Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right El top 5 de la cartelera

El top 5 de la cartelera

Seleccionamos las películas que no os podéis perder en el cine

Advertising
Mujercitas
Sony Pictures

Ficción, drama, comedia, animación… la calidad poco tiene que ver con el género cinematográfico. Seguro que os suena al menos una gran película de cada clasificación. Sin embargo, ante la avalancha de estrenos que vivimos cada viernes, a veces cuesta separar la paja del trigo. Para que no te lleves una decepción cuando salgas del cine, seleccionamos las películas que no puedes perderte de la cartelera.

Little Women
Photograph: Wilson Webb/Sony Pictures
Cine, Drama

Mujercitas

5 de 5 estrellas

Greta Gerwig no ha dirigido más que dos películas en su vida, pero ya se ha convertido en una marca. Así lo sentiréis en los primeros minutos de 'Mujercitas', su versión tierna y muy personal del clásico de Louisa May Alcott, que encierra una lectura autocrítica. Vemos a Jo March (Saoirse Ronan, que ya fue protagonista de 'Lady Bird', muy rompedora) sentada en la oficina de un editor de Nueva York. Como estamos en 1860, tiene que hacer ver que está vendiendo la obra de un amigo. Pero el editor, en tono paternalista (Tracy Letts, también de 'Lady Bird'), se da cuenta y se muestra comprensivo. Lee el manuscrito, lápiz en mano. "Asegúrate de que al final ella se casa o muere", concluye, condescendiente. Jo, entusiasmada, sale corriendo exactamente igual que hizo Gerwig en 'Frances Ha'. Puede que esta no sea la versión de 'Mujercitas' que recordabas haber visto en las películas o haber leído en el libro. Pero seguro que se acerca a aquello que sentiste en su momento. Y eso es mucho más importante. Gerwig, que debería ser celebrada tanto por su trabajo como guionista (la adaptación es suya) como por su virtuosismo formal, se ciñe a la esencia de la novela –los recuerdos de infancia, el drama 'coming of age', pero también la nostalgia y el duelo por el propio pasado que se esfumó– y encuentra un lenguaje visual para contarla. La saga de Alcott sobre las cuatro hermanas March queda dividida en dos mitades. Primero, la energía de la primera juventud de las chicas crea este ambiente

Cine, Thriller

El faro

5 de 5 estrellas

Sentiréis el sabor de la sal del mar en los labios. Las piernas os temblarán de frío. Los efectos que produce este film de terror psicológico de Robert Eggers, director de 'The witch', son muy potentes. Trata de dos hombres que cuidan de un faro en una isla remota de Nueva Inglaterra a finales del siglo XIX. Las interpretaciones de Robert Pattinson y Willem Dafoe os resultarán perturbadoras. Uno es un viejo lobo de mar, con una pipa en la boca, que cocina langostas y es muy aficionado a la ginebra. El otro es un joven recién llegado de Canadá que parece que esconda un par de esqueletos en el armario. Ambos podrían ser personajes salidos de las páginas de 'Moby Dick'. Se tratan con insultos corsarios, se zurran y se emborrachan con camaradería. Los dos actores os dejarán de piedra. También os seducirá la sublime filmación de la isla, en un blanco y negro rudo y primitivo, que hace el cielo gris y las olas oscuras como el betún. Tendréis la sensación de estar entrando en una pesadilla vintage, que acepta las normas del género y al mismo tiempo las subvierte. La película os mareará, os generará mal rollo. Es una alucinación insólita con elementos fantásticos que reafirma a Eggers como uno de los cineastas más interesantes de su generación.

Advertising
A still from the film 1917 featuring George MacKay
Photo: Courtesy of Universal Pictures
Cine, Drama

1917

5 de 5 estrellas

Ambientada en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, entre lodo, explosiones y rizos de alambre de espino, la última película de Sam Mendes es poco menos que una obra maestra. Así lo demuestra en la primera secuencia, en la que un soldado herido se arrastra por el suelo hasta llegar a una ventana con los cristales rotos y, de pronto, se ve en medio de una ciudad francesa aniquilada por los bombardeos. Un prodigio narrativo trepidante, además de una de las mejores películas que veremos en este año que empieza.

Cine

El oficial y el espía

5 de 5 estrellas

A finales del siglo XIX, el caso Dreyfus sumió Francia en el caos. En una escala menor, este thriller histórico de Roman Polanski tuvo un efecto similar en el Festival de Venecia. El debate sobre si Polanski, que se enfrenta a cargos por haber mantenido relaciones sexuales con una menor en los años 70, debería seguir haciendo cine revolucionó al jurado que presidía Lucrecia Martel. Y el hecho de que ahora haya dirigido una película sobre un hombre judío que fue injustamente condenado por la opinión pública no apaciguará la situación. Pensemos lo que pensemos del cineasta, 'El oficial y el espía' es una obra maestra. Quizás nos pasamos un poco de la raya si decimos que tiene el aire de un cuadro de Auguste Renoir y el ritmo de un filme de Jean Renoir (¡pero solo un poco!). Cada encuadre está ejecutado con detalles pictóricos y las interpretaciones son meticulosas. Un revitalizado Jean Dujardin borda el papel del militar Georges Picquart, que se ve forzado a elegir entre sus ambiciones y su humanidad. Un magnífico Louis Garrel nos fascina en el papel de Dreyfus, desterrado por delito de traición. Basada en un libro de Robert Harris (autor de otro thriller de Polanski, 'El escritor'), la película reestructura el argumento con inteligencia, en un juego temporal que comienza en 1894 y se extiende a lo largo de cinco años. La secuencia inicial nos sitúa en la École Militaire de París, entre las tropas formadas sobre una alfombra de adoquines. Después se mueve en interiores claust

Advertising
Marriage Story
Photo: Courtesy of Netflix
Cine, Drama

Historia de un matrimonio

5 de 5 estrellas

Si no fuera así sería insoportable, así que Noah Baumbach comienza su agitado drama sobre un divorcio en un tono tierno y amable. Conocemos a Nicole (Scarlett Johansson) y a Charlie (Adam Driver), un matrimonio de Brooklyn que tiene un hijo, a través de una conarración de la historia que se mezcla con breves imágenes de momentos de su vida urbana. Aunque se describen mutuamente como altruistas, nos confiesan que también son increíblemente competitivos. Como era de esperar, la trama recae en este último atributo. Charlie es un director de teatro experimental prometedor que acaba de ganar una beca muy importante. Años atrás, su entrega cautivó a Nicole, una estrella de cine adolescente que renunció a sus sueños por los de su marido, y el drama muestra cómo, con el paso del tiempo, la relación de la pareja se ha deteriorado hasta convertirse en resentimiento. Escrito por el mismo director, es un brillante ejemplo de monólogo sutil que nos pone al día de la vida de los personajes por medio de discursos generosos y una ecuanimidad sorprendentemente equilibrada. Vemos cómo el relato se desprende progresivamente de la ternura, culminando en un enfrentamiento verbal bergmaniano y feroz que representa un triple triunfo para los actores y su director. No esperéis un final feliz (ya sabíais esto). De manera casi milagrosa, una vez ya ha pasado lo más difícil, Baumbach encuentra una manera de profundizar aún más en el dolor de los protagonistas. Tal y como hizo en su subestimada 'Mient

Advertising