Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Sant Pere de Casserres (Osona)
ShutterstockSant Pere de Casserres (Osona)

33 escapadas cerca de Barcelona para disfrutar de la naturaleza

¿Senderismo? ¿Escalada? ¿Una visita cultural? ¿Una buena comida? En los parques y espacios naturales podréis hacer estas y muchas otras actividades

Editado por
Time Out Barcelona Editors
Publicidad

No hace falta ir muy lejos para disfrutar del aire libre y de la naturaleza. Tenemos parques naturales, cascadas, rutas, actividades para pasárselo bien y para ganar adrenalina y, sobre todo, ¡ganas de descubrirlo todo! Os proponemos 33 de las muchas actividades que se pueden realizar en los espacios naturales de las comarcas de Barcelona.

No te lo pierdas: Los pueblos más bonitos de Catalunya

Historia y cultura

El universo de un astrónomo

1. El universo de un astrónomo

Mecenas cultural, humanista, hombre de ciencias y de letras, Rafael Patxot i Jubert (1872-1964) tiene en la Masia Mariona, sede de la oficina del parque natural del Montseny y que fue su casa de veraneo, un espacio donde se le recuerda. La exposición permanente Univers Patxot descubre su fascinante legado a través de cinco salas y un audiovisual. Patxot financió proyectos como el 'Estudio de la Masia Catalana' o el 'Cançoner Popular', y fue reconocido internacionalmente como astrónomo y meteorólogo.

Con vistas en el Barcelonès
Foto: Hugo Loriente

2. Con vistas en el Barcelonès

Este itinerario sencillo y circular por el parque de la Cordillera de Marina, con inicio a Montigalà (Badalona), tiene como gran elemento patrimonial el monasterio gótico de Sant Jeroni de la Murta. Situado entre Santa Coloma de Gramenet y Badalona, este antiguo monasterio jerónimo fundado en el siglo XV ofrece ahora sus celdas a las personas que buscan un lugar de silencio y paz. Los horarios de visita son de martes a viernes de 10 h a 13 h, con o sin guía pero reservando. Los sábados, de 10 h a 13 h con visita sin guía, y los domingos de 10.30 h a 11.45 h con visitas guiadas, es necesario reservar.

Publicidad
Entre fanstasmas
Foto: Josep Cano

3. Entre fanstasmas

Con 546 hectáreas, el parque de Montesquiu acoge numerosos 'must' que hacen imperante la visita: pozas, arroyos, una vegetación variada y la joya de la corona, el castillo. Datada de 1285, la construcción fue la residencia de los señores de Besora. Ahora no hace falta ningún título nobiliario para entrar. Hasta el 4 de setiembre del 2022, estará abierto de martes a domingo de 10 a 14.30 h y las visitas guiadas seran a las 10.30 h, 12 h i 13.30 h.

Enclave estratégico
Foto: ANDONI CANELA

4. Enclave estratégico

Talaya de naturaleza e historia, en la montaña de Olèrdola, entre lel Penedés y el Garraf, podemos pasear por lo que queda del antiguo poblado ibérico, la fortificación romana y la ciudad medieval, con la iglesia de Sant Miquel (siglos IX-XII), los restos del castillo y las tumbas antropomorfas como puntos culminantes. El conjunto es una de las sedes del Museo de Arqueología de Catalunya.

Publicidad
La cima de la Mola

5. La cima de la Mola

Una de las excursiones más populares que podéis hacer en el parque natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac es subir a la cima de la Mola, a 1.103 metros de altitud. Disfrutaréis de una bonita caminata (aproximadamente una hora y media desde el kilómetro 3,9 de la carretera BV-1221) y tendréis la recompensa de descubrir, cuando lleguéis arriba, el monasterio románico de Sant Llorenç del Munt, originario del siglo XI. Se organizan visitas guiadas a la iglesia y también podréis ver la exposición permanente sobre la ocupación humana y cultural de la montaña.

Arte en la montaña sagrada
Foto: carolinebee999

6. Arte en la montaña sagrada

Las salas modernistas de Puig y Cadafalch acogen colecciones de gran valor en el corazón de la emblemática montaña. En el Museo de Montserrat encontraréis pinturas del Renacimiento y del barroco que conviven con autores de los siglos XIX y XX, y con objetos del Próximo Oriente y orfebrería. Ya sabemos que Montserrat tiene muchos otros encantos, pero como mínimo una vez en la vida tenéis que cruzar la puerta de su museo.

Publicidad
Un meandro del Ter
Foto: Andoni Canela

7. Un meandro del Ter

Humilde pero lleno de detalles encantadores, como el pequeño claustro, el locutorio que más adelante pasó a ser una bodega, o las tumbas antropomorfas, el monasterio de Sant Pere de Casserres, en Osona, vale también una visita por el lugar donde se ubica, en un impresionante balcón de un meandro del río Ter. El mobiliario y los enseres antiguos repartidos por los diversos aposentos hacen todavía más entendedores los espacios y la manera de vivir de los monjes, como también el audiovisual, recomendable verlo al empezar el recorrido.

Huellas megalíticas
Foto: Hugo Loriente

8. Huellas megalíticas

Si decimos la Roca del Vallès os vendrá a la cabeza el centro comercial, pero quizás desconocéis que muy cerca del municipio hay un paseo de dos horas que une varios megalitos prehistóricos, algunos de los cuales tienen más 5.000 años de antigüedad. La ruta de Can Gol a Céllecs comienza en la calle del Pinar en el cruce con la BV-5001, en la urbanización El Pinar. Una vez allí solo hay que ir siguiendo las indicaciones que os iréis encontrando.

¡En activo!

A pedal por un llano
Foto: Oriol Clavera

9. A pedal por un llano

Para los amantes de las dos ruedas, pero que no están para subir un puerto, nada mejor que hacer unas pedaladas por un espacio tan llano como es el parque agrario del Baix Llobregat. A lo largo del año diferentes empresas organizan salidas en grupo y en compañía de un guía que explica la actividad del parque. Pero también, por supuesto, podéis ir por vuestra cuenta, siempre respetando las indicaciones y la prioridad de los vehículos agrarios. Informaos en la Masía de Can Comas, la oficina del parque.

El paraíso de los ‘Spiderman’

10. El paraíso de los ‘Spiderman’

Las paredes de la montaña de Montserrat son ideales para practicar la escalada, y ciertamente en este espacio natural hay muchos itinerarios a hacer, de muy diferentes dificultades, y muchísimos escaladores que los afrontan. Si sois de los que no lo habéis probado nunca y os pica la curiosidad, que sepáis que hay empresas que organizan bautizos de escalada para que se tenga un primer contacto, tanto con la roca como con los materiales que se usan y las técnicas básicas de progresión y aseguramiento.

Publicidad
Sentir el vacío bajo los pies
Foto: IMV

11. Sentir el vacío bajo los pies

Vías ferratas de Vallcebre

Una vía ferrata es un itinerario vertical equipado con clavos, grapas, cadenas y otros elementos que permiten un ascenso con seguridad en zonas de difícil acceso. También hay un cable de hierro donde enganchar los mosquetones. Vallcebre, en la comarca del Berguedà, es uno de los paraísos de esta práctica, y hay tres vías a hacer de diversa dificultad, así como un camino equipado, el Aéreo del Ártico. Quizás no haga falta decirlo, pero si sois de los que os iniciáis, es necesario que contactéis con guías expertos para hacer esta actividad.

De largo recorrido
Foto: Oriol Clavera

12. De largo recorrido

No queríamos acabar este apartado sin referirnos a un itinerario que une tres espacios naturales como son lo Montseny, Sant Llorenç del Munt i l'Obac y Montserrat. La ruta Els 3 monts suma 106 km y está dividida en seis etapas. Permite a quién la hace conocer a fondo los paisajes y el rico patrimonio de estos lugares, desde la arquitectura de piedra seca hasta edificios modernistas.

Publicidad
Un paseo equino

13. Un paseo equino

Para hacer esta propuesta no hay que estar muy preparado físicamente, solo tener el impulso necesario para subir arriba del caballo. Una vez sentados y convertidos en jinetes, hay que seguir las indicaciones del instructor y disfrutar del paseo por Collserola, el parque natural más metropolitano. En Sant Cugat del Vallès encontramos hípicas que organizan estas excursiones, y como que la población se encuentra en una de las entradas del parque, con pocos pasos del equino ya seremos por caminos de tierra y pisando pinaza.

Haciendo la ardilla
Foto: Bosc Vertical

14. Haciendo la ardilla

Hacer circuitos entre árboles, pasar de uno al otro a través de diferentes pasarelas, deslizarse con las tirolinas o escalar redes, son acciones divertidas y que nos dan una visión diferente de la naturaleza, a otra altura, al mismo tiempo que nos hacen sentir un poco ardillas. Además, estas instalaciones acostumbran a disponer de varios circuitos, aptos para pequeños y grandes y para más y menos atrevidos. Uno de los más veteranos, El Bosc Vertical, lo encontraréis a Canyamars, término municipal de Dosrius, en el Maresme.

Publicidad
Viñas desde las alturas

15. Viñas desde las alturas

¿Os imagináis ver las extensiones de las viñas del Penedès a vista de pájaro? ¿Dejaros llevar por las brisas a varias alturas y disfrutar del paisaje? Pues dejad de imaginarlo porque ¡es posible! La empresa Globo Kontiki prepara vuelos especiales a la carta en esta comarca. Una experiencia inolvidable y que, además, aquí tiene la singularidad que podréis complementarla con una visita a unas cavas y la correspondiente degustación.

La aventura de los barrancos
Foto: Jack F.

16. La aventura de los barrancos

No solo es una de las poblaciones más bonitas de Cataluña sino que, además, Rupit, a la comarca de Osona, es un lugar ideal para practicar el barranquismo gracias a la geomorfología del Collsacabra. El salto de Sallent, con una caída de casi 100 metros, es uno de los puntos más espectaculares, pero hay también circuitos para los que apenas empiezan y empresas que se dedican, y os garantizarán una segura y buena práctica.

Caminos y veredas

Montseny biodiverso
Foto: Iñaki Relanzon

17. Montseny biodiverso

Itinerario circular que organiza de manera periódica ADEMC, apta para todas las edades y que lleva los participantes a conocer curiosidades artísticas que esconden los árboles, las flores y las hojas de este parque reserva de la biosfera. A lo largo del recorrido, de unas cuatro horas, también se explica como fabricar pigmentos naturales, como transferir texturas o como usar los elementos naturales como fuente de inspiración.

Tradición vitivinícola
Foto: Oriol Clavera

18. Tradición vitivinícola

Un sencillo recorrido que nos permite conocer una serie tinas, unas construcciones de piedra seca, tinas y barracas, que son un buen ejemplo de la tradición vitivinícola a la comarca del Bages, y sobre todo de cómo se lo hacían los campesinos hace unas cuántas décadas para evitar que la cosecha se malograra. Hay catalogadas hasta 103 tinas en medio de las viñas y ¡algunas tenían una capacidad de hasta 31.000 litros!

Publicidad
Alrededor de Sau

19. Alrededor de Sau

Este recorrido circular por el espacio natural de las Guilleries-Savassona sale de Vilanova de Sau. Andaremos entre robles, encinas, endrinos y madroños y, desviándonos un chico del camino, podremos hacer el ascenso al monte del Faro, de 826 m. Las montañas boscosas de las Guilleries, refugio de los míticos bandoleros, y los riscos de Tavertet y Sau son los elementos más destacados y, con un poco de suerte, podréis ver fauna diversa.

Fuentes escondidas
Foto: Oriol Clavera

20. Fuentes escondidas

Esta ruta por las fuentes escondidas del parque del Foix también se organiza periódicamente. Descubriréis la hondonada de la fuente de Sant Llorenç y la fuente del Lobo. El punto de encuentro es el castillo de Penyafort, y el recorrido, de unos 5 km, presenta una dificultad baja-mediana. Uno de los puntos culminantes es cuando se llega a los restos de la antigua capilla románica de Sant Llorenç de la Sanabra, desde donde hay unas vistas excelentes de la plana del Penedès.

Publicidad
Juego de pistas
Foto: Josep Cano

21. Juego de pistas

Si queréis añadir más ingredientes a vuestra caminata, optáis por la Georuta de la Pleta, en el Garraf: a través de un juego, tendréis que localizar un tesoro escondido en un punto del itinerario, después de resolver una serie de pistas y con el apoyo de un dispositivo GPS. Totalmente accesible, esta paseada de poco más de un kilómetro empieza en la Pleta, antigua masía de estilo modernista usada también como pabellón de caza por la familia Güell, y rehabilitada por la Diputación de Barcelona como sede de la oficina del parque del Garraf.

Con todos los sentidos
Foto: Hugo Loriente

22. Con todos los sentidos

De abril a octubre, una vez al mes (excepto en agosto) se organiza la ruta inclusiva teatralizada Caminos, un viaje por los sentidos, por los entornos del santuario del Corredor. A través de personajes singulares, el itinerario explora los cinco sentidos en diferentes paradas, y está pensado para todas las edades. Tiene una duración aproximada de una hora y un sencillo recorrido de un kilómetro y medio. Es gratis, pero hay que apuntarse con antelación.

Publicidad
Tierra de bandoleros

23. Tierra de bandoleros

El itinerario guiado La ruta de los bandoleros, al parque natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, combina natura, historia y leyendas, y recorre algunos de los rincones más bonitos del parque mientras se explican partes históricas y legendarias del bandolerismo al macizo. Conoceréis las tácticas de estos temidos personajes, como eran sus armas o como vestían.

Masías del delta

24. Masías del delta

Cal Misses, Can Comas, Cal Xagó, Cal Monjo y Cal Parellada  son las principales masías que descubriremos a través de un itinerario llano y circular. Se sale de Cornellà de Llobregat y, después de cruzar el puente para peatones del municipio, nos adentramos en el espacio agrario del delta del Llobregat. Un recorrido sencillo que nos permitirá conocer el patrimonio arquitectónico del parque, pero también las huertas de sus fértiles tierras, donde la alcachofa Prat es la reina.

Diversión en familia

Subida en el castillo de Burriac

25. Subida en el castillo de Burriac

Cuando una excursión tiene el punto culminante en una cumbre con magníficas vistas, y además encontramos los restos de un castillo medieval, nos sentimos enseguida recompensados por el esfuerzo hecho. Subir a Burriac (401 m) no es difícil y se puede hacer con niños, solo los últimos metros son algo más empinados. Podéis iniciar la caminata cerca de un lugar donde dejar el vehículo: junto a la Font Picant de Cabrera de Mar.

Caminos de Serrallonga

26. Caminos de Serrallonga

El más conocido de los bandoleros, Joan Sala y Ferrer, alias Serrallonga, nació el 1594 en una masia de Sala, a las afueras de Viladrau. Un itinerario fácil e ideal para hacer con niños nos lleva desde el centro de la población. La masía es bien cultural de interés nacional, y por el camino encontraréis fuentes y la Arborètum de Viladrau, con gran variedad de hierbas curanderas y plantas aromáticas.

Publicidad
Educación ambiental

27. Educación ambiental

Una masía del siglo XV situada dentro del municipio de Cerdanyola del Vallès es hoy Can Coll Centro de Educación Ambiental, espacio gestionado por el Consorcio del Parque Natural de la Serra de Collserola. Es punto de partida de varios itinerarios, donde puedes pasear a pie con toda la familia o, si lo prefieres, puedes realizarlos en bicicleta. 

Un animal dócil y fuerte
Foto: Iñaki Relanzon

28. Un animal dócil y fuerte

La mayoría de niños sienten una gran atracción por los animales, sobre todo si son tan dóciles como los burros. Y si además se pueden subir encima y los llevan un rato, la fiesta ya es total. Así que estamos casi seguros que los haréis felices si un día vais al Rukimon, espacio donde conviven todas las razas de burros de la Península, y dais un paseo a lomos de este equino también famoso por su fuerza.

Publicidad
Transportes singulares

29. Transportes singulares

Ningún otro lugar del país reúne tantos transportes públicos singulares: un tren cremallera, un aéreo y dos funiculares. En la montaña de Montserrat toma más sentido que en ninguna parte lo que decía el poeta: llegar a lugar es importante, pero también, o quizás más, el viaje que se hace. Desplazarse por la emblemática y espectacular montaña con estos vehículos es por si solo una auténtica atracción y una experiencia para pequeños y mayores.

El parque, en la mesa

Vino y poesía

30. Vino y poesía

Este itinerario empieza con una cata poética del vino 5 Quarteres en el caserón de Marquet de les Roques, donde veraneaba el poeta Joan Oliver, Pere Quart. Sigue entre viñas por La Muntada, donde se hace una segunda cata del Picapoll 5 Quarteres. Y acaba al restaurante Racó de Can Brossa, situado en una masía del siglo XIII.

Comida entre viñas
Foto: Proformabooks

31. Comida entre viñas

En el Maresme, Bouquet de Alella organiza propuestas enoturísticas como un desayuno de cuchillo y tenedor compuesto por tomate, quesos y embutidos con una cata de vinos en el patio de la masía rodeada de un fantástico paisaje entre viñedos; o si prefierís una versión más rústica, un pícnic entre los viñedos. Con ambas opciones os entrará una visita a la bodega.

Publicidad
De turismo rural
Foto: Hugo Loriente

32. De turismo rural

En los parques de la XPN tenéis muchos alojamientos para elegir, y en muchos de ellos os ofrecen comidas con productos de proximidad. Es el caso de La Morera, en el Montseny, una casa de turismo rural que dispone de 27 plazas y que se puede alquilar por habitaciones con desayuno, media pensión o pensión completa. Además, sus responsables organizan actividades y salidas guiadas.

Gótico y romano con vino
Foto: MarcoZouvek

33. Gótico y romano con vino

Desde el monasterio gótico de Santo Jeroni de la Murtra nos adentramos a la masía de Coll de Canyet para probar el vino que elabora, el Orígens. Después de pasear entre viñas, se come al restaurante Ca l’Arqué y, para acabar, se visita Baetulo, el subsuelo del Museo de Badalona.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad