Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Els feréstecs

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Els ferèstecs
©Ros Ribas Els feréstecs

Els feréstecs

Pol López y Boris Ruiz forman parte del 'cast' estelar que interpreta el clásico de Goldoni

Por Andreu Gomila
Advertising

Los salvajes son, hablando en plata, lo peor: reaccionarios, machistas, intolerantes, gruñones, déspotas y todo lo que os podáis imaginar. Tienen dinero y piensan que todo el mundo debe caminar a su paso, desde las sufridas esposas hasta, claro, los hijos, que han encerrado en casa. En el Lliure de Montjuïc están Boris Ruiz, Andreu Benito, Xicu Masó y Jordi Bosch. Y los hijos que quieren casar son Pol López y Laura Albert. Dos actores jóvenes de gran talento, como nos confiesa Ruiz. "He hecho 70 o 80 obras en mi vida y puedo decir que hacía tiempo que no veía dos jóvenes tan potentes", añade.

En 'Els feréstecs' Carlo Goldoni no habla de manera explícita de recambio generacional –es una comedia desgarrada sobre unos padres rudos que quieren casar a sus hijos–, pero los tiros van un poco por ahí. Lluís Pasqual, el director, ha situado la acción en Cervera durante la I República (1873-74), un siglo después de que el dramaturgo veneciano escribiera la obra. Y ha buscado contraponer el mundo del poder –masculino– establecido frente al poder emergente, el de las mujeres y los jóvenes. Pol López está encantado de compartir escenario con cuatro 'glorias' del teatro catalán. "Es una pasada verlos trabajar –dice– porque te das cuenta que los buenos son gente humilde, trabajadora, generosa. Todos tienen mucho sentido del humor y aún saben jugar".

López es "un chavalín de pueblo, hijo de un hombre rancio tacaño, que han ido atenuando". Los salvajes le elegirán una pareja y no podrá verla hasta el día de la boda, claro. Pero en época de cambios, nada es tan fácil como antes.
Ruiz asegura, convencido y un punto orgulloso, que, "de los cuatro animalillos, él es el que ha conseguido más dinero y el que se casa con la más guapa –Laura Conejero–". "Cuando están solos, entre ellos, todos son los que más mandan, pero con la mujer al lado... yo soy el más calzonazos", añade. El actor nos avisa de que 'Els feréstecs' no es 'Commedia dell'Arte', aunque la acción pase durante el carnaval veneciano, sino más bien una comedia grotesca. Él sabe un poco del tema, ya que se formó haciendo Goldoni. De joven hizo 'El criat de dos amos' y 'El mentider'. "Era el Pantaleone oficial de la compañía", dice. Pero salvo una lectura de 'El cafè' hace un par de años en el Romea, no había tenido la oportunidad de volver a acercarse.
 
El caso de López es bastante diferente. Hoy en día, un actor de menos de 30 años como él no tiene muchas oportunidades de hacerle frente a un Goldoni. Sólo lo había tanteado en el Institut del Teatre y admite que le costaba mucho. "Era más fácil hacer Chéjov o Koltès", admite. Y es que la comedia es el género más difícil, y más cuando se trata de una obra manufacturada por el veneciano. "Es comedia y no es comedia. Hay fondos y mucha forma. Y a la vez es realista. No es nada fácil hacer esta obra, pero mola probar registros diferentes: es la manera de crecer como actor", suspira.

Finalmente, queremos deshacer un equívoco. Quizás han visto la foto de promoción de Ruiz, Bosch, Benito y Masó y les ha parecido que eran 'Els jugadors', los cuatro hombres maduros de la obra de Pau Miró que triunfaron en el Lliure de Gràcia la temporada pasada, con el recambio de Masó por Jordi Boixaderas. 'Els feréstecs' no tiene nada que ver. "Pone que si te gustó la interpretación de 'Els jugadors' te gustará 'Els feréstecs'", anota Ruiz. Queda dicho.

Recomendado More from Christmas

    More from Christmas

      También te gustará

        Advertising