Escapada al Vallès Oriental: villas a los pies del Montseny

Cardedeu, Santa Maria de Palautordera o Sant Pere de Vilamajor son antesalas del Parque Natural que merecen una parada
Museu Farmàcia Cardedeu
© Manel Cuesta
Por Xavier Amat |
Advertising

Poblaciones de las que quizás hemos pasado de largo en varias ocasiones de camino al apreciado (merecidamente) macizo del Montseny, o en las que sólo nos hemos detenido para desayunar antes de pasar un día en los alrededores de Santa Fe o del Turó de l'Home. Hoy las miraremos por dentro, conoceremos sus calles, iglesias y casas, porque tienen espacios de gran interés y con un telón de fondo, el Parque Natural, que les otorga aún más encanto.

Tarde día 1: el museo del farmacéutico coleccionista

En Cardedeu pasaremos toda la primera tarde de nuestra escapada al Vallès Oriental. Y seguramente nos faltará tiempo para ver todo lo que tiene, empezando por un buen número de casas modernistas, la mayoría con firma de Manuel Joaquim Raspall, el gran arquitecto de la zona. Bien, de modernistas y también de novecentistas, ya que Raspall formaba parte de una generación posterior de arquitectos a la de los Gaudí, Puig i Cadafalch o Montaner, y mucha obra suya ya caminaba hacia el estilo que iba sustituyendo el anterior. Hay que conocer la Casa Viader, residencia de verano de Marc Viader, el inventor del Cacaolat, o allí cerca las casas Masó y Golferichs. Y es que, como se decía a principios del siglo pasado, "un palco en el Liceo y una torre en Cardedeu", símbolo de la importancia que el lugar adquirió como segunda residencia de muchas familias acomodadas barcelonesas.

Guardémonos una hora, sin embargo, para visitar el Museu Arxiu Tomàs Balvey. Último de una estirpe de boticarios, Balvey (1790-1852) fue un auténtico fan del coleccionismo, y gracias a esta "manía" hoy la ciudad dispone de un variado y valioso museo, situado en la que fue la residencia del Dr. Daurella, junto al Ayuntamiento. En la tercera planta de la casa hay de todo: monedas, prendas de vestir, herramientas, armas, animales disecados, algunas esculturas... En la segunda planta encontramos la que seguramente es la joya de la corona, el mobiliario original de la farmacia Balvey, datado de 1812, con más de 200 botes de aquella época. Se considera que la farmacia de Cardedeu es, como la de Llívia, de las más antiguas del continente. El primer piso está reservado al archivo, mientras que en la planta de entrada -donde también está la oficina de turismo- hay exposiciones temporales y también da acceso a un alargado jardín, lleno de plantas medicinales.

Ah, y antes de iros de Cardedeu, ¡no os olvidéis de comprar los tradicionales borregos!

Arborètum Santa Maria de Palautordera
© Xavier Amat

Mañana y tarde día 2: todos los colores del verde

Siempre se ha dicho que el Montseny es singular por la riqueza y variedad de su vegetación, con un collage de paisajes que van desde los propios del clima mediterráneo hasta aquellos más habituales en la Europa central. Vamos, que no es extraño que la UNESCO lo declarara Reserva de la Biosfera. Así pues, ¿qué mejor lugar donde montar un arboretum bien diverso que en la falda misma del macizo? Lo encontramos en Santa Maria de Palautordera, en un espacio cerrado pero con horarios de apertura generosos, llano, cruzado por un curso de agua que le da aún más belleza. Aquí hay hasta 80 especies de árboles, dicen que todos los que se pueden encontrar en el Montseny. Y, ciertamente, dudamos que echéis de menos a alguno que conozcáis. Cada árbol va acompañado con su nombre en frente y una pequeña explicación. El espacio es ideal para ir en familia, ya que dispone de área de picnic, columpios para niños, o también una balsa con patos y peces.

