Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Coco Mocca
Coco Mocca

Madrid en rosa: los sitios más bonitos

Estos lugares destilan primavera desde la fachada

Escrito por
Time Out Madrid editors
Publicidad

Ya no es solo cuestión de comer bien o vender cosas interesantes. El diseño, la estética y el interiorismo dominan en restaurantes, comercios y espacios de Madrid como nunca, y el rosa es uno de los colores dominantes (pero no el único). Eso sí, prestando un poco de atención, te das cuenta de que hay muchos locales históricos que se adelantaron a esta tendencia, incluso con siglos de antelación: uno de los que aparecen en este reportaje lleva ahí desde antes del 1700. ¿Te habías fijado? 

RECOMENDADO: Madrid como nunca lo has visto: en versión monocromática

  • Tiendas
  • Madrid

Este espacio rosa no está a simple vista. Hay que buscarlo en la sección de hogar, una de sus ocho plantas, repartidas en los más de 5.500 metros cuadrados de la nueva WOW Concept, la nueva mega tienda que ha llegado a la Gran Vía para inaugurar un nuevo concepto de compras 'phygitals', un mix entre lo digital y lo físico, y un delirio para los compradores de la generación Z y millennials. Y aunque tiene alma de centro comercial (su director general fue presidente de El Corte Inglés durante años), no tiene nada que ver con ninguno que tengas en la cabeza, ni siquiera con Primark, vecino en esta misma calle.

  • Tiendas
  • Accesorios y joyas
  • Chamberí
  • precio 2 de 4

Esta es la casa de Papiroga, más que una marca de maxipendientes, un club de fans al que pertenecen desde 'celebs' y grandes fortunas de Madrid a personas anónimas de barrio. Un local amplio en el que se han instalado con su arsenal de cosas bonitas hechas en plexiglás (o metacrilato), material fetiche de esta casa de la felicidad. Imposible salir sin contagiarse de su buen rollo, ni sumergirse en su piscina de bolas azules.  

Publicidad
  • Tiendas
  • Chueca
  • precio 3 de 4

Aquí uno de los 'place to be' de Salesas. Un lugar repleto de moda, cosmética y estilo de vida dirigido a todas aquellas personas que se cuidan, por dentro y por fuera. Lo que viene siendo un 'mens sana in corpore sano' de manual. Tras los ventanales de esta "experience store", como la definen sus impulsores, conviven piezas de diseño con gadgets tecnológicos, joyería, arte y mucha moda. Todo bajo la filosofía de “llevar una vida sofisticada, sí, pero muy sana, cómoda y funcional”, aseguran desde Lamarca. Y si hay algo que llama poderosamente la atención, es su estantería rosa en una de las esquinas del local. 

  • Bares y pubs
  • Cafeterías
  • Arganzuela

Es el café pastelería más rosa de todo Madrid. Y de las más instagrameables. Está en el barrio de Arganzuela, a un paso del metro de Pirámides, y si ya es famosa por algo es por sus dos paredes forradas de flores y su cabina de teléfono a lo 'London Calling' traída desde Inglaterra, pero customizada en rosa. Si a eso le añades una decoración en terciopelo rosa y tonos pastel, ya tienes el perfecto 'photocall'. 

Publicidad
  • Restaurantes
  • Madrid

Bloom significa florecer en inglés y haciendo honora su nombre, en este restaurante la gama cromática de sus flores es tan protagonista como la oferta gastronómica. Está cerca de la estación de metro de Argüelles, y es un proyecto de Salvador Bachiller. Tiene acceso desde la tienda pero también con entrada independiente y cuenta con varios espacios: hay una terraza cerrada a pie de calle, un amplio comedor con un templete central alrededor de un gran árbol y un reservado acristalado con una luminosa cúpula. No podréis resistir la tentación de haceros una foto en su escalera y subirla a redes sociales. Avisados estáis. 

 

The Pâtissier / Maison Glacée
  • Restaurantes
  • Heladerías
  • Retiro
  • precio 1 de 4

Es el espacio más bonito de una de las heladerías del momento. Un espacio que, además de ser muy bonito, se convierte en obrador de trabajo en el que solo entran los ingredientes más exquisitos y donde el barquillo se elabora al momento. Pan con chocolate y AOVE, fresas con nata, aceituna negra o leche merengada y tocino de cielo. Si esta breve enumeración os hace salivar, tenéis que conocer el novísimo local de Ricardo Vélez. El llamado chef del cacao, y la tarta de chocolate fundente os confirmará que el apodo no es en vano.

Publicidad
  • Salud y belleza
  • Madrid

El universo rosa de este salón de belleza no deja indiferente a nadie que pase por allí. Y no hay duda de que aquí de color saben mucho, de hecho son expertos en coloración de cabello, pero no se quedan solo en los más tradicionales, lo que más verás por aquí sale fuera de lo típico. Naranjas, morados, azules, rosas... no hay límites en el tono, ni tampoco en el corte, otra de sus. especialidades. Su exitosa combinación ha calado, y mucho, entre las celebrities de la ciudad.

  • Bares y pubs
  • Cafeterías
  • Barrio de las Letras

Tras una fachada de colores y un interior muy rosa empolvado, el barrio de Las Letras esconde este obrador repostería tradicional. Un lugar en el que todos los días se hornean tartas caseras y que van variando en función de los productos del mercado y la época del año. Es la filosofía con la que Alba, el alma mater de este rincón, abrió el local de sus sueños después de dejar las probetas (es química de profesión) y sustituirlas por las mangas pasteleras, tras pasar por la prestigiosa escuela de hostelería Hofman de Barcelona. El local es pequeño pero muy acogedor, aunque si no quieres arriesgar a ir y que no haya sitio, siempre puedes pedir tus tartas artesanas a domicilio. 

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Latina

Lleva ahí desde 1642. Un restaurante con encanto y un inconfundible olor aleña situado en una antigua posada del centro de Madrid. Lo suyo es la cocina tradicional castellana-madrileña, donde los asados (cordero lechal) y el castizo cocido madrileño dominan la carta. Y como a sus vecinos históricos del barrio de Las Letras (como Botín o Casa Lucio), este es un lugar regentado por trotamundos desde sus inicios, porque hoy en día, a pesar del paso de los años, sigue siendo parada y fonda de los turistas que llegan a la capital. De hecho, aún guarda esa estética de mesón tan típica de otra época, que inspira el resto de platos de la carta: desde los callos a la madrileña a los caracoles, los pimientos rellenos de carne o las gambas al ajillo. 

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad