0 Me encanta
Guárdalo

Una ruta por el Madrid más 'oso'

Repasamos las razones por las que Madrid es la capital mundial osuna y los restaurantes y locales de fiesta donde encontrar a esta peluda comunidad gay

Dentro del mundo gay madrileño existe una gran diversidad, y hay todo tipo de tribus urbanas que tienen su códigos propios y actúan de una determinada manera. Una de las más fuertes ahora mismo son los llamados ‘osos’. Llevan en la escena gay desde mediados de los 90 y su aspecto es inconfundiblemente homo, a pesar de parodiar la estética más hetero y masculina: barba, vello salvaje (incluida espalda y entrecejo como nuevas tendencias de belleza osa), cabeza rapada o calvicie a lo Juanjo Menéndez (actor de los años 70 icono del 'male pattern baldness'), músculos y grasa, tripa... y vestidos al estilo 'lumberjack' (leñador working class) a la manera ibérica, reinterpretando lo hípster de manera bizarra. De ser los más descuidados han pasado a ser los nuevos reyes del postureo tanto en la calle como en Internet y son famosos por su gusto por la vida nocturna madrileña.

Madrid es una de las capitales de su reino, que ha atraído a fotógrafos internacionales como Blake Littile (LA) a retratarlos en su nuevo libro ‘Work’, cuya la portada es un oso español: el modelo Israel Guerra. La cantidad de bares de osos, la existencia de locales de sexo, el buen clima y la comida contundente hacen que dos veces al año eventos como el Mad Bear congreguen a cientos de osos de todo el mundo en busca de este paraíso osezno. A continuación os ofrecemos una pequeña guía del Madrid ‘oso’, que no excluye a chasers (chicos delgados admiradores de los peludos), ni a mujeres (atraídas por este halo de masculinidad fake).

La Perejila

Otro de los templos de los osos para tapear por La Latina. Esta taberna de estilo folclórico tiene una carta de comida española muy recomendable: salmorejo cordobés,  albóndigas de ternera en salsa, tosta de morcilla de Burgos con alioli tostado, croquetas, tosta templada con uvas y almendras... y muy buenos vinos. Es decir comida contundente y de calidad. El paraíso para llenar las panzas osunas. Y es gay friendly. Los domingos funciona como "before" de los bares gays de la calle Calatrava como El Perla, La Sixta o El Atril.

Leer más
La Latina

Vivares

Uno de los sitios de cabecera es el restaurante Vivares, que ofrece menú económico todo el día con comida casera y española. Un clásico de Chueca, que era uno de los favoritos de la fallecida Veneno, uno de sus iconos. Por allí van los menos sibaritas y los más pobres. No sólo por la comida abundante y la vocación low cost del local, sino por su localización muy cerca de todos los bares. Con todo, está bien considerado como "abrevadero osuno". Y es que mientras llenen la panza todo estará correcto.

Leer más
Chueca

La Casa Tomada

Si hay un nuevo templo de la comida brutalista este es La Casa Tomada. Sus bocadillos y platos dan un sentido nuevo al término pantagruélico.  Los osos lo han descubierto y es ya su segunda casa, para ‘ponerse morados’ con sus deliciosas Chilly Cheese Fries (patatas fritas con un topping de chili con carne, queso cheddar fundido, jalapeños, daditos de cebolla morada, huevo frito, cilantro y bacon) o su bocata Teriyaki de ternera (relleno de tiras de ternera marinadas en salsa de soja, salteadas con pimientos y cebolla, bañado con su salsa teriyaki, sésamo tostado, cilantro y cebollino).  Un must para osos foodies y sus sexys panzas crecientes.  ‘Food porn’ que también es ‘gay friendly’.

Leer más
Advertising

Paperboy

Este local de perritos calientes es también lugar de peregrinación. Aparte de tener tamaños XL de salchichas,  tienen perritos de albóndigas (meat balls), rebosantes de ingredientes fast food gourmet, cosa que seguro agradecen. Otro sitio esencial del buen comer, sin mirar si engorda o no. De hecho este tipo de comida deliciosa (pero no tan saludable) está en el top de sus preferencias. Recomendable si te gusta comer, seas oso o no.