Aprovecharemos el resto del día para conocer el patrimonio de Santa Maria de Palautordera. Podemos empezar por ejemplo en la iglesia, un edificio gótico que se ve acompañado de un campanario que fue la antigua torre de un palacio del siglo XIII. Debemos pasear por la calle Mayor, y adentrarnos en el paseo del Remei para conocer las casas modernistas. En lo alto nos espera la ermita neoclásica del Remei, junto a la que había sido la capilla de San Sebastián, hoy vivienda particular. También son de interés en diferentes rincones de la ciudad algunas torres de veraneo, masías, o el curioso puente roto sobre el río Tordera, mitad en Santa Maria de Palautordera (que conserva su fisonomía antigua), y mitad en Sant Celoni (reconstruido de forma moderna en 2005).

Advertising

Mañana día 3: caminos tradicionales y masías del Baix Montseny

El último día nos encaminamos, primero, a Sant Antoni de Vilamajor, donde pasaremos la mañana haciendo realidad uno de los cuatro itinerarios propuestos por el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona para descubrir a pie esta población del Baix Montseny. De los cuatro, elegimos el que lleva por nombre Ruta de las masías y los caminos tradicionales, una caminata circular sin dificultad y, eso sí, de casi nueve kilómetros de longitud que podremos realizar en unas tres horas.

La ruta comienza en el parque de Can Sauleda, desde donde seguiremos el curso del arroyo hasta llegar a un GR y a la calle Vieja, el antiguo camino real de Cardedeu. No tardaremos mucho en llegar a Can Bertran, una de las casas más notorias del pueblo, y al camino de la Nata, tras el cual las vistas de los picos más altos del Montseny son espectaculares. Del camino antiguo de Can Rossinyol nos llaman la atención los hitos de piedra, mientras que en el vecindario de Can Collet encontramos tres masías que datan de entre los siglos XVI y XVII. Uno es hoy un restaurante, y otro una granja-escuela. Can Rovira Coll, el torrente de Vallbona, o Can Ribalta, son otros atractivos de este camino que nos sirve para conocer paisajes y casas escondidas en los entornos de Sant Antoni de Vilamajor.

Sant Pere de Vilamajor
© Xavier Amat

Tarda dia 3: el bressol d'Alfons I

Después de comer empezaremos la última visita de la escapada. No hay que desplazarse muchos kilómetros desde Sant Antoni para llegar a su municipio hermano, Sant Pere de Vilamajor. A diferencia de la mañana, ahora preferimos hacer una caminata para descubrir un núcleo histórico, el de La Força, declarado Bien Cultural de Interés Nacional y que, hace siglos, fue el recinto fortificado alrededor del castillo de Vilamajor.

De aquel castillo, residencia de los condes de Barcelona cuando se movían por estas tierras y se dice que aquí podría haber nacido el rey Alfonso I de Cataluña, hijo de Petronila de Aragón y el conde Ramón Berenguer IV, nos queda hoy la imponente Torre Roja, reconvertida en torre de campanario exenta de la iglesia de Sant Pere. Actualmente en esta zona se están haciendo excavaciones arqueológicas, y seguro que se encontrarán elementos de interés, no sólo porque el castillo se levantó hace un millar de años, sino también porque en otras ocasiones los hallazgos han certificado el paso de íberos y romanos por la zona.

Allí mismo se encuentra el Punto de Información La Mongia, donde es conveniente entrar para que no perdamos detalle de todo lo que podemos ver en el centro histórico de Sant Pere de Vilamajor. Por ejemplo las murallas y fosos que aún se mantienen, o la casa de Villa, antigua torre defensiva del castillo, o la llamada Torre Negra o Torreta, en el punto más alto del montículo de la iglesia de Sant Pere.

Dando un salto en el tiempo, pero no mucho en el espacio, muy cerca está La Vicaría, una masía del año 1639 y hoy centro de arte donde han pasado una temporada numerosos artistas. En la explanada de delante hay varias obras de arte moderno, del mismo estilo que la dedicada al rey Alfonso I a pies de la iglesia de Sant Pere. Presente y pasado que se unen antes de volver a casa.
Restaurantes

El Bellver

En el Parque Etnológico de Tagamanent, el Bellver es el lugar ideal donde tomar un buen desayuno de tenedor para coger fuerzas y seguir con la excursión, o sentarse a la mesa para comer. Actualmente ofrecen un completo y variado buffet libre, de calidad, con platos de cocina catalana tradicional, y con precios adaptados según la franja de edad. Eso sí, entre semana, si queréis ir, tenéis que ser un grupo y reservar previamente.

