Balla amb mi

Teatro
0 Me encanta
Guárdalo
Balla amb mi
Balla amb mi

Antes de zambullirse en el personaje de Scaramouche y en el musical de gran formato, Toni Viñals se ha lanzado de nuevo descalzo y de cabeza a un proyecto de proximidad y salón, el del Maldà. Él, el músico Marc García-Rami y 17 temas del gran cancionero de Broadway, de 1938 a 2014. Musical extremadamente minimalista compensado por una energía maximalista, compartida con el hombre al piano. Un espectáculo que se basa en la entrega absoluta –física y emocional– para demostrar de manera desbordada y generosa que Viñals canta, baila e interioriza a la perfección del sentido –muchas veces trágico– de los libretos. Un artista completo, como ya había demostrado hace dos temporadas en el Lliure con 'Casem-nos una mica,' acompañado entonces por Mone.

Una montaña rusa de sentimientos que entre la euforia de la pasión recién descubierta y la depresión después de la clausura del amor aún sorprende con giros inesperados, como el nuevo matiz que adquiere 'Venc amo'r ('Love for Sale') de Cole Porter cantando por un hombre. De repente Viñals adquiere la oscuridad sexual de un personaje de Gus van Sant.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening