Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 5 planes sorprendentes con gusto a yogur

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

5 planes sorprendentes con gusto a yogur

Te proponemos una ruta gastronómica de lo más original y divertida tras la pista de este alimento

Por Contenido patrocinado
Advertising

El yogur, un clásico que ha ido evolucionando hasta convertirse en mucho más que un postre, actualmente pisa fuerte en el panorama gastronómico. Nos sorprende encontrarlo en bares de moda o en las cocinas de muchos restaurantes de cocina creativa, que han sabido sacar partido a su textura y su versatilidad de las formas más originales. Una de las grandes virtudes del yogur es que, si tienes problemas para digerir la lactosa, puedes tomarlo igualmente, ya que este contiene aproximadamente 4 gramos y una persona con dificultades para procesar la lactosa puede digerir hasta 12 gramos a lo largo del día. Además, los fermentos del yogur se alimentan de la lactosa, la rompen y nos ayudan a digerir este azúcar natural de los lácteos, que por otra parte es esencial para nuestra organismo. Y lo mejor es que el yogur puede combinarse perfectamente con un montón de ingredientes: des de la fruta y los cereales hasta las especies más exóticas y productos salados. ¿Quieres comprobarlo? Acompáñanos por esta ruta y descubre lugares e ideas para saborear el yogur de las formas más curiosas y deliciosas. 

El Flako
© Maria Dias

Un bar a base de cereales

Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo en materia de bares especializados, descubrimos que, a pocos metros del mercado de Santa Caterina, existe un pequeño local que solamente sirve cereales. Eso sí, de todos los tipos, formas y colores. Es el primer bar de cereales que abre sus puertas en Barcelona, pero en otras ciudades como Madrid o Londres este tipo de local es todo un fenómeno. En El Flako te aconsejaran sobre los cereales que mejor combinan con yogur dulce o ácido, especialmente aquellos que es mejor no mezclar con leche caliente o que son más azucarados. Para desayunar, merendar o tomar un tentempié con fundamento, un bol de cereales con yogur te aporta un buen chute de energía y felicidad.

Helados de yogur

La fiebre del yogur helado llegó hace ya varios años a nuestra ciudad para quedarse. Este ingrediente, por su sabor y su textura, permite disfrutar de un helado sano, natural y que admite infinitas combinaciones o ‘toppings’ que lo hacen todavía más delicioso y divertido. En él podéis bañar desde frutas y frutos secos hasta golosinas, chocolate fundido o galleta picada. Una buena manera de refrescar y seducir el paladar, además de aportar al cuerpo energía, proteína y calcio.

Advertising

Auténticos tzatziki griegos

Si algo hemos aprendido de la cocina griega es que el yogur no solo sirve para tomarlo de postre, desayuno o merienda. Este alimento es la base de una aclamada salsa típica del país heleno: el tzatziki. El yogur y la menta son los ingredientes principales de este acompañamiento, que también lleva pepino rallado, ajo, limón y sal. No os resultará difícil preparar esta receta en casa pero, si no os apetece remangaros, podéis degustar esta refrescante salsa en el restaurante Itaka, donde la mezcla de sabores griegos y árabes es marca de la casa. Y si os apetece probar esta crema en un restaurante de cocina catalana, podéis hacerlo en Le Bisbe Tip.

Aska Dinya
©Maria Dias

Recetas sorprendentes para dar la vuelta al mundo

Las recetas a base de yogur son muy habituales en la cocina griega y turca, però éste también es un ingrediente estrella de la gastronomía de otros países, como el Líbano. Si quieres comprobarlo, puedes hacerlo en el Raval, en el restaurante Summak donde sirven el Kishk, una coca libanesa con pasta de yogur seco y cebolla. Si prefieres probar la cocina palestina, en Aska Dinya  utilizan el yogur para elaborar algunas de sus recetas más míticas, por ejemplo puedes pedirte un Ozzi: arroz cocido con carne picada de ternera, zanahoria y guisantes, que se sirve acompañado de yogur. Y si eres amante de la cocina francesa, no dejes de acercarte a Las Delicias de Francia, donde preparan un bistec tartar -le llaman el húngaro- ¡con cebolla, pepino, ‘paprika’ y yogur!

Advertising

DIP by DIY para llevarte donde quieras

Si todavía no conoces el verbo de moda ‘dipear’ ya estás tardando. Todo el mundo cae rendido ante el placer de untar un snack crujiente en una crema suculenta que puedes preparar tú mismo –nos sumamos a la moda del Do It Yourself– con una base de yogurt natural o griego. Si mezclas un yogur natural con pepino, ajo, aceite, perejil y sal, tienes un perfecto DIP para llevarte de picnic con tus amigos. ¿Qué te parece si te llevas también una crema elaborada con yogur griego, pimentón verde, ajo,cebolla, perejil, sal, albahaca y cebollino? Para los más atrevidos, os recomendamos un DIP de yogurt natural con una gota de jerez, alcachofas cortadas, queso crema, cebolla picada, espinaca y menta. ¿Alucinante, no? Y de postre, culminad este delicioso dia al aire libre con un DIP de yogur natural, canela en polvo y puré de manzana, que podéis acompañar de gajos de manzana con su piel. ¡Riquísimo y muy saludable!

Recomendado

    También te gustará

      Advertising