Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Le Labo
© Le Labo

5 perfumes (casi secretos) que sí querrás pedir a los Reyes Magos

Estos son los perfumes más desconocidos y misteriosos con los que acertarás seguro, tanto para regalar, como para darte un capricho

Escrito por
Noelia Santos
Publicidad

Si quieres que todo el que pase por tu lado te pregunte cuál es el perfume que llevas, toma nota, porque aquí están las fragancias por las que querrás cambiar para siempre. Da igual si eres hombre o mujer, porque este es un terreno de lo unisex. Y es más que probable que no hayas escuchando nunca hablar de ellos, forma parte del secretismo y el misterio que rodea este tipo de perfumes misteriosos (y más costosos que los comerciales), territorio exclusivo de la gente bien. Hasta ahora. 

RECOMENDADO: Perfumerías para no oler como los demás

  • Tiendas
  • Cosméticos y perfumerías
  • Chueca

Estar dos años sin sacar ningún perfume nuevo, es algo que solo pueden permitirse unos pocos privilegiados. Y Le Labo es uno de ellos, la marca de perfumes de autor que ha venido de Nueva York previo paso por Grasse (la cuna francesa del perfume) hasta Salesas. Se llama Té Matcha 26, y si quereis saber a qué huele esa nueva creación, anotad: té matcha (obvio), pero también a higo maduro, a maderas de cedro y vetiver, y a naranja amarga. Un aroma muy singular y personal, como todo lo que hace Le Labo. Si por lo que sea tenéis dudas o sois de los que prefieren no arriesgar demasiado, apostad por Santal 33, tan singular y personal que no hay manera de bajarlo del pedestal de los más icónicos de la casa. Lo encontraréis en Le Labo, en la boutique que la firma ha abierto en Salesas. 

Precio: 160 euros (frasco de 50 ml).

  • Tiendas
  • Cosméticos y perfumerías
  • Chueca
  • precio 3 de 4

Los recuerdos tienen aroma, huelen a lugares y buenos momentos. Y Memo, una casa fundada en París en 2007 por un irlandés y una española (de Andalucía y apasionada por los viajes), lleva desde entonces capturándolos y metiéndolos en frascos de perfume. Si habéis estado en Finlandia contemplando auroras boreales en medio de un lago helado, junto al calor de una hoguera encendida en el centro de una 'kota' (como llaman a las cabañitas super acogedoras de madera), ya sabéis a qué huele este perfume. Si por el contrario no habéis estado y queréis experimentar esa sensación de calidez que solo el país más feliz del mundo puede transmitir a pesar de estar a -20 grados de tempeatura, probad Flam, porque os teletransportará directamente allí, a ese pequeño puerto rodeado de cabañas teñidas de rojo a la sombra de los fiordos. Huele a bergamota, a naranja amarga, a la frescura brillante de la salvia aromática y el jazmín sambac, con notas suaves de madera de cedro. La sensación de bienestar hogareño se consigue con el haba tonka y la vainilla combinada con ámbar mineral y un dulce almizcle blanco. Decidme que no estáis imaginando ya los barcos vikingos deslizándose por aquellas aguas a lo lejos... En ese caso, id hastsa Abanuc (en Salesas), porque es uno de los pocos sitios en Madrid donde lo encontraréis. 

Precio: 205 euros (en frasco de 75 ml).

Publicidad
  • Tiendas
  • Cosméticos y perfumerías
  • Barrio de Salamanca

Nos vamos hasta las calles de Bombay con esta fragancia amaderada y llena de contrastes. Es Mumbay Noise, el homenaje de Byredo a la multitud sensorial y multifacética de la capital de la India (seguro que ya estáis pensando en el incienso, en los puestos de especias y bolsos de cuero). Esta casa de perfume nacida en Estocolmo en 2006 combina las notas olfativas y sensoriales de manera muy creativa, dando lugar a aromas repletos de contrastes. Como este Mumbay Noise, en el que sobresalen maderas ricas y cálidas, ámbar luminoso, Davana aciruelado con cuero y café amargo que se combinan con granos de haba tonka que le dan ese caracter dulzón. El perfume contemporáneo no se entiende sin esta 'maison' sueca, y Madrid es una de las tres capitales (fuera de Suecia) en las que cuenta con una boutique propia. 

Precio: 135 euros (frasco de 50 ml).

  • Tiendas
  • Cosméticos y perfumerías
  • Barrio de Salamanca

¿Queréis oler a limpio pero a la vez desconcertar y despertar todos los sentidos de quien se acerque a vosotros? Tomad nota de este aroma de Diptyque, considerada una de las grandes casas de la perfumería contemporánea, singular y pionera. Se trata de Eau des Sens, un perfume desconcertante pero a la vez irresistible. Y exótico. Y delicado... Debido a sus ingredientes, podría definirse algo así como un todo al naranjo amargo, porque reúne todas sus dimensiones dentro de un solo frasco, desde las raíces hasta los frutos, pasando por los tallos e incluso las hojas. Por eso es fresco, huele a azahar; pero también a raíz de angélica, pachulí y baya de enebro, un ingrediente 'sorpresa' que hace que este perfume sea aún más inesperado de lo que pueda parecer. Y, por el bien de nuestros bolsillos, se presenta en agua de colonia, lo que lo hace un poco más asequible. Que también gusta. 

Precio: 82 euros (frasco de 50 ml).

Publicidad
Nature Insolente, de Maison Matine
Laconicum

5. Nature Insolente, de Maison Matine

No toda la perfumería es clásica, y como su propio nombre indica, este aroma habla de ser insolente, de volver a nuestros instintos primarios. Y qué bien que existan casas como esta Maison Matine, una firma francesa que ha venido para agitar los códigos tradicionales de la perfumería parisina con un equipo de perfumistas y diseñadores jóvenes (de ahí que el diseño de sus frascos sea tan llamativo como su aroma). Pero, ¿a qué huele Nature Insolente? A cítricos (naranja, limón, bergamota), a flores (lirio del valle), y sobre todo a aromas naturales y reconocibles (menta, melón, cedro, almizcle...). Por eso es punzante y amable a la vez. Y, además de su precio (asequible para este tipo de perfumes), ni es ampuloso ni tiene género, pueden usarlo tanto hombres como mujeres. ¡Qué insolente! 

Precio: 55 euros (frasco de 50 ml). De venta en Laconicum

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad