Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Sprint final hacia la Maratón de Barcelona

Sprint final hacia la Maratón de Barcelona

Alimentación, entrenamientos, carreras de preparación, salud… ¡Los mejores consejos para prepararse para la Maratón!

Mitja marató Barcelona
Por Pere Bosch |
Advertising

El mes de marzo hace meses que está marcado en vuestro calendario: se acerca la Maratón. Aunque parezca mentira, si todo ha ido como tenía que ir, ya habéis superado lo más difícil. El trabajo duro ya está en las piernas. Ahora es hora de tomárselo con calma y preparar el gran día. ¿Cómo? Aquí tenéis unos cuantos consejos para plantaros el domingo 16 por la mañana en la avenida Maria Crisitina cien por cien preparados.

Tres semanas antes tocan los recorridos largos, de entre 30 y 32 kilómetros. A partir de este punto, id reduciendo la distancia para que el cuerpo pueda asimilar tantos meses de esfuerzo. Procurad entrenar al mismo ritmo que queréis correr la maratón, para que el cuerpo memorice la cadencia. Esto también os ayudará a no dejaros llevar por la emoción en los primeros kilómetros el día de la carrera. La clave es mantener la chispa y no pasarse de distancias para acabar agotándose antes de hora. Descansar empieza a ser tan importante como correr. Incluso, si tenéis tiempo, podéis dividir el entrenamiento diario en dos: un rato por la mañana y otro por la tarde. Así no cargaréis tanto las piernas. Para esclarecer las últimas dudas, la organización de la Maratón os propone un entrenamiento -abierto a todo el que quiera- el 1 de marzo a las 9 de la mañana en la Carretera de les Aigües. Se hará el recorrido entero de ida y vuelta -18 kilómetros -con las mismas liebres que os marcarán el ritmo el día de la carrera. Claro que, para superar tantas horas de correr en solitario pensando en la maratón, lo mejor es buscar carreras cada fin de semana. Rodeados de 'runners' lo veréis todo más fácil. Su habéis seguido el planning previsto, ya habréis corrido la Maratest de Badalona y Montgat. ¿Qué tal fue? Lo ideal es que, al acabar la carrera, todavía os sintierais con fuerzas para correr 12 kilómetros y 195 metros más. Si es así, ¡ya lo tenéis! Para las dos últimas semanas, podéis poneros a prueba en la carrera científica del Hospital de Sant Pau -tenéis dos horas para dar vueltas y más vueltas a este centro médico- y en la Transplant Run, de cinco kilómetros. Si veis que las zapatillas deportivas que habéis utilizado hasta ahora empiezan a desgastarse de tantos kilómetros, no dudéis: o las aguantáis hasta la maratón o las cambiáis ahora mismo -y más vale que las nuevas sean del mismo modelo-. Hacerlo durante la última semana es una temeridad en la que, por difícil que sea de creer, caen muchos atletas. Sobre todo los que se dejan liar en la Feria del corredor los días antes de la maratón -como niños en un puesto de chucherías-, se compran un modelo nuevo y no pueden esperar a estrenarlo. ¡Cuidado, las ampollas van que vuelan! Aquí tampoco es hora de hacer inventos. Ya sabéis: cinco comidas al día, con buen aporte energético. Evitad sufrimientos. Si os invitan a un restaurante exótico o el cuñado os quiere demostrar que, por un día, él también sabe cocinar, tirad del catálogo de excusa por una vez. Cuanto más cerca estéis de la carrera, más tenéis que comer de forma habitual. Si estáis acostumbrados a levantaros con un pan con tomate en la mesa, pues una buena rebanada el día de la carrera -la podéis acompañar de yogur y fruta fresca-. La semana anterior, bebed mucha agua y comed unos buenos platos de pasta -aprovechad y consultad nuestra lista de los mejores restaurantes italianos de Barcelona-. Aunque parezca mentira, justo cuando el cuerpo está más puesto a punto es cuando más probabilidades hay de pillar un resfriado inoportuno. Las defensas han ido locas por todo el cuerpo, exprimido con tanta carrera, y un golpe de aire inoportuno o un cambio de temperatura -hola, ¿mes de marzo?- puede hacer que vuestro compañero en los días previos a la maratón sea un resfriado fastidioso. Por lo tanto, cuidado con las tertulias post-entreno. Todos hacia la ducha rápidamente. ¡Ah!, y tened en cuenta que la maratón empieza a las 8.30 de la mañana. Por lo tanto, recordad meter unos guantes y una braga en la mochila. ¡Bravo! Con la medalla luciendo en el comedor de casa y el orgullo de un flamante finisher, quizá os sentís a punto para comeros el mundo. Venga, intentad salir de casa bajando las escaleras en vez de en ascensor... ¡Ay! los músculos de los héroes también se quejan. Mimadlos como se merecen. Cuidado con los estiramientos -sí, habéis leído bien-, porque pueden empeorar las pequeñas roturas musculares que habéis sufrido durante la carrera. Bebed mucha agua y tomad baños de contraste -frío y calor-, de vapor o una sesión de sauna. ¿Y el deporte? Durante la primera semana, pensad en caminar o nadar. Si seguís con ganas de correr, ya tendréis tiempo más adelante.

También te gustará

Qué hacer

5 rutas para echar a correr

¿No tienes suficiente fondo para hacer la carrera de la Mercè? Os proponemos 5 rutas para iniciaros en el 'running' Conoces a gente que sale a correr y lo recomienda, cada vez hay más guías y libros de atletas que cantan las virtudes de correr y las carreras populares ganan adeptos. El deporte de moda es tan sencillo de practicar como el propio gesto de abrocharse las zapatillas, o eso parece. Si queréis participar en la carrera de la Mercè, pero no os sentís en forma, os proponemos cinco rutas para principiantes en esto del 'running'. El clásico de los clásicos, la Ciutadella El campeón del mundo de duatlón, Roger Roca, nos aconseja un lugar llano para comenzar y alternar series caminadas y series trotadas. Buscamos un lugar verde -para no respirar demasiado dióxido de carbono- y céntrico y nos viene a la mente el parque de la Ciutadella. Se trata de un circuito sencillo, de poco más de dos kilómetros, con inicio y final en la entrada del paseo Picasso (no rodea el lago ni pasa por delante del Parlamento, pero si os quedáis con ganas de más kilómetros podéis ampliar la ruta a vuestro gusto). Los hitos verdes marcan un camino que está lleno de obstáculos animados, si uno se dispone a recorrerlo un domingo al mediodía. Montjuïc a pie plano Memorizamos los circuitos deportivos de la ciudad que encontramos en Internet y como segundo reto nos proponemos completar el circuito sencillo de Montjuïc (se puede acceder con el teleférico o caminando, una buena manera de calentar

Advertising
Restaurantes

Placeres saludables

Estos son los mejores lugares de Barcelona para cargarse de vitaminas Lo más visto 20 cosas para hacer en Barcelona Cuando se viaja, uno de los objetivos es aprovechar al máximo el tiempo y volverse a casa con la sensación de no haberse perdido nada de lo más importante de la ciudad recién descubierta. Es una tarea complicada, lo sabemos, por eso os vamos echar una mano con esta selección de las 20 cosas que puedes hacer en Barcelona. Si se os quedan muchas en el tintero siempre podéis venir una segunda vez. 1. Pasea para descubrir la ciudad Barcelona es una ciudad grande, pero tiene un tamaño perfecto para conocerla a pie. Olvidaros por un día del metro o el autobús turístico y recorredla dando bonitos paseos y cogiendo fuerzas en su amplia oferta gastronómica. Podéis optar por visitar los edificios y parques más importantes de la ciudad como la Ciutadella, el parque de Joan Miró o el castillo de Montjuïc, pero también existe una Barcelona que no sale en las guías. Os animamos a subir hasta Horta, a conocer el encanto del barrio de Sant Andreu, a ver una cara del Eixample menos conocida y a disfrutar de cinco panorámicas únicas. Pero también existe la oportunidad de conocer la ciudad pedaleando. Numerosas son las rutas que la recorren, nosotros os proponemos 10 itinerarios por la ciudad y alrededores para que descubráis Barcelona a golpe de pedaleo, tanto si estáis en forma como si no. Y si sois aficionados al running y no os permitís una tregua ni estando de vacaciones, est

Deportes, Gimnasios y centros de fitness

Gimnasios: para ponerse en forma

Ya no hay excusa. Hemos hecho el trabajo sucio. Estos son algunos de los gimnasios de la ciudad con mejor relación calidad-precio. DiR La cadena de gimnasios DIR es la más extensa de la ciudad con centros repartidos por toda la ciudad (Diagonal, Maragall, Gràcia) y reúnen a público de lo más diverso. La última apertura es un moderno centro en las galerías Drugstore David (Aribau, 230). Son 4.000 m2 con una sala de fitness con la última tecnología, una sala de SpinDIR, dos salas de actividades dirigidas, servicio de estética y nutrición, el restaurante Saibò, la Unitat Mèdica d'Esquena y la Unitat per a la Valoració de la Salut. Otra de las novedades es el gimnasio que ocupa el espacio de la antigua discoteca Up & Down (Flos i Calcat, 22). 1.000 metros cuadrados con espacio termolúdico, baños de vapor, ducha de gel, servicio de masajes y fisioterapia, servicio de nutrición, sala de fitness y SpinDiR. Las cuotas mensuales van a partir de los 24,55 euros, pero varían en función de las franjas horarias, la forma de pago o los descuentos. Holmes Place Balmes Un clase A. Recibe la visita casi diaria de muchos vips. Es uno de esos gimnasios que no huele a cloro y las salas de actividades dirigidas se parecen más a salas de ensayo de Broadway que a clases de gimnasio escolar. La zona de aguas es preciosa. Los clientes tienen servicio de toallas y productos de baño y ducha. Europolis Les Corts De excelente relación calidad-precio. La piscina, las aguas lúdicas y el jacuzzi, con crista

Advertising