hasta que decidió profesionalizarse. "Ahora llego igual de cansada a casa pero mucho más feliz". En lugar de gestionar cuentas de negocios, Silvia da forma y sabor de galleta a cualquier idea que tengas.

thesylviasbox.wordpress.com

Consejos

El tiempo

No miréis el reloj

Todo el mundo coincide que dejar un trabajo fijo para crear un negocio propio supone un cambio en la gestión del tiempo. Por un lado, ya no hay que ajustarse a unos horarios impuestos y puedes organizarte las propias obligaciones. Por otro, los primeros meses se tiene que estar dispuesto a trabajar cada día a todas horas. Como recuerda Àngel, además de crear, también hay que gestionar el negocio, darlo a conocer, dinamizar la comunicación, moverlo por las redes...

La edad

Siempre se está a tiempo

¿Hay alguna edad límite para proponerse un cambio de vida? Oliver piensa que, más que la edad, hay unas condiciones que favorecen la decisión. Cuantas menos responsabilidades y cargas familiares, más fácil, porque tampoco se trata “de acabar como el personaje de Harrison Ford en ‘La costa de los mosquitos’”. Pero los años no deben ser un inconveniente.

El objetivo

Ponerse una meta clara

Johann Wald considera que en nuestro país a veces nos hemos acomodado demasiado en el trabajo fijo y el sueldo fácil. La crisis y cierto cambio de mentalidad han propiciado que cada vez más gente se arriesgue a tirar hacia adelante un oficio que les gusta por cuenta propia. Pero, como comenta Oliver, hay que ponerse también una meta clara para ver si el negocio nos funciona o no. Si finalmente los números no salen, siempre podemos volver a nuestro trabajo anterior... ¡y probarlo de nuevo más adelante!

Advertising

La formación

Es un trabajo, no un hobby

No solo hace falta valentía para darle una vuelta a la vida profesional. Convertir tu pasión en tu trabajo requiere una nueva mentalidad. “Ya no se trata de cocinar galletas para la familia”, explica Sílvia Martínez, que recomienda algún tipo de formación complementaria que permita otorgar una vertiente empresarial a las habilidades artísticas. Un punto de referencia para encontrar asesoramiento y cursos para nuevos emprendedores es Barcelona Activa.

Críticas y valoraciones

0 comments