Restaurantes, Cocina creativa

Sant Miquel

Josep Maria Sánchez y Margarita Puig han seguido la tradición familiar en el sector de la restauración, y esto hace que beban de las fuentes de sus antepasados​​, pero al mismo tiempo dando una mirada atrevida a los platos. Más allá de que podáis degustar un gazpacho de fresón, boquerón, helado de queso fresco y gelatina de albahaca, o una espalda de cordero con salsa de miel y romero con puré de patata y queso de oveja, el lugar también es conocido por los cursos, jornadas gastronómicas y maridajes que ofrece a lo largo del año.

Advertising
Restaurantes

Robert de Nola

Todo son alabanzas para este restaurante en las afueras de Caldes de Montbui, y totalmente merecidas. Partiendo de la cocina tradicional, las combinaciones que llevan a la mesa son atrevidas y creativas, sin dejar nunca de experimentar y con unas presentaciones elegantes. Os podríamos recomendar muchos platos que son un placer al paladar: el morro de cerdo tostado con miel y tomillo, el lomo de ciervo con hierbas del fardo, el fricandó de rape, o, de postre, mousse de dos chocolates con aromas de café. Toda una experiencia.

Hoteles

Fonda Europa

Clásico en mayúsculas. Pocas empresas pueden decir que están en funcionamiento desde el año 1771. La Fonda Europa, en el centro urbano de la capital del Vallès Oriental, no para de renovarse, pero al mismo tiempo conserva un aire histórico y una elegancia únicos. Y si por alguna cosa tiene fama es por su restaurante, por donde han pasado infinidad de personajes famosos que buscan el placer de una buena comida tradicional catalana, de calidad, ya sea al mediodía o a la hora de desayunar. 

Hoteles

Hotel Mas Salagros

Todavía huele a nuevo. Inaugurado el pasado mes de junio, el hotel Mas Salagros se ha convertido ya en el primer Ecoresort de España que es miembro de Biohotel, la principal asociación de hoteles ecológicos de Europa. Estamos hablando de un cinco estrellas, sin duda un lujo en cuanto a espacios, encantos y entorno, pero que destaca sobre todo por las actividades y experiencias en plena naturaleza que ofrece. ¿Deseáis ser de los primeros en descubrirlo?

Hoteles

Hotel Can Barrina

Si os va el romanticismo, es ideal para ir con la pareja. Primero, por el entorno, el Montseny, siempre encantador y cambiando cada temporada. Y luego por el hotel en sí, con encanto, una masía con 400 años de historia y que hoy cuenta con 11 habitaciones y espacios interiores y exteriores muy agradables. No os olvidéis de comer al menos una vez en el restaurante, recomendado en las mejores guías gastronómicas.

Advertising
Hoteles

Molí de la Torre

El nombre de este hotel rural se debe a que en el siglo XII, en el mismo lugar, había un molino que aprovechaba la fuerza del río Tenes, que pasa justo por el lado. El mismo río hizo que el XIX se instalara una pequeña fábrica textil. Pero como los tiempos cambian, esa fábrica terminó convertida en un confortable hotelito de 12 habitaciones dobles y una suite, sin olvidar su pasado industrial. También hay un buen restaurante especializado en productos de kilómetro cero y cervezas de autor.

Hoteles, Hoteles spa

Termes Victòria

Algo deben tener las aguas que corren por Caldes de Montbui cuando ya los romanos hicieron un gran balneario y desde entonces siempre ha habido quien ha ido a tomar baños. Si lo queréis comprobar en vuestra piel, y aprovechando que os encuentráis en la comarca del Vallés Oriental, os proponemos que vayáis a les Termes Victoria, donde además de disfrutar de un alojamiento confortable y de excelentes comidas, dispondréis de circuitos termales y de programas relajantes o de belleza para volver a casa como nuevos.

