18 Me encanta
Guárdalo

Bares con tapa gratis en Barcelona

Una selección de locales que acompaña la consumición de una tapa, una costumbre tan singular como poco frecuente en nuestros lares

©Ivan Giménez
La Bocatería de Mitre

Parece increíble, pero es cierto: hay tapas gratis en muchos bares de Barcelona. ¿No os lo creéis? Os hemos diseñado una ruta para visitar algunos de los locales donde la comida va incluida con la bebida. Apuntad las direcciones y preparaos para llenar el buche por poco dinero.

Bar el Bocata

Sabéis aquellas terrazas de hotel diseñadas para interioristas multimillonarios con cócteles multicolores, tapas exóticas y una banda tocando bossanova? Muy bien, pues la otra cara de la moneda es un lugar tan susceptible de ser estimado como el Bar el Bocata, tan recomendable con la terraza del W Hotel, pero en el extremo contrario. El Bocata se encuentra en Sants, otro de los tímidos bastiones de la tapa gratuita en Barcelona, y tiene, además de tapetes para acompañar la bebida, unos bocadillos sencillos y bien buenos y una terraza la mar de agradable.

Leer más
Sants - Montjuïc

El Capritxo

Ocupar una de las mesas de este bar abierto a Sants hace siete años es trasladarse a la mismísima Jerez de la Frontera, localidad donde nació Araceli, cocinera y propietaria de este local de Sants que existe sólo para rendir homenaje al pescado. Y, más concretamente, a la cocina marinera andaluza tan propia de la costa gaditana, que se manifiesta en un surtido de tapas de pescado for free con la bebida: boquerones, tiras de calamar, pescadillas ... Omega 3 y proteína para el cuerpo Así pues, con los 2 euros que te cuesta una caña. Y olé.

Leer más
Sants

Raspall

El Raspall recibe muchos clientes cada día, empujados, sobre todo, por la oferta efectivísima de dar una tapa con la caña, vino o vermut. Por dos euros de nada, podrás acompañar la bebida con –¡agarraros!–: hamburguesitas con guarnición, albóndigas, tortilla de patatas, tabule, brocheta tandoori, pastel de verduras, hummus, croquetas y paro que se me acabará el espacio.

Leer más
Vila de Gràcia

La Bocatería de Mitre

Cuando un sitio tiene un bocadillo que se llama kiki (pechuga de pollo, mayonesa, lechuga y tomate), kiki completo (lo mismo con bacon) o vaquiña azul (bistec con queso azul), sabes enseguida que puede disfrutar de toda tu confianza, aunque el erótico (lomo con chorizo picante) vendría a ser todo lo contrario de tu idea de sensualidad. Además, con la bebida te ponen sin que lo pidas, alguna tapa caliente como bravas, chistorra o chorizo picante, o fría como butifarra blanca, atún con pimiento o sobrasada, en un bar auténtico e informal, 'de barrio' en el más maravilloso sentido del concepto.

Leer más
Sarrià - Sant Gervasi

La Cova

Este local mítico de Hostafrancs se llamaba antes Casa Mayo y era un clásico de la tapa gratis en Barcelona. El local se traspasó, pero Juanjo, nuevo maestro de ceremonias, no sólo quiso ser fiel a la filosofía de sus antecesores, sino también mejorarla, con permiso de Casa Mayo. Y es que aquí te sirven una tapa del día que puede ser un canelón relleno de mousse de salmón, una cuchara de chipirones rellenos, almejas, pulpo, croquetas, embutidos ibéricos, quesos, oreja, pescaíto frito y otras delicatessen que van mucho más allá de la clásica -y absolutamente respectable- chistorra.

Leer más

Gata Mala

En La Gata Mala no solo te servirán con tu bebida una tapa de ensaladilla, empedrado, tortilla o chistorra, sino que también lo harán con una sonrisa y diciéndote "cariño". Te sentirás, pues, como en casa de tu madre, un lugar donde la prioridad es alimentarte bien con una cocina 100% casera, que te sientas bien y, en consecuencia, que vuelvas más a menudo. En La Gata Mala te irán cambiando la tapa con cada bebida para que no repitas, por lo que saldrás cenado por menos de 10 euros (las cañas van a 1,60) y diciendo mamá a Luci y la Trinity, simpatiquísima pareja propietaria.

Leer más
Gràcia

Cal Chusco

Si hay un barrio en Barcelona donde todavía se puede encontrar una leve tradición de tapeo gratuito es, con permiso de Sants, la Barceloneta. Y un referente en la materia es desde hace muchos años Cal Chusco, donde con la caña (2 euros) o el quinto (1,20), te pueden poner desde una ración de jamón o queso hasta bravas, chistorra, tortilla, croquetas caseras, bomba o lo que ese día salga de la imaginación de la Isabel, que practica una cocina homemade con buenas dosis de pescaíto, y cada día tiene cinco o seis tapas diferentes para servir con la bebida.

Leer más
La Barceloneta

Tapa la Canya

El nombre de este establecimiento es una declaración de intenciones: chorizo, chistorra, croquetas, tortillas (de espinacas, queso, roquefort), ensalada rusa, ensalada de cangrejos ... Pequeñas tapas que acompañarán tu caña a 1 euro, en un local que se encuentra en las antípodas de la sofisticación cosmopolita en forma de brunchs del barrio que la acoge. Tapa la Caña es, pues, aquel lugar idílico y alejado de cualquier pretensión estética donde cenaréis como señores por prácticamente el mismo precio que pagarías por un smoothie, ironías de Barcelona, en cualquier local de la zona.

Leer más

Jamonería Silvestre

Fans del embutido de calidad, jamones Silvestre es el lugar donde debe ocupar una mesa y pedir un refresco o una caña. Porque con cada bebida Juan le pondrá una tapita que puede variar pero que, en líneas generales, será de embutido: desde un jamón serrano hasta un chorizo o salchichón acompañados de una rebanadita de pan, aunque también podrá ser alguna tapa de queso. Todo ello en una charcutería-charcutería de aire informal, un auténtico homenaje a un animal que ahora vuelve a ser tendencia y que aquí nunca se ha dejado de venerar: el cerdo.

Leer más

Críticas y valoraciones

1 comments
Ana D
Ana D

Os falta el Hendrix en travesera/balmes! El local es muy chulo, perfecto para un afterwork.