Noches de gastronomía en las terrazas de los hoteles

30 terrazas de hoteles de Barcelona permiten probar diferentes propuestas gastronómicas mientras disfrutáis de las vistas de la ciudad

Aunque el calor aprieta, la ciudad sigue ofreciendo alternativas de calidad para refrescarse durante los días de verano en los que no sabemos dónde ir. Afortunadamente, vuelven a Barcelona los 'Vespres Inedit's', que combinan la mejor gastronomía hotelera con cerveza Inedit para pasar tardes rodeados de comida, bebida, aire fresco y vistas a la ciudad.

30 hoteles de 4 y 5 estrellas de la ciudad ofrecerán hasta el 3 de agosto la posibilidad de relajaros después de la jornada laboral con las mejores vistas de la ciudad y, sobre todo, la exquisita gastronomía de los chefs de estos hoteles, que ofrecerán tapas de autor acompañadas de una botella de cerveza Inedit para compartir por 20 €.

Las 30 terrazas que participan en esta edición de 'Vespres Inedit's' ofrecen la oportunidad perfecta para conocer la ciudad desde otro punto de vista. Y para que la fiesta todavía sea más completa, la web Gastronosfera sorteará una cena para dos personas en uno de los hoteles participantes entre quienes voten en su Facebook en cuál de las 30 terrazas les gustaría encontrarse.

Hotel América

H10 Art Gallery

Hotel Barcelona Center

Grand Hotel Central

Hotel Barcelona Princess

B-Hotel

Hotel Casa Fuster

H10 Casanova

Hotel Condes de Barcelona

Hotel Cram

Hotel Duquesa de Cardona

Hotel España

Gallery Hotel

Hotel Granvia

Silken Gran Hotel Havana

Hotel Hilton

Hotel SB Icaria

Hotel Indigo Barcelona

H10 Itaca

Hotel Miramar Barcelona

H10 Montcada

Ohla Hotel

H10 Port Vell

Hotel Pulitzer Barcelona

Hotel Rey Juan Carlos I

Vincci Gala

Hotel W

Hotel SB Diagonal Zero

Pestana Arena (Consell de Cent, 51-53)

Hotel SB Plaza Europa (Carrer de les ciències, 11)

 

También te gustará

Bares con vistas

Desde estos bares, restaurantes y cafés, la panorámica es tan singular que justifica la visita Los bares más populares Son mucho más que una terraza: estos bares, por su excepcional ubicación, ofrecen algunas de las vistas más singulares y espectaculares de la ciudad. Una copa aquí se convierte en una experiencia de vértigo. Cuidado, que si bebéis demasiado aquí quizá os mareáis. El Rincón Desde la mesa de la terraza más al sur dicen que se ve al mar. Es un bar con vistas, está claro: situado en la esquina de República Argentina con Gomis, arriba del puente de Vallcarca, desde El Rincón se ve el Park Güell, la montaña pelada y una buena franja de casas y cielo. Es un bar triangular, todo ventanales, en la base de un edificio que aprovecha al máximo la punta final de su manzana: una especie de edificio Dakota de NYC pero de aquí y sin resonancias satánicas. Abre todos los días, está forrado de madera por dentro y su terraza es de las más codiciadas de la zona. Mirablau En el Mirablau se unen diferentes generaciones de enamorados o simplemente amigos, que buscan una de las mejores vistas de Barcelona en ese ambiente que brinda Sarrià, Tres Torres, Pedralbes... Gente mayor de 17 años o de 60, todo el mundo cabe aquí porque la diversión no tiene edad. El nivel de la cocina del restaurante es más que digno, aunque quizá es más goloso congelarse en el tiempo y pasar la noche en su discoteca. Si salís a las seis de la mañana, no estaréis rodeados de vómitos y porquería, sino del air

Leer más

20 terrazas de película

Los mejores rincones con sol de Barcelona Belvedere Aunque es un local de toda la vida, todavía hay demasiada gente que no lo conoce. La terraza tiene apenas tres mesas, pero es quizá la más exquisita de Barcelona. Ubicada en las escaleras de una casa modernista con una entrada de hierro forjado, podréis cenar de categoría y tomaros un cóctel elaborado por el maestro Genís. Una maravilla. Hotel Neri A falta de una terraza, podréis escoger dos. La que da a la plaza de Sant Felip Neir o la nueva, que se llama Roba Estesa, donde incluso, después de cenar, os podréis estirar en una hamaca. Si preferís el romanticismo de la plaza y la fuente, ofrecen cenas en el exterior. Es complicado encontrar un lugar más romántico en la ciudad. Tanto que da un poco de rabia. ¿Alguien me quiere invitar? Bar Lobo Bar de tapas y platos rápidos de buena calidad. Y buenas hamburguesas. Podéis probar tanto unos pimientos del padrón con guacamole como alcachofas fritas. Su magnífica terraza gana puntos en estos meses de invierno por el confort que ofrece. Abre todos los días: jueves, viernes y sábados hasta las 2.30 de la madrugada. Vivanda Si queremos impresionar a la pareja, en la terraza interior del Vivanda es difícil no hacerlo. Se trata del patio trasero de una antigua casa de Sarrià rodeado de hiedra. Las mesas están suficientemente separadas y los platos son creación del magnífico chef Jordi Vilà, sin que los precios sean excesivos. Una copa de vino fresco en la mano y la ciudad puede parec

Leer más
Advertising

¿Dónde comen los chefs?

Los maestros de ocho fogones imprescindibles de Barcelona nos han chivado dónde van cuando quieren llenarse la barriga. ¡Aprended de los expertos! Los gemelos Colombo recomiendan el Gelida "Lo que más me gusta de la mejilla de cerdo es que, a diferencia de la hamburguesa, te comes una cara y queda otra". Éste es el tipo de reflexiones que salen haciendo un desayuno de arrieros en el Gelida, con los gemelos Colombo: Stefano y Max, propietarios del Xemei, übercool restaurante veneciano. Stefano explica que conoció este oasis a través de su amigo Adolf, del restaurante Bonanova. Aprecian que "justo a las 7 en punto, ya tienen toda la carta funcionando", dice Stefano. Y toda la carta son más de 40 platos, de donde cabe destacar una de las mejores mejillas de cerdo que he probado nunca. Capipota, fricandó, bacalao a la lata ... "Es un lugar ideal para ir al mercado muy temprano o para un desayuno de resaca", insiste Max (los Colombo tienen fama de trabajar duro y divertirse de lo lindo). Miran con respeto la barra donde señores mayores bebeb carajillo y engullen capipota, y opinan que su fenomenal comedor privado "no lo tiene ni la Mafia". No temen las indiegestiones: entre tortilla de morcilla, fricandó y mejilla, el Stefano asegura que "este lugar nunca se pondrá de moda". "Es la polla", dice Max. No seré yo quien los contradiga, Dios-me libre. Isma Prados recomienda La Cova Fumada Encontramos a Isma Prados sentado en la entrada, ayudando a pelar ajos a la señora Palmira. E

Leer más

Críticas y valoraciones

0 comments