Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Cosas para hacer en las playas de Barcelona en invierno

Cosas para hacer en las playas de Barcelona en invierno

Sentarse en una terraza, hacer deporte, pasear o simplemente respirar... Ahora es el momento de disfrutar de la playa de verdad

Surfista
© Maria Dias Surfista
Advertising

Solo tenéis que ir a la playa un día soleado de invierno para ver que tenemos la suerte de tener un clima magnífico que nos permite disfrutar del mar cada día del año. Las opciones son variadas: para deportistas, para paseantes, para glotones, para relajados...

Deportes, Navegación y remo

Club Patí de Vela Barcelona

Tenemos una embarcación genuina: ¡conservémosla! Esto es lo que hace el Club Patín de Vela con un montón de cursos y alquiler de material. Podéis haceros socios o simplemente apuntaros a sus clases. Y además de deporte, tienen un restaurante, el Red Fish, donde podréis tomar un aperitivo los fines de semana (en verano también entre semana) con una terraza directamente sobre la arena.

Surfistes
© Maria Dias

Haz surf

Alucinaríais con la cantidad de surfistas que hay en Barcelona. No somos Tarifa, pero cuando hay temporal salen como setas. Hipnotiza verlos luchar para coger una ola. Si vosotros también queréis subir a la tabla, en la escuela Pukas os enseñarán a hacerlo. Tenéis la opción de hacer un curso mensual, con sesiones de una hora y media dos veces por semana el mes que queráis (125 euros), o uno reducido, de una vez por semana durante un mes (89 euros). Y si esto de socializar no os gusta, preguntad por las clases privadas.

Advertising
Santa Marta
©MariaDias
Restaurantes, Italiana

Santa Marta

icon-location-pin La Barceloneta

Hablamos de cosas que se pueden hacer en el mar en invierno, pero también cerca, y como nos encanta comer, tenemos que hablar de lugares donde saciar el apetito y la sed. Escogemos un par de sitios, uno al lado del otro, porque cuando no te puedes meter en el agua sin neopreno es un gusto hacer el vermut en una buena terraza mirando al mar. En el Bar Creps Barceloneta tiene una con lucecitas y árboles que te hace pensar en la noche mágica de San Juan, y el Santa Marta es otro privilegiado donde tomarse un aperitivo al estilo veneciano.

Paddle Surf
© Erica Aspas
Deportes, Surf y esquí acuático

Paddle Surf

Hace unos años eran los raritos y ahora no hay nadie que no se haya subido a una tabla. En Molokai son unos expertos y dan clases de iniciación, de perfeccionamiento y también entrenamientos para competiciones. Están muy apegados al barrio y tienen un público bastante local. Ah, y el 11 de marzo pasad a felicitarles porque cumplen tres años. Por la tarde organizarán un par de carreras, una para experimentados y otra para el resto de mortales. Y al acabar, ¡una ducha y hacia la fiesta! Encontraréis más detalles en su web.

Advertising
Centre Municipal de Vela
© Maria Dias

Vela y catamarán

icon-location-pin Sant Martí

No estigmaticemos estos deportes, hay clubes y escuelas que los ponen al alcance de todos. Es el caso del Centro Municipal de Vela. Además de salidas especiales (paseos románticos, ver Barcelona desde el mar y formación para niños), podéis tener un primer contacto con la vela ligera todo el año de forma individual o en grupos reducidos. ¿Preferís el catamarán? Ofrecen cursos de formación, alquilan la embarcación y el material y también hacen una salida, a partir de 55 euros, ¡donde navegaréis y planearéis! El miedo se queda en las taquillas.

Restaurantes, Mediterránea

Con los pies en la arena

icon-location-pin La Barceloneta

Buscamos buenos sitios para comer con los pies casi en la arena. El restaurante del Club Natació Barcelona (Pg. de Joan de Borbó, 93) se llama Vista Mare –¿adivináis el por qué?– y hacen un menú de mediodía por 10,30 euros que tenéis que descubrir. La terraza de Ca la Nuri (Pg. Marítim de la Barceloneta) siempre está llena de gente que acude atraída por su cocina marinera y sus arroces, igual que el Escribà (Av. del Litoral, 42) –lo hacen todo bueno, no solo los dulces–. Y a parte de hace deportes acuáticos, en el bar de la Base Nàutica (Av. del Litoral, s/n) es verano cualquier día del año.

Advertising
Deportes

Formación en seco

icon-location-pin Diagonal Mar i el Front Marítim del Poblenou

Teoría y práctica, en todo. Hay deportes acuáticos, como el submarinismo, que requieren una formación fuera del agua, y esta época es la mejor para llegar al verano con todo en regla. En el Vanas Dive hacen cursos de ciencia del buceo –física y fisiología del cuerpo humano–, biología marina y primeros auxilios –no hay nada más útil–. Y a principios de abril, ¡al mar! ¿Siempre habéis querido ser patrón de barco? En la escuela del Reial Club Nàutic os podréis sacar el título de navegación básica, el PER y el de patrón y capitán de yate, entre otros.

Kite Surf
© Ungravity

Kite Surf

A los chicos de Ungravity les gustan las emociones fuertes y los 'action sports' y tocan todos los palos: ciudad, nieve y agua. En el elemento líquido dan clases de paddle surf y surf, pero también de kite surf, y esto no es muy habitual. Tienen tres modalidades: Iniciación –el primer contacto más básico–, Evo –para poder ser autónomos– y Perfo –perfeccionar la técnica y conseguir incluso hacer saltos–. Son cursos de dos días por 240 euros y en algún lugar de la costa catalana, dependiendo de por dónde sople el viente.

Advertising
El Gallito
© Maria Dias
Restaurantes, Mediterránea

Un chiringuito de lujo

Cuando tienes el Hotel W al lado, el mar que casi te acaricia y todo el litoral barcelonés como telón de fondo, ya tienes mucho ganado. Y si además eres listo y tu restaurante tiene una decoración cuidada y una carta sencilla pero con buen producto, ya eres un imprescindible. El Gallito no es el típico chiringuito de playa, pero hay platos que no faltan: tapas, marisco, pescado y arroces –uno de gambas, calamares y alcachofas, y otro de montaña–, y un toque de cocinas del mundo.

Gente de mar

Adolf Almató
© Maria Dias

Adolf Almató tiene 83 años y viéndolo parece que el secreto de la eterna juventud esté en el agua y la arena barcelonesa.

¿Cuánto hace que se baña cada día?
Me hice socio del Club Natació Barcelona en los años 60. Antes, con las depuradoras, etc., solo te podías bañar 30 días al año, ¡ahora es el contrario! Fue mi tío quien me llevaba a nadar y a pescar a Colera de pequeño. De adolescente lo cambié por la montaña, pero te limita mucho. El agua no, tampoco hago muchos sacrificios, no te creas, voy a disfrutar, no a hacerme el chulo.

¿Playa en verano o en invierno?
Me da igual, solo lo notas por la cantidad de gente que hay, pero no me molesta. ¡La naturaleza es un gran invento siempre!
Maria Giner
© Maria Dias

Maria Giner es profesora de surf en el Pukas. Solo tiene 21 años pero es indiscutible su pasión por el deporte.

¿Hace mucho tiempo que practicas el surf?
Empecé con un 'body board' de muy pequeña, pero veía a los mayores haciendo surf y yo también quería hacer. A los 13 o 14 ya me puse en serio.

¿Por qué gusta tanto?
Es un deporte único. Dependes del mar. Da muchas decepciones, pero la sensación que tienes cuando pillas una ola es increíble. Y , al contrario de lo que se piensa, es un deporte para todo el mundo. Doy clases a una niña de 5 años y a un señor de 60 años.

¿Es mejor practicarlo en invierno, verdad?
Sí, a pesar del frío, las olas son más constantes. En verano hacemos cosas más recreativas.

Arquitectura junto al mar

Hotel W
Booking.com
Hoteles, Hoteles de lujo

Hotel W Barcelona

icon-location-pin Ciutat Vella

Con esta construcción polémica de cerca de 100 metros, Ricardo Bofill cambió el perfil del litoral barcelonés.

Els cubs de la Barceloneta

L'estel ferit

Escultura de Rebecca Horn de diez metros de altura rinde homenaje a la Barceloneta. Todos la conocemos como 'Los cubos'

Advertising
Hoteles

Torres Mapfre

icon-location-pin Sant Martí

La Torre Mapfre y el Hotel Arts, nuestras torres gemelas, son los edificios más altos de la ciudad y un símbolo de la Barcelona olímpica.

Advertising
Illa de la Llum

Isla de la luz

Viviendas innovadoras, donde las persianas son la clave, ya que aprovechan la luz del día y de noche evitan que se vea el interior.

Parc del Fòrum
©Maria Dias
Lugares de interés

Pérgola fotovoltaica

icon-location-pin Sant Martí

Además de crear energía, este icono del Fòrum también hace de parasol. Está hecha para resistir vientos de hasta a 200 km/h.

Advertising