España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right El top 5 de la cartelera

El top 5 de la cartelera

Seleccionamos las películas que no os podéis perder en el cine
La casa de Jack
Advertising

Ficción, drama, comedia, animación… la calidad poco tiene que ver con el género cinematográfico. Seguro que os suena al menos una gran película de cada clasificación. Sin embargo, ante la avalancha de estrenos que vivimos cada viernes, a veces cuesta separar la paja del trigo. Para que no te lleves una decepción cuando salgas del cine, seleccionamos las películas que no puedes perderte de la cartelera.

Cine, Acción y aventura

High life

Habrá quien diga que 'High life' no es 'realmente' una película de ciencia ficción, ya que en el fondo se trata de la nueva obra de Claire Denis, una de las autoras más feroces del cine mundial. Pero esta teórica incompatibilidad solo deja en evidencia los prejuicios de quien la emite: el planteamiento argumental –un grupo de convictos es condenado a tripular una nave espacial, con la misión de explorar los confines del cosmos en busca de recursos útiles para la especie humana– no deja dudas sobre su carácter especulativo. Y, por otro lado, hablamos de un género con una infinita capacidad para asumir miradas heterodoxas y zarandeos narrativos. Rodando en inglés por primera vez en sus 30 años de trayectoria, Denis coloca a Juliette Binoche en una tesitura muy diferente de la de los agridulces anhelos afectivos de 'Un solo interior'. En esta ocasión, la actriz es la perturbadora médica encargada de supervisar el estado físico y mental de los reclusos, tomando como objeto de su deseo a un Robert Pattinson que convierte su mirada alucinada en una implosión de intensidad. Interesada, como siempre, en mostrar el cuerpo humano como una geografía de heridas y fluidos, la directora de 'El intruso' toca una nueva cima del cine físico, si bien ahora el deseo de sus criaturas no se proyecta sobre un entorno reconocible, sino que tiene tras de sí un infinito vacío cósmico.

Time Out dice
Cine, Drama

La favorita

Una lujosísima muestra de la vida en una corte del siglo XVIII, donde hay confabulaciones de nobles con peluca, carreras de patos y otros deportes de competición de lo más curiosos, y un órgano que toca música barroca. Incluso Stanley Kubrick era capaz de renunciar a ciertas extravagancias, como filmar con un ojo de pez, pero el griego Yorgos Lanthimos no sabe decir que no. Él transforma una película de época vagamente basada en el reinado de la inestable Ana de Gran Bretaña en una pesadilla semicómica, como una fantasía de Lewis Carroll, inundada de malicia. Si este es vuestro primer Lanthimos, bienvenidos. Aunque os tenemos que decir que llegáis tarde. Quizás deberíais recuperar dos de sus anteriores films: 'Canino', sobre unos padres que no han permitido que sus hijos, ya mayores, abandonen la casa familiar, y la igualmente viciosa 'Langosta'. Ambas eran más oscuras que 'La favorita', la primera cinta que Lanthimos no ha escrito personalmente. Sin embargo, en 'La favorita' la atmósfera sigue teniendo una fuerza hipnótica. Lo que hace que 'La favorita' funcione tan bien son, sobre todo, sus mujeres. A diferencia de obras como 'Barry Lyndon' y 'Las amistades peligrosas', que tenían una ambientación similar, aquí los personajes femeninos no están sometidos a las decisiones déspotas de un macho con peluca. De hecho, todos los hombres son secundarios o figurantes, y lo que domina la trama es la tensión entre Rachel Weisz y Emma Stone, las protagonistas, para convertirse en la

Time Out dice
Advertising
Cine, Comedia

Green book

Buenista y sentimentaloide a primera vista, 'Green book' cuenta una historia real de lo más cruda, que tiene lugar en 1962. Como una especie de contraplano de 'Paseando a Miss Daisy', la película de Peter Farrelly es un 'road trip' que se adentra en la América profunda y racista. Dentro de un coche viajan dos personajes, cada uno de los cuales representa una serie de estereotipos. Uno es Tony Vallelonga, encarnado por un Viggo Mortensen barrigón con el pelo tintado de negro. Es el típico gorila de 'nightclub' de Nueva York que lo arregla todo a puñetazos, hasta que cierran el local donde trabaja. Buscando trabajo, va a parar a casa de Don Shirley, un pianista negro de jazz al que interpreta Mahershala Ali, lacónico, soberbio. Shirley busca un conductor y guardaespaldas para su gira hacia el sur de los EE.UU. A pesar de sus prejuicios, Tony acepta la propuesta, a cambio de un buen precio. Los billetes en el bolsillo harán que se trague su orgullo... pero no que cierre la boca. Al volante, con la mano chorreando grasa, hará chistes sobre Little Richard y sobre el consumo de pollo frito. La película se titula 'Green book', que era el nombre de una guía de viajes para motoristas negros que quisieran evitar zonas conflictivas, donde podían acabar desangrados en un callejón oscuro tras una paliza. Con el libro en la mano, los dos personajes se ponen en ruta, y poco a poco van conociéndose el uno al otro, hasta que nace entre ambos un afecto que hace que te quieras levantar de la

Time Out dice
The House That Jack Built (2018)
©Concorde Film
Cine, Thriller

La casa de Jack

Desde su tercer largometraje, 'Rompiendo las olas', el cine del danés Lars von Trier fue presentando una serie de heroínas obsesionadas por la redención, por expiar sus culpas a través del sufrimiento. Lo vimos en 'Dogville' y en 'Bailar en la oscuridad'. Pero desde 'Anticristo' parece que en el universo de Von Trier ya no hay salvación posible. El mundo se ha convertido en un agujero negro y la experiencia humana no es más que una travesía por el infierno. Quizás el arte es el único lenitivo al respecto, como ocurría en 'Nymphomaniac', donde Charlotte Gainsbourg se transformaba en narradora apasionada de su vida sexual. Este diagnóstico nihilista encuentra ahora, en 'La casa de Jack', su expresión más salvaje ya la vez precisa: un psicópata asesino, obsesionado con el orden y la arquitectura, nos cuenta sus fechorías una por una, mediante capítulos que corresponden a cada uno de sus crímenes. El cineasta se identifica con el personaje desde el principio, mientras habla de su condición de artista como si él también fuera un perturbado, un peligro para la sociedad. Mezcla de gore alocado y extremo y de refinada película de autor, 'La casa de Jack' es un artefacto subversivo, en la gran tradición de Sade y Hitchcock. Al fin y al cabo, nos acaba transmitiendo que la única obra de arte posible es la que proviene de la desazón y del dolor.

Time Out dice
Advertising
Eric Zachanowich
Cine, Drama

The old man and the gun

Picaresca y distendida, esta película es un retorno a aquellos tiempos en los que hacer comedias criminales refinadas y sutiles era la cima de las ambiciones de Hollywood, antes de que el cine de superhéroes ganara el pulso. De hecho, Robert Redford brilló en algunos de los hits de la época, como 'El golpe', y aunque 'The old man and the gun' parece una despedida prematura no es posible pensar en otro actor para guiñarnos el ojo de una manera tan persuasiva. Redford hace de Forrest Tucker, un ladrón de bancos que no ve la necesidad de abandonar el oficio ni siquiera después de haber pasado varias temporadas a la sombra, seguidas de alguna fuga alocada. Completan el 'casting' Casey Affleck, en la piel de un detective de Dallas que le va persiguiendo, y Sissy Spacek, el arma secreta del espectáculo. Dirigida por David Lowery, al que todavía recordamos con deleite por 'A ghost story', la historia está basada en un reportaje publicado en el 'New Yorker' en 2003. Lowery se descubre como el nuevo Richard Linklater, un cineasta de mirada relajada, preocupado por los pequeños detalles.

Time Out dice

More to explore

Advertising