Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Grado Sushi
Foto: Grado Sushi-Miquel MillánGrado Sushi

Sushi de alta cocina en una bodega del barrio de Sant Antoni

Grados Sushi es la nueva línea de negocio de la Bodega Chiqui, un bar clásico abierto en el año 1959

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

Hace unos años, nos asoló aquella manía de abrir negocios híbridos en los que la librería-restaurante fue el máximo exponente (y la máxima ridiculez, la tintorería-restaurante clandestinos, creo que Quim Monzó a raíz de aquello dijo que se esperaba para cualquier día de estos una panadería-prostíbulo).

Ahora bien, hay veces en que una mixtura de modelos encaja con una zapatilla hecha a medida en un pie fatigado. Como por ejemplo, el que os presentamos hoy: Grados Sushi, un restaurente de sushi –de momento para llevar– que se ha instalado en el Bar Bodega Chiqui, un clásico del vermú y aperitivo de Sant Antoni, abierto en el año 1959. 

Sonia Ràsol, tercera generación del Bar Bodega Chiqui, explica que ella y su pareja, el 'sushi master' Douglas Alves, "habían ido a Japón y habían visto que algunos de los mejores sitios de sushi eran bares a pie de calle, sitios que no distaban tanto de la Chiqui. Y a raíz del confinamiento se nos ocurrió empezar a ofrecer sushi take away en la bodega". Los vecinos de Sant Antoni que recogían comida para llevar empezaron, "tímidamente", a marcharse de casa con cajas de nigiris y makis. 

Grado Sushi
Foto: Grado Sushi-Miquel MillánGrado Sushi

En la primera desescalada, cuando reabrieron, las dos ofertas convivieron de una manera muy natural: una familia venía a hacer el vermú y una señora mayor pedía una variedad de boquerones y navajas y los hijos unos nigiris de salmón y atún, por ejemplo. "El sushi es una comida muy buena y directa, y en un local así se puede disfrutar igual de bien que en una taberna de aquellas de madera minimalista", explica Riasol. 

Y la verdad es que sí. El mármol, la pata de hierro y el fresco de la bodega con barricas procede de lo más sushi, que se reincorporará de nuevo cuando el Bar Chiqui reabra. Y lo que prepara Alves (con experiencia en el Ikibana y la Tunateca, a las órdenes de Hideki del Koy Shunka) es buenísimo. "Solo utilizo atún Balfegó, y me gusta el sushi clásico, nada de queso crema", explica. Pruebo: los cortes son precisos, limpios y llenos de sabor, y el pescado fresco va sobre una base de arroz del Delta fino, suelto y bien aglutinado, que a veces falla en el sushi de alta gama. Y a precios de barrio: variado de cinco nigiris a 8,50 € (todos buenísimos, pero los de corvina con un poco de yuzu y los de anguila son espectaculares). Los podeis encargar en el T. 93 325 08 33 y whats 677 88 15 06 y pasarlos a recoger en Vilamarí 29 (también os lo llevan a casa, con un ligero encargo, un 'rider' de mochila amarilla). 

NO TE LO PIERDAS: El mejor sushi para llevar y a domicilio 

Más de Love Local

    Últimas noticias

      Publicidad