Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Four Corners
Foto: Haydon PerriorFour Corners

Abre en Barcelona la primera pizzeria estilo Detroit de España

Four Corner trae al hotel The Hoxton esta variedad de pizza cuadrada y esponjosa

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

La pizzeria Four Corners, sita en el nuevo hotel The Hoxton (Avinguda Diagonal, 205. 934 86 88 00) en Poblenou, practica este estilo. ¿Y qué narices es la pizza de Detroit? Pues una pizza cuadrada y esponjosa, con un borde altísimo y crujiente que se deja comer mejor que el tradicional napolitano. Y que suele hornearse en moldes cuadrados metálicos que en su origen eran las típicas bandejas de metal para poner debajo de los coches que perdían aceite (se diferencia de otra pizza de masa gorda vecina, la redonda de Chicago, en que esta última lleva cantidades industriales de queso). 

Y ojo al dato, que la carta de The Hoxton, un hotel cuatro estrellas al lado de la sede en Barcelona de Mark Zuckerberg –aka Torre Glòries– la ha diseñado ni más ni menos que Anthony Falco, gurú norteamericano de la pizza, que cuenta en su haber con hitos como la hipsterización gurmet de la pizza napolitana, en la emblemática Roberta's de Brooklyn, por allà el 2009.

Four Corners
Foto: The HoxtonFour Corners

¿Vale la pena, la pizza de Four Corners? Mucho. No es para nada mazacota, al contrario: es ligera y esponjosa, y los cortes son enormes, con grandes alveolos que delatan una fermentación larga. Y las recetas son deliciosas: la vodka meatball, con albóndigas, salsa de vodka, parmesano, pecorino, cheddar y albahaca, es una locura, y tampoco se quedan atrás la de mortadela con pesto de pistachos. La oferta es buena: una pizza grande cuesta 24 euros, pero de ella comen dos o tres sobradamente. De entrante, ensalada césar, parmigiana, y postres como tiramisú casero y helados de Delacrem (de los desayunos se encargan los magníficos Funky Bakers). 

Four Corners
Foto: Four CornersFour Corners

Four Corners se llama así en honor a los cuatro lados de la porción, y también porque tiene cuatro espacios: una tienda de porciones en la que comer o llevarse unos 'slices' con una cerveza bien fria (de Garage Beer o La Textil, latas de grandes birrerías locales a precio de tienda), una tienda de comestibles con producto de proximidad, con vinos, embutidos, conservas y quesos, un restaurante diàfano elegante y cómodo, y una terraza deliciosa, oculta en ese ecosistema de plazas interiores a la sombra del skyline del 22@ que hay que disfrutar más

NO TE LO PIERDAS: Las mejores pizzas de Barcelona  

Lee el número de mayo de Time Out Barcelona con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Más de Love Local

    Últimas noticias

      Publicidad