Las mejores bravas de Madrid

Desde las recetas más creativas a las bravas clásicas que nunca fallan, una selección de bares donde acompañar cada caña con esta sabrosa y picante ración

Las Bravas

El corte de la patata, la temperatura del aceite, el secreto de la salsa… todo influye a la hora de preparar la ración perfecta de bravas. Una clásico de la hora del tapeo que en Madrid sigue protagonizando aperitivos y tardes de cañas. En la capital podemos encontrar desde recetas de toda la vida y bares que se han hecho un nombre gracias a sus bravas hasta locales de reciente apertura e innovadora cocina que reinventan este tradicional plato sin perder su famoso sabor picante.

Docamar

Si quieres probar unas de las mejores patatas bravas de la ciudad tendrás que peregrinar hasta aquí, una dirección fuera de la m-30. El secreto se lo reparten las patatas y la salsa especial de la casa. Otras de sus especialidades son la oreja de cerdo o su cazuela de caracoles. Su terraza es una atractiva parada cuando llega el buen tiempo.

Quintana

Las Bravas

Decorado en el luminoso naranja característico de la salsa brava, que según dicen, Las Bravas tiene el mérito de haber inventado. Hoy en día sigue siendo un clásico de esta ración al que peregrinan cada día más turistas que madrileños.

Sol
Advertising

Moncayo

Este pequeño bar de barrio se ha hecho famoso por su especialidad: las patatas bravas. Sirven unas raciones a buen precio con abundante salsa que dan ganas de repetir y acompañar de dos botellines más de cerveza. Acompañan cada consumición con una tapa. La oreja está también buenísima.

Pueblo Nuevo

Bar Alonso

Un bar de toda la vida, donde tapear con unas cañas bien tiradas. El Bar Alonso es uno de los locales más míticos de la capital y toda una institución en lo que a tapas se refiere, sobre todo sus bravas y callos. Esta cervecería y marisquería fue fundada hace más de medio siglo y generación tras generación han logrado mantener intacto su esencia. Aunque el espacio es pequeño (tanto es así que para ir al servicio hay que pasar por debajo de la barra), merece la pena pasarse a probar su marisco de O Grove y por conocer a Julio, su amable dueño y camarero.

Chamartín
Advertising

Taberna Acuerdo

Una tasca de toda la vida que sobrevive entre Chamberí y Conde Duque entre aperturas de bares modernos y restaurantes hípsters. Buen precio, mejor calidad y ambiente de barrio. Sirven cañas bien tiradas y raciones abundantes nada caras. Sus bravas son famosas en medio Madrid. Solo admiten efectivo.

Conde Duque

Bodegas la Ardosa

Local minúsculo con un exterior precioso decorado de antiguos azulejos y  un interior con paredes llenas de botellas de vino apiladas. Muy buenas sus patatas bravas y sus torreznos, así como las sardinas y las conservas de marisco. Las cañas siempre dobles y está delicioso su vermú de grifo.

Chamberí
Advertising

La Chula de Chamberí

Uno de los mejores ejemplos de neotaberna. Producto bien seleccionado, ejecutado con destreza y sencillez, etiquetas vinícolas que apetece probar. Embutidos, cazuelas, tostas, raciones para chuparse los dedos (ojo a sus bravas)… Pocas mesas altas y una mesa baja para ocho comensales donde convencerás a tus amigos de que eres un foodie con buenas cartas.

Almagro

AskuaBarra

AskuaBarra. Entendamos aquí el apéndice barra como una manera de aligerar el retrato, más canónico, de la casa madre (más exactamente, casa padre: Askua), como un proyecto ajustado a los tiempos, más a pie de calle y cocina a la vista, menos formal, diáfano, quizás algo austero... Barra como concepto, porque barra, haberla, háyla, pero flanqueada por una decenas de mesas, que son, a la postre, el verdadero centro del espacio. Sus raciones tradicionales son de lo mejor de la ciudad, incluida sus deliciosas bravas.

Sol
Advertising

Estado Puro

Un nuevo concepto de bar de tapas que nace de la mano de Paco Roncero y NH Hoteles. La decoración del local tiene un toque cosmopolita y divertido a la vez. En su menú podemos encontrar platos típicos del tapeo español como la ensaladilla rusa, la tortilla española o las croquetas de jamón, todos reinterpretados por el prestigioso chef. ‘Tapa never dies!’ como ellos mismos afirman.

Barrio de las Letras

Críticas y valoraciones

1 comments
Javier I

Discrepo!! las mejores bravas de la capital son las de la bodega central de argüelles.

todo esto despues de haber probado la mayoria de estos sitios ;)