Escapada a Cambrils: ideal para parejas, familias... y paladares

Viajamos sin prisas a la conocida como la 'capital gastronómica de la Costa Daurada'

La propuesta que os hacemos os gustará, estamos seguros de ello. A lo largo de 48 horas conoceréis Cambrils a fondo, pero con la calma, con tiempo para comer y saborear los platos en el paraíso gastronómico de la Costa Daurada, con horas para bañarse en las playas, pasear por el casco antiguo, visitar el remodelado jardín botánico Parc Samà, y como no, notar la suave brisa marina en la cara mientras observáis con curiosidad la llegada de las barcas de los pescadores.

Tarde día 1: el balcón de la Torre del Port

Tarde día 1: el balcón de la Torre del Port

Para la primera tarde en Cambrils os animamos a entrar y subir a la Torre del Port, una antigua torre de vigilancia y defensiva de los pirades en el siglo XVII, y actualmente catalogada como Bien Cultural de Interés Nacional. Su ubicación, en pleno puerto, la convierte en un lugar ideal para observar la vuelta a casa de las barcas de pescadores, un espectáculo fantástico, por las embarcaciones pero también por las gaviotas que los acompañan en su recorrido. Id a las pescaderías de Cambrils, sobre todo si viajáis con niños, para que descubran las numerosas especies que se capturan en estas costas.

Mañana día 2: trenecito, museo y mesa

Mañana día 2: trenecito, museo y mesa

Una buena manera de conocer los lugares más interesantes del municipio es subiéndose al Tren Turístico. ¡A los pequeños les encanta! Una locución va comentando los puntos de paso, transitaremos por el barrio antiguo con calles estrechas con balcones llenos de flores y ropa tendida, descubriremos la muralla medieval, la ermita... Si aún os queda un poco de tiempo antes de ir a comer, id hacia el también interesante Museu Molí de les Tres Eres, ubicado en un antiguo molino harinero hidráulico, y que cuenta con dos exposiciones permanentes: 'El poblamiento antiguo de Cambrils', dedicada a la arqueología, y 'El Molino de las Tres Eras: testimonio vivo del pasado', donde se explica el uso originario del edificio. El molino se pone en funcionamiento durante la visita, ¡así que ya os podéis imaginar que para los pequeños es una gran atracción!

Y ahora sí que vamos a sentarnos a la mesa, aunque no nos será fácil elegir entre tanta y tan buena oferta. Ahora bien, en cuanto a platos os recomendamos que probéis el suquet de pescado con salsa romesco, los fideos "rossos" y/o el arroz negro. ¡Para chuparse los dedos!

Advertising
Tarde día 2: helados y bicicletas

Tarde día 2: helados y bicicletas

Para digerir, os proponemos pasear por las calles peatonales, con tiendas y calles en calma, y, si os apetece, tomad un helado en las Escaleras Reales, sintiendo el rumor de las barcas en el muelle. Otra opción es alquilar unas bicicletas y dar una vuelta por la población: ¡en Cambrils hay hasta 23 km de carril bici! Tramos, pues, seguros para grandes y pequeños para terminar de conocer Cambrils por todos los lados.

Día 3: jornada de mar y amor

Día 3: jornada de mar y amor

El último día queremos dedicarlo a disfrutar de las playas de Cambrils y visitar el Parc Samà. Descubriendo las playas entenderemos de primera mano el porqué de su fama y reconocimientos. Las nueve playas de la población suman nueve kilómetros de largo, con el denominador común de la arena fina y la pendiente suave en el agua, lo que las hace ideales para ir con niños. También para los más pequeños hay un miniclub y "oasis infantiles", tomad un libro y relajaos, las olas os acompañarán durante la lectura y dejarán atrás el estrés.

Si lo prefierís podéis invertir vuestro último día de escapada combinando el baño con algún deporte náutico, que ofrece Estación Náutica Costa Daurada, como puede ser el windsurf, el esquí acuático, el kayak, o incluso el submarinismo. ¡Ánimos, valientes!

Por la tarde, os recomendamos muy especialmente la visita al Parc Samà, situado a 5 km de Cambrils en dirección Montbrió. Es un majestuoso jardín histórico catalogado Bien Cultural de Interés Nacional, totalmente renovado en 2017 y se encuentra dentro de un espacio natural único, con un diseño y un urbanismo modernista que rememora el pasado indiano del parque, os encantará del romanticismo de un jardín con historia, con una flora excepcional, un lago, una cascada, aves exóticas... Id, ¡os enamorará!

Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments