Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Audience at Teatre Grec, summer 2020
Photograph: Edu Bayer

La noche que el Grec explotó: ¿cómo salvamos la cultura?

Un largo aplauso muestra el apoyo del público y del sector a la continuidad de los espectáculos en vivo de la ciudad

Por
Manuel Pérez
Publicidad

El estreno del espectáculo de la compañía belga Peeping Tom funcionaba como uno de los momentos más esperados del singular Festival Grec de este verano. El acontecimiento incluso se iba a retransmitir por televisión. Pero dos horas antes del inicio, el público no sabía si la función se iba a cancelar, si tenian que ir o no. Es la consecuencia de un fin de semana de tira y afloja político en el cual se han lanzado mensajes contradictorios en cuanto a los grandes acontecimientos culturales que se celebran en julio en la ciudad. Aún hoy, los espectadores no saben si podrán asistir a las funciones y conciertos previstos para el lunes y el resto de la semana.

Desde el viernes, y a partir de la implantación de las nuevas medidas de distanciación sanitario, el Ayuntamiento y la Conselleria de Cultura han lanzado mensajes positivos en cuanto a la seguridad de acontecimientos como el Grec o el Cruïlla, festivales que cumplen con los máximos protocolos sanitarios, con niveles de restricciones vigentes en la antigua fase 2 y toda la normativa activa en cuanto a distanciamiento, control de acceso y seguimiento de hipotéticos contagios. Mientras tanto, desde el Departamento de Salud y el Procicat se apuntaba a la cancelación en masa de todos los acontecimientos culturales en vivo, sin excepción.

#culturasegura

Durante todo el fin de semana, las redes se han ido llenando de numerosas manifestaciones del sector cultural reunidas alrededor del hashtag #culturasegura, y ayer en el Teatre Grec se pudo ver a espectadores con pancartas en las que se leía esta consigna. Un inusual y largo aplauso antes y después de la función de Peeping Tom sirvió al público para mostrar su apoyo a la continuidad del festival, con toda la grada en pie y muestras de indignación por el curso que han seguido los acontecimientos.

Son evidentes las contradicciones de una norma que castiga con cierres impuestos a los acontecimientos en vivo, a pesar de cumplir estrictamente con todos los protocolos, mientras que otros sectores menos normativizados solo se ven afectados por recomendaciones. En ningún caso se ha planteado equiparar teatro, conciertos y cines con otros servicios esenciales, con todas las implicaciones que ello conlleva.

Es evidente que la cultura en vivo se está jugando mucho. El Grec, como festival público, es solo la punta del iceberg, la cara visible de una problemática que apunta a un sector muy castigado, que fue el primero en cerrar y el último en abrir y que no ha estado vinculado a ningún caso de contagio. Otros acontecimientos privados como el Cruïlla o las Nits al Fòrum –este último ha lanzado la toalla por dos semanas– tienen las de perder en esta partida, si no hay un cambio de cartas.

¿Y en septiembre qué?

¿Qué mensaje reciben las empresas del sector de la cultura de cara a la gran reapertura prevista para septiembre y octubre? Se ha invertido mucho y se tendrá que invertir todavía mucho más para poder abrir teatros y salas la próxima temporada. Si a pesar de toda la inversión en seguridad la respuesta desde las autoridades es la incertidumbre, muchos no se atreverán a dar el paso y será un desastre todavía mayor.

En medio del debate político, todavía hoy lunes se espera una respuesta clara sobre la anulación definitiva o la continuidad de los grandes acontecimientos de julio en Barcelona. Desde el Ayuntamiento se pide al Gobierno que levante las prohibiciones. El largo aplauso en las gradas del Grec es la primera chispa de un conflicto que podría ir a más si se cancelan definitivamente todas las actuaciones previstas y el mensaje que se envía es que, a pesar de ser espacios seguros según la normativa más restrictiva, los teatros y el resto de espacios culturales tienen que bajar el telón.

Grec #laculturaesseguraFoto: Manuel Pérez

 

NO TE PIERDAS: La Generalitat limita los encuentros sociales y pide "quedarse en casa" sin salir de la ciudad

Las mejores ideas de ocio y cultura en la nueva Time Out Pocket interactiva

Últimas noticias

    Publicidad