Advertising
Hoteles

Fonda Europa

Clásico en mayúsculas. Pocas empresas pueden decir que están en funcionamiento desde el año 1771. La Fonda Europa, en el centro urbano de la capital del Vallès Oriental, no para de renovarse, pero al mismo tiempo conserva un aire histórico y una elegancia únicos. Y si por alguna cosa tiene fama es por su restaurante, por donde han pasado infinidad de personajes famosos que buscan el placer de una buena comida tradicional catalana, de calidad, ya sea al mediodía o a la hora de desayunar. 

Qué hacer, Espacios para celebraciones

Fàbrica de les Arts Roca Umbert

La antigua fábrica textil Roca Umbert se ha convertido en la última década en el centro de la vida cultural y asociativa de la capital del Vallés Oriental. El edificio cuenta con diferentes espacios, como la biblioteca municipal, inaugurada en 2005, el Centre Tecnològic i Universitari, l’Espai d’Arts, que ofrece servicios y recursos a la comunidad artística para favorecer la creación contemporánea, i el 'cub', un equipamiento para el ensayo y la producción musical. Un punto y aparte merece La Troca, un espacio singular que acoge una decena de entidades vinculadas a la cultura de raíz popular y tradicional.

Teatro, Teatros públicos

Teatre Municipal Can Gomà

Pocos casos más podremos encontrar de un antiguo centro de producción y embotellado de vino y cava que se haya convertido en un teatro y auditorio con una programación estable de teatro infantil, danza y teatro profesional. El edificio es muy bonito por dentro y por fuera, y conserva intactas las cavas subterráneas. Donde antes había una antigua tina, ahora está la cabina de sonido y luz. Todo ello da, pues, un valor añadido a la hora de asistir a un espectáculo, y es un buen ejemplo de cómo reconvertir antiguas edificaciones destinadas inicialmente a otros usos.

Advertising
Museos e instituciones, Arte y diseño

Thermalia

En la planta baja se encuentra la oficina de turismo de Caldes de Montbui, de visita obligada si queréis saber todo lo que se puede visitar en este municipio. Aprovechad para entrar a ver todo lo que tiene Thermalia, porque no sólo se explica la historia del termalismo en Caldes, sino también muestra una importante selección de obras del escultor Manolo Hugué, que vivió en la villa muchos años, y piezas de su amigo Pablo Picasso. En la sala de exposiciones temporales también encontraréis muestras de gran interés.

Museos e instituciones, Arte y diseño

Museu de Granollers

Su fondo cubre campos diversos: la arqueología, el arte, las artes decorativas, la numismática y la etnografía. Las Ciencias Naturales también se estudian a partir de una extensión en funcionamiento desde 1987. Así pues, el museo es pluridisciplinar, y cuando atraveséis su puerta encontraréis esta variedad tanto en las exposiciones permanentes como en las temporales. Todo ello os permitirá conocer más a fondo el pasado y el presente de la capital vallesana y de sus alrededores. Y para los amantes del arte contemporáneo, tenéis una buena muestra en la tercera planta del edificio.

Advertising
Teatro, Teatros públicos

Teatre Auditori de Granollers

Inaugurado hace una década, el edificio lleva la firma del arquitecto granollerense Josep M. Botey, y consta de dos salas: la mayor con capacidad para 700 espectadores y la pequeña para 221. Es remarcable la cantidad de espectáculos que se programan a lo largo del año, ya sean de música, de teatro o de danza, pero si lo que se quiere es conocer a fondo los recovecos del edificio, nada mejor que pedir una visita guiada (se organizan para grupos con un mínimo de 15 personas), durante la cual se visitan los escenarios, los vestuarios y el patio de butacas, entre otros espacios.

Museos e instituciones, Historia

Casa Museu Prat de la Riba

Id hasta Castellterçol para conocer la casa donde vivió y murió uno de los políticos catalanes esenciales del siglo XX, Enric Prat de la Riba. Fue el impulsor y el primer presidente de la Mancomunidad, e independientemente de que esté más cerca o más lejos de vuestro pensamiento político, la visita merece la pena porque conserva la decoración y el ambiente de una casa de pueblo de principios del siglo pasado. Nos gusta especialmente el dormitorio, con los muebles decimonónicos, y el ambiente del despacho, que en este caso fue trasladado desde Barcelona.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com