Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Shane MacGowan a 'Fiesta'
YouTubeShane MacGowan a 'Fiesta'

El regalo que Shane MacGowan hizo a Barcelona o cómo se grabó el clip de 'Fiesta'

Lloramos la muerte del cantante de The Pogues y recordamos su tema más conocido, que tocó en el Zeleste, cuando aprovechó para hacer el videoclip entre Barcelona y Tiana. Nos lo explica el fotógrafo Jordi Oliver

Escrito por
Begoña García Carteron
Publicidad

Todo empezó en el 88 cuando se anunció el concierto de The Pogues en Zeleste (el actual Razzmatazz). Jordi Oliver, entonces un chico de 19 o 20 años que solo pensaba en pasárselo bien, como toca a esta edad, enredó a sus colegas. No le resultó difícil. The Pogues era el grupo irlandés folk punk por excelencia que solo conocían ellos en Barcelona, ​​o eso pensaban. Se prepararon para el concierto y fueron a darlo todo. Estaba a petar de peña, les conocía mucha más gente de lo que imaginaban. Un montón de jóvenes que no sabían que estaban a punto de ser los figurantes del nuevo videoclip del grupo, de un tema que se llamaba ‘Fiesta’; una canción que en ese momento ya sonaba en todas partes, en las radios, en las pistas... Sí, ese tema que aún suena en cualquier fiesta donde se quiera bailar y hacer un pogo. 

Shane anunció que querían grabar un videoclip, y que todo el concierto quedaría registrado. Y que quizás, algunos de los allí presentes, podían acabar de figurantes en el videoclip. Entre los colegas de Jordi estaba Maria, ojos azules y mirada rebelde, cabello rubio despeinado, punki, pura vida. Al ver el concierto, como les ocurre a muchas fans, se enamoró de Shane, el cantante. Quién no. Aunque fuera feo como él solo. Y sí, María, y Jordi también, y algunos otros colegas, fueron elegidos para hacer de figurantes en el videoclip. Estaban tan emocionados que, al acabar el concierto, se presentaron en el camerino para abrazar a Shane, que les recibió tan contento, les invitó a unos whiskies e, incluso, se intercambió la camisa con Dani, uno de los colegas del grupo que, por cierto, aún conserva la que le dio a cambio como un tesoro. 

Se presentaron en el camerino para abrazar a Shane, que les recibió tan contento

Al día siguiente fueron a hacer el vídeo a Tiana, donde bailaron a saco ¡Fiesta! Y en un momento dado, durante el rodaje, Shane y Maria se besaron y se cayeron al suelo. Lo primero que pensaron sus colegas fue ¿cómo María podía besar así a un tipo sin dientes? Se mearon de risa, todavía se ríen. 

María les abrió las puertas para conocer a Shane de cerca. Muy cerca. Al día siguiente les llamó desde el hotel en el que había acabado durmiendo con él porque necesitaban ayuda. Y Jordi cogió su Mini rojo sin pensárselo y los llevó al aeropuerto, como le pedían. Shane iba aún vestido de torero, como había salido en el videoclip, y llevaba una bolsa de speed en la mano (¡que había pillado en la plaza Real!) de la que iba lamiendo cada dos por tres. Y, al subirse al coche, pidió que saliera conduciendo disparado sin mirar atrás. ¿Por qué? 

María dio la respuesta. En vez de follar, Shane se había pasado la noche bebiendo y pintando grafitis en la pared de la habitación del hotel. Por eso las prisas... En el aeropuerto, un guardia civil no dejó que el cantante de The Pogues cogiera el avión, y no porque llevara drogas encima, que no encontró (ni siquiera buscó), sino porque iba demasiado taja.

Un guardia civil no dejó que el cantante de The Pogues cogiera el avión porque iba demasiado taja

Toda la banda ya se había ido a Irlanda menos él, que estaba solo. Solo no, vaya, con Jordi, María y Dani. Que nunca en la vida olvidarán esa noche. Lo mejor de todo, es que Shane y su banda se encargaron de dejar constancia. En el videoclip de 'Fiesta' (que veréis abajo), todavía pueden ver el recorrido de la fiesta que hicieron, eso sí, todo aderezado con imágenes de la Casa Batlló y de toreros haciendo corridas en plazas donde ya no se hacen estas cosas. Y mostrándonos una Barcelona, ​​con nuestra propia gente, que vale la pena redescubrir. 

Aquella noche no es el único recuerdo personal que les quedó de esos tiempos. María mantuvo su romance con Shane durante un tiempo, tiempo suficiente para que él la mencione en una de sus canciones, 'Lorca's Novena'. Años después, ella murió. Un cáncer cabrón. Y sus amigos la recuerdan sintiendo ese tema que Shane dedicó al poeta malagueño y en el que se arranca con un ‘Viva María’.

¡Viva María y viva Shane!

No te lo pierdas: Los mejores conciertos de diciembre

Lee el número de noviembre de Time Out Barcelona con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciuda

Últimas noticias

    Publicidad