Érase una vez un punto

Qué hacer, Exposiciones
Érase una vez un punto

Instalación de volúmenes geométricos inspirados en la expansión de los cinco sólidos platónicos. Las obras confeccionadas con metal, vidrio, metacrilato o seda crean una atmósfera espacial original y sutil. La instalación adquiere movimiento constante mediante la proyección de un vídeo de gran formato que muestra el proceso de construcción de las obras desde el punto hasta formar un universo poético lleno de estrellas.

LiveReviews|0
0 people listening