Leer más
Chamberí

Melo’s

Mesón gallego famoso por sus gigantes "Zapatillas" (grasientos bocadillos de pan tostado en aceite con queso de tetilla y lacón tamaño extra large), croquetas, lacón, chorizo... y demás viandas del norte.  Los osos suelen ir allí para cenar antes de ir de copas por los bares de Lavapiés, sobre todo el Mordisko. Es en este barrio donde más miembros de esta tribu rosa se están mudando, cerca también de  clubes privados de sexo como The Ring.

Leer más
Lavapiés

Freiduría de Gallinejas

La fritura es de los platos adictivos de la gente de buen comer.  Gallinejas, entresijos,  mollejas, riñones, oreja... en este establecimiento castizo al que suelen ir tanto los osos "old school" o de la vieja escuela (cincuentones triperos), como los osos modernos  (con tatuajes, barba hipster, septum...) para hacer la gracia de reivindicar lo auténtico. El caso es que  llenan sus panzas allí, sin importarles salir impregnados de ese peculiar olor a fritanga. Quizás sea hasta un fetiche...

Leer más
Embajadores
Advertising

Mama Framboise + Only You Hotel

Los dulces es otra de las perdiciones de los gorditos, y además como este salón de té y pastelería es tan mono, alimenta la vena maruja de muchos osos. Tomarse un té con uno de los pastelitos del chef Alejandro Montes en el nuevo  espacio de Tea Time en el Hotel Only You Atocha, cual señoronas cotilleando es un placer común y algo culpable. Osos pijos, con posibles y de derechas se pirran por este tipo de locales, donde sacan su lado femenino. Luego en los bares lo que intentan es ocultarlo.

Leer más
Madrid

Hot

Lleva más de 20 años abierto y tiene el mérito de ser el primer bar de osos de Madrid, cuando nadie daba un duro por  su estética . Es la mejor opción entre semana y a primera hora , y suele ser el favorito de los más maduros. Es como un Cheers del mundo oso, en el que todos se conocen,  con camareros  guapos y buenos dj´s de música de los 80, funky, techno  con un gusto por encima de la media. Alvaro dj, Spunky y Yanguas dj  son los residentes. Además es sede no oficial de "cross dressing",  pues de vez en cuando se ven señores maduros vestidos de señora, y no en plan drag, sino en plan Jeffrey Tambor en 'Transparent'. La decoración es con peluches de ositos, y demás parafernalia ad hoc. Cuenta con un discreto cuarto oscuro en la parte de abajo. Ah y las mujeres son bienvenidas también.

Leer más
Chueca

Enfrente

Es el bar de osos más modernos y pretende renovar la escena gay con ideas diferentes y aires nuevos, desde la imagen corporativa, el merchandising y los flyers hasta la música y la decoración. Mucho más de vanguardia al estilo de los bares gays de Lavapiés. Los dj´s más alternativos pinchan todo tipo de estilos: pop, rock, indie, brit pop, soul, electro español, electropop internacional, funky y house de última generación, suenan por ejemplo los Vurdalak Sound System, Algora, Spunky... Además organizan exposiciones de arte y editan un calendario cada año. Suelen ir los osos más alternativos y la media de edad (unos 35 años) es algo más joven que la del Hot. Dentro del circuito ‘oso’ es el bar más moderno.

Leer más
Chueca

Zarpa Madrid

Es de los últimos bares en incorporarse al mundo oso, y uno de los más populares. Decorado al más puro estilo de los bares de osos de Los Ángeles o San Francisco, es frecuentado por gente con ganas de diversión y ligoteo. Siguen con la fórmula de poner videos musicales de lo más gay, al estilo de Rupaul Drag Race, Britney, Madonna, Lady Gaga, pero se atreven con rap queer como Cazwell o Big Deeper. Editan también un calendario solidario con las fotos de los jugadores del equipo gay de rugby, los Titanes, que son habituales clientes del bar, así como camisetas con la zarpa osuna, que son ya un ‘dress code bear’ oficial.

Leer más
Chueca
Advertising

Barbanarama

En Barbanarama son bienvenidos los osos, pero también chicas, trans, drgas, twinks (jóvenes delgados con pluma) sin importarles esa tendencia de la masculinidad fake que se ha instalado en Chueca, y sobre todo en el colectivo de los osos. Es un local muy divertido, con vocación pop y queer. Emiten RuPaul's Drag Race todos los sábados a las 22 horas, una verdadera celebración de la "cultura marica", que hace que todos los asistentes comenten todo con pelos y señales. La música es también de videoclips de los temas gays más recalcitrantes, pasando por el pop español , las divas rosas y algo de indie rosa. Es frecuentado por cubs (ositos jóvenes o cachorros), "viejovenes rosas" y alguna que otra "mari liendre" (las amigas de los gays).

Leer más
Chueca

Bears Bar

Este bar es de los más obvios para la comunidad bear: el nombre, el logo y sus asiduos son 100% oso, con la bandera y un oso con madroño incluido. Normalmente los más fieles superan los 90 kg, y lucen sin complejos sus lorzas, y sus barbas descuidadas ataviados con camisas de cuadros y vaqueros del Primark. Es el reducto más radical del mundo ‘bear’ y sus gruesas paredes están cubiertas con arte ‘bear’.

Leer más
Chueca

Fraggel Pop

Acaba de estrenar sede y es uno de los esenciales del mundo ‘bear’. Fraggel Pop se ha fusionado con el emblemático local Búho Real en un proyecto renovado en el cual tienen cabida la música, las actuaciones en directo, la literatura, el teatro... Continúa con el legado de Búho Real ofreciendo conciertos todos los días y eventos estáticos como el ‘micro abierto’ de los miércoles de la mano de ‘Noche de Búhos’, los monólogos en inglés una vez al mes ofrecidos de ‘Stand up Yours’, el evento mensual literario de la mano de ‘Poesía sin mordazas’, presentaciones de libros, o el microteatro de los domingos con el revolucionario ‘Fraggel Off'.

Leer más
Chueca
Advertising

The Paso

Este pequeño bar es otro de los que está lleno todos los días de la semana y suele ser uno de los  elegidos por los osos para tomar sus copas. Ligoteo, videos musicales, alcohol rulando y un público gay muy variado, con predominio de turistas y chicos latinos. Se podría catalogar como el bar gay latino de Chueca, pues tanto la música como el estilo sería muy parecidos a los de un bar gay de Miami o del centro comercial Jumbo de Playa del Inglés (Gran Canaria). Como hay gente siempre, suele ser el sitio recurrente para los osos, si no han podido ligar antes.

Leer más
Chueca

Bearbie

Es la discoteca de osos por excelencia de Chueca y cada vez atrae a más estereotipos gays. En el local de la mítica boite de los 70 Long Play, cada fin de semana a partir de las 3h (cuando cierran los bares) se llena de ambiente rosa. Una Barbie barbuda es su imagen corporativa y define perfectamente el estilo del sitio. Cuenta con dos pisos de estilos diferenciados: arriba más pop petardo y fiestero y osos travestidos; abajo, algo más techno y pop de calidad en un intento de hacer del club el preferente de los osos que se quitan la camiseta.

Leer más
Chueca

Mordisko

Esta sesión ha triunfado en la sala Cabeza 33 y es uno de los clubs de moda para los osos jóvenes y desprejuiciados que viven en el barrio de Lavapiés, el reino rosa de los "cubs" (cachorros alternativos). Una sesión de música electrónica en todo lo alto, que también se hace en la sala Changó una vez al mes. Tatuados, con barba hipster, pelo platino, tatuajes capilares, y gran parte de ellos asiduos de las peligrosas sesiones de "chem sex" (es decir fiestas privadas de sexo con diferentes tipos de drogas gays como el ghb o el popper) tras el cierre de las discotecas.

Leer más
Lavapiés
Advertising

Griffin's

Abierto desde 1982, es el bar-discoteca oficial de los fans de los ‘daddys’ (hombres de más de 50 años). La tan denostada diversidad del mundo gay hace de este local veterano en la noche de Chueca uno de los más singulares por su dedicación al sector senior, mucha veces marginado del mundo de glamour, moda y frivolidad de los gays adictos al culto al cuerpo y a la cirugía estética. Aquí no hay drags, sino ‘travelos’ al estilo del fallecido y reivindicado Paco España, que no imitan a Lady Gaga sino a Lola Flores.

Leer más
Chueca
Mostrar más

Razones que hacen de Madrid la capital mundial osuna:

-Una alcaldesa gay friendly que pone una bandera gay gigante en la sede del ayuntamiento y viste la estación de metro de Chueca con el arco iris.

-La diversidad del barrio gay oficial, Chueca, y de los nuevos barrios gays alternativos como Lavapiés, la Latina, Vallecas, Malasaña o Justicia.

-El culto a la comida y a las tapas de Madrid, con más bares por metro cuadrado que cualquier ciudad americana o europea y todavía a años luz de las modas de lo orgánico y lo healthy. En Madrid atiborrarse a comer y beber no es políticamente incorrecto.

-Madrid es una ciudad sexual y existen bares gays con cuarto oscuro (The Cage, Organic, Strong Center, Attack, Club Baco, Boyberry...) y clubs privados legales de sexo. A la altura de Berlín, sino por encima.

-En Madrid sobrevive el cruising (ligar en la calle), una de las actividades favoritas del mundo oso: baños de estaciones de autobús y trenes, el parque del Oeste, el parque del Retiro, el templo de Debod, la Casa de Campo, etc. Y al oso le gusta estar salvaje y en el exterior.

-Los bares de osos están todos a poca distancia y se puede hacer una ruta desde muy pronto en la tarde hasta muy tarde en la madrugada. Toda la 'disneylandia gay' está a tiro de piedra.

-Mientras en ciudades de Europa y América a las 3 de la mañana ya no hay locales donde ir en Madrid la juerga sigue como mínimo hasta las 6 de la mañana.

-Se bebe mucho y bien. La calidad del alcohol en los bares suele ser buena, y las copas aquí van el doble de cargadas que en el extranjero. Y beber es algo que  los osos hacen.

-La barba osuna está de moda en Madrid, y existen barberías especializadas para este colectivo como Bearbero, o Barbers Crew, que aparte son como un club social de osos.

-Los fastos gay en Madrid lo son por todo lo alto (sí, también en el doble sentido), y tanto el Mad Bear, como este año el World Pride son eventos de peregrinación de gays de todo el planeta atraídos por la libertad que se respira en Chueca.

Críticas y valoraciones

8 comments
Rafael L

Vaya mierda de artículo,yo he estado en casi todos esos locales y no acierta ni una.

H F

Este artículo es lo más homofobo que he leido desde hace tiempo.

Parodia de la estética más hetero y masculina? Es decir identificais solo como "hombres heteros y masculinos" aquellos que tienen barba y vello salvaje, pero sin son gays son "parodia".

Pues no. Un hombre puede llevar barba y tener vello salvaje (incluso en la espalda, queridos. Es que simplemente sale y algunos , muchos, no nos depilamos, independientemente de con quien follemos) y no por eso ser heterosexual. Un hombre puede ser lo que vosotros mal llamais "masculino" y ser gay. Un hombre heterosexual puede tener otra estética y ser masculino.

Me ha dado tanto asco que esta revista, que amo en su versión neoyorquina, de este patinazo homofobo y asqueroso!!!
Miguel Angel A

La lista está muy bien, han nombrado a todos los que básicamente están en la zona aunque he de decir que la información dada en algunos casos no es la correcta, mezclan cosas de unos bares con los de otros pero a grandes rasgos está bien.

Andy H

Una lista muy útil!  Espero que probar algunos de estos restaurantes contigo cuando te visito, David ;-)

Manex R

Entusiasmado con tu artículo. La comunidad Osuna es (con diferencia) la más amigable del rubro gay y con tan buenas recomendaciones, da muchas ganas de adentrarse en cada uno de estos lugares a descubrir sus maravillas y disfrutar de tan deseados osos. ¡Gracias, lo pondré en práctica cuanto antes!

Francisco A

Que lindo texto David de Ferrán  ....quiero decirte que a mi me  encantam los osos y todo eso que escribiste es verdad ( existe una gran diversidad con sus códigos propios...) ...siempre cuando voy a Madrid me  encanta irme al barrio Chueca que es un sitio oso en Madrid ...Abrazo, Francisco.

Antonio B

Grandísimo y completísimo dossier. Felicidades y gracias eternas por regalarnos esta guía tan útil y con tantos matices. Muy